Esto es lo que vi y aprendí dando la vuelta al mundo

Viajar es uno de los planes muchas veces incumplidos que nos hacemos cada comienzo de año. ¿A quién no le gustaría poder dejarlo todo durante un tiempo e ir a conocer lugares muchas veces soñados? Dar la vuelta al mundo es uno de los deseos más repetidos cuando muchas veces nos preguntamos que haríamos si nos toca la lotería. No se trata sólo de una cuestión de dinero, sino muchas veces de tiempo y de espíritu de viaje. Por eso hemos querido contactar con viajeros que nos cuenten en primera persona qué vieron y aprendieron dando la vuelta al mundo.

Por supuesto existen muchas formas de hacer este viaje, desde la vuelta al mundo en un crucero que vaya recorriendo las principales ciudades costeras del mundo o una forma algo más aventurera, pero que también implica un mayor contacto con la gente de cada país, conocer un poco más sus costumbres y aprender de su forma de vida.

La vuelta al mundo de Esther Dohijo

Esther tiene 44 años y aunque nacida en Madrid ha vivido durante un tiempo en Reino Unido Italia o Australia. En su vuelta al mundo, su formación como filóloga inglesa ha sido de gran ayuda.

¿Con qué presupuesto contábais para dar la vuelta al mundo?
El presupuesto dependía del país a visitar (por ejemplo, Bolivia y Camboya el alojamiento y comida era increíblemente barato, mientras que otros países como Australia eran mucho más caros). No hice un presupuesto en sí, sino que contaba con los ahorros de muchos años para cumplir el sueño. Las tarifas aéreas las pagué en su mayoría de antemano con el billete de OneWorld por continentes, y también otros métodos de transporte como el Japan Rail Pass que solamente se pueden sacar fuera del país. Tampoco sé realmente que me gasté porque al finalizar el viaje tampoco lo calculé, pero yendo de mochilero, durmiendo en albergues juveniles y siendo precavido, no se gasta una millonada.

¿Cuánto tiempo pasásteis haciendo el viaje?
Unos seis meses más o menos, desde enero a junio. tres meses por Sudamérica (Chile, incluyendo la Isla de Pascua, Argentina, Bolivia y Perú), un mes por Australia, y el resto en Asia (Japón en su mayoría, Hong-Kong, Tailandia, Camboya y China). Recomiendo viajar siguiendo las estaciones más cálidas de cada continente porque se aprovechara mas la luz y se va mucho más ligero de equipaje.

vuelta-perito

¿Cómo os ha marcado las experiencias vividas durante dicho periplo?
Las experiencias te marcan mucho, la gran mayoría positivas que al final son con las que te quedas. Pero sobretodo disfrutar de la sensación de libertad y de poder planificar como quieras el viaje, incluso cambiando las fechas de vuelo por el camino.Al viajar sola, muchos de los recuerdos más bonitos están asociados con la gente que vas conociendo , otros viajeros, pero también la gente local. La conexión fue muy grande en Chile y Argentina donde me sentí muy bien recibida, la amabilidad de la gente japonesa es increíble y me quedaría con la sonrisa de los camboyanos. La vuelta puede ser un poco difícil porque durante 6 meses se ha vivido una experiencia tras otra intensamente y se puede llevar mal llevar una vida rutinaria o que no te sientas comprendido por alguna gente porque piensa que lo que has hecho es extraordinario, y en verdad se puede hoy en dia hacer bastante fácil. Recomendaría hacerlo solo porque es la mejor manera de abrirse a los demás

A nivel sanitario, ¿os ponéis todas las vacunas antes de salir o se improvisa por el camino?
No, eso necesita planificación y hacerse antes con tiempo. Algunas vacunas necesitan más de una dosis con un tiempo determinado entre medias. Es importante saber que se necesita para cada país, o mejor zona por la que se va a pasar o posiblemente se pase. Yo me las puse en Madrid.

vuelta-canguro

¿Qué ha sido lo más enriquecedor de convivir con los habitantes de otros países?
El aprender de su cultura más allá de los tópicos, y pensar que es más lo que nos une que lo que nos separa. Por ejemplo, viajando por Patagonia conocí a muchos porteños con los que volví a coincidir en Buenos Aires y con los que pasé buenos ratos en su ciudad. En Japón estuve conviviendo a través de Woof con una familia que tenía una plantación de bambú, y aunque en principio iba ayudar en las labores de campo acabé ayudando a la madre con las clases privadas de inglés que tenia, siendo una más de la familia.

Pedro y Víctor, dos aventureros recorriendo el mundo y todavía en ruta

Pedro y Víctor son dos viajeros de 29 y 32 años respectivamente, que todavía se encuentran realizando su vuelta al mundo. Su viajes les han llevado a recorrer España, Francia, Italia, Reino Unido, Suiza, o Letonia, Malta, Grecia, Turquía, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia entre otros muchos de Europa. Otros destinos por los que han pasado son Marruecos, Egipto, Jordania, Israel, Armenia, Georgia, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kirguistán, China, Mongolia, Corea del Sur, Malasia, Brunei, Birmania, Tailandia, Singapur, Vietnam, Camboya, Indonesia, Hong Kong, Macao, Japón, Nepal, India, Sri Lanka, Paraguay, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, son lo que se puede llamar alumnos aventajados de Phileas Fogg.

Colaboran con diversos medios digitales como Momondo o Hostelbrookers y entre sus planes de futuro está poder publicar un libro con la infinidad de anécdotas y curiosidades viajeras que han surgido a lo largo de su periplo.

viajar-vuelta-mundo

¿Con qué presupuesto contábais para dar la vuelta al mundo?
Es difícil establecer un presupuesto genérico antes porque depende primeramente de los de los países que formen parte de nuestra vuelta al mundo. Nosotros realizamos nuestro recorrido haciendo rutas y agrupando países. Por ejemplo, en uno de los itinerarios, que llamamos la Ruta de la Seda, incluimos Turquía, Georgia, Armenia, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kirguistán y el oeste de China. En esta aventura, que realizamos únicamente por tierra, gastamos unos 25 euros diarios cada uno en algo más de 6 meses. Sin embargo, para la ruta del Subcontinente Indio, y que comprendía Nepal, India y Sri Lanka, gastamos en 4 meses y medio unos 14 euros diarios cada uno. En el Sudeste asiático nos supuso unos 15 euros diarios en 6 meses. Ahora nos encontramos en Latinoamérica y la media es de unos 20 euros por día. En resumen, entre 600 y 800 euros al mes dependiendo del país. Si lo pensamos objetivamente, viajar de mochilero por el mundo durante un año cuesta lo mismo que vivir en cualquier país desarrollado el mismo tiempo, ¡y a veces es incluso más barato!

¿Cuánto tiempo pasásteis haciendo el viaje?
Es una buena pregunta, porque aún no hemos acabado. Llevamos algo más de diecinueve meses y nos gustaría seguir mucho más tiempo. Tenemos muy claro que esta aventura no tiene precio, pero nuestro bolsillo sí fondo, por eso tenemos pensado trabajar en algún punto de Latinoamérica una temporada, no solo para poder vivir un contexto social diferente, sino también para hacer nuevas amistades y empaparnos más de la cultura, además de ahorrar algo para seguir viajando una temporada más. Viajamos sin prisas, con los ojos abiertos para llenarnos el corazón de recuerdos inolvidables y pisando el suelo con fuerza, teniendo claro que jamás hemos estado en la vida tan seguros de querer hacer algo como es dar esta vuelta al mundo. No hay dudas, solamente ilusión y la valentía de sentirnos libres al tomar las riendas de nuestro propio destino.

Victor en las brumosas plantaciones de te en Boseong, Corea del Sur

¿Cómo os ha marcado las experiencias vividas durante dicho periplo?
Definitivamente el viaje te cambia, no solo personalmente, sino también tu percepción del mundo, tus niveles de tolerancia, tus gustos y aficiones, tus ideas… No se trata solamente de visitar sitios bonitos, hacer buenas fotos o pasárselo bien, también hay muchos momentos que se prestan a la reflexión. El ritmo del viaje, los olores, los colores, los sabores, las miradas de la gente, los cambios de la luz en el paisaje, los descubrimientos…, todo ello queda impreso de forma indeleble en ti y te convierte en una persona totalmente distinta a la que salió de España.

Es como si toda nuestra vida hubiésemos vivido en medio de una niebla que de repente se ha desvanecido. Creemos que dos de los países que más nos han marcado han sido Irán con sus mezquitas de ensueño, su desierto abrasador y la calidez de sus gentes; y Kirguistán con sus inmensos paisajes montañosos, sus cielos estrellados reflejándose en las aguas de los lagos y el sentimiento de aventura. También hay malos momentos, y enfados, y tienes días en que te apetece mandarlo todo a tomar vientos y volver una semana entera a hotel mamá, pero incluso lo malo tiene un lado positivo, ya que al final aprendes técnicas para moverte más hábilmente por la trama de la vida.

A nivel sanitario, ¿os ponéis todas las vacunas antes de salir o se improvisa por el camino?
Nosotros llevábamos todas las vacunas recomendadas y obligatorias que menciona la OMS, especificadas en el carné de vacunación internacional. Jamás nos han pedido el carné de vacunación pero según el MAE algunos países contemplan la posibilidad de solicitar dicho carné antes de la entrada a su territorio.

Pedro en el tradicional pueblo de Abyaneh en Iran

¿Qué ha sido lo más enriquecedor de convivir con los habitantes de otros países?
Lo más enriquecedor para nosotros ha sido ver cómo ha ido evolucionando nuestro pensamiento. Al principio cuestionábamos todo desde nuestro trono occidental y opinábamos sobre muchas cosas sin entender la razón de hacerlas de una u otra manera. Pero después de charlar con centenares de personas de varios países en trenes, hostales, autobuses y restaurantes, nos dimos cuenta de que muchas cosas tienen su sentido y su lógica. ¡Al final acabas aceptando con total naturalidad muchas cosas que antes de viajar te habrían parecido impensables o inimaginables!

Otro enriquecimiento que nos llevamos de nuestro viaje son los montones de anécdotas que tenemos para contar, la cantidad de información y de belleza que podemos compartir ahora con los demás, y todas las buenas experiencias que hemos tenido. Como todo en esta vida, el viaje tiene una parte buena y una mala; de ambas se aprende y se adquiere una riqueza intangible e invaluable cuya característica más importante es que no se gasta al hacer que otros participen de ella, sino que aumenta exponencialmente.

Después de estas experiencias está claro que la vuelta al mundo acaba por cambiarnos. Desde aquí queremos agradecer a todos ellos su amabilidad a la hora de responder a nuestras preguntas.

En Vive 0,0 | Así son las 14 rutas EuroVelo para moverte por toda Europa en bici

Del refugio a tu hogar: cómo es el proceso para adoptar una mascota

Adoptar un animal es salvar una vida, es darle una nueva oportunidad a un ser vivo que, en la mayoría de los casos, ha sido abandonado o quizás no ha conocido durante toda su vida algo distinto de la calle. Durante el año 2014 más de 140.000 perros y gatos fueron abandonados, y solamente el 44% de ellos consiguieron una adopción: la adopción es necesaria, muy por delante de la compra de animales. La buena noticia es que cada estamos más concienciados de la importancia de la adopción: la Comunidad de Madrid cerró el año 2015 con más adopciones que abandonos.

Adoptar de forma responsable

Una mascota (aunque luego pasa a formar parte del propio núcleo familiar) puede suponer muchos beneficios para las familias adoptantes: no solo nos provee de compañía, sino que nos da afecto incondicional, nos ayuda a ser más responsables e incluso puede ayudarnos a mejorar nuestra salud. Pero antes de adoptar debemos ser conscientes de lo que ello supone.

¿Cuánto tiempo voy a pasar en casa? Porque si adoptas un animal es para pasar tiempo con él, no para dejarlo solo en casa la mayoría del día. ¿Puedo hacerme cargo económicamente de él? Una mascota supone gastos en comida y en veterinarios que debemos ser capaces de subsanar. ¿Estoy dispuesto a atender a sus necesidades? Sobre todo en el caso de los perros, que necesitan salir de casa de forma regular para hacer sus necesidades y socializar. ¿Puedo hacerme cargo durante las vacaciones? Es otra de las cosas a tener en cuenta: llevar a nuestra mascota con nosotros, o poder dejarla con un familiar cercano es un punto a favor. ¿Podré ocuparme de él cuando se haga mayor? Con el paso de los años, las necesidades de las mascotas también cambian, y no es lo mismo cuidar de un cachorro que de un perro adulto.

Adoptar debe ser un acto responsable que no podemos hacer por impulso: hay muchas preguntas que debemos hacernos antes de decidirnos a adoptar una mascota: saber qué tipo de mascota va mejor a nuestro estilo de vida, si nuestra casa está adaptada para que el animal esté seguro, si no tenemos ningún tipo de alergia para poder convivir con él…

Si estás seguro de que quieres adoptar, estos son los pasos que debes seguir.

Busca en diferentes protectoras, refugios y perreras

Adoptar

Actualmente esta búsqueda se ha vuelto muy fácil gracias a internet: la mayoría de refugios y protectoras tienen una página web donde podemos ver los animales que necesitan una acogida o adopción. Comienza buscando en las más cercanas a tu hogar y ve ampliando el radio si no encuentras lo que buscas.

Tienes que tener muy claro de antemano qué tipo de mascota quieres, y has de tener en cuenta también si él o ella se adaptará bien a ti. Por ejemplo, si eres una persona muy sedentaria no te interesa adoptar a un perro que sea muy activo, ya que podría estresarse al pasar demasiado tiempo en casa o sin moverse. Quizás un perro mayor, que no tenga tanta energía como un cachorro, pueda ser una buena opción para ti.

Una vez encontrado a tu nuevo compañero ideal, ponte en contacto telefónico o vía e-mail con la protectora o el refugio.

Conociendo a la mascota y a los dueños

Adoptar

Lo primero que se suele hacer una vez se ha establecido el primer contacto entre la protectora y el adoptante es rellenar un formulario con unas sencillas cuestiones (tamaño de la casa, si has tenido mascotas anteriormente, horario laboral, etc). Y posteriormente se concierta una entrevista en el nuevo hogar de adopción de la mascota para que una persona de la protectora pueda conoceros de forma personal y explicaros cómo sigue el proceso de adopción y cómo debe ser el proceso de adaptación de la mascota a un nuevo medio.

Es muy recomendable que la familia de adopción conozca a la mascota antes de que llegue a casa: de esta manera se puede ver si hay feeling entre ellos y cómo reaccionan ambos al verse. Además, nos sirve también para observar cómo es el carácter del animal: si es tranquilo, si le gusta juguetear, si es simpático o si se lleva bien con otros animales…

La llegada de la mascota a casa

Adoptar

El mismo día en que la mascota llega a su nuevo hogar es cuando se firman los papeles de la adopción: a partir de entonces ya puedes considerar que tienes un miembro más en tu familia. Generalmente las protectoras o asociaciones cobran un pequeño importe para cubrir parte de los gastos que ha generado el animal: vacunas, microchip, castración, etc. Es importante que ese mismo día tengas ya preparado todo lo necesario para el cuidado de tu mascota: cuencos para comida y bebida, el lugar donde va a dormir, la comida, algún juguete y alguna chuchería…

La persona de la protectora o el refugio que haya llevado a la mascota a casa te dará las pautas para las primeras horas y los primeros días de tu nuevo amigo en casa: dejarle que vaya explorando poco a poco cada una de las estancias de la casa donde puede entrar, que se vaya familiarizando con tus rutinas, que aprenda a comportarse durante los paseos…

Durante los primeros meses las protectoras y refugios suelen hacer un seguimiento de las mascotas adoptadas para ver qué tal se van adaptando a su nuevo medio y para solucionar todas las dudas que puedan surgir a los adoptantes: qué hacer si el gato no quiere comer, cómo hacer que el perro no tire demasiado de la correa en los paseos… Durante este tiempo tu mascota y tú os iréis conociendo hasta crear un lazo de unión fuerte y duradero.

Mi experiencia al adoptar a Kira

Raquel y Kira

Este mes hace justo un año que decidí adoptar un perrito. Ya llevaba unos meses pensándolo, pero nunca terminaba de decidirme: miraba a menudo páginas de asociaciones y protectoras para ver qué tipo de perros tenían y si alguno me llamaba la atención. Yo tenía muy claro lo que quería: una perrita de corta edad (no me importaba si era una cachorra, pero no era un requisito fundamental) de tamaño mediano, y que fuera muy activa para que pudiéramos disfrutar juntas de nuestras aventuras deportivas.

En mi caso me puse en contacto con Animales Con Un Nuevo Rumbo (ACUNR), ya que unas amigas habían adoptado allí y estaban muy contentas. Entré a su página web y en cuanto vi la foto de Kira supe que ella era la perrita que quería adoptar. Me puse en contacto con ellos vía e-mail y enseguida me remitieron el formulario para comenzar con el proceso de adopción.

Esther fue la persona dentro de la asociación que llevó nuestro caso: vino a casa para conocernos y hablarnos de Kira, que en ese momento estaba en una casa de acogida. Nos explicó perfectamente cada paso de la adopción y del proceso de adaptación de Kira a la casa y estuvo siempre disponible para solucionarnos las dudas que nos pudieran surgir.

Unos días antes de la fecha estipulada para que Kira viniera a casa, fui a verla a su casa de acogida. Decir que yo estaba nerviosa se queda corto: ¡estaba atacada! ¿Y si yo no le gustaba a Kira? Afortunadamente no fue así: se mostró cariñosa y juguetona desde el primer momento. Los chicos de la casa de acogida de Kira me hablaron de su carácter, sus costumbres, lo que le gustaba hacer, lo que no…

El día que Kira llegó a casa yo estaba nerviosísima, pero Kira se hizo con la casa desde el principio: nada más llegar ya se echó una buena siesta encima de nuestras rodillas y cogió confianza muy rápido. Ahora, un año después, creo que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

En Vive 0,0 | Mil razones para adoptar una mascota antes de comprarla

Hoy es un gran día y nadie, nadie, conseguirá cambiarlo

Cómo nos sentimos cada día suele depender más de las interrelaciones personales que hayamos tenido desde que comienza la jornada que de las circunstancias que nos rodean. Los demás influyen en nuestro estado de ánimo en gran medida y para mantener una visión neutra u optimista de las cosas, necesitamos ignorar los comentarios negativos que nos dirigen o las actitudes perjudiciales que podrían empantanar nuestro humor.

Esa frase de escuchamos tantas veces: “que no te afecte” es muy fácil de decir cuando no se está en la posición, pero casi imposible de cumplir cuando se trata de uno mismo y los comentarios negativos ya han llegado. Que no nos afecte no es fácil, pero se puede lograr. Para ello, es necesario realizar el cambio en nuestro interior, no en los demás.

¿Cómo mantener una actitud optimista en todo momento?

Lo más difícil es darnos cuenta de que esa otra persona nos está afectando, por ejemplo, es muy complicado llegar a detectar que alguien nos está creando culpabilidades de forma indirecta. Pero una vez descubierto, no será tan difícil romper esa tendencia. Si analizamos bien nuestra situación y lo que hemos hecho en el pasado, veremos que no somos culpables de nada de lo que se nos achaca.

Lo mismo ocurrirá cuando nos están manipulando: una vez veamos el efecto, tendremos que tratar de poner freno a la utilización evitando caer en sus trampas. Pero lo mejor será eludir el enfrentamiento y bajo ningún concepto será beneficioso ponerse a la altura del manipulador.

Angry businesswoman shouting on smartphone. Wearing in blue shirt and glasses. Standing over gray background

Otros efectos perjudiciales de las personas que nos rodean en nuestro estado anímico son más fáciles de percibir. Cuando la otra persona ese muy agresiva verbalmente o cuando no dirige ninguna palabra considerada hacia nosotros, cuando nos escatima los elogios… para sobreponernos al efecto que esto puede tener sobre nuestra autoestima tendremos que ser muy conscientes de nuestros propios méritos. Cuando lo seamos, no necesitaremos reconocimiento externo.

¿Cómo verlo todo desde un punto de vista positivo?

Confident young brunette with arms crossed and her jealous opponent in the background

La dificultad a la que nos enfrentamos ahora es la de tratar de mantener a esas personas en nuestra vida, pero mantener al mismo tiempo nuestro humor intacto. Muchas veces no podremos alejarnos de esas personas que podrían terminar con la alegría de nuestro día a día. Nuestro jefe seguirá teniendo autoridad sobre nosotros, ese vecino seguirá habitando cerca de casa –y si nos mudamos, es fácil que haya alguien similar en el nuevo edificio-, el familiar no dejará de formar parte de nuestro clan, incluso habrá amistades que no podamos eludir porque vengan de otra persona que sí queremos conservar en nuestro círculo… por mucho que no podamos evitar a esta gente, sí podemos modificar la forma en la que su comportamiento o sus comentarios nos afectan. Y eso depende de nosotros.

Si no conseguimos ignorar lo que los demás comentan sobre el mundo en general: lo mal que va el país, la situación laboral tan desastrosa que se ha generalizado, las pocas probabilidades que existen de que se recupere la economía… lo que podemos hacer es ver el destello de esperanza en cada uno de esas quejas. Aunque no les digamos nada para no discutir, nuestra conclusión en nuestro fuero interno será un: “sí, pero…”. “Sí, la cosa va mal, pero…” y ahí encontraremos nuestro argumento particular.

Portrait of a good looking young man with ok hand sign

Si lo que esas personas espetan son frases destructivas hacia nosotros mismos de forma directa, les daremos la vuelta por completo. Así un “nunca llegarás a nada” en nuestros oídos significará “puedo llegar muy lejos” porque sabemos que quien nos lo dice lo que quiere es aplastarnos y no lo intentaría si no fuese consciente de nuestras posibilidades.

Ser amigos de nuestros amigos

Four best friends hugging each other

Si se leen por encima los consejos que impulsan a alejarse de la gente que nos puede perjudicar, parecería que se propone una actitud egoísta que fomenta rodearnos de gente que nos vaya a proporcionar algún beneficio o hacernos sentir mejor, casi llegándonos a aprovechar de algunas amistades dispuestas a escuchar nuestros desahogos.

No se trata de eso, no podemos convertir a las amistades en paños de lágrimas, los amigos tienen que ser mucho más que eso. Tendremos que procurar aportar a los demás lo que ellos nos aportan y que el intercambio sea mutuamente beneficioso: igual que nos han escuchado y ayudado en alguna ocasión, haremos lo mismo con ellos y seremos verdaderos amigos.

Portrait Of Happy Young Couple Sitting On Floor Looking Up Ready for your text or product

Tampoco se quiere fomentar una actitud volátil o inconstante con este tipo de recomendaciones. Con la excusa de sospechar que alguien pueda influirnos de forma negativa, muchos podrían incurrir en una actitud consistente en romper amistades a la primera de cambio. Esto, a la larga, sería aún más perjudicial, pues nos quedaríamos por completo solos o tendríamos amistades poco profundas.

La recomendación no pasa por cambiar a los demás, como decíamos más arriba, ni de evitarlos por completo. Pasa por trata de cambiar por dentro nosotros mismos para que los vínculos con esas personas nos afecten de forma positiva. Por las auténticas amistades hay que luchar y, si hay algo malo en la relación, hay que encontrar cómo mejorarla.

¿De verdad esos son tus sueños?

personas que cumplen sus sueños

Algunos libros de autoayuda dirigidos a evitar que la influencia negativa de otras personas nos mine la felicidad y la autoestima están plagados de expresiones como “tus sueños”, “triunfar”, “alcanzar el éxito”… se trata de una literatura muy diseñada para personas que tienen como meta ascender en escalas sociales o laborales y que se ven afectadas por los demás en sus intentos de escalar puestos o categorías.

Pero al igual que se dice con gran razón que el dinero no da la felicidad, tampoco la obtendremos ni muchísimo menos de logros materiales o reconocimientos que se asocian a cargos con nombres más sonoros o mayor fama o notoriedad. Ser felices en una vida modesta puede ser preferible a conseguir una gran pila de éxitos que no nos dicen nada. Dedicarnos a lo que nos gusta, aunque se trate de un profesión poco llamativa, será lo que nos haga dichosos.

Si creemos que tenemos sueños muy ambiciosos, tendremos que analizar si realmente son nuestros sueños. Muchas veces esos sueños nos los han inculcado nuestros padres por causa de sus propias frustraciones o simplemente la sociedad en general con modelos de comportamiento que parecen más felices de lo que realmente son.

portrait of Happy young man looking up to copy space

El perseguir sueños desmedidos es la mayor fuente de frustraciones posible y, si bien la decepción es un precio que hay que pagar cuando estamos luchando por obtener lo que ambicionamos, sería una pena pagarlo cuando realmente eso no es lo que desamos. Si después de todas las renuncias, luchas y sufrimientos llegamos a darnos cuenta de que no era eso lo que queríamos, sería una pena. Mejor analizarlo y descubrir antes de seguir qué es lo que queremos.

Para ser felices necesitamos liberarnos de la influencia de los demás

Estamos hablando de una forma muy indirecta de influencia negativa de los demás. Se suelen mencionar a las personas que nos aplastan los sueños, que nos crean impedimentos para lograrlos o que por sí mismas constituyen un obstáculo en nuestro camino hacia esa meta. Pero las personas que nos inculcan lo que ellas han querido y no han podido alcanzar son igualmente perjudiciales para nosotros. Nos han vendido historias que no solo requerirán muchas renuncias para conseguirlas, sino que ni siquiera las queremos.

Happy successful sportswoman raising arms to the sky on golden back lighting sunset summer. Fitness athlete with arms up celebrating goals after sport exercising and working out outdoors. Copy space.

