terraza-vive00

7 DIY para que tu terraza sea el lugar favorito de la casa

Los días son más largos y las temperaturas más cálidas, y mientras abril nos de un respiro con sus lluvias mil, conviene  empezar a preparar nuestro balcón o terraza para disfrutarlos a tope en cuanto llegue definitivamente el buen tiempo.

Un sofá con palets, una jardinera con cajas de fruta, unos farolillos chinos de papel convertidos en globos aerostáticos o coronas de plantas aromáticas que espantan a los mosquitos son algunos de los “hazlo tú mismo” que podemos hacer para personalizar nuestra terraza y disfrutar de los días y las noches más cálidos.

Una mesa con jardinera incorporada

Para ello, necesitaremos el clásico palet de obra (¿qué haríamos sin ellos?), una tela de plástico de jardinería, una grapadora, martillo, lijadora, clavos y barniz o pintura. Para hacer nuestra jardinera, necesitaremos sustrato y unos plantones o semillas. Si decidís plantar hortalizas o plantas aromáticas, cuidadín con el barniz que utilizáis, seguiremos las mismas directrices que vimos cuando realizamos una mesa de cultivo.

El pimer paso será desmontar el palet, ya que necesitamos dejar un hueco para la jardinera, mientras que la mesa necesita esos tablones que vamos a quitar. No hace falta desmontarlo entero, solamente una cara será suficiente.

pasoapaso-mesajardinera

Después, clavaremos en la mitad los tablones bien juntos para que hagan de mesa y dejamos un hueco donde, con ayuda de una pistola grapadora, iremos asegurando el plástico.

Posteriormente, “enmarcaremos” la mesa, para ocultar las grapas y los restos del plástico. No debemos olvidar el tema del drenaje de nuestra jardinera, así que es importante llenar el fondo de guijarros, antes de poner el sustrato y plantar el cultivo, ya sea ornamental o de huerto. Podéis ver el paso a paso detallado en el Blog Today´s Nest.

Una guirnalda de retales

RojoSillo_Guirnalda_Fiesta

Tan fácil como hacer triángulos de retales de telas de colores y coserlos a una cinta y ya tendremos nuestra guirnalda, perfecta para dar un aire festivo a nuestra terraza o balcón. Normalmente se hacen dobles para poder colgarlas al aire si preferimos.

No hay que olvidar coserlas del revés y dejar un poco de espacio para darles la vuelta antes de coserlas a la cinta.. Si preferís, podéis hacerlas más rústicas, de arpillera, por ejemplo, y dibujar con chalk paint letras, nombres o símbolos. Después recortarlas deshilachadas para darle un toque natural.

Hay quienes prefieren hacer simples tiras de papel pinocho de muchos colores, pero si elegís esta opción, debéis tener en cuenta que el papel pinocho es muy poco resistente y a la menor ráfaga de viento o llovizna primaveral, se va a deshacer y, además, destiñe.

Un sofá con material de desecho

sofa-palet

Dos tablones o vigas sujetas a placas de cemento o una pequeña pila de ladrillos, un par de palets de obra bien limpios, lijados y pintados del color que más nos guste o simplemente barnizados para evitar enganchones y proteger la madera, una cuna antigua de hierro…o lo que tengas más a mano puede ser susceptible de convertirse en el sofá más solicitado para dormir la siesta o para las interminables charlas nocturnas.

Cualquiera que sea la opción elegida, hay que preparar bien la base, para que se mantenga segura, lijar las piezas, ya sean madera o hierro, y, por último, aplicar pintura o un buen barniz. La ventaja de utilizar palets de obra desechados es que podéis elegirlos de la medida que más os convenga para el espacio disponible.

Por último, tenéis que buscar una buena colchoneta o colchón de la medida de vuestro sofá y llenarlo de cojines de colores, os aseguro un carreras por el pasillo para llegar los primeros a la terraza.

Una carpa improvisada para tu terraza

carpa-improvisada

Una sábana o textil liviano y un par de palos o varas y ya tienes una carpa en potencia. Simplemente hay que sujetar la tela a la pared y colocar los palos a modo de toldo, es decir, sujetos a los extremos de la tela y a la pared, un poco más bajo que la tela y ya tendréis carpa improvisada.

Para los más manitas, se puede poner un techo de cañizo entre la fachada y el muro lateral, si tu terraza tiene espacio suficiente o de lado a lado si quieres que de sombra durante todo el día.

Un jardín volante en la terraza

kokedama

Las kokedamas nos enamoraron hace tiempo y si tienes una terraza con techo puedes aprovecharlo para tener un jardín con plantas colgates. Aquí os mostrábamos cómo hacer vuestros propios kokedamas y para la primavera y el verano, las mejores plantas colgantes serían las begonias, las petunias y las uñas de gato (Mesembryanthemum sp)

Como recordaréis, las kokedamas eran las macetas de los japoneses pobres, hechas de barro y musgo y la manera de mantener las plantas es sumergir las kokedamas en un barreño con agua una vez a la semana, las plantas van chupando el agua que necesitan del musgo y así se mantienen.

Sed prudentes a la hora de colgarlos, que no vayáis dándole cabezazos a las kokedamas cada vez que entréis o salgais de la terraza, la decoración tiene un precio, pero que no sea llevar la cabeza manchada de barro y musgo.

Coronas de laurel que espantan a los mosquitos

Working on olive branch and bay leaf wreaths.

Una foto publicada por Jordan Ferney (@ohhappyday) el

Una idea sería hacer una kokedama de laurel, pero me gustan mucho más las coronas de laurel que podemos colgar en los muros de nuestra terraza y que, además de ser muy decorativas, nos ayudan a espantar los mosquitos.

Simplemente hay que coger un par de ramas de laurel, de la parte más flexible y sujetarla haciendo forma redonda, cuanto más gruesa queráis la corona, más laurel utilizaréis. Finalmente podéis utilizar un lazo de arpillera o de algodón de colores para ocultar la goma o cordel utilizado y colgarlo de la pared. Procurad que no sea un lazo rojo, porque si no parecerá una corona navideña. Como inspiración el Instagram de Oh Happy Day, de la blogger Jordan Ferney, es perfecto.

También podéis dejar volar vuestra imaginación y meterle madroños, flores preservadas o cualquier adorno que se os ocurra… En este caso necesitaréis un soporte como por ejemplo un alambre donde ir poniendo el laurel y las flores elegidas. Lo importante es que el laurel desprenda su peculir aroma y eche a los visitantes indesebles de la terraza o balcón.

Farolillos chinos transformados en nubes luminosas

Si queréis que vuestra iluminación sea única y no os cueste demasiado, tenéis que ver las posibilidades que nos ofrecen los farolillos chinos de papel. Desde Decoesfera nos enseñaban cómo convertirlos en globos aerostáticos para quienes gustan de soñar despiertos con mundos lejanos y viajes inolvidables.

Pero como vamos a utilizarlos para iluminar ¿qué mejor manera que convertirlos en un cielo lleno de nubes luminosas? La artista Meg Keen nos enseña cómo convertir un simple farolillo chico de papel en una lámpara nube con ayuda de una pistola de pegamento caliente, un par de bolsas de algodón y una buena dósis de paciencia. El resultado final lo podéis ver en su Blog A Practical Wedding

¿Qué os parecen estos 7 DIY para transformar vuestra terraza?

Imágenes | Decoesfera, Rojo Sillón, Instagram Meg Keen, Instagram Jordan Ferney, iStock (Sallycat77)

En Vive 0,0 | Bañeras, neumáticos, bicis, cunas… Cómo renovar la terraza dando una segunda vida a objetos cotidianos

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo