Caminar es buenísimo (y para muchas más cosas de las que uno imagina)

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Ya seas deportista o sedentario, caminar es una de las mejores actividades físicas que puedes practicar. Es accesible a todos, no es cara y requiere muy poco aprendizaje para realizarla correctamente: al fin y al cabo, todos caminamos (algunos más, otros menos) a lo largo del día, y llevando la postura y el ritmo correctos puede ser un buen método para mantenernos en forma. Sabemos que caminar es una genial manera de mantenernos activos, pero ¿conoces realmente todos los beneficios de quemar suela cada día?

La actividad perfecta para pasar de sedentario a activo

Si tu reto para este nuevo año es pasar de “sedentario de sofá” a ser una persona más activa, debes empezar caminando. Generalmente a principios de año nos solemos poner objetivos, algunos demasiado ambiciosos, que llevaremos a cabo durante los próximos meses. Si crees que eres una persona sedentaria y quieres mejorar tus hábitos de vida no puedes pensar directamente en “este año voy a correr una maratón”: un reto más asequible como “voy a caminar media hora cada día” es un buen reto para alguien que apenas se mueve en su vida diaria.

Dar un paseo más largo de lo habitual con tu perro, bajarte una parada antes del autobús para ir caminando a tu trabajo o reservar un rato por las tardes para ponerte los cascos y salir a andar son buenas ideas para ponerte en forma de una forma sencilla. Puedes comenzar simplemente con media hora e ir añadiendo minutos y velocidad según va pasando el tiempo.

Una buena manera de cuantificar tus progresos y pasar de sedentario a activo es utilizar una pulsera cuantificadora. Este tipo de gadgets, tan de moda en este último año, realizan un conteo de los pasos que damos a diario traduciéndolos en kilómetros recorridos y en calorías gastadas y además disponen de distintos retos que podemos ponernos para ser un poco más activos cada día. A través de las pulseras cuantificadoras nos será muy sencillo comprobar si caminamos lo suficiente en nuestra vida diaria.

Los beneficios físicos de salir a caminar

Caminar

¿Qué beneficios aporta a nuestro cuerpo el hecho de salir a caminar al menos media hora diaria? En primer lugar, mejorará nuestro sistema cardiovascular y respiratorio: caminar a buen paso (unos 7 kilómetros por hora más o menos) es una actividad aeróbica que nos ayuda a prevenir enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares o problemas de hipertensión arterial.

A nivel muscular, los músculos implicados en la caminata son los pertenecientes al tren inferior (músculos de las piernas: cuádriceps, tendones de la corva, músculos de la pantorrilla y aductores) y a la zona central o del core (los glúteos y la musculatura profunda y superficial del abdomen). De forma menos intensa también están implicados los músculos de la zona superior del cuerpo, sobre todo para guiar el braceo que nos ayuda a caminar de forma más rápida.

Salir a caminar es una forma perfecta de deshacernos de esa molesta pesadez en las piernas, de prevenir la aparición de varices e incluso de eliminar la retención de líquidos. La caminata y cualquier ejercicio que suponga el movimiento de nuestro tren inferior mejorará también nuestra circulación y nuestro sistema linfático.

Además de prevenir molestias y ciertas patologías, caminar también puede ayudarnos a controlarlas cuando ya se encuentran con nosotros. Este es el caso de la diabetes tipo 2, estrechamente relacionada con el sedentarismo y con nuestro estilo de vida. Para los pacientes de diabetes se recomienda caminar por lo menos 45 minutos diarios: de esta manera el músculo consume glucosa para mantenerse en movimiento, y además es una buena manera de mantener un peso estable y de mejorar la sensibilidad a la insulina.

Los beneficios mentales de la caminata

Caminar

Caminar y también correr son buenas alternativas si lo que buscamos es acabar con el estrés de nuestro día a día. La actividad física y el deporte son generadores de endorfinas u hormonas del bienestar, que contribuyen a relajar nuestro organismo una vez hemos terminado el ejercicio.

Además, el ejercicio aeróbico puede ser una buena manera de ser mejores en nuestro trabajo: ¿tienes que escribir y no encuentras ideas nuevas? ¿necesitas darle una vuelta a ese proyecto que has presentado a un cliente pero no se te ocurre nada nuevo? Sal a caminar a una buena velocidad y verás cómo las ideas fluyen. Caminar es un acto mecánico que, una vez aprendida e interiorizada una buena técnica, no requiere que prestemos mucha atención a lo que estamos haciendo. La oxigenación de nuestro cuerpo a través de la actividad física y la sensación de bienestar son el perfecto caldo de cultivo para que aparezcan nuevas y originales ideas.

Si caminas, hazlo bien

Caminar

¿Cómo debemos caminar para obtener todos estos beneficios de los que hemos hablado? Puede parecer algo sencillo, pero no todo el mundo lo hace de la manera correcta. Lo más importante a la hora de caminar es mantener una buena postura: nada de ir agachados o mirando al suelo, lo cual suele ser bastante habitual. Debemos mantenernos erguidos, con los hombros abajo, la cabeza al frente (debemos dirigir la mirada aproximadamente dos metros por delante de nosotros) y el pecho proyectado hacia delante (imagina que tienes una linterna en el centro del pecho: esta debería iluminar el camino por donde vas a pasar, y no apuntar directamente hacia abajo).

Sal a caminar a buen paso: pasear viendo escaparates y deteniéndote cada dos pasos no te ofrecerá los mismos beneficios. Puedes mantener un ritmo vivo pero constante al principio y, una vez hayas ganado algo de fondo, puedes introducir cambios de ritmo (30 segundos caminando más rápido y un minuto a un ritmo más lento) o realizar salidas progresivas en velocidad (comenzando más despacio para terminar a una velocidad mayor). De esta manera, caminar se convertirá en un juego y no será nada aburrido.

Caminar es un gesto muy sencillo que todos podemos practicar (en el caso de los deportistas es perfecto para mantenerse activos en sus días de descanso): introdúcelo en tu vida diaria y disfruta de sus numerosos beneficios.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Nunca caminarás solo, planes alternativos para conocer gente en una nueva ciudad

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.