Seremos libres al cien por cien no cuando hayamos logrado que los demás no nos influyan a la hora de perseguir nuestros sueños, sino cuando sepamos auténticamente que nuestros sueños son nuestros. ¿Cuántas personas aparentemente muy ambiciosas han alcanzado la felicidad cuando por fin, después de mucho esfuerzo, han “renunciado” a aquello que creían que querían y se han “conformado” con algo más modesto? Muchas. ¿Por qué? Porque las palabras entrecomilladas nos dan la clave. No fue una renuncia, sino que significó que finalmente se dieron cuenta de que le habían vendido que era posible un imposible. No se conformaron, sino que por fin eligieron lo que realmente les gustaba.

Fotografías: iStock

Productos de temporada: qué comer en invierno para combatir el frío

La llegada del frío cambia nuestra forma de comer. Todos notamos la necesidad de comer alimentos que nos hagan entrar en calor y nos reconforten. Es entonces cuando recurrimos a los platos de cuchara, pero nuestro deseo de eliminar los excesos navideños condiciona nuestro menú. Hoy te contamos qué puedes comer en invierno para sentirte bien y combatir el frío sin excederte, recurriendo a los productos de temporada como base de nuestra alimentación.

La climatología condiciona nuestra alimentación, -es indudable-, y es el momento de aprovechar la riqueza de productos de temporada revisando el calendario de frutas y verduras para poder elegir entre los alimentos que están en pleno momento, para beneficiarnos de su mayor calidad y mejor precio, configurando nuestros menús teniéndolo en cuenta. Nos apetecen platos calientes, platos que nos sacien y nos hagan entrar en calor pero no queremos llenarnos de calorías inútiles que nos dificulten nuestro propósito de bajar lo que hemos ganado como consecuencia de los excesos navideños. Entonces ¿qué podemos comer?

Qué comer en invierno para combatir el frío sin excedernos

Los platos de cuchara basados en guisos tradicionales de patatas, ya sea condimentadas con costillas de cerdo, con almejas o chirlas o con merluza y huevo duro nos ayudan a sentirnos reconfortados por dentro mientras aprovechamos para consumir productos sanos. Es el momento de recurrir a platos de verduras como el pisto tradicional con tomate, pimiento y calabacín o las escalibadas de verdura asada.

comer en invierno guisos de patatas

Además de los guisos tradicionales basados en la patata, también debemos acordarnos de los platos de legumbres ya que son los que más nos apetecen y hay opciones para hacerlos más ligeros. Si en lugar de recurrir siempre a los “sacramentos de cerdo” como complemento de alubias, lentejas o garbanzos utilizamos verduras de temporada o los aliñamos con pescados y mariscos, conseguimos platos con menos grasa pero llenos de sabor. Los garbanzos con langostinos típicos de Cádiz o las lentejas viudas sin carne o las alubias con verduras o con perdiz en escabeche son buenas alternativas con menos calorías.

comer en invierno Puré de lentejas

Ya os dimos tres recetas para tomar lentejas por poner un ejemplo, en las que podéis encontrar buenas opciones para combatir el frío sin tener que recurrir a ingerir más calorías de las necesarias. Ensaladas de lentejas, puré de lentejas o un simple estofado, nos vendrán muy bien para encontrarnos mejor. Igual sucede con los garbanzos, a los que también dedicamos un post en el que os dábamos algunas ideas para incorporar garbanzos a nuestra dieta, una buena alternativa para incrementar el consumo de legumbres.

Productos de temporada en invierno

Teniendo en el mejor momento las alcachofas, las coliflores y brócoli, o las habitas, se me ocurren muchas ideas para preparar platos suculentos y con gran efecto saciante que nos hagan sentir bien en esta temporada. Todos son ricos en fibra, lo que nos viene muy bien desde un punto de vista nutricional y están llenos de posibilidades culinarias. Podemos preparar las alcachofas de mil y una formas, confitadas en aceite, fritas, cocidas o incorporadas a guisos y menestras y siempre nos gustará el resultado.

Alcachofas-mata

Igual que con la alcachofa, ocurre con las crucíferas, ya que la coliflor se puede tomar cocida, frita, con bechamel o de una forma moderna, en crudo, rallándola y haciendo con ella una especie de cuscus vegetal que funciona muy bien con pepino, tomate, y otras verduras. Si tenemos un pequeño huerto urbano, podremos llevar nuestras verduras de la mata a la mesa, abaratando nuestro gasto en alimentación y haciéndonos sentir orgullosos de nuestros productos.

comer en invierno frescos de temporadaCon las frutas podemos hacer lo mismo, aprovechar y disfrutar de las mandarinas y naranjas, los cítricos en general que ahora son jugosos y frescos, ideales para consumir en zumos, ensaladas y macedonias, completándolos con kiwis y manzanas, que también están en su punto. Las fresas y fresones empiezan a llegar al mercado y es el momento de preparar postres o guarniciones con este ingrediente que tanto nos gusta y que aporta pocas calorías a nuestra dieta.

Con una dieta en la que los guisos de patata, los platos de legumbres y algún estofado de carne o un guiso de pollo sean los platos fundamentales, y añadiendo un buen consumo de frutas para mantener nuestras defensas cargadas de vitaminas, comer en invierno no está reñido con mantenernos en forma y no excedernos. Recordad que lo importante es mantener un buen ritmo de vida, haciendo ejercicio y maniéndonos firmes en nuestros hábitos saludables, ya que la dieta temporal no suele ser una buena elección.

Eligiendo productos de temporada y cocinando con ellos platos sanos y apetecibles, podremos comer en invierno para combatir el frío sin decaer en nuestro propósito de sentirnos bien. Un poco de ejercicio y esta elección a la hora de cocinar nos garantizan un estado de salud envidiable para vencer el invierno y llegar en forma a la primavera, de cuya dieta ya os hablaremos más adelante.

En Vive 0,0 | Cuáles son las frutas y verduras de temporada en febrero 
En Vive 0,0 | Cómo eliminar los excesos navideños sin recurrir a la dieta

¿Cómo sería un país si sus habitantes tuvieran la asignatura de alimentación desde el colegio?

Los alarmantes niveles de obesidad en los países occidentales sorprenden desde cualquier punto de vista. Tenemos más información y formación, mejor alimentación y nuestro ritmo de vida debería empujarnos hacia una vida más sana y sin embargo ha sucedido todo lo contrario.

Una asignatura de Alimentación, Dietética y Nutrición desde los primeros años aseguraría que los adultos del mañana interiorizarían una serie de parámetros fundamentales para una vida saludable.

Alimentación y nutrición vs. vida moderna

Hace décadas, el sobrepeso y la obesidad eran considerados como un problema principalmente endocrino y, como tales, eran tratados por el especialista de endocrinología, con ayuda de personal técnico, diplomados universitarios en enfermería o en dietética y nutrición.

Sin embargo, a día de hoy, se consideran factores tales como producción, factores sociales y culturales la televisión, publicidad y otros medios de comunicación de masas, precio de alimentos, nivel socioeconómico, diseño urbanístico (cantidad de espacios verdes, parques, carriles bici, tipo de vivienda, etc.), tipo de empleo, sistemas de transporte urbano… Es decir, se ha convertido en un asunto de salud pública.

La vida que llevamos nos empuja a consumir en más ocasiones de las debidas alimentos y bebidas que antes, simplemente no existían: alimentos excesivamente procesados, refrescos químicos, bollería industrial…

La Comisión de Cultura y Deporte del Parlamento Europeo, por medio del eurodiputado español D. Santigo Fisas, aprobó en 2014 un informe en el que se solicita la inclusión en los planes de estudio de una asignatura sobre alimentación saludable y los hábitos necesarios para conseguirla. Enseñar a los niños a comer bien con una asignatura sobre alimentación saludable es tan importante como matemáticas o lengua.

¿Qué pasaría si se educara desde la infancia en unos hábitos de vida saludables?

A ese respecto, Rafael Ansón (presidente de la Real Academia de Gastronomía) y  Gregorio Varela, (presidente de la Fundación Española de la Nutrición) con el respaldo de los trabajos y estudios llevados a cabo durante años por  Valentín Fusterdestacaban la necesidad de incorporar los conocimientos de alimentación, de nutrición y la educación del gusto.

Experiencias que, a lo largo de la historia se aprendían a través de la familia, que en la actualidad, ya no cumple esa función, por lo que es indispensable que las Escuelas y Colegios enseñen a los niños a comer, tanto desde el punto de vista saludable como del sensorial.

También es un tema que preocupa a los chefs más reputados como Ferrán Adriá, asesor de la Fundación Alicia, que desde 2004, promueve la buena alimentación y  la lucha contra la obesidad  o el británico, Jamie Oliver, quien ha impulsado la campaña “Food Revolution Day”, con el objetivo de involucrar al mayor número de países en la inclusión de “la comida” como una asignatura más en los programas educativos de sus centros escolares.

Dieta mediterránea, la alimentación de antaño

alimentacion-frescos

La dieta mediterránea se caracteriza por la abundancia de alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, cereales, patatas, frutos secos, etc.) frescos o mínimamente procesados, la escasez de productos ricos en azúcares refinados y carnes rojas, la presencia del aceite de oliva como la principal fuente de grasa, la ingesta de queso, yogur, pollo y pescado en cantidades moderadas y el consumo de vino en las comidas. Los países del área mediterránea que seguían este patrón dietético durante la década de los sesenta, cuentan con una esperanza de vida entre las más altas del planeta y con tasas muy bajas de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, como las cardiovasculares y el cáncer.

Sin embargo, según un estudio de la Universidad Carlos III,  las evidencias epidemiológicas sobre los efectos beneficiosos de la dieta mediterránea eran prácticamente inexistentes hasta hace poco, lo que impulsó el diseño de índices de la dieta meditarránea y de sus efectos sobre la salud.

Estos índices se han establecido de manera similar cada uno de los elementos que caracteriza la dieta mediterránea (ejemplo, alto consumo de aceite de oliva) constituye un componente del índice global. Para cada componente se divide a la muestra bajo estudio en dos grupos de igual tamaño tomando como punto de corte la mediana en la ingesta de ese componente, en nuestro ejemplo la mediana de consumo de aceite de oliva.

Una vez hecho esto, aquellos individuos cuyo comportamiento se aproxima más al patrón mediterráneo reciben un punto en ese componente, en nuestro ejemplo los que tienen una ingesta de aceite de oliva superior a la mediana, mientras que el resto recibe una puntuación de cero. Así se va analizando el resto de componentes del índice  y se suma la puntuación de los mismos para obtener el valor total del índice: a mayor puntuación, más próxima es la dieta al patrón mediterráneo.

El informe concluye asegurando que en la última década,  se han encontrado una relación inversa y significativa entre la mortalidad total y la puntación de diversos índices de calidad de la dieta basados en el patrón mediterráneo, tanto en poblaciones del área mediterránea como en otras con hábitos dietéticos muy diferentes

Interiorizando la salud

alimentacion-endocrino

Así, para la prevención y el desarrollo de enfermedades crónicas y carenciales, estos estudios proporcionan a los expertos el soporte científico para establecer recomendaciones nutricionales dirigidas a conseguir una alimentación saludable. Para ello se han establecido una serie de ingestas recomendadas de nutrientes y de objetivos nutricionales (ON).

Lo deseable sería que todos y cada uno de los individuos de la población tuvieran una ingesta equivalente o superior a la recomendada, ya que los individuos con un consumo igual o superior al recomendado tienen un riesgo prácticamente nulo de caer en una situación de ingesta deficiente.

La labor de las autoridades es fundamental y un mayor rigor en el etiquetado de los productos ayudaría a una mejor alimentación de la población y a un mayor conocimiento de lo que está haciendo bien y mal. También un cambio en las políticas de incentivos fiscales que abaraten productos sanos como el aceite de oliva o los productos bio o ecológicos y graven con más dureza a las grasas trans y otros productos menos beneficiosos para nuestra salud.

La contradicción como forma de vida

alimentacion-dieta

Pero ¿cuantos de nosotros leemos las indicaciones nutricionales de un paquete de galletas, unos cereales, un frasco de tomate frito o una mermelada? No se trata solo de que el gobierno de una nación se ocupe de lo que comen sus habitantes, sino que estos sean lo suficientemente maduros para decidir la opción más sana, que por otra parte no tiene porqué ser la que más afecte a nuestros bolsillos.

¿Cuantos optamos por tomarnos un tiempo para desayunar, almorzar, tomar una media mañana o merienda y por supuesto una cena adecuada y en un horario adecuado, en vez de comer cualquier cosa que “mate el gusanillo”? Todo eso es importante a la hora de cuidarnos.

Por supuesto que los controles de calidad y sanitarios deben estar siempre alerta y más en el caso de la salud pública y la alimentación. Y estaría genial una asignatura obligatoria de Alimentación, Nutrición y Dietética desde el colegio, pero somos nosotros quienes debemos educar a nuestros hijos con el ejemplo, con el consumo de frutas y verduras de temporada, incluso con un pequeño huerto urbano en el balcón (muchos centros educativos ya los tienen en el jardín o el patio).

alimentacion-huerto

Es decir, la labor de las autoridades en esta materia es complicada pero necesaria y la educación en alimentación, ya sea en el colegio o en casa (o en el colegio y en casa) es fundamental para conseguir una población concienciada con el famoso “somos lo que comemos”.

 

IImágenes | Flickr

En Vive 0,0 |  Comida saludable: cuánto hay de realidad y cuánto de mito en los nuevos hábitos alimenticios

En Vive 0,0 |  Paleodieta, paleotraining, paleovida… Cómo volver al paleolítico en pleno S. XXI

En Vive 0,0 | 11 titulares sobre salud que queremos que algún día se hagan realidad

En Vive 0,0 | La auténtica receta de ceviche peruano para hacerlo casero

Los libros que tienes que leer si quieres empezar a correr en 2016

Uno de los propósitos estrella a principios de año es el de ponernos en forma y comenzar a cuidarnos más. Para ello, la opción elegida por muchos de nosotros suele ser comenzar a salir a correr: te compras las zapatillas adecuadas, ropa de abrigo para pasar los meses de duro invierno, preparas una playlist con la música que te gusta y ya estás listo para salir a quemar suela. Pero, ¿qué pasa con la motivación para salir a correr a pesar del frío y del cansancio? Esa motivación la puedes encontrar en los libros y, para ponértelo más fácil, te traemos algunos de ellos.

Los libros que te inspiran para comenzar a correr

Antes de nada, lo que más necesita una persona que va a comenzar a correr es una buena dosis de motivación, y podemos conseguirla a través de la lectura. Quizás lo primero que nos preguntamos cuando vamos a comenzar a correr es qué vamos a sentir mientras estamos haciéndolo: ¿qué sensaciones nos invadirán? ¿en qué pensaremos mientras corremos? Para hacernos una idea de todo esto y de todo lo que podemos conseguir a través del running, el mejor libro que os podemos recomendar es un clásico: De qué hablo cuando hablo de correr, de Haruki Murakami.

Esta obra es un ensayo lleno de reflexiones y de anécdotas de estilo auobiográfico, donde el autor nos cuenta las sensaciones y pensamientos que le han acompañado durante los entrenamientos para sus más de 20 maratones y alguna carrera de larga distancia. En el libro podemos experimentar su evolución como atleta, pero también tiene un lado mucho más personal y humano a través del cual conocemos las lecciones vitales que ha aprendido a través de este deporte. Si quieres saber lo que se siente al entrenar o al cruzar la meta, primero lee este libro y luego sal a correr.

Otro libro que nos inspira a correr es Correr o morir, del corredor de montaña español Kilian Jornet. A sus 28 años, Jornet lo ha ganado ya casi todo: sus hazañas son famosas en todo el mundo y podéis disfrutar de ellas en el documental Summits of my life. En el libro, Jornet no solo nos habla de sus entrenamientos y de sus carreras, sino que también comparte con nosotros su motivación: qué es lo que hace para no perder ni un entrenamiento ya haga frío, calor o nieve, y qué es lo que le mueve para, además, disfrutar de ello.

Uno de los motivadores por excelencia del panorama nacional es Espíritu González, el policía que corre maratones. En su primera obra, De patrulla con Filípides, González comparte con nosotros sus experiencias como corredor y cómo le afecta en su crecimiento personal y profesional. Su segundo libro, Del sueño a la meta, mucho más centrado en la motivación, nos habla de los tres pilares fundamentales sobre los que se construyen nuestros sueños de corredores: fortaleza mental, positividad y esfuerzo diario.

Los libros que te ayudan a mejorar tu técnica de carrera

Libros

¿Ya tienes toda la motivación que necesitas? ¡Entonces es hora de ponernos manos a la obra! La técnica de carrera es el aspecto más importante a tener en cuenta cuando comenzamos a correr: no solo nos hará ser mucho más eficientes en carrera, correr más rápido y cansarnos menos, sino que también nos protegerá frente a las más que posibles lesiones y dolores que sufriremos durante nuestra vida de corredores. Estos son los libros que necesitas leer para tomar nota de todo.

Libros escritos por atletas célebres

¿Quién mejor que los corredores más exitosos de nuestro país para darnos consejos sobre la técnica de carrera? En este apartado podemos incluir los dos libros publicados de uno de nuestros mejores y más mediáticos atletas: Chema Martínez. En No pienses, corre (su primera obra) y No pienses, corre más (la más reciente), Chema nos habla de los secretos de la técnica de carrera, el tapering, el entrenamiento invisible… Todo lo que necesitamos para mejorar día a día en nuestras zancadas.

Libros escritos por y para mujeres

Las mujeres son el público target más importante del mundo del running. Cada día son más las que se animan a comenzar con este deporte, y muchas de ellas sin estar en forma o sin haber practicado actividad física jamás. Para acompañarnos en este viaje y comenzar en el running no hay mejores compañeras que Cristina Mitre (Mujeres que corren) y Alma Obregón (¡A correr!). Cabe destacar que ninguna de ellas se dedica profesionalmente al atletismo, pero cuentan con fantásticos asesores deportivos para ofrecernos los mejores consejos a la hora de ponernos en forma.

Libros de distintos métodos de carrera

Una cosa es calzarse las zapatillas y salir a correr sin más, y otra muy distinta es hacerlo de forma consciente, mindful running lo llaman algunos. Si quieres conocer y comenzar a entrenar con métodos distintos de carrera no puedes perderte Natural Running, de Danny Abshire, en el que se nos habla de los beneficios de correr “de forma natural” y un plan de ocho semanas para conseguirlo, y Chi Running, de Danny Dreyer, donde podemos conocer esta técnica de carrera basa en el Pilates, el Tai-Chi y el Yoga. Dos formas diferentes e interesantes de aproximarnos a un modo diferente de correr.

Ahora ya estás totalmente equipado para comenzar a correr y a ponerte en forma este 2016. Solo te falta lo principal: atarte los cordones y salir por la puerta para dar tus primeras zancadas.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Barefoot Running: ¿de verdad es bueno correr descalzo?

Hazte una funda para el portátil con una camisa vieja

Aprovechar los materiales que tendrían que ir a la basura es una práctica buena para el medio, pero también muy divertida y satisfactoria para nosotros mismos. Para no tener que tirar aquella camisa de franela o aquella falda de tela escocesa que tanto nos gustaba, vamos a proponer una forma de reciclarla y reutilizarla con un uso muy necesario hoy en día.

Como se trata de una tela gruesa, tu dispositivo electrónico quedará muy protegido y los cuadros son lo que más se lleva ahora, por lo que tendrás la funda más hipster de todo tu coworking. A continuación, vamos los pasos en dos niveles: con cremallera para los más hábiles en costura y con otro tipo de cierre para principiantes. Pero en cualquier caso es algo realmente fácil de hacer, si se compara con prendas de ropa.

Si tienes una camisa de franela que ya no utilices porque las mangas están muy raídas o tiene algún roto o mancha, puedes aprovecharla para hacerte una funda para el portátil, la tableta o el teléfono DIY, incluso con una misma camisa podrías hacer fundas conjuntadas para el portátil y el Smartphone. Puedes elegir entre hacerla de una misma tela o confeccionar un patchwork de diferentes diseños y colores si es que dispones de varias prendas para desechar.

Si la tela es bastante gruesa, como es la de algunas camisas pensadas para el invierno o la de las faldas de tablas, ya sea de uniforme escolar o de cualquier otra procedencia, es posible hacer la funda sin más. Si la tela es fina, será necesario comprar un plástico como el de las fundas que hay a la venta. Es un plástico generalmente gris, similar al del neopreno, que se puede coser como la tela y que utilizaremos en la parte interior, quedará invisible.

Young creative woman sitting in the floor with laptop./ Casual blogger woman

Lo que necesitas para hacer tu funda de portátil

Hilo, tijeras, una tiza para tela o cualquier lápiz de color claro y o bien botones o bien cremallera es lo único que faltaría para continuar. Podría venirte bien igualmente un plástico protector que utilizaríamos en el interior para aumentar el grosor. Si sabemos utilizar la máquina de coser, aunque sea de forma rudimentaria, el trabajo quedará mejor y el proceso será más sencillo.

En el caso del patchwork, comienza por trabajar este aspecto: elige los tamaños de los retales, combina los colores como mejor creas que queden… puedes seguir los cuadros de los propios diseños de las telas o jugar a romperlos y hacer un patchwork desigual, con líneas diagonales y retales de diferentes tamaños.

Production of garment with a sewing machine.

Cuando ya tengas el patchwork o si vas a usar la tela tal cual, llega el momento de tomar medidas. Sitúa el portátil o tablet sobre la tela y dibuja su silueta dejando alrededor dos o tres centímetros que utilizaremos para coser. El proceso va a ser el mismo tanto para tablet, como para ordenador, como para smartphone.

Funda con botón o cierre

Veamos primero la versión más sencilla, recomendada para personas con poca experiencia en costura. En lugar de ponerle una cremallera, acabaremos la funda con una solapa y un botón. Por lo tanto, la medida de la tela tiene que sobresalir por arriba un tanto más, es decir, como si pudiésemos envolver nuestro gadget con tres vueltas. La última parte, la doblaremos en dos y con ella haremos la solapa, concluyendo como si fuese un sobre.

High angle detail of hands working on piece of fabric on automatic sewing machine, with fabric stacked on the side

Dibujando la silueta de nuestro aparato electrónico sobre la tela, dejamos los sobrantes indicados más arriba. Entre medias de los dos, dejaremos un espacio del grosor del portátil o tableta. Coseremos por el envés hasta que tenga forma de sobre, con un tercio más que nos queda colgando. Ese último tercio se doblará y se coserá sobre sí mismo. En la mitad de la funda, se cose un botón y en la solapa se añade un cordelito o una tira fina de la misma tela para no tener que hacer un ojal.

Funda con cremallera para los más valientes

Si vas a ponerle cremallera y terminarlo todo a máquina, es preferible hacer dos piezas iguales para coser con un ribete lateral, que puede ser de la misma tela, pero reforzándola con un doblez, o puede salir de un material algo más resistente de un color liso. El mismo color se utilizará para la cremallera.

male tailor working with sewing machine and cloth in workshop

Con el plástico protector, haremos dos piezas exactamente iguales y las trabajaremos de una en una. Cada una de las piezas la coseremos a la tela de franela a máquina uniendo todo un lado, siempre de los más anchos. Una vez sujetas las dos telas por ese lado y ayudándonos de alfileres en el otro extremo, haremos unas pasadas de máquina que juntarán más los materiales. Puedes hacerlas rectas, siguiendo los cuadrados del dibujo o en diagonal. Haz unas tres costuras por cada lado, cruzándolas con otras tres en sentido perpendicular. Repite esto en los otros dos fragmentos de tela y plástico.

funda portatil franela

Ahora tenemos los dos lados completos de la funda. Cogemos el ribete que hemos preparado previamente según el grosor de nuestro portátil y lo unimos a las piezas principales cosiendo por el interior. Coseremos de esta forma solo tres de los lados para dejar un último para la cremallera. Dejaremos que la cremallera entre dos centímetros en cada lado para que sea más fácil extraer el aparato. Cuando más apretado lo hagamos, menos nos ocupará en maletas y mochilas.

De la misma forma y con las mismas telas, podemos hacer también la mochila en la que llevar nuestros útiles de trabajo o un estuche donde guardar cables, discos duros y todo lo que nos haga falta en la oficina. Veremos más adelante otras recomendaciones similares para continuar aprovechando todo aquello que no queremos tirar.

hombre cosiendo funda a máquina

Fotografías: iStock Photos de Getty Images.

Qué gano al asegurar la bicicleta y qué debería tener en cuenta al hacerlo

Que el sector de las bicicletas está en alza no es ningún secreto. No solo se trata del movimiento que lleva a recuperar la bici en la ciudad como medio de transporte relacionado con el ocio, la bici también se beneficia del auge que está cogiendo el wellness, esa búsqueda que tenemos para sentirnos saludables y mejor físicamente, en la que este vehículo es perfecto para llevar a cabo ese ejercicio moderado que necesitamos. Por eso el sector de los seguros ha sacado productos enfocados a este colectivo ciclista. Vamos a ver qué ganas al asegurar la bicicleta y qué deberías tener en cuenta a la hora de hacerlo.

El principal motivo para contratar el seguro es la tranquilidad que nos ofrece ante cualquier percance. Nadie quiere tener un accidente, pero a veces ocurre. Da lo mismo que sea un accidente mientras circulamos o hemos sufrido un robo de la bici mientras estaba aparcada en la calle o la guardábamos en el trastero del garaje. El sector asegurador trata de dar respuesta a las demandas de los ciclistas. Vamos a ver qué nos ofrecen para ello.

Asegurar la bicicleta: del seguro básico a coberturas a todo riesgo

Lo cierto es que el seguro nos ofrece coberturas contra diferentes tipos de situaciones que se pueden producir cuando circulamos en bici. Por un lado, los daños a terceros que podemos provocar, ya sea por un atropello o un accidente con otro vehículo. Sería un seguro de responsabilidad civil el que cubriría estos percances, además de protección jurídica en caso de que alguien nos denuncie por cualquiera de ellos. Su coste suele estar en torno a los 20-25€ al año.

El seguro de robo de bicicletas es otra de las modalidades más demandadas, tanto por los ciclistas urbanos como por los ciclistas más deportivos que realizan salidas de ocio los fines de semana. En el primer caso porque la bicicleta se suele quedar aparcada y asegurada en alguno de los aparcamientos para bicis que existen en la ciudad. Si anclamos la bici a algún elemento de mobiliario urbano, además de ser una práctica prohibida en la mayoría de las ciudades, debemos tener en cuenta que puede que perdamos la cobertura si no la hemos fijado adecuadamente. Además el candado debe estar homologado, algo básico para que el seguro nos cubra el robo.

Para los que hacen un uso más deportivo, este tipo de seguros también cubren los robos en trasteros, algo que aunque tengamos seguro de hogar normalmente no quedan cubiertos si los trasteros se encuentran en zonas comunes sin vigilancia, como puede ser normalmente el garaje. En este caso, tenemos la posibilidad de ampliar la cobertura del seguro del hogar para que incluya también el trastero o buscar un seguro específico de robo para bicicletas. Dentro del trastero la bicicleta también debe estar candada a un elemento fijo para que el seguro lo cubra en la mayoría de las pólizas. Es una parte de la letra pequeña que es importante leer con detenimiento antes de contratar el seguro. Los costes de estos seguros estarán en función del precio de la bici que vamos a asegurar. No es lo mismo una bici de triatleta de 9.000 euros que una de ciudad de 150.

carreras-ciclistas-duras1

Por último, tenemos un seguro a todo riesgo, que, además de las coberturas de responsabilidad civil contra terceros y robo, ofrece coberturas por gastos médicos, o en casos extremos, muerte o invalidez. En este caso también suelen ofrecer asistencia en viaje, tanto para ciclista como para bicicleta, incluyendo el traslado, remolque y rescate de la bicicleta en los supuestos de avería, accidente, pinchazo, o falta de aire en las ruedas. Esto es bastante útil si nos quedamos tirados en una salida de ocio que realizamos y estamos lejos de casa, sin posibilidad de que nos venga nadie a buscar. Aquí hay que tener en cuenta si en el seguro nos indicaba si debíamos llevar casco o no para la cobertura de estos siniestros. Esto es importante, porque, aunque fuera de ciudad es obligatorio, en movilidad urbana no es tan habitual utilizarlo.

En este caso es interesante pensar qué tipo de bicicleta utilizamos. Con la bici de carretera no habrá ningún tipo de problema, pero la cosa se complica si practicamos bicicleta de montaña, donde los caminos por los que puede acceder la bici no siempre llegará la asistencia. En este caso es interesante leer bien las condiciones del seguro de asistencia en viaje, para luego no llevarnos sorpresas.

Federarte como cicloturista para tener un seguro

peloton-ciclista

Si hacemos un uso más intensivo de la bici, también podemos apostar por federarnos, ya que la licencia ya nos da un seguro. De esta forma, si durante una salida en bici nos distraemos y nos llevamos por delante a un compañero, los daños que sufra este y su bicicleta irán a cargo del seguro de la licencia. Este seguro de día, específico de la prueba, tendremos que pagarlo igualmente si tenemos un seguro contratado por nuestra cuenta.

Además, si nos apuntamos a alguna marcha cicloturista, no tenemos que contratar el seguro de dicha prueba que se celebran bajo el amparo de las diferentes federaciones territoriales. Al estar federados disponemos de un seguro anual. El coste de esta licencia dependerá de la federación en la que estemos, ya que no es el mismo dentro de cada comunidad. Los precios suelen variar en función de si salimos o no de la Comunidad en la que estamos federados. Además suele ser obligatorio pertenecer a un club ciclista para poder federarnos.

Seguros de viaje para ciclistas

cicloturismo en grupo

Por último, si somos practicantes del cicloturismo, existen seguros de cobertura de viaje. Aquí tenemos que tener en cuenta si nos cubre la anulación del viaje que tenemos contratado así como las opciones de repatriación, en caso de que viajemos fuera de nuestro país, tanto para nosotros como para la bici en caso de que suframos un percance. También los gastos médicos y la asistencia, donde los límites que tienen ya que en países fuera de la Unión Europea pueden ser considerables.

Se trata de tener un seguro que nos permite disfrutar de nuestro viaje con la tranquilidad de que si algo va mal o el viaje se anula, no perderemos todo el dinero o generaremos una deuda por los gastos contraídos debidos a dicho accidente. Todos estos seguros y sus costes los podemos evaluar a través de comparadores para seguros, de los que existen algunos especializados en el mundo de la bicicleta para que puedas ver las diferentes ofertas que tienen las aseguradoras para el colectivo ciclista.

En Vive 0,0 | Todo lo que necesitas saber sobre seguros para bicis, ¿de verdad necesito uno?

Espiralizadores y zoodles, la pareja de moda para comer más sano

A todos nos gusta mucho comer platos de pasta italiana y aunque somos conscientes de su alta carga calórica, los preparamos cada semana de mil y una formas diferentes. Desde hace tiempo y con el ánimo de reducir la ingesta de calorías, ha surgido una nueva tendencia: Espirilizadores y zoodles, la pareja de moda para comer más sano. Se trata de sustituir hidratos de carbono por hortalizas preparando con ellas la misma receta que si se estuviera utilizando pasta.

Hoy te vamos a contar cómo hacer estos platos saludables que se asemejan a platos de pasta, ya que en estos trampantojos a los que se denomina zoodles, se sustituye ésta por tiras de calabacín. Aunque su preparación es sencilla, conviene recordar que estos platos son platos de verdura y no platos de pasta por lo que en su elaboración hay que tener en cuenta técnicas diferentes a las que explicamos en la preparación de platos de pasta.

Los zoodles, la nueva “pasta” hecha de hortalizas

El nombre de zoodles es un juego de palabras en el que se alude a los noodles pero se cambia la priemra letra por la “Z” de zucchini, el nombre con el que se conoce al calabacín en muchas zonas del mundo.Es decir, zoodles quiere decir, noodles hechos con calabacín. En realidad, los zoodles se pueden elaborar con otras hortalizas susceptibles de cortarse en forma de hilos o cintas, tales como zanahorias, calabacines, calabazas o incluso berenjenas.

También se pueden hacer estas tiras en espiral con remolacha, patata o pimiento por lo que las posibilidades que nos da esta técnica son muchísimas. Una vez cortadas las tiras, conviene dejarlas en remojo en agua fría o escaldarlas para evitar que se rompan, antes de proceder a ejecutar la receta, que normalmente será una variación de recetas clásicas de pasta, con nata, con pescado o con otros vegetales salteados.

Cómo hacer zoodles en casa

La técnica es fácil, basta con cortar láminas finas del ingrediente a utilizar como sustituto de la pasta y después cortarlas en tiras alargadas. Esta labor se facilita bastante si se cuenta con una mandolina o se tiene un poco de “mano” con el cuchillo. Para algunas hortalizas, es posible utilizar un nuevo artilugio o herramienta de cocina que los realiza automáticamente: los espiralizadores.

Los espiralizadores, la herramienta específica

espiralizadores para zoodlesPara tardar poco tiempo y hacer una buena cantidad de zoodles para una comida familiar, existen máquinas más o menos sofisticadas que se los elaboran. Basta meter el ingrediente a cortar y girar el aparato para ver cómo los hilos o cintas deseados comienzan a surgir. Existen en el mercado muchos tipos de espiralizadores (máquinas que hacen este tipo de corte en espiral) y como muestra podéis ver algunos en la imagen.

En realidad, adquirir uno de estos aparatos tiene más un impacto visual que una utilidad real porque entre preparar el espiralizador y después limpiarlo casi se va más tiempo que si nos ponemos a hacerlos de forma manual utilizando un cuchillo o un simple pelador, tal como os contamos a continuación. De todas formas, resultan divertidos y originales y pueden tener esa utilidad extra de hacer pasarnos un buen rato compartiendo la tarea de la elaboración de las cintas con amigos o seres queridos.

Cómo hacer zoodles con un cuchillo

cómo hacer zoodles con un cuchillo

Teniendo un poco de paciencia es fácil preparar zoodles caseros utilizando un pelador de verduras o un cuchillo. Por mi parte, soy un fan de estas recetas de pasta hecha a base de calabacín y normalmente lo que utilizo es un pelador. Dando pasadas sobre un calabacín, es sencillo obtener cintas anchas tipo fettuccini o pappardelle. También me gusta hacerlos con cuchillo, pero en ese caso prefiero cortar láminas de calabacín o calabaza con una mandolina y después las troceo en láminas finas formando cintas o hilos, dependiendo del ancho que le de a cada corte.

Algunas recetas de zoodles que puedes probar

En general, toda receta de pasta larga se puede realizar sustituyendo la pasta (espaguetis, tallarines, fettuccini) por los zoodles. De todas maneras, mi experiencia es que las salsas basadas en tomate quedan peor con los zoodles, ya que el resultado se convierte prácticamente en un “pisto”, que aunque es una receta que nos encanta, no tiene el engaño visual de parecer una receta de pasta.

zoodles con tomate cherry

Por ese motivo, para cocinar este tipo de trampantojos, os recomiendo las recetas de falsos tallarines de calabacin con salmón ahumado, los falsos pappardelle con tomates cherry y queso de cabra, o falsos fettuccini con setas, tres combinaciones que funcionan muy bien y en las que procedemos a ligar la salsa y los tropezones con un poco de nata líquida. Al servir la salsa sobre los zoodles, el aspecto visual es estupendo y el resultado es un “falso plato de pasta” lleno de vitaminas y con muchas menos calorías e hidratos de carbono.

Para elaborar las recetas, después de cortar los zoodles, recomendamos escaldar los calabacines en agua durante uno o dos minutos enfriandolos a continuación. Preparamos la salsa, salteando los ingredientes y añadiendo la nata, dando una leve cocción y sazonando con sal, pimienta y en su caso queso parmesano. Cuando la salsa está lista, salteamos los zoodles en una sartén con una cucharada de aceite de oliva y añadimos la salsa por encima, mezclando y sirviendo inmediatamente.

ensaladas de zoodles

También se pueden utilizar los zoodles, en especial los que se hacen con espiralizador en forma de hilos o espaguetis, para preparar ensaladas. Así se consigue dar mucho volumen al plato aunque no haya mucha cantidad, lo cual es de agradecer cuando pretendemos comer menos cantidad, pero nos apetece ver un plato bien lleno para aceptarlo mejor. Un simple aliño ligero y el crujiente de las verduras recién cortadas nos dejará bien satisfechos.

Con estas nuevas ideas, vuestro repertorio de platos de verdura puede ser mucho más variado y original y sin duda resultará más apetecible para toda la familia. Si con estas sugerencias contribuimos a que todos comamos mejor y nos sintamos más saludables, habremos dado un buen paso ¡Buen provecho!

En Vive 0,0 | Wok asiático de verduras o noodles
En Vive 0,0 | Yuca, romanesco, Pakchoi, cúrcuma… y esto ¿cómo se come?
En Vive 0,0 | La receta de calabacines rellenos de arroz y carne picada
Imágenes | iStock

Yo puedo, yo puedo… No lo digas, hazlo, desarrolla tu fuerza de voluntad

Para muchos mantener las intenciones es tan dificil, que un par de meses después de emprender nuestras metas, abandonamos y olvidamos nuestros propósitos. Ya sea hacer dieta, dejar de una vez por todas el tabaco, conseguir retos deportivos, como aprender a cocinar o no faltar a clase, cuando te has abandonado a la pereza o no tienes motivación para continuar, y es que nos falta fuerza de voluntad.

¿Cómo podemos desarrollar la fuerza de voluntad?

El método Kaizen

La expresión Kaizen viene de las palabras japonesas “kai” y “zen”, que en conjunto significan la acción del cambio y el mejoramiento continuo, gradual y ordenado. Adoptar el kaizen es asumir la cultura de mejoramiento continuo que se centra en la eliminación de los desperdicios y en los despilfarros de los sistemas productivos.

Un largo camino comienza con un pequeño paso, es la frase que resume el sentido del kaizen: todo proceso de cambio debe comenzar con una decisión y debe ser progresivo en el tiempo, sin marcha atrás.

Este método se utiliza también en psicología para la obtención de metas, la esencia del Kaizen es realizar el mejoramiento de los procesos antes de esperar que se obtengan resultados mejorados. Es decir que los problemas de la calidad deben atacarse de raíz. Eso se logra mediante un mejoramiento continuo a través de pequeñas y grandes acciones, pero de forma diaria.

El Kaizen es una idea que debe trabajarse todos los días. Esta metodología exige compromiso y disciplina (no olvidemos que viene de Japón, donde estos dos conceptos están muy arraigados junto a la milenaria filosofía de superación)

El Kaizen utiliza el Circulo de Deming como herramienta para la mejora continua. Este círculo de Deming también se le llama PDCA por sus siglas en inglés. (William Edwards Deming  fue un estadístico estadounidense, profesor universitario, autor de textos, consultor y difusor del concepto de calidad total. Su nombre está asociado al desarrollo y crecimiento de Japón después de la Segunda Guerra Mundial)

  • Plan (Planear): En esta fase el equipo pone su meta, analiza el problema y define el plan de acción
  • Do (Hacer): Una vez que tienen el plan de acción este se ejecuta y se registra.
  • Check (Verificar): Luego de cierto tiempo se analiza el resultado obtenido.
  • Act (Actuar): Una vez que se tienen los resultados se decide si se requiere alguna modificación para mejorar.

Inteligencia emocional

laberinto

La inteligencia emocional es una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual. De esta manera se puede usar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

Las emociones son importantes para el ejercicio de la razón. Entre el sentir y el pensar, la emoción guía nuestras decisiones, trabajando con la mente racional y capacitando —o incapacitando— al pensamiento mismo. Del mismo modo, el cerebro pensante desempeña un papel fundamental en nuestras emociones, exceptuando aquellos momentos en los que las emociones se desbordan y el cerebro emocional asume por completo el control de la situación.

En cierto modo, tenemos dos cerebros y dos clases diferentes de inteligencia: la inteligencia racional y la inteligencia emocional y nuestro funcionamiento vital está determinado por ambos.

De lo que se trata es de utilizarlas ambas, que se compensen para lograr lo que deseamos. De todas maneras, el tema es más complejo y podráimos estar hablando durante horas y horas sobre las diferentes teorías y visiones. Aquí podéis leer un resumen las teorías del Prof. Daniel Goleman, experto en la materia y codirector del Consortium for Research on Emotional Intelligence in Organizations en la Universidad Rutgers, que tiene como misión fomentar la investigación sobre el papel que juega la inteligencia emocional en la excelencia.

Manteniendo las motivaciones con fuerza de voluntad

voluntad-tabaco

Cambiar o empezar de nuevo, por pequeña que sea la faceta de nuestra vida que queramos modificar, es algo que impone, pero no es imposible. Con el enfoque adecuado, seguro que lo puedes conseguir.

Primero, fíjate un objetivo. Empieza anotando lo que quieres conseguir: tu meta principal, lo que deseas que se haga realidad. Está bien soñar a lo grande es la forma en que mucha gente consigue lo que desea. Lo único que debes recordar es que, cuanto más ambiciosa sea la meta que te fijes, más tendrás que esforzarte para alcanzarla.

Sé específico. Es mucho más fácil planificar y alcanzar un objetivo concreto que uno vago. Cada persona es un mundo, dejar el tabaco tras tres años, no es lo mismo que dejarlo tras 30 años, evidentemente.

Sé realista. La gente a menudo abandona sus objetivos porque sus expectativas son poco razonables. Parte de la capacidad de mantener la motivación depende de ser realista sobre lo que uno puede conseguir dentro del período de tiempo que se ha fijado.

Escríbelo. Pon tu objetivo específico por escrito. Luego vuélvelo a escribir. Una y otra vez. Las investigaciones muestran que escribir un objetivo forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo. Escribe tu objetivo cada día para no perderlo de vista y para reforzar tu fuerza de voluntad y recordarte a ti mismo lo mucho que deseas alcanzarlo.

Fragméntalo en objetivos parciales. Todo cambio requiere autodisciplina. Necesitas dedicar una atención constante para no apartarte de tu propósito. Una forma de allanar el camino es dividir el objetivo en pequeños pasos.

Pensamiento positivo

pensamiento-positivo

Cambia tu mente para cambiar tu vida. Modificar los pensamientos que transcurren dentro de cada uno de nosotros es el primer paso para hacer frente a situaciones o estados de ánimo que nos resultan complicados o desagradables. La Psicología Positiva puede ser un arma para cambiar un estado de ánimo con fuerza de voluntad.

Cambiar un pensamiento negativo en positivo tiene un proceso que depende también de la naturaleza de ese pensamiento negativo. La meditación, la concentración y el autoconocimiento (lo que en Psicología llaman “mindfulness”), son una herramienta muy poderosa para alcanzar conciencia plena de lo que estamos viviendo aquí y ahora, para vivir cada momento con plenitud.Tenemos que educar nuestra fuerza de voluntad para conseguirlo.

 

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 |  9 beneficios que no sabías del ejercicio físico para tu cerebro