Scissors, bobbins with thread and needles on the old wooden table.

Hazte una funda para el portátil con una camisa vieja

Aprovechar los materiales que tendrían que ir a la basura es una práctica buena para el medio, pero también muy divertida y satisfactoria para nosotros mismos. Para no tener que tirar aquella camisa de franela o aquella falda de tela escocesa que tanto nos gustaba, vamos a proponer una forma de reciclarla y reutilizarla con un uso muy necesario hoy en día.

Como se trata de una tela gruesa, tu dispositivo electrónico quedará muy protegido y los cuadros son lo que más se lleva ahora, por lo que tendrás la funda más hipster de todo tu coworking. A continuación, vamos los pasos en dos niveles: con cremallera para los más hábiles en costura y con otro tipo de cierre para principiantes. Pero en cualquier caso es algo realmente fácil de hacer, si se compara con prendas de ropa.

Si tienes una camisa de franela que ya no utilices porque las mangas están muy raídas o tiene algún roto o mancha, puedes aprovecharla para hacerte una funda para el portátil, la tableta o el teléfono DIY, incluso con una misma camisa podrías hacer fundas conjuntadas para el portátil y el Smartphone. Puedes elegir entre hacerla de una misma tela o confeccionar un patchwork de diferentes diseños y colores si es que dispones de varias prendas para desechar.

Si la tela es bastante gruesa, como es la de algunas camisas pensadas para el invierno o la de las faldas de tablas, ya sea de uniforme escolar o de cualquier otra procedencia, es posible hacer la funda sin más. Si la tela es fina, será necesario comprar un plástico como el de las fundas que hay a la venta. Es un plástico generalmente gris, similar al del neopreno, que se puede coser como la tela y que utilizaremos en la parte interior, quedará invisible.

Young creative woman sitting in the floor with laptop./ Casual blogger woman

Lo que necesitas para hacer tu funda de portátil

Hilo, tijeras, una tiza para tela o cualquier lápiz de color claro y o bien botones o bien cremallera es lo único que faltaría para continuar. Podría venirte bien igualmente un plástico protector que utilizaríamos en el interior para aumentar el grosor. Si sabemos utilizar la máquina de coser, aunque sea de forma rudimentaria, el trabajo quedará mejor y el proceso será más sencillo.

En el caso del patchwork, comienza por trabajar este aspecto: elige los tamaños de los retales, combina los colores como mejor creas que queden… puedes seguir los cuadros de los propios diseños de las telas o jugar a romperlos y hacer un patchwork desigual, con líneas diagonales y retales de diferentes tamaños.

Production of garment with a sewing machine.

Cuando ya tengas el patchwork o si vas a usar la tela tal cual, llega el momento de tomar medidas. Sitúa el portátil o tablet sobre la tela y dibuja su silueta dejando alrededor dos o tres centímetros que utilizaremos para coser. El proceso va a ser el mismo tanto para tablet, como para ordenador, como para smartphone.

Funda con botón o cierre

Veamos primero la versión más sencilla, recomendada para personas con poca experiencia en costura. En lugar de ponerle una cremallera, acabaremos la funda con una solapa y un botón. Por lo tanto, la medida de la tela tiene que sobresalir por arriba un tanto más, es decir, como si pudiésemos envolver nuestro gadget con tres vueltas. La última parte, la doblaremos en dos y con ella haremos la solapa, concluyendo como si fuese un sobre.

High angle detail of hands working on piece of fabric on automatic sewing machine, with fabric stacked on the side

Dibujando la silueta de nuestro aparato electrónico sobre la tela, dejamos los sobrantes indicados más arriba. Entre medias de los dos, dejaremos un espacio del grosor del portátil o tableta. Coseremos por el envés hasta que tenga forma de sobre, con un tercio más que nos queda colgando. Ese último tercio se doblará y se coserá sobre sí mismo. En la mitad de la funda, se cose un botón y en la solapa se añade un cordelito o una tira fina de la misma tela para no tener que hacer un ojal.

Funda con cremallera para los más valientes

Si vas a ponerle cremallera y terminarlo todo a máquina, es preferible hacer dos piezas iguales para coser con un ribete lateral, que puede ser de la misma tela, pero reforzándola con un doblez, o puede salir de un material algo más resistente de un color liso. El mismo color se utilizará para la cremallera.

male tailor working with sewing machine and cloth in workshop

Con el plástico protector, haremos dos piezas exactamente iguales y las trabajaremos de una en una. Cada una de las piezas la coseremos a la tela de franela a máquina uniendo todo un lado, siempre de los más anchos. Una vez sujetas las dos telas por ese lado y ayudándonos de alfileres en el otro extremo, haremos unas pasadas de máquina que juntarán más los materiales. Puedes hacerlas rectas, siguiendo los cuadrados del dibujo o en diagonal. Haz unas tres costuras por cada lado, cruzándolas con otras tres en sentido perpendicular. Repite esto en los otros dos fragmentos de tela y plástico.

funda portatil franela

Ahora tenemos los dos lados completos de la funda. Cogemos el ribete que hemos preparado previamente según el grosor de nuestro portátil y lo unimos a las piezas principales cosiendo por el interior. Coseremos de esta forma solo tres de los lados para dejar un último para la cremallera. Dejaremos que la cremallera entre dos centímetros en cada lado para que sea más fácil extraer el aparato. Cuando más apretado lo hagamos, menos nos ocupará en maletas y mochilas.

De la misma forma y con las mismas telas, podemos hacer también la mochila en la que llevar nuestros útiles de trabajo o un estuche donde guardar cables, discos duros y todo lo que nos haga falta en la oficina. Veremos más adelante otras recomendaciones similares para continuar aprovechando todo aquello que no queremos tirar.

hombre cosiendo funda a máquina

Fotografías: iStock Photos de Getty Images.

, , , ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo