Visible y previsible: las claves para circular con la bici por cualquier calle

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cuando circulamos con la bici en la ciudad y compartimos calzada con otros vehículos, una de las medidas de seguridad más importantes que podemos tomar es ser visibles y previsibles. Se trata de que el resto de conductores nos vean y sepan que maniobras vamos a efectuar, para que puedan anticipar nuestros movimientos y adaptar su velocidad, distancia de seguridad, etcétera, y no tengan que pegar frenazos bruscos.

Aunque circulemos por ciclocarriles o carril bici, en muchos momentos tenemos que realizar una maniobra, un cambio de vía que afectará al resto de vehículos. En estos casos, aunque la bici pueda tener preferencia en determinadas ocasiones, debemos ser precavidos, ya que, como ocurre con la motocicletas, nuestro cuerpo es el que puede sufrir las consecuencias de un giro inesperado para otros conductores a los que no les da tiempo a reaccionar.

Mejora tu visibilidad, para aumentar el tiempo de reacción de otros conductores

Uno de los aspectos básicos, sobre todo ahora que las horas de luz diurna disminuyen, es ser visibles para el resto de vehículos. Tenemos que pensar que, como hemos comentado antes, aunque circulemos por un carril bici o por la ciudad que está iluminada por las farolas, el objetivo no es tanto ver nosotros como que nos vean los demás. Una luz blanca fija delantera y una roja trasera son obligatorias en condiciones de baja visibilidad.

Después podemos añadir otros elementos refectantes, como el caso de los catadióptricos en las ruedas o un chaleco, pero tenemos que ser conscientes que sólo será efectivos si la luz de otro vehículo los ilumina. Un ejemplo de la inefectividad de los refectantes se produce en los cruces, donde el vehículo que viene no ilumina a bici o ciclista directamente. Es en estos casos donde un buen faro delantero nos puede ayudar a hacernos visibles y que el conductor esté precavido ante la llegada de otro vehículo.

Por lo que respecta a la luz delantera debe ser fija según el Reglamente General de Circulación, aunque hay borradores que modificarán en parte esta norma, ya que sólo los vehículos de emergencias como ambulancias, policía, protección civil, etc. están autorizados a llevar luces intermitentes. Además de la posible sanción que podemos tener, la luz intermitente es muy molesta para el resto de conductores así como para los peatones con los que nos cruzamos en la calle.

bicicleta-ciudad

Es cierto que muchos ciclistas consideran que de esta forma son más visibles, pero podríamos pensar que esta misma regla podrían seguirla otros vehículos como las motocicletas y ciclomotores, que también tienen el peligro de sufrir un percance si no son visibles para el resto de conductores. La intermitencia de las luces sólo debería utilizarse para señalizar cambios de sentido, con algunos elementos que nos permiten activarlos de forma sencilla y ayudan al resto a preveer nuestra maniobra.

Cómo hacernos previsibles para el resto de conductores

Este es el otro elemento básico para mejorar la seguridad de los ciclistas es hacerse previsible. Las maniobras repentinas no dan tiempo a reaccionar al resto de conductores. La bici es un vehículo muy ágil que nos permite cambiar rápidamente de carril, de sentido, etc. Pero a la vez no suele incorporar luces de frenado o intermitentes que se activen e indiquen al resto de conductores que vamos a hacer.

bici-senyalizar

Por eso es fundamental señalizar las maniobras cuando se produzcan, los cambios de carril, etc. Para ello muchas veces podemos utilizar los brazos como intermitentes, pero debemos hacerlo con antelación al frenado, ya que si no el vehículo que llevamos detrás puede abalanzarse sobre nosotros. Este pequeño gesto permite ganar tiempo de reacción al conductor, ya que de otra forma si no se espera que frenemos para girar o que cambiemos de carril acabará por frenar bruscamente. Especialmente es importante si estamos en una vía con varios carriles y tenemos que hacer la maniobra desde el carril rápido.

