Qué músicas del mundo a 180 BPM podemos escuchar para correr mejor

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Existen dos tipos de runners: los que salen con los cascos y se motivan a tope con la música, ya sea en los entrenamientos o en una carrera, y los que prefieren escuchar el ambiente que los rodea (estos son más numerosos en la montaña o a la orilla del mar, todo hay que decirlo). Si perteneces al primer grupo, ¡estás de suerte! Y es que la música es uno de los muchos factores que pueden ayudarnos a ser mejores corredores y a correr más rápido. ¿Quieres saber cómo la música adecuada puede ayudarnos? Te explicamos cómo se corre a 180 pasos por minuto.

180 pasos, ni más ni menos

Correr a 180 pasos por minuto puede ayudarnos a mejorar nuestra técnica de carrera. ¿Por qué? A esa cadencia, a ese ritmo, las zancadas que damos son más cortas y, evidentemente, damos más pasos, pero esta no es la razón principal. Lo cierto es que correr a una cadencia de 180 pasos por minuto nos ayuda a mejorar nuestras pulsaciones, a tener menos dolores musculares al final del entrenamiento y a mejorar nuestra velocidad.

Al correr a 180 pasos por minuto y dar pasos mas cortos de lo que solemos hacer, lo que conseguimos es que nuestro pie caiga prácticamente debajo de nuestro centro de gravedad. Esta técnica, utilizada también en métodos tan conocidos como el método POSE, consigue que la fatiga muscular sea mucho menor, sobre todo en tiradas largas, y que por tanto seamos mucho más eficientes en la carrera.

Corriendo a 180 pasos por minuto, además, realizamos menos oscilaciones hacia arriba y hacia abajo con el cuerpo y nos concentramos en movernos hacia delante: estas oscilaciones que son frecuentes cuando no tenemos una buena técnica de carrera lo que consiguen es que gastemos menos energía y que nuestras pulsaciones se disparen. Corriendo con una cadencia mayor, las reducimos notablemente y podemos centrar nuestras energías en avanzar, manteniendo las pulsaciones a raya mientras corremos a una velocidad media (la que utilizamos para carreras de larga distancia, a partir de 10 kilómetros).

Ideas para correr a 180 pasos por minuto

running 180 bpm

¿Cómo puedo saber a qué cadencia corro ahora? En realidad es sencillo, ya que la mayoría de gadgets destinados al corredor, como pulsómetros o apps de running, son capaces de medir nuestra cadencia de carrera. En caso de no disponer de estos gadgets, siempre podemos contar cuántos pasos damos en 10 segundos y multiplicar esa cifra por 6 para realizar una estimación de los pasos que damos por minuto (también puedes estar un minuto contándolos, pero es muy posible que entre unas cosas y otras te pierdas a la mitad).

¿Y qué puedo hacer para correr a 180 pasos por minuto? Aquí es donde la música y la tecnología entran en acción. Primero, unas clases básicas de cómo funcionan las canciones: cada canción tiene un ritmo o cadencia que está marcado por el bajo y que se mide en BPM o beats per minute (beats o golpes por minuto). Lo único que tendremos que hacer será confeccionar una lista de canciones que tengan ese BPM y correr al ritmo de la música, y para ello nada mejor que ayudarnos de un medidor de BPM como JOG.fm.

JOG.fm nos ofrece el bpm de un montón de canciones para que lo único que tengamos que hacer sea localizar las que más nos gusten y armar una playlist que nos ayude a correr a esa velocidad. Desde Vive 0,0 hemos seleccionado unas playlists de músicas del muno para que podáis salir a correr cada día con un estilo de música diferente, pero siempre a 180 bpm (beat arriba, beat abajo), para que mejoréis vuestra técnica de carrera.

Playlist de rock a 180 bpm

El rock es uno de los géneros preferidos de muchos de los corredores, e incluso en algunas carreras, como las de la serie Rock ‘n Roll Marathon, podemos encontrar distintas bandas en el recorrido que amenizan los kilómetros de los corredores. Nacido de una mezcla de géneros folclóricos estadounidenses, su cantante más significativo de todos los tiempos fue Elvis Presley, no en vano es conocido como el “rey del rock”, y del que incluimos el tema Hound Dog, uno de los más conocidos. El rock ha evolucionado con el paso de los años en distintas variantes: indie-rock, rock alternativo, punk rock, pop rock… Mötley Crue, uno de los grupos de rock más importantes de los años 80, también tiene su sitio en esta lista.

Playlist de pop a 180 bpm

Y del “rey del rock” pasamos al “rey del pop”: en nuestra lista de éxitos pop a 180 BPM no podía faltar un tema tan representativo de Michael Jackson como They don’t care about us. Derivado directamente de la música rock, el pop (que viene de popular music o música popular en inglés) se caracteriza por ser muy melódica y por repetir estribillos y frases en las canciones. Generalmente dirigido a un público joven como alternativa suave al rock más duro, la música pop se canta tradicionalmente en inglés: los grupos y solistas canadienses, como Simple Plan o Alanis Morrissette, que también figuran en nuestra lista, han tenido mucho éxito en las últimas décadas.

Playlist hip hop / rap a 180 BPM

Si hay un género musical que se ha caracterizado por ser algo más que música y convertirse en un movimiento cultural, ese ha sido el hip hop. Nacido en las calles del Bronx y de Harlem, dos de los barrios de Nueva York, entre los jóvenes latinos y afroamericanos, el hip hop ha sabido hacerse un hueco en las listas de éxitos de todo el mundo, llegando a desbancar a temas muy populares de otros géneros musicales. Dentro del hip hop, el rap es una de las manifestaciones de su cultura, que consiste en cantar o recitar con rimas: las mujeres como Missy Elliot o Nicki Minaj han sabido tomar el relevo de género que las he catapultado a la fama mundial.

Para terminar, nada mejor que unos estiramientos acompañados de una buena sesión de música chill-out, relajante y estimulante a partes iguales.

Imágenes | iStock

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *