que comer en un viaje de esqui

Qué tengo que comer si me voy cuatro días a esquiar: platos recomendados para cocinar en un apartamento

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

A la hora de planear un viaje para pasar unos días esquiando, nos acordamos de planificar la ropa que tenemos que llevar, las protecciones y equipo necesario para pasarlo bien sin riesgos pero muchas veces dejamos de lado una parte fundamental para el éxito de las vacaciones. ¿Qué comer en un viaje de ski? Hoy te damos las pautas para que sepas qué tienes que comer si te vas cuatro días a esquiar incluyendo los platos recomendados para cocinar en un apartamento.

Un viaje de esquí supone una actividad frenética. Con independencia del deporte que hagamos durante el resto del año, pasar unos días en la nieve supone una gran exigencia física ya que haremos deporte durante cinco o seis horas como mínimo y además estaremos a una temperatura baja que nos supone mayor desgaste, lo que implica la necesidad de un aporte calórico idóneo para cubrir nuestras necesidades.

Lo malo es que los apartamentos no están siempre en las mejores condiciones para cocinar por lo que tenemos que preparar recetas sencillas, que nos hagan recuperarnos y nos den elementos para que el cuerpo resista el nivel de exigencia física y nos ayuden a recuperarnos para volver a estar listos para disfrutar al día siguiente.

Para ello tenemos que pensar en buenos desayunos, algún bocadillo para llevar en la mochila y hacer una cena abundante al regresar al apartamento, cuando tras ducharnos y cambiarnos nuestro cuerpo nos pedirá el “combustible” necesario para volver a estar en forma. Estas son nuestras propuestas y platos recomendados para cocinar en un apartamento.

Qué comer en un viaje de esquí

Para una mejor organización, reservamos para la cena la comida más importante del día, ya que las hora del almuerzo nos pillará esquiando. Aquí tenéis las pautas para saber cuales son las mejores opciones para los desayunos y las comidas recomendadas para poder disfrutar de una jornada de esquí con energía y las mejores cenas para cocinar en un apartamento.

Los desayunos, la clave para resistir

Teniendo en cuenta que después de desayunar saldremos hacia las pistas de esquí y nos enfrentaremos a una buena jornada de deporte, el desayuno es la clave para resistir por lo que debe ser abundante y completo. Al pensar qué comer en un viaje de esquí, nada de desayunar solamente un café bebido sin acompañamiento o tomado con un par de galletas. Es importante que dediquemos al desayuno el tiempo necesario para recargarnos para el día de deporte que se avecina.

cómo hacer muesli

Es importante hacer acopio de energía por lo que os recomendamos tomar fruta, un buen tazón de muesli o de cereales, unas tostadas con mermelada casera, e incluso una tortilla o algún plato con huevo que nos aporte proteínas. Una buena opción son también las tostadas con tomate y jamón.

A media mañana, fruta o sándwich

Llevar una manzana, un plátano o cualquier pieza de fruta que sea fácil de pelar y comer, nos vendrá muy bien para reponer energías. Aprovecha las subidas en el telesilla para tomar una pieza de fruta como tentempié y verás cómo eres el rey de la pista cuando te sientas lleno de energía. Un sándwich o un bocadillo pequeño es también una buena elección para cuando ya nos vaya apeteciendo comer. Para que esté bien jugoso, puedes añadir a tu bocadillo o sandwich un poco de salsa kebab, y te dejará como nuevo.

Otra recomendación: frutos secos. Al pensar qué comer en un viaje de esquí, no olvides añadir unas almendras, unas nueces o unos pistachos, ya que los frutos secos nos dan un buen aporte de energía y minerales que nos ayuda a sentirnos recargados para resistir las horas entre el desayuno y la comida principal, que normalmente haremos a la hora de la merienda/cena al regresar al apartamento. También pueden ser interesantes unas barritas energéticas, o unas chocolatinas.

Tened en cuenta que si comemos mucho a mediodía no aprovecharemos las horas de esquí o nos sentiremos un poco pesados para volver a disfrutar del mejor momento de nuestras vacaciones. Es preferible resistir con la fruta, los sándwiches o los frutos secos y después resarcirnos haciendo una cena temprana y abundante.

La cena, nuestro plato fuerte para un viaje de esquí

Al llegar al apartamento, tras quitarnos las botas de esquiar y darnos una ducha reparadora, es el momento de ponerse manos a la obra para preparar una buena cena que nos deje como nuevos. Luego podemos echarnos un ratito, o salir de paseo o brindar con una San Miguel 0,0% para comentar la jornada, y después cenar pronto para dejar dos o tres horas desde el final de la cena antes de irnos a la cama para asegurarnos un buen sueño reparador. Después, llega la hora más deseada… ¿qué puedes comer en un viaje de esquí?

Un plato de carne asada

aperitivo rosbif a la mostaza

La receta de rosbif a la mostaza con romero es una receta muy sencilla y que sirve para que todos los residentes en nuestro apartamento de esquí puedan quedarse encantados. Lo bueno es que una vez preparada aguanta perfectamente cinco o seis días en buen estado si se conserva en la nevera por lo que incluso podremos llevarla hecha desde casa, y comérnosla en los primeros días en el apartamento. Bastará con recalentar bien la salsa y disfrutarla para cenar.

Os recomendamos acompañarla de una guarnición de puré de patata, muy sencillo de preparar simplemente cociendo unas patatas y triturándolas con un tenedor. Con las sobras, -si es que sobra algo de una carne tan sabrosa- podéis hacer bocadillos o sándwiches, una buena receta de aprovechamiento para comer al día siguiente en las pistas.

Pollo guisado con cerveza y setas

que comer en un viaje de esquí pollo

Nada tan fácil y tan sabroso como un buen guiso de pollo para recompener cuerpo y mente tras una jornada de deporte. Esta receta de pollo guisado con cerveza y setas será tema de conversación y disfrute por todos los esquiadores del apartamento. Es otra receta fácil de hacer, que resulta económica y sabrosa y que gusta a todos. Además la salsa está muy rica por lo que debéis tener en cuenta que hará falta pan para poder dar buena cuenta de ella.

Pollo al curry, para deslumbrar

pollo al curry comer viaje de esquí

Si alguno de los esquiadores o snowboarders es aficionado a la cocina, seguro que quedará encantado con esta receta de pollo al curry suave, una propuesta sencilla para probar otros sabores exóticos y que sin duda nos hará entrar en calor tras una jornada dura en la nieve. Si lo acompañas con un poco de arroz blanco, no necesitas más para tener un plato completo y lleno de sabor.

La pasta, siempre una buena aliada de los deportistas

receta de salsa bolognesa o boloñesa

Las recetas de pasta son siempre bienvenidas, y más tras una jornada de deporte. Si contenido en hidratos de carbono nos aporta la energía necesaria para afrontar la jornada del día siguiente y su efecto saciante nos deja como nuevos tras practicar un deporte exigente como el esquí. Lo ideal es complementarla con una salsa que aporte proteínas como una buena bolognesa de carne casera, otro plato que además gusta mucho tanto a los adultos como a los niños que nos hayan acompañado en el viaje.

Recuerda siempre que la salsa espera a la pasta, que significa que la pasta es lo último que se hace cuando la salsa está ya preparada, para poder servir inmediatamente. Además, estos son los errores habituales al cocinar pasta. Tenlos en cuenta para que tus platos de pasta en el apartamento queden perfectos de punto.

Unos canelones siempre son bienvenidos

canelones de setas y jamon

Unos canelones o una lasaña casera siempre caen bien. La combinación de pasta, salsa bolognesa y bechamel reconforta a cualquiera y tiene gran poder saciante y energético. Si quieres variar, puedes hacer unos canelones rellenos de setas y jamón, o utilizar otros ingredientes para variar un poco y no repetir platos en los cuatro días que vayas a pasar en la nieve. En este enlace te damos cuatro ideas para rellenar los canelones dependiendo de lo que encuentres en el supermercado de la estación de esquí.

Con todas estas ideas, seguro que tu viaje de esquí será un éxito. Ahora solo hace falta que las pistas estén bien acondicionadas, que la nieve esté en su punto y que el tiempo acompañe. Al regresar al apartamento, ya sabes qué comer en un viaje de esquí para recuperar fuerzas y aprovecharlo al máximo

En Vive 0,0 | Las mejores recetas con carne
En Vive 0,0 | Receta de rosbif a la mostaza con romero
En Vive 0,0 |  Cómo hacer mermelada de tomate
En Vive 0,0 | Receta de pollo al curry estilo hindú
En Vive 0,0 | La mejor receta para hacer un kebab casero al estilo turco

Imagen | iStock

compartir en redes

te recomendamos