Qué gano al asegurar la bicicleta y qué debería tener en cuenta al hacerlo

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Que el sector de las bicicletas está en alza no es ningún secreto. No solo se trata del movimiento que lleva a recuperar la bici en la ciudad como medio de transporte relacionado con el ocio, la bici también se beneficia del auge que está cogiendo el wellness, esa búsqueda que tenemos para sentirnos saludables y mejor físicamente, en la que este vehículo es perfecto para llevar a cabo ese ejercicio moderado que necesitamos. Por eso el sector de los seguros ha sacado productos enfocados a este colectivo ciclista. Vamos a ver qué ganas al asegurar la bicicleta y qué deberías tener en cuenta a la hora de hacerlo.

El principal motivo para contratar el seguro es la tranquilidad que nos ofrece ante cualquier percance. Nadie quiere tener un accidente, pero a veces ocurre. Da lo mismo que sea un accidente mientras circulamos o hemos sufrido un robo de la bici mientras estaba aparcada en la calle o la guardábamos en el trastero del garaje. El sector asegurador trata de dar respuesta a las demandas de los ciclistas. Vamos a ver qué nos ofrecen para ello.

Asegurar la bicicleta: del seguro básico a coberturas a todo riesgo

Lo cierto es que el seguro nos ofrece coberturas contra diferentes tipos de situaciones que se pueden producir cuando circulamos en bici. Por un lado, los daños a terceros que podemos provocar, ya sea por un atropello o un accidente con otro vehículo. Sería un seguro de responsabilidad civil el que cubriría estos percances, además de protección jurídica en caso de que alguien nos denuncie por cualquiera de ellos. Su coste suele estar en torno a los 20-25€ al año.

El seguro de robo de bicicletas es otra de las modalidades más demandadas, tanto por los ciclistas urbanos como por los ciclistas más deportivos que realizan salidas de ocio los fines de semana. En el primer caso porque la bicicleta se suele quedar aparcada y asegurada en alguno de los aparcamientos para bicis que existen en la ciudad. Si anclamos la bici a algún elemento de mobiliario urbano, además de ser una práctica prohibida en la mayoría de las ciudades, debemos tener en cuenta que puede que perdamos la cobertura si no la hemos fijado adecuadamente. Además el candado debe estar homologado, algo básico para que el seguro nos cubra el robo.

Para los que hacen un uso más deportivo, este tipo de seguros también cubren los robos en trasteros, algo que aunque tengamos seguro de hogar normalmente no quedan cubiertos si los trasteros se encuentran en zonas comunes sin vigilancia, como puede ser normalmente el garaje. En este caso, tenemos la posibilidad de ampliar la cobertura del seguro del hogar para que incluya también el trastero o buscar un seguro específico de robo para bicicletas. Dentro del trastero la bicicleta también debe estar candada a un elemento fijo para que el seguro lo cubra en la mayoría de las pólizas. Es una parte de la letra pequeña que es importante leer con detenimiento antes de contratar el seguro. Los costes de estos seguros estarán en función del precio de la bici que vamos a asegurar. No es lo mismo una bici de triatleta de 9.000 euros que una de ciudad de 150.

carreras-ciclistas-duras1

Por último, tenemos un seguro a todo riesgo, que, además de las coberturas de responsabilidad civil contra terceros y robo, ofrece coberturas por gastos médicos, o en casos extremos, muerte o invalidez. En este caso también suelen ofrecer asistencia en viaje, tanto para ciclista como para bicicleta, incluyendo el traslado, remolque y rescate de la bicicleta en los supuestos de avería, accidente, pinchazo, o falta de aire en las ruedas. Esto es bastante útil si nos quedamos tirados en una salida de ocio que realizamos y estamos lejos de casa, sin posibilidad de que nos venga nadie a buscar. Aquí hay que tener en cuenta si en el seguro nos indicaba si debíamos llevar casco o no para la cobertura de estos siniestros. Esto es importante, porque, aunque fuera de ciudad es obligatorio, en movilidad urbana no es tan habitual utilizarlo.

En este caso es interesante pensar qué tipo de bicicleta utilizamos. Con la bici de carretera no habrá ningún tipo de problema, pero la cosa se complica si practicamos bicicleta de montaña, donde los caminos por los que puede acceder la bici no siempre llegará la asistencia. En este caso es interesante leer bien las condiciones del seguro de asistencia en viaje, para luego no llevarnos sorpresas.

Federarte como cicloturista para tener un seguro

peloton-ciclista

Si hacemos un uso más intensivo de la bici, también podemos apostar por federarnos, ya que la licencia ya nos da un seguro. De esta forma, si durante una salida en bici nos distraemos y nos llevamos por delante a un compañero, los daños que sufra este y su bicicleta irán a cargo del seguro de la licencia. Este seguro de día, específico de la prueba, tendremos que pagarlo igualmente si tenemos un seguro contratado por nuestra cuenta.

Además, si nos apuntamos a alguna marcha cicloturista, no tenemos que contratar el seguro de dicha prueba que se celebran bajo el amparo de las diferentes federaciones territoriales. Al estar federados disponemos de un seguro anual. El coste de esta licencia dependerá de la federación en la que estemos, ya que no es el mismo dentro de cada comunidad. Los precios suelen variar en función de si salimos o no de la Comunidad en la que estamos federados. Además suele ser obligatorio pertenecer a un club ciclista para poder federarnos.

Seguros de viaje para ciclistas

cicloturismo en grupo

Por último, si somos practicantes del cicloturismo, existen seguros de cobertura de viaje. Aquí tenemos que tener en cuenta si nos cubre la anulación del viaje que tenemos contratado así como las opciones de repatriación, en caso de que viajemos fuera de nuestro país, tanto para nosotros como para la bici en caso de que suframos un percance. También los gastos médicos y la asistencia, donde los límites que tienen ya que en países fuera de la Unión Europea pueden ser considerables.

Se trata de tener un seguro que nos permite disfrutar de nuestro viaje con la tranquilidad de que si algo va mal o el viaje se anula, no perderemos todo el dinero o generaremos una deuda por los gastos contraídos debidos a dicho accidente. Todos estos seguros y sus costes los podemos evaluar a través de comparadores para seguros, de los que existen algunos especializados en el mundo de la bicicleta para que puedas ver las diferentes ofertas que tienen las aseguradoras para el colectivo ciclista.

En Vive 0,0 | Todo lo que necesitas saber sobre seguros para bicis, ¿de verdad necesito uno?

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.