arroz a banda

Cabañas en los árboles, tipis, cuevas… Glamping o cómo pasar unas vacaciones diferentes en medio de la naturaleza

  • Viajes
cat-icon-on-post

Desde Vive 0,0 nos gusta proponeros planes diferentes. El mundo es muy diverso y las posibilidades viajeras y de exploración se cuentan por millares. Existen todo tipo de viajes, todo tipo de rutas y excursiones en las que descubrir nuestro entorno, fijándonos en una realidad a la que nunca habíamos prestado atención. La oferta turística es cada vez más rica y variada. Como, por ejemplo, la que nos ofrece el glamping. ¿Conocéis este movimiento viajero tan apasionado como imparable?

Glamping, lo que nunca habrías imaginado

Las nuevas realidades nos llevan a la formación de nuevos términos. Así sucede con la palabra glamping, que viene a ser la unión entre glamour y camping. ¿Acampar de manera lujosa, eso es posible? El glamping es mucho más que una visita a la naturaleza, es aprovechar cada momento en una experiencia única y prodigiosa, con unas condiciones irrepetibles que el propio paisaje nos brinda.

Zoraida Prado, marketing manager del departamento español de Glamping Hub, nos explica qué es el glamping: “Glamping es un nuevo concepto de camping que consiste en tener la oportunidad de conectar y vivir la naturaleza sin sacrificar los niveles de comodidad. Se trata de estructuras únicas de alojamiento como tipis, casas árbol, tiendas de campaña de lujo, etcétera. enclavadas en paisajes remotos como la selva, un bosque, la playa o la sierra.”

Los orígenes del glamping se podrían remontar al siglo XIX, cuando los viajeros que querían descubrir el continente africano acampaban con todo tipo de comodidades y lujos. La experiencia era doblemente increíble: por un lado, se disfrutaba de un paisaje asombroso, inaccesible para muchos; por otro, se vivía rodeado de confort, de bienestar, no faltaba ni un elemento que hiciera del viaje una aventura muy cómoda. Estos viajes se convertían en las aventuras más increíbles para los occidentales que tenían la suerte de vivirlas.

Ahora, nuestra sociedad ha recuperado el concepto de glamping y lo ha llevado a nuevas cotas. Fundamentalmente, se trata de la creación de lugares de acampada que sorprenden al viajero gracias a una tremenda colección de momentos sensoriales que nunca haya vivido. No se trata únicamente de acampar en la naturaleza y verse rodeado por sus atributos. Las empresas de glamping saben deleitar a sus clientes con una comodidad apabullante en sus alojamientos, con un sinfín de placeres lujosos (que no necesariamente caros), con un paisaje inolvidable, con una comida gratificante, con experiencias únicas que sólo se pueden vivir en ese lugar y que llevan al explorador a conectar consigo mismo a través de una exaltación de las maravillosas posibilidades del lugar.

Acampadas con encanto, con lugares especiales en los que dormir como cabañas de ensueño o casas en los árboles. El viajero se siente abrumado ante un alojamiento diferente, lleno de confort y, al mismo tiempo, enclavado en el corazón del paisaje, integrado en él de una manera no invasiva, sino complementaria. El glamping estimula nuestros sentidos y acaricia nuestras emociones. ¿Alguna vez habíais imaginado poder disfrutar de la naturaleza con todas las comodidades que ofrece un hotel de lujo? El glamping es lo vuestro, sin duda.

Una de las claves es, como decimos, que el glamping es totalmente respetuoso con la naturaleza, de hecho, es una exaltación de la misma y de toda la belleza que puede ofrecernos. Si os encanta ir de acampada, pero no os gusta soportar las altas temperaturas, la estrechez de una tienda o la incomodidad de dormir en el suelo, acercaos al glamping porque la idea “acampar” va más allá. El glamping es una apuesta por la cultura slow, por quitarnos el estrés y encontrar, en ese rincón lleno de comodidades en medio de un marco incomparable, la paz y el sosiego que tanta falta nos hace.

Glamping Hub

Es hora de estudiar algunas de las fabulosas posibilidades que el glamping nos ofrece para hacer de nuestras vacaciones una experiencia única. Una de ellas es Glamping Hub, una plataforma que nació en 2012 y que ahora ha lanzado su web en español para el público de nuestro país y el hispanoamericano. Glamping Hub permite al viajero instalarse en alojamientos increíbles como yurtas, domos, casas en el árbol o hasta cuevas que podemos encontrar en más de sus 4.500 alojamientos en 90 países de todo el mundo.

Incluye ofertas de todo tipo como, por ejemplo, la que se suma a una de las tendencias de moda: la pasión por la serie de televisión ‘Juego de Tronos‘. Así, en nuestro país cuenta con espacios de glamping en los lugares del rodaje que harán que los visitantes se sientan totalmente transportados al relato de estos mundos de fantasía. No olvida otra cualidad muy importante para los glampers: una apuesta por la gastronomía de primera calidad que incluye los productos más sabrosos y los vinos de mayor reconocimiento.

Zoraida Prado nos habla de cómo es Glamping Hub: “Normalmente acostumbramos a viajar a ciudades llenas de vida, bares, tiendas y gente por las calles. En este caso proponemos un turismo rural donde la naturaleza es el escenario y las actividades al aire libre las protagonistas. Es una estancia de desconexión, de salir de lo rutinario. Además ir de glamping implica el no tener que preocuparte de montar la tienda y llevar todo lo necesario para pasar los días. Los alojamientos glampings están completamente equipados de manera que no hay que preocuparse nada más que de disfrutar de la estancia. Todo el mundo puede ir de glamping, hasta las mascotas en mucho de los casos. Si es verdad que tenemos un público más participativo que es de personas de entre 25-45 de un nivel medio alto. Los alojamientos glamping oscilan entre 35€  y 200€  euros la noche“.

Muchas propuestas en España…

En nuestro país, en el que el turismo es un motor económico clave, encontramos, de hecho, muchas propuestas de glamping, que hacen que la experiencia en la naturaleza sea mucho más rica y profunda. Por ejemplo, si viajamos hasta Lanzarote, podemos visitar la finca Arrieta, referencia en el sector del ecoturismo con sus habitáculos que nos recuerdan a las típicas yurtas de los nómadas de la estepa asiática. El equilibrio resulta perfecto: respeta el medio ambiente mientras ofrece prestaciones como chófer al aeropuerto o acceso a un coche híbrido.

En Málaga, podemos visitar Alhaurín el Grande para disfrutar de otro espacio dedicado al glamping. Entre la Costa del Sol y la sierra de las Nieves, tenemos la casa de Laila, con tiendas de altos techos, decoración de inspiración árabe y hamacas en los árboles para que la vista se deleite con la sierra de las Nieves.

El norte de España nos regala también fantásticos enclaves en los que los amantes del glamping pueden descubrir lugares de ensueño. En Zenauri (Bizkaia) tenemos cuatro cabañas suspendidas en los árboles, cerca de los parques naturales de Gorbeia y Urkiola.

…y en todo el mundo

La cultura glamping se extiende más y más entre aquellos viajeros que no sólo quieren conocer un sitio, sino vivir una experiencia enriquecedora que les llene. Por eso, en todo el mundo cada vez son más los puntos que ofrecen su paisaje para vivir estos momentos únicos. En Inglaterra es posible alojarse en el original The Majestic Bus, un viejo autobús reconvertido en una casa con encanto alojado en medio de la campiña de Herefordshire.

En Vancouver, tenemos el Clayoquot Wilderness Resort, que combina el abrumador paisaje canadiense con la mejor cocina, masajes gratificantes y actividades de aventura, como las increíbles excursiones en kayak hasta los lugares más escondidos y bellos de la zona. Todo ello, en un equilibrio respetuoso con la naturaleza, que es la que nos permite disfrutar de esa maravilla.

Nos pasaríamos horas y horas hablando de estos lugares que han sabido reconvertirse en estancias de lujo que evolucionan el concepto de camping. Pero sólo nos referiremos a una más. ¿Recordáis cómo al principio hacíamos referencia a que el glamping es una evolución de las experiencias de aquellos viajeros que llegaron hasta África en busca de un nuevo mundo? Pues así es Serengeti Migration Camp, en Tanzania, instalado en el Parque Nacional del Serengeti, punto de acogida para cientos de mamíferos. Desde el lujo de una mullida cama o un mobiliario de ensueño, podemos contemplar las maravillas con que la naturaleza dotó a este territorio. ¿Os apuntáis?

Imagen | GlampingHub

En Vive 0,0 | 11 costumbres de los neoyorquinos que siempre llaman la atención

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *