Empoderamiento personal: cómo pasar de la teoría a la práctica

  • Mente
cat-icon-on-post

Cuando hablamos de empoderamiento nos referimos a la capacidad de tomar las riendas –el poder— de nuestra vida personal y de nuestro trabajo, para lo cual es necesario pararse a observar cómo funcionan hasta ahora los aspectos que los rigen.

Antes de poder hacer nada por cambiarlos o potenciarlos, debemos conocer cómo son, por lo que el primer paso imprescindible es el análisis y la toma de consciencia. Existen muchos libros y hasta discursos que nos pueden ayudar a observar nuestro interior y lo que nos rodea con la intención de realizar este análisis.

Qué aspectos debemos analizar

Tenemos que conocernos bien a nosotros mismos, lo cual puede ser mucho más difícil de lo que parece. Una vez seamos realmente realistas con respecto a cuáles son nuestras cualidades y nuestros defectos, podremos sacarles partido a estas y minimizar estos.

Es posible que nos estemos guiando por una serie de valores sin ser conscientes de ellos. Tal vez en ocasiones nos dirigimos hacia un camino concreto o tomamos ciertas decisiones por causa de un sentimiento de obligación que se nos ha inculcado sin que lo sepamos. Debemos profundizar para conocer estos valores que nos mueven.

Una vez conocidas nuestras habilidades, tenemos que saber cuáles son las que nos hacen falta y aún no poseemos. A partir de práctica, estudio u observación tenemos la posibilidad de adquirirlas. Además de capacidades, necesitaremos información, una herramienta imprescindible para alcanzar logros.

Empoderamiento significa tomar el control

Hemos hecho un análisis de nuestras circunstancias internas y externas. Pero no nos podemos quedar ahí, ese solo es el arranque. Para sentirnos mejor falta dar el paso real para poner en práctica las conclusiones a las que hemos llegado y ese paso solo lo podemos dar nosotros.

Tehnology concept: Happy selfie. Handsome young man holding camera and making selfie and smiling.

Para ponernos en marcha debemos plantearnos unos objetivos que han de ser realistas y muy específicos, no valdría eso de “quiero ser más feliz”, “quiero una vida tranquila”. Tenemos que plantearnos dónde está lo que nos impide ser felices o vivir tranquilos para modificar la causa y así se logrará el efecto.

Lograr el empoderamiento significa tomar el control de las circunstancias que gobiernan nuestras facetas vitales, con la intención de lograr nuestras metas. Darnos cuenta de cuáles son nuestros fuertes y nuestras debilidades para estar mejor equipados para lidiar con los problemas.

De esta forma, se conseguiría fomentar el crecimiento personal y el sentido de realización, además de la contribución que hacemos como individuos y como miembros de un equipo.

Qué nos paraliza a la hora de pasar a la práctica

Poner en práctica todas las conclusiones a las que hemos llegado al observar lo que nos falta en nuestra vida implica hacer cambios, algunos de los cuales pueden ser drásticos. Por este motivo, es normal que sintamos vértigo y que nos cueste trabajo ponernos en marcha.

Portrait of a young woman lying on the grass

Lo que nos paraliza y nos impide tomar el poder o el control, aunque creamos que está en el exterior y depende de los demás o de las circunstancias, generalmente está dentro de nosotros y solo de nosotros depende.

Factores como la pereza, el inmovilismo, la procrastinación, la duda, la falta de confianza en un resultado positivo, la postergación y todos los demás impedimentos que nos auto-colocamos ante conseguir esos objetivos solo son una forma de responder a ese miedo que nos produce el cambio.

Cómo vencemos el miedo

Dado que vencer ese miedo que nos impide hacer los cambios que nos mejorarían es algo mucho más difícil y profundo, veamos la manera de romper los impedimentos más directos –que son consecuencia de ese miedo— y realizar las modificaciones evitando pensar en lo que nos asusta.

Para evitar lo que nos frena, lo mejor es ir poco a poco, organizarnos con una lista de las cosas que tenemos que hacer y proponernos una cada día, cada semana. Nos autoimponemos ciertas obligaciones como si se tratase de las labores diarias que hacemos en nuestro trabajo o en nuestra casa.

Successful businessman celebrating with arms up. Man in white shirt with tie looking at the sky and happy smiling.

Cómo adquirimos confianza en la práctica

Uno de los factores más importantes para conseguir el empoderamiento es desarrollar la confianza. Es probable que las personas que más necesiten seguir los pasos de este artículo sean las que menos confianza tienen en sí mismos o en lo que les rodea. No solo la confianza es un agente motivador, sino que la falta de ella es el principal agente desmotivador.

Para vencer la falta de confianza lo que hacen muchas personas es emprender tareas independientes que, una vez completadas, nos demuestren que sí podíamos hacer aquello de lo que no nos creíamos capaces. Estas tareas, menores e insignificantes, servirán como prueba de nuestras capacidades. Poco a poco, iremos ganando esa confianza que nos faltaba.

Portrait Of Happy Young Couple Sitting On Floor Looking Up Ready for your text or product

Que nos demás no nos paralicen

Si sabemos que hay personas a nuestro alrededor y no queremos introducir cambios por miedo a la reacción que puedan tener, lo mejor es planteárselo abiertamente. Ya sea el cónyuge, los hijos, los superiores o compañeros en el trabajo u otros familiares y amigos, si creemos que esas personas nos están frenando, debemos sincerarnos con ellos y decirles que necesitamos su apoyo, que no tienen que mostrarse en contra de esa nueva situación que vamos a plantear.

Happy successful sportswoman raising arms to the sky on golden back lighting sunset summer. Fitness athlete with arms up celebrating goals after sport exercising and working out outdoors. Copy space.

Proyecciones optimistas

Para animarnos a seguir adelante cuando realizar estos cambios se torne arduo, lo mejor es imaginar ese futuro en el que ya hemos tomado las riendas. En estos casos, lo mejor es pasarnos de positivos. No siempre es bueno excederse cuando se crean expectativas con respecto a algo por la posibilidad de la decepción. Pero en un caso como este, en el que nuestro propio empuje es lo fundamental para alcanzar la meta, esa fuerza que nos dará la visión de lo bueno es tan importante que vale la pena pintarlo todo de color de rosa, aunque pequemos de ilusos.

Imágenes: iStock Photos

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *