Las mejores técnicas para proteger tu huerto urbano del frío que viene

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Llega el frío invierno, en muchos casos muy seco y tenemos que proteger nuestros cultivos de las heladas nocturnas. Así como los semilleros podemos meterlos en casa, tendremos que idear trucos para mantener nuestras semillas a buen recaudo, calientes y protegidas.

No cabe duda de que estamos teniendo un otoño singularmente cálido, muchas noches las temperaturas incluso en la sierra no han bajado de 7 u 8 grados, pero estos marcadores no pueden durar en los termómetros, así que debemos estar preparados. Si te gusta cuidar del huerto urbano y saber trucos, consejos y novedades sobre el cultivo en tu terraza o balcón, no  dejes de suscribirte nuestra newsletter y lo recibirás todo cómodamente en tu correo.

Los mejores acolchados para el huerto urbano

Hay diferentes tipos de acolchados o mulching y su uso es tan diverso como las condiciones meteorológicas, ornamentales y nutricionales requiera tu huerto urbano. El acolchado orgánico consigue que se cree un microclima con la humedad y la temperatura, protegiendo además la actividad de los microorganismos culpables la fertililidad, de la radiciones ultravioleta. Al ser un acolchado orgánico termina por integrarse en la tierra como humus.

Acolchados orgánicos son: la paja, el cesped cortado, virutas de corteza o ramas de árboles, heno, orujo de uva, hojas secas, serrín, etc, etc, etc.

En cuanto al acolchado artificial, si bien nos sirve para proteger tanto del sol en verano, como de las heladas en invierno y conserva la humedas, no