comer en invierno

Productos de temporada: qué comer en invierno para combatir el frío

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

La llegada del frío cambia nuestra forma de comer. Todos notamos la necesidad de comer alimentos que nos hagan entrar en calor y nos reconforten. Es entonces cuando recurrimos a los platos de cuchara, pero nuestro deseo de eliminar los excesos navideños condiciona nuestro menú. Hoy te contamos qué puedes comer en invierno para sentirte bien y combatir el frío sin excederte, recurriendo a los productos de temporada como base de nuestra alimentación.

La climatología condiciona nuestra alimentación, -es indudable-, y es el momento de aprovechar la riqueza de productos de temporada revisando el calendario de frutas y verduras para poder elegir entre los alimentos que están en pleno momento, para beneficiarnos de su mayor calidad y mejor precio, configurando nuestros menús teniéndolo en cuenta. Nos apetecen platos calientes, platos que nos sacien y nos hagan entrar en calor pero no queremos llenarnos de calorías inútiles que nos dificulten nuestro propósito de bajar lo que hemos ganado como consecuencia de los excesos navideños. Entonces ¿qué podemos comer?

Qué comer en invierno para combatir el frío sin excedernos

Los platos de cuchara basados en guisos tradicionales de patatas, ya sea condimentadas con costillas de cerdo, con almejas o chirlas o con merluza y huevo duro nos ayudan a sentirnos reconfortados por dentro mientras aprovechamos para consumir productos sanos. Es el momento de recurrir a platos de verduras como el pisto tradicional con tomate, pimiento y calabacín o las escalibadas de verdura asada.

comer en invierno guisos de patatas

Además de los guisos tradicionales basados en la patata, también debemos acordarnos de los platos de legumbres ya que son los que más nos apetecen y hay opciones para hacerlos más ligeros. Si en lugar de recurrir siempre a los “sacramentos de cerdo” como complemento de alubias, lentejas o garbanzos utilizamos verduras de temporada o los aliñamos con pescados y mariscos, conseguimos platos con menos grasa pero llenos de sabor. Los garbanzos con langostinos típicos de Cádiz o las lentejas viudas sin carne o las alubias con verduras o con perdiz en escabeche son buenas alternativas con menos calorías.

comer en invierno Puré de lentejas

Ya os dimos tres recetas para tomar lentejas por poner un ejemplo, en las que podéis encontrar buenas opciones para combatir el frío sin tener que recurrir a ingerir más calorías de las necesarias. Ensaladas de lentejas, puré de lentejas o un simple estofado, nos vendrán muy bien para encontrarnos mejor. Igual sucede con los garbanzos, a los que también dedicamos un post en el que os dábamos algunas ideas para incorporar garbanzos a nuestra dieta, una buena alternativa para incrementar el consumo de legumbres.

Productos de temporada en invierno

Teniendo en el mejor momento las alcachofas, las coliflores y brócoli, o las habitas, se me ocurren muchas ideas para preparar platos suculentos y con gran efecto saciante que nos hagan sentir bien en esta temporada. Todos son ricos en fibra, lo que nos viene muy bien desde un punto de vista nutricional y están llenos de posibilidades culinarias. Podemos preparar las alcachofas de mil y una formas, confitadas en aceite, fritas, cocidas o incorporadas a guisos y menestras y siempre nos gustará el resultado.

Alcachofas-mata

Igual que con la alcachofa, ocurre con las crucíferas, ya que la coliflor se puede tomar cocida, frita, con bechamel o de una forma moderna, en crudo, rallándola y haciendo con ella una especie de cuscus vegetal que funciona muy bien con pepino, tomate, y otras verduras. Si tenemos un pequeño huerto urbano, podremos llevar nuestras verduras de la mata a la mesa, abaratando nuestro gasto en alimentación y haciéndonos sentir orgullosos de nuestros productos.

comer en invierno frescos de temporadaCon las frutas podemos hacer lo mismo, aprovechar y disfrutar de las mandarinas y naranjas, los cítricos en general que ahora son jugosos y frescos, ideales para consumir en zumos, ensaladas y macedonias, completándolos con kiwis y manzanas, que también están en su punto. Las fresas y fresones empiezan a llegar al mercado y es el momento de preparar postres o guarniciones con este ingrediente que tanto nos gusta y que aporta pocas calorías a nuestra dieta.

Con una dieta en la que los guisos de patata, los platos de legumbres y algún estofado de carne o un guiso de pollo sean los platos fundamentales, y añadiendo un buen consumo de frutas para mantener nuestras defensas cargadas de vitaminas, comer en invierno no está reñido con mantenernos en forma y no excedernos. Recordad que lo importante es mantener un buen ritmo de vida, haciendo ejercicio y maniéndonos firmes en nuestros hábitos saludables, ya que la dieta temporal no suele ser una buena elección.

Eligiendo productos de temporada y cocinando con ellos platos sanos y apetecibles, podremos comer en invierno para combatir el frío sin decaer en nuestro propósito de sentirnos bien. Un poco de ejercicio y esta elección a la hora de cocinar nos garantizan un estado de salud envidiable para vencer el invierno y llegar en forma a la primavera, de cuya dieta ya os hablaremos más adelante.

En Vive 0,0 | Cuáles son las frutas y verduras de temporada en febrero 
En Vive 0,0 | Cómo eliminar los excesos navideños sin recurrir a la dieta

compartir en redes