Cuando circulamos por una calle con un sólo carril es importante hacerlo por el centro de la calzada, ya que de otra forma corremos el peligro de que cualquier puerta que se abra de un vehículo aparcado o un adelantamiento y giro de otro pueda provocar un percance. Las intersecciones, los giros a la izquierda que muchas veces implican cambiar varias veces de carril desde la derecha son las maniobras que pueden ser más delicadas.

Por último en un semáforo es importante avanzar para ser visibles por el resto de vehículos si tenemos una zona de parada preferente. En todo caso, si no podemos llegar es importante ocupar el centro del carril y no un lateral situándonos a un lado de otros vehículos donde la visibilidad del ciclista, tanto para los conductores que están a nuestro lado como para los de detrás será menor.

Estas precauciones también serán muy útiles en el caso de circular por aceras bici, donde compartimos calzada con los peatones. En este caso la visibilidad muchas veces debe ser sonora, por lo que conviene utilizar un timbre que avise a muchos que tienen intención de cruzar el carril bici sin mirar. Dado que la bicicleta es muy silenciosa, un timbre ayuda con los peatones a resolver muchas circunstancias y evitar sustos al pasar una bici cerca cuando muchas veces no se lo esperan aunque caminen por el propio carril bici.

En Vive 0,0 | ¿Quieres perder el miedo a moverte en bici por la ciudad? Sigue leyendo
En Vive 0,0 | Bicis para todos los usos, épocas y lugares en la bici en la red

Comentarios

compartir en redes

5 thoughts on “Visible y previsible: las claves para circular con la bici por cualquier calle”

  1. Pues yo soy de los que circulan por el medio, se paran en los semáforos cuando están rojos, etc. Respeto las normas de la circulación porque creo que la bici debe ser como otro vehículo cualquiera y si quieres que los demás te respeten tu también debes hacerlo.

  2. Aparte de lo reseñado, hago otras dos cosas:
    1) En un semáforo en rojo (en un cruce), si me es posible cocheo y me pongo al principio, incluso delante del paso de cebra (atravesándolo con cuidado, sin intimidar ni molestar a los peatones que lo estén utilizando) Así consigo dos cosas: salir antes que los coches y visibilizarme, marcando bien la maniobra si giro a un lado o a otro.
    2) Si necesito girar a la izquierda en un cruce, como normalmente voy por el carril de la derecha, me aparto a la derecha, me detengo, y con cuidado me preparo para girar a la izquierda cuando el semáforo se ponga en rojo. Procuro también visibilizarme ante los coches de la calle transversal.
    Ambas maniobras hay que hacerlas con precaución y siempre valorando si es posible realizarlas o no en función de las circunstancias. Ante la duda, siempre es mejor apartarse a la derecha con seguridad y analizar la situación calmadamente, incluso bajando de la bici y utilizando la acera andando (es una ventaja que tenemos sobre los usuarios de moto y coche)

  3. Es un excelente consejo – aunque contradice las reformas anti-ciclistas propuestos por la Dirección General de Trafico.

    Artículo 176. Posición en la vía.

    2. En vías con límite de velocidad igual o inferior a 50 km/h, que dispongan de al menos dos carriles de circulación por sentido, los ciclistas circularán por la calzada y por el carril derecho, favoreciendo el tránsito del resto de vehículos que circulen a mayor velocidad. Podrán circular por los otros carriles cuando vayan a cambiar de dirección, o cuando lo precisen.
    En las que dispongan de un carril de circulación por sentido, los ciclistas circularán preferentemente por la parte derecha del carril en la medida en que su seguridad y la de los otros usuarios lo permitan, favoreciendo el paso a otros vehículos.

    1. Esperemos que no vaya finalmente en la ley con esta redacción porque supone carta abierta para que los vehículos pasen sin ninguna distancia de seguridad al lado de los ciclistas, además de los problemas de giros y apertura de puertas que se pueden ver en el esquema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.