hoverboard_dest_tira3

Hoverboards: el transporte personal evoluciona (mucho) y el monopatín (más)

Todos los que crecimos con la saga de ‘Regreso al futuro’ hemos esperado durante muchos años a que ese monopatín flotante que Marty McFly usaba en la segunda entrega de la trilogía se hiciese realidad. Durante años se intentó, en vano, desarrollar una aerotabla que fuese viable y eficaz. Pero, recientemente, varias empresas han comenzado a tomarse en serio el desafío de ofrecer una nueva forma de moverse por las ciudades.

Esta revolución no ha hecho más que empezar, pero ya ha dado dos pasos importantes para comenzar a salir del laboratorio. Y va a ayudar mucho el que diferentes empresas ya estén compitiendo en una impresionante sucesión de avances tecnológicos. Si te interesa estar al día de todas las innovaciones en transporte ecológico, apúntate a nuestra Newsletter para recibir en tu correo electrónico lo más interesante.

Mientras nos planteamos el desplazarnos por la ciudad en patines, o incluso patinar como una alternativa al running , las nuevas tecnologías quieren revolucionar la vida urbana. Si ya nos habíamos sorprendido con el monociclo eléctrico, ahora nos toca presenciar la revolución que puede suponer el hoverboard.

¿Quiénes son los fabricantes de las aerotablas?

Actualmente son tres los principales modelos que existen de Hoverboard: Omni, Hendo y Lexus.

El modelo más sencillo de entender técnicamente, y más diferente a los otros dos es el de Omni: esencialmente es un pequeño helicóptero en el que estaremos de pie sobre los rotores en vez de sentados debajo de ellos.

Hendo nació como proyecto de crowdfunding, siendo financiado con mucho éxito a través de una campaña Kickstarter. Su asociación con el célebre skater Tony Hawk le ha hecho avanzar de forma sostenida desde sus primeros prototipos.

Finalmente, el fabricante de automóviles Lexus ha encontrado interesante el desafío tecnológico del Hoverboard y se ha lanzado a su desarrollo. Lexus es, indudablemente, el nombre más grande de los tres fabricantes y el que aporta más garantía de continuidad al proceso de desarrollo del Hoverboard.

aerotabla_lexus

¿Cómo funcionan los hoverboards?

Sea como sea el modelo de hoverboard, en todos hay que generar una fuerza hacia arriba que contrarreste la gravedad. En el caso del modelo de Omni, esta fuerza se consigue con aire, a través de un sistema de rotores, tal como explican estos cálculos efectuados.

El Omni, en ciertos aspectos, es el modelo que mejor puede recrear ciertas sensaciones del skate, pero plantea el problema de su autonomía: al ser eléctrico, necesita una batería, pero ésta no puede pesar mucho, motivo por el cual solo puede volar durante unos dos minutos.

El modelo de Hendo ha conocido importantes avances en su diseño desde que se inició su campaña de Kickstarter. El motor de este hoverboard utiliza imanes eléctricos que generan cambios en los campos magnéticos que interactúan con una superficie conductora, logrando así dos campos que se repelan y hagan levitar la tabla.

Por su parte, el modelo de Lexus también utiliza campos magnéticos como el de Hendo. La diferencia radica en que en vez de alterar los campos magnéticos a través de imanes eléctricos, la aerotabla de Lexus utiliza superconductores. Cuando un superconductor se coloca cerca de un imán, se logra un efecto de gravitación. En este caso, los imanes estarían en el suelo y los superconductores dentro de la hoverboard.

Hendo hoverboard

¿Dónde pueden utilizarse los monopatines flotantes?

El modelo de Omni, como hemos visto, es el que plantea menos limitaciones: es indiferente que haya agua o tierra bajo él. De momento, además de su baja autonomía, no parece que este diseño sea el más seguro o adecuado para utilizar en un entorno urbano de alta densidad.

El modelo de Hendo, por su parte, tiene la limitación de necesitar una superficie conductora sobre la cual desplazarse. Si, por ejemplo, se coloca esta hoverboard sobre agua, a pesar de los campos magnéticos generados por los imanes eléctricos, no se lograría ningún tipo de repulsión de la gravedad.

Finalmente, la hoverboard de Lexus necesita una superficie magnética para su desplazamiento. Es un requisito análogo al de la aerotabla de Hendo pero con una exigencia más: para que los superconductores del modelo de Lexus funcionen, es necesario mantenerlos a muy baja temperatura, lo cual se logra con nitrógeno líquido. Esto le da un aspecto muy característico a las aerotablas de Lexus, con todo el vapor condensándose a su alrededor.

aerotabla_hendo

El vídeo de presentación de su hoverboard, rodado en Barcelona, se hizo en un circuito específicamente construido para la tabla: lejos de ser bloque compactos de hormigón, éstos solo tenían una fina capa exterior, mientras que su interior, hueco, tenía toda la pista magnética preparada. De todas formas, el resultado es el de un asombroso nuevo deporte urbano.

¿Cuánto cuestan los aeropatines?

De momento, ninguno de estos modelos ha sido puesto a la venta, pero tampoco se ha descartado su desarrollo. Algo evidente si tenemos en cuenta todo su potencial tecnológico. Por una parte, la NASA ha encontrado interesante el uso de la tecnología de Hendo para el control de satélites y, por otra, el principio de deslizarse sin experimentar fricción con el suelo es algo que podría cambiar para siempre el transporte tal y como lo conocemos. A día de hoy, el principio de levitación magnética, también conocido por su abreviatura “maglev”, es lo que se aplica en algunos modelos de trenes de alta velocidad.

hoverboard

Que tanto unos emprendedores a través de crowdfunding como una marca de automóviles notoria por haber ampliado los límites del diseño insistan en esta tecnología nos hace pensar, una vez más, en ‘Regreso al futuro’. Un futuro en el que los hoverboards sean el principio del cambio en la vida en las ciudades. Unas ciudades en las que resuene la célebre frase de la película “¿Carreteras? A donde vamos no necesitamos carreteras”.

Imágenes: ©iStock Photos, Lexus, Hendo.

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Raul Tarufetti

      Esto en la jerga periodistica se llama vender humo.

      • Beatriz

        Es un post informativo e ilustrativo que quería servir como introducción. En el futuro traeremos la segunda parte, la de los hoverboardas que están en uso y a la venta en estos momentos. A ver para cuándo los la aprueban, ya está pasada como propuesta. Aunque quizá con las noticias de caídas y accidentes que se han sucedido, no queden ganas 😉