MU-NAT-Autumn-Colours-1174789

Todo lo que tienes que saber para decorar con un vinilo la pared de tu casa

Cambiar el ambiente de una habitación nunca ha sido tan fácil como lo es ahora. ¿La razón? Los vinilos decorativos. Pero no se trata solo de pegar una lámina adhesiva en la pared, es importante saber elegirlos, medirlos, colocarlos y tener claro que sus motivos nos seguirán gustando una larga temporada.

Vamos a ver todo lo necesario para hacer de este momento una experiencia enriquecedora que nos deje un resultado original, diferente y muy personal. Un “Hazlo tú mismo” que cambiará nuestra decoración.

Midiendo y buscando el vinilo decorativo perfecto

Vinilos decorativos relajantes para cuartos de baño, gabinetes, salas de estar o dormitorios. Vinilos llenos de naturaleza que te abren las puertas a un mundo verde e intenso. Nebulosas espaciales, lluvia de estrellas o cascadas llenas de vida que levantan el ánimo y nos ayudan a afrontar la jornada en el comedor o la cocina. Maravillosos vinilos para muros, techos o suelos que le darán una vuelta original a tu decoración sin necesidad de obras, costosos cambios de muebles o tapicerías nuevas.

Lo primero es pensar qué motivo es el que estás buscando y que sea adecuado para el lugar que has elegido, ya que, en el momento en que el vinilo decorativo ocupa una pared de tu salón, el resto de ornamentación puede ser excesiva. El vinilo se convertirá en el protagonista.

En el cuarto de baño puede ser una opción perfecta, con la iluminación adecuada. Los cuartos de baño suelen ser oscuros y no demasiado grandes. Puedes conseguir engañar al ojo, creando una falsa amplitud con ayuda de un vinilo decorativo.

En vestíbulos pueden ser la mejor idea para cubrir un muro y que tu entrada sea la más personal del mundo. En el suelo se convierten en un sustituto perfecto de alfombras y jarapas. Mide bien el espacio que quieras cubrir. Puedes encargar tu vinilo decorativo a medida y también con el motivo que más te guste. Esa puesta de sol desde las montañas que te embrujó en las últimas vacaciones o una lluvia de estrellas… el caso es que te atrape.

También puedes elegir paisajes o divertidos dibujos con los que te sientas identificado. Busca con tranquilidad el mercado nos ofrece miles de vinilos y no hay prisa.

Cuidado con el motivo, va a estar ahí muuucho tiempo

MU-SPACE-Helix-Nebula-218923

Los espacios pequeños y oscuros pueden convertirse en habitaciones claustrofóbicas si añadimos un vinilo mal elegido. En muchas empresas de vinilos encontrarás simuladores para ver cómo quedan los vinilos elegidos en ese lugar de tu casa. Simplemente deberás hacer una foto a la pared o puerta en cuestión y subirla al simulador, elegir el vinilo que más te guste e ir cambiando colores o moviéndolo para ver cómo sería el resultado final.

Es fundamental que elijas el motivo del vinilo con cabeza, aunque son fáciles de poner y quitar, no se trata de hacerlo todas las semanas, así que asegúrate de que el lugar es el adecuado. La perspectiva permite que tu vinilo luzca todo su esplendor y el ambiente no resulte agobiante, sino que le de el toque especial y personalizado que estas buscando.

Prevenir y preparar, los mejores consejos para decorar techos, suelos, muros…

naturaleza-pared-tierra

 

Para colocar un vinilo decorativo, es fundamental preparar la superficie limpiándola bien para evitar motas de polvo o cualquier resto de suciedad que pueda impedir que se pegue el vinilo decorativo. También es importante que esté bien seca, que la superficie sea lisa, ya que una superficie rugosa impide el pegado correcto.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los focos de calor deben estar alejados de nuestro vinilo, ya podrían levantar el pegamento. Después hay que medir bien el vinilo decorativo y el lugar elegido para ponerlo, de esta manera evitamos pegarlo demasiado alto o demasiado bajo, y que se estropee el efecto óptico de deseamos. Procurad medir bien para que no quede torcido.

Habitualmente, los vinilos decorativos vienen protegidos por una lámina siliconada donde está pegado el motivo, y una lámina protectora transparente. Ayúdate de una cinta de carrocero para colocar el vinilo en la pared y para que sea más sencillo quitar el papel siliconado.

Colocamos el vinilo sobre la superficie a decorar, ya sea un muro, un mueble, la nevera (quedan preciosas) o el suelo, de tal manera que la lámina transparente quede en la cara exterior y el papel siliconado por detrás.

vinilo-urbano

Comenzamos a despegar poco a poco el papel siliconado trasero, cuidadosamente y así no se romperá, al tiempo, y con la ayuda de un paño y una espátula, ve pegando la lámina desde el centro hacia los bordes (igual que hacíamos con la técnica decoupage), de manera que se puedan eliminar las posibles arrugas o burbujas que vayan quedando. Es importante que no haya arrugas ni burbujas en la zona del vinilo.

Ahora ya sólo queda quitar el papel transportador, hazlo lenta pero firmemente.Si ves burbujas imprevistas hazte con un alfiler y con la ayuda de la espátula soluciona lo mejor posible.

Como podéis ver, se trata de un DIY que va a solucionar el cambio de interiorismo en pocos minutos, de manera radical. ¿Quién se apunta a los vinilos decorativos?

Imágenes | Kids Room Canada

En Vive 0,0 | ¿Ideas para tus DIY? Instagram te servirá (y mucho) de inspiración

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo