Trabajar en remoto: 5 teletrabajadores nos dan envidia y nos explican por qué es el futuro

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Los teletrabajadores han revolucionado las empresas. Una manera de trabajar que hace poco era impensable ha cambiado gracias a la revolución tecnológica. Simplemente con que la presencia física del trabajador no sea imprescindible continuamente, y la empresa le facilite un ordenador portátil con Internet y un smartphone donde estar localizado son suficientes para poder trabajar sin salir de casa (o desde la puerta del colegio, la cola del pescadero o el autobus).

En España, sólo el 7,4% de las personas ocupadas teletrabaja, es decir, trabaja desde casa, según un informe de la agencia de empleo Adecco. Un porcentaje muy por debajo de la media europea, situada en torno al 13%, pero el mismo informe considera que  la colaboración a distancia será la tendencia con mayor impacto en relación a la tecnología, ya que la transformación tecnológica favorecerá la deslocalización del trabajo y permitirá crear comunidades de aprendizaje colaborativo.

¿Quiénes pueden ser teletrabajadores?

No todos los trabajos son susceptibles de realizarse desde casa. Los más accesibles al teletrabajo son aquellos que generan,  difunden, comparten y acceden a información, como los documentalistas, analistas de sistemas, programadores informáticos, auditores, paisajistas, traductores, contables, periodistas…

También recurren al teletrabajo los agentes inmobiliarios, los de seguros, algunos abogados, corredores de bolsa, tasadores, teleoperadores, los auxiliares administrativos y, por supuesto, los bloggers.

Ventajas y desventajas para las empresas

Como principales ventajas están:

  • Ahorro de espacio físico en las oficinas
  • Mayor flexibilidad en la organización
  • Mayor descentralización
  • Delegación de funciones
  • Inexistencia de absentismo laboral
  • Menor índice de situaciones de conflictividad
  • La reducción de costes

Las desventajas son claras:

  • Dificulta la seguridad de la información, por fluir por redes externas a la empresa
  • Disminuye el contacto entre superiores y subordinados
  • Dificultades de control y supervisión

Ventajas y desventajas para los teletrabajadores

En cuanto a los teletrabajadores, las ventajas son:

Las desventajas serían tanto psicológicas como laborales:

  • Sensación de aislamiento
  • Falta de supervisión por los superiores
  • Falta de motivación
  • Adicción al trabajo o dependencia del estrés

Ventajas y desventajas para la sociedad

trafico

 

La Legislación española no contempla de un modo expreso el teletrabajo, pero tampoco lo prohíbe. En principio, estas relaciones han de regirse por el Art. 13 del Estatuto de los Trabajadores.

La sociedad también se ve afectada beneficiosamente :

  • Resuelve los problemas de congestión de tráfico que sufren las ciudades
  • La reducción de contaminación ambiental
  • Facilita el trabajo desde zonas rurales, evitando la despoblación
  • Contribuye a la inserción laboral de las personas discapacitadas

Entre los inconvenientes:

  • Disminuye las relaciones sociales entre los individuos (lo que se evita con el coworking)
  • Incumplimiento de la legislación laboral, en aquellas situaciones que no estén dados de alta en la Seguridad Social y se trabaje en negro

¿Por qué el teletrabajo es el futuro?

Aprovechando el parque para trabajar

A pesar de que, según datos del INI, esta tendencia se ha detenido en España, en el panorama laboral a nivel mundial, no sólo sigue creciendo, sino que diversos estudios como el de Virgin Media Business revelan que en el año 2022, el 60% de los empleados que actualmente trabajan en oficinas, podrán hacerlo desde casa.

A día de hoy, el 35% de los españoles accedería a bajar su sueldo a cambio de mayor flexibilidad en su puesto de trabajo y en países como Reino Unido, el 72% de los trabajadores desempeñan su labor desde casa al menos una vez por semana.

Si viajamos a lo largo y ancho del planeta, según Polycom, vemos que China, con un alto porcentaje de más del 69% de teletrabajadores, es el país que más motiva a sus empleados a trabajar desde cualquier sitio, con cualquier dispositivo. El otro “gigante” en tamaño y tecnología punta es Estados Unidos, con un 63%.

Experiencias y consejos de los teletrabajadores

teletrabajo-niños

Todo lo anterior está muy bien: investigaciones, encuestas e informes que han analizado esta nueva forma de trabajar desde todos los puntos de vista, pero ¿qué piensan los teletrabajadores?

Desde Hipertextual, José Mendiola desmitifica las “creencias populares” sobre el teletrabajo, exigiéndose a sí mismo autocontrol, aprovechar los los ratos perdidos y no trabajar nunca los fines de semana, como norma para no perder la vida personal.

Daniel Seijo, responsable de El agujero de gusano, tiene claro que la mejor opción es el modelo mixto. Por ejemplo, poder trabajar tres días desde casa y dos en una oficina. Pero distingue claramente entre teletrabajo, trabajar sin horarios y trabajar desde casa.

Por su parte, Marta Orozco, desde su Blog Oficina en casa, nos sugiere marcar bien la diferencia entre el lugar de trabajo y el resto de la casa, sobre todo ahora que han comenzado las vacaciones escolares. Nos propone pautas de trabajo como levantarse a primera hora y trabajar mientras duermen, permitirles utilizar los videojuegos y las consolas  con más flexibilidad que durante el curso, convertirles en pequeños ayudantes o secretarios, ordenando catálogos, tarjetas, etc…

Y sobre todo organizarse el tiempo para tener equilibrio, y no tener sentimiento de culpabilidad imaginario por no haber trabajado lo suficiente o, por el contrario, por no haber hecho caso a los hijos.

Para Gato Geek, webmaster y analista de bases de datos, lo mejor es trabajar con la técnica Pomodoro, que consiste en trabajar por bloques de 25 minutos y tomar pequeños descansos entre ellos haciendo pausas activas, lo que aumenta la productividad y reduce riesgos de síndrome del túnel carpiano, problemas de espalda, etc. Es decir, tiene un programa anterior para que le dé tiempo a realizar las actividades que desea en esos bloques de 25 min.

teletrabajo-cama

Nacho Viñau Ena, redactor y generador de contenidos freelance, cofundador de La Lola se va de boda, nos comenta:

Mi experiencia como teletrabajador es en general, positiva, con partes buenas y partes malas. Como partes buenas, que puedo organizarme el trabajo y el tiempo como yo quiero, y no tener la cara de un jefe siempre encima mío controlándome. Eso me gusta porque siempre he sido muy independiente y creo más en el cumplimiento de objetivos que en pasar 8 o 10 horas por obligación sentado en la silla de una oficina. También me permite trabajar desde la playa, desde la montaña, o desde donde quiera… Eso da mucha libertad.

Pero también nos habla de la parte negativa: “Al final te llevas siempre el trabajo a cuestas, y que nunca desconectas, porque hasta en vacaciones te llevas el portátil y te toca trabajar. También destacaría que no hay una jornada al uso, con un horario predeterminado. Eso significa que puedes pasarte todo el día trabajando, desde que te levantas hasta que te acuestas si no sabes poner algún límite. O que el finde, aunque te propongas no trabajar, al final siempre acabas trabajando.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 |  Yo trabajo desde casa, pero mi trabajo vale tanto como el tuyo

compartir en redes