17 cosas que tienes que hacer para que estas vacaciones te sienten realmente muy bien

  • Mente
cat-icon-on-post

Las vacaciones no son ningún capricho, sino un descanso merecido y necesario tanto para sentirnos bien física y mentalmente en nuestra vida personal, como para poder seguir rindiendo con las mismas capacidades en los trabajos y obligaciones. Por lo tanto, no se trata de algo que debamos dejar pasar o a lo que se pueda renunciar como si el sacrificio no fuese a tener efectos. Vamos a ver 17 aspectos en los que tomarse vacaciones va a redundar en una mejor salud física y mental.

Hasta ahora, ya habíamos visto las cuestiones por las que unas vacaciones o un viaje pueden convertirnos  en mejores personas, pueden hacernos más abiertos, más tolerantes y desarrollar nuestra cultura. Ahora vamos a explorar las ventajas más tangibles y concretas que convierten la vacación, ya sea con viaje incluido o como simple descanso, en imprescindible.

1. Sal de vacaciones para vivir más tiempo

Tomarse vacaciones es muy recomendable por numerosas razones, tanto si podemos salir fuera de casa como si tenemos que quedarnos. Casi todas ellas estarán relacionadas con lo que nos apetece o incluso necesitamos, pero no se trata en absoluto de una frivolidad, sino que es bueno para la salud tomar regularmente vacaciones. Este estudio indica que las personas que se toman anualmente el merecido descanso viven más años que las que no se lo permiten.

2. Rejuvenece

De la misma forma, el salir temporalmente de la rutina nos puede ayudar a que nos sintamos más jóvenes en lo físico y en lo mental, como concluye este otro estudio. Por lo tanto, incluso para los más volcados en su trabajo, es importante saber que el tomarse vacaciones nos ayudará a regresar con mayor fuerza y capacidades renovadas para desempeñar aún mejor nuestra labor. No importa que nadie quiera o pueda venir con nosotros, solos o en compañía, salir de veraneo es fundamental.

pretty young girl is jumping up in the air at the beach

3. Reduce el riesgo de problemas cardíacos

Se ha llegado a concluir en varios estudios que las vacaciones y los descansos de varios días nos ayudan a reducir el riesgo de sufrir problemas cardíacos. Esto se debe a que paralizamos por una temporada ese maltrato al que estamos sometiendo a nuestro corazón. Él también se toma un descanso y recupera sus ritmos naturales.

Portrait of cute girl with red paper heart isolated on gray background, nice Valentine greeting card, romantic relationship concept

4. Mejora tu salud mental

Algunos estudios han determinado que tomar vacaciones puede evitar el riesgo de caer en una depresión. Las estadísticas de estas pruebas han concluido que las mujeres que se tomaban vacaciones una vez cada dos años tenían más probabilidades de deprimirse que las que hacían una pausa una vez al año.

Young and happy woman in stripped dress jumping with a hat in the hand on the beach on sunset against the sun. Feeling free and joyful

5. Gana autoconfianza y hazte valer

Muchas personas son presionadas de forma indirecta por sus superiores a tomarse pocas vacaciones o a permanecer conectados y disponibles durante estas. Nos creemos que así estamos aparentando ser mejores trabajadores, pero la escritora y coach Suze Orman ha llegado a la conclusión de que, bien al contrario, si te saltas las vacaciones, te estás menospreciando en tu trabajo, tanto ante tus jefes como ante ti mismo/a. Por lo tanto, para hacernos valer, tenemos que hacer valer también nuestro derecho al descanso y la asertividad nos ayudará a reivindicarlo.

Free woman enjoying freedom feeling happy at beach at sunset. Beautiful serene relaxing woman in pure happiness and elated enjoyment with arms raised outstretched up. Latin Caucasian female model.

6. Olvida por completo del estrés

No es necesario presentar estudios de lo que se consigue al dejar de sufrir el estrés, pues los hay a raudales que demuestran el efecto negativo de esta tensión sobre el organismo. Por lo tanto, el mayor beneficio de salir de vacaciones o de tomarse unas vacaciones en casa es dejar de sentir el estrés. Pero tendría que servirnos igualmente para reflexionar sobre por qué trabajamos tan estresados y cambiar nuestras costumbres. Que no se quede solo en relajarnos esos días, sino que suponga una mejora de nuestra vida a partir de la vuelta.

driving car

7. Ten mejores digestiones

Comer con mayor tranquilidad y de forma más lenta está demostrado que es más beneficioso y sirve para ingerir menos calorías. Es una pena que los horarios de trabajo nos obliguen a comer de forma rápida y, lo que es peor, sin plena atención a ese descanso, sin dejar de estar pendientes de las obligaciones. Aprovechemos estos días de asueto, por lo menos, para darle a nuestro estómago esa posibilidad de relajarse.

Mexican seafood ceviche

8. Mantén los horarios

En alguna ocasión habíamos mencionado ya que es perjudicial cambiar las horas de sueño durante los fines de semana y las vacaciones, por mucho que nos parezca que la oportunidad la pintan calva para dormir más. Si a diario no tenemos tiempo de dormir lo suficiente, tendremos que encontrar la forma de lograr llegar hasta esas ocho horas o las que nuestro organismo necesite. No se soluciona durmiendo más ocasionalmente, sino que el cuerpo queda aún más trastocado por el efecto del cambio de los horarios.

