Yo puedo, yo puedo… No lo digas, hazlo, desarrolla tu fuerza de voluntad

  • Mente
cat-icon-on-post

Para muchos mantener las intenciones es tan dificil, que un par de meses después de emprender nuestras metas, abandonamos y olvidamos nuestros propósitos. Ya sea hacer dieta, dejar de una vez por todas el tabaco, conseguir retos deportivos, como aprender a cocinar o no faltar a clase, cuando te has abandonado a la pereza o no tienes motivación para continuar, y es que nos falta fuerza de voluntad.

¿Cómo podemos desarrollar la fuerza de voluntad?

El método Kaizen

La expresión Kaizen viene de las palabras japonesas “kai” y “zen”, que en conjunto significan la acción del cambio y el mejoramiento continuo, gradual y ordenado. Adoptar el kaizen es asumir la cultura de mejoramiento continuo que se centra en la eliminación de los desperdicios y en los despilfarros de los sistemas productivos.

Un largo camino comienza con un pequeño paso, es la frase que resume el sentido del kaizen: todo proceso de cambio debe comenzar con una decisión y debe ser progresivo en el tiempo, sin marcha atrás.

Este método se utiliza también en psicología para la obtención de metas, la esencia del Kaizen es realizar el mejoramiento de los procesos antes de esperar que se obtengan resultados mejorados. Es decir que los problemas de la calidad deben atacarse de raíz. Eso se logra mediante un mejoramiento continuo a través de pequeñas y grandes acciones, pero de forma diaria.

El Kaizen es una idea que debe trabajarse todos los días. Esta metodología exige compromiso y disciplina (no olvidemos que viene de Japón, donde estos dos conceptos están muy arraigados junto a la milenaria filosofía de superación)

El Kaizen utiliza el Circulo de Deming como herramienta para la mejora continua. Este círculo de Deming también se le llama PDCA por sus siglas en inglés. (William Edwards Deming  fue un estadístico estadounidense, profesor universitario, autor de textos, consultor y difusor del concepto de calidad total. Su nombre está asociado al desarrollo y crecimiento de Japón después de la Segunda Guerra Mundial)

  • Plan (Planear): En esta fase el equipo pone su meta, analiza el problema y define el plan de acción
  • Do (Hacer): Una vez que tienen el plan de acción este se ejecuta y se registra.
  • Check (Verificar): Luego de cierto tiempo se analiza el resultado obtenido.
  • Act (Actuar): Una vez que se tienen los resultados se decide si se requiere alguna modificación para mejorar.

Inteligencia emocional

laberinto

La inteligencia emocional es una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual. De esta manera se puede usar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

Las emociones son importantes para el ejercicio de la razón. Entre el sentir y el pensar, la emoción guía nuestras decisiones, trabajando con la mente racional y capacitando —o incapacitando— al pensamiento mismo. Del mismo modo, el cerebro pensante desempeña un papel fundamental en nuestras emociones, exceptuando aquellos momentos en los que las emociones se desbordan y el cerebro emocional asume por completo el control de la situación.

En cierto modo, tenemos dos cerebros y dos clases diferentes de inteligencia: la inteligencia racional y la inteligencia emocional y nuestro funcionamiento vital está determinado por ambos.

De lo que se trata es de utilizarlas ambas, que se compensen para lograr lo que deseamos. De todas maneras, el tema es más complejo y podráimos estar hablando durante horas y horas sobre las diferentes teorías y visiones. Aquí podéis leer un resumen las teorías del Prof. Daniel Goleman, experto en la materia y codirector del Consortium for Research on Emotional Intelligence in Organizations en la Universidad Rutgers, que tiene como misión fomentar la investigación sobre el papel que juega la inteligencia emocional en la excelencia.

Manteniendo las motivaciones con fuerza de voluntad

voluntad-tabaco

Cambiar o empezar de nuevo, por pequeña que sea la faceta de nuestra vida que queramos modificar, es algo que impone, pero no es imposible. Con el enfoque adecuado, seguro que lo puedes conseguir.

Primero, fíjate un objetivo. Empieza anotando lo que quieres conseguir: tu meta principal, lo que deseas que se haga realidad. Está bien soñar a lo grande es la forma en que mucha gente consigue lo que desea. Lo único que debes recordar es que, cuanto más ambiciosa sea la meta que te fijes, más tendrás que esforzarte para alcanzarla.

Sé específico. Es mucho más fácil planificar y alcanzar un objetivo concreto que uno vago. Cada persona es un mundo, dejar el tabaco tras tres años, no es lo mismo que dejarlo tras 30 años, evidentemente.

Sé realista. La gente a menudo abandona sus objetivos porque sus expectativas son poco razonables. Parte de la capacidad de mantener la motivación depende de ser realista sobre lo que uno puede conseguir dentro del período de tiempo que se ha fijado.

Escríbelo. Pon tu objetivo específico por escrito. Luego vuélvelo a escribir. Una y otra vez. Las investigaciones muestran que escribir un objetivo forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo. Escribe tu objetivo cada día para no perderlo de vista y para reforzar tu fuerza de voluntad y recordarte a ti mismo lo mucho que deseas alcanzarlo.

Fragméntalo en objetivos parciales. Todo cambio requiere autodisciplina. Necesitas dedicar una atención constante para no apartarte de tu propósito. Una forma de allanar el camino es dividir el objetivo en pequeños pasos.

Pensamiento positivo

pensamiento-positivo

Cambia tu mente para cambiar tu vida. Modificar los pensamientos que transcurren dentro de cada uno de nosotros es el primer paso para hacer frente a situaciones o estados de ánimo que nos resultan complicados o desagradables. La Psicología Positiva puede ser un arma para cambiar un estado de ánimo con fuerza de voluntad.

Cambiar un pensamiento negativo en positivo tiene un proceso que depende también de la naturaleza de ese pensamiento negativo. La meditación, la concentración y el autoconocimiento (lo que en Psicología llaman “mindfulness”), son una herramienta muy poderosa para alcanzar conciencia plena de lo que estamos viviendo aquí y ahora, para vivir cada momento con plenitud.Tenemos que educar nuestra fuerza de voluntad para conseguirlo.

 

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 |  9 beneficios que no sabías del ejercicio físico para tu cerebro

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.