Surprise breakfast for sleeping woman in bed

9. No pierdas tus buenos hábitos

De la misma forma, te recomendamos que no te olvides de tus buenos hábitos: el estar fuera no es excusa para comer mal o abandonar el ejercicio regular. Recuperar la forma física tras un periodo de inactividad o sedentarismo requiere un esfuerzo extra. Tardamos bastante en volvernos a sentir bien haciendo ejercicio y en ser capaces de igualar nuestras marcas de antes. Para el cuerpo no es bueno este efecto yo-yo y, por otro lado, nos arriesgamos a que nos dé tanta pereza recuperar la costumbre que lo acabemos dejando para siempre.

Man jumping on the beach

10. Dales un relax a tus ojos

Hay una relación clara entre el tiempo pasado en la naturaleza y la salud, así lo demuestra este estudio y lo corrobora este otro. Si a los ojos les viene bien dejar de estar contemplando pantallas y luces artificiales, el único momento en el que podemos permitírnoslo es durante las vacaciones. Aprovechemos ese tiempo para darles a nuestras córneas su merecido descanso temporal.

The bare legs of a young woman as she is relaxing on the grass in a park

11. “¿Playa o montaña?”, la respuesta depende de tu presión arterial

Para las personas que vivimos en la meseta o en ciudades con mucha altitud, dormir bien resulta a veces difícil, así que se puede sacar partido de la posibilidad de acercarse a la costa para pasar un tiempo al nivel del mar. Esto también hará que se calme nuestra tensión sanguínea, si era demasiado alta. Ante la clásica discusión a la hora de elegir las vacaciones (“¿playa o montaña?”), la respuesta parece quedar claro: para los hipertensos no es recomendable el alpinismo, sino que los descansos costeros les harán mucho mejor.

Legs of friends on sandy beach going to run into water Note to inspector: the image is pre-Sept 1 2009

12. Respirar aire puro

La contaminación tiene ingentes efectos negativos sobre nuestra respiración y nuestros pulmones, desde achaques o problemas comunes y menores al desarrollo de enfermedades serias. Sería preferible que todos pudiésemos vivir en entornos más salubres, incluso en las grandes ciudades. Mientras se trabaja poco a poco para conseguir ese objetivo, al menos podemos respirar más aire puro durante las vacaciones, eligiendo el campo o las zonas más despobladas para descansar.

Tourist in high mountains. Active life concept

13. Nadar en verano

Nadar es uno de los deportes más completos y beneficiosos para nuestra forma física, pues no solo trata los músculos, sino también nuestro sistema respiratorio. Practicar la natación en verano presenta la ventaja de no tener que respirar los ambientes cargados de las piscinas cubiertas, en cuya atmósfera se reconcentra el cloro. Si, además, lo hacemos en el mar, tendremos la sensación de libertad de los espacios abiertos y no nos sentiremos como hámsters en la rueda haciendo infinitos largos a la misma piscina y nos beneficiaremos de los minerales que contiene el agua marina, como el yodo o el sodio, que previenen el envejecimiento.

Silhouettes of children diving from the bow of a boat

14. Camina mucho

Se suele recomendar caminar en todas las circunstancias y es uno de los deportes que más claramente habría que incorporar a nuestras rutinas, ya sea dejando de moverse en coche por las ciudades o consiguiendo un rato libre para andar cuando hemos terminado las obligaciones. En vacaciones, podemos hacer aún más y convertir esa costumbre de caminar en actividades, como el senderismo o los largos paseos sobre la playa.

Man hiking in the forest on the bridge

15. Pisar arena con los pies descalzos

Si el caso anterior lo podemos practicar sobre la arena, lo mejor es hacerlo con los pies descalzos, pues los pequeños granitos practicarán un masaje que nos ayudará a relajarnos y reactivará nuestra circulación del cuerpo entero y nos beneficiará sobremanera. Por otra parte, dado que el esfuerzo es mayor, ponemos más músculos en funcionamiento.

woman foot ready to push a medusa in a beach

16. Vacaciones solidarias te harán sentirte mejor contigo mismo/a

Hemos visto en otras ocasiones que hacer algo por los demás nos hace sentirnos bien con nosotros mismos, por lo que una de las mejores maneras de pasar unas vacaciones satisfactorias es dedicarlas al trabajo voluntario, a las actividades solidarias, a ayudar a los demás, a colaborar en proyectos en los que creemos, a dar algo de lo que nos sobra para aquellos a quienes les falta…

Too little car trunk for family luggage

17. Fomenta tu creatividad

Algunos estudios demuestran que la creatividad se desarrolla viajando al extranjero. Está claro que tener ante nosotros siempre el mismo panorama no puede ser positivo para desarrollar la imaginación ni hacer crecer y multiplicarse las ideas. Todos los impactos visuales y sonoros que podamos adquirir nos ayudarán a crear más y mejor. Incluso para las personas cuyo trabajo no sea creativo, el desarrollar una mente imaginativa será muy bueno para su vida interior y para que se sienten bien con ellos mismos.

Outdoor portrait of beautiful blonde girl taking a selfie on the roof.

Para que las vacaciones sean totalmente satisfactorias y nos sirvan para recuperarnos del estrés, no basta con irse a cualquier sitio. Es necesario planteárselas con cabeza. Por eso es importante asegurarnos de añadir tiempo para nosotros mismos y de lograr los objetivos mencionados más arriba. Sería bueno que no solo se tratase de una pausa, sino que valiesen para  replantearnos lo que está mal en nuestra rutina y no volver a esos malos hábitos, aunque nos parezcan imposibles de romper.

Imágenes: iStock Photos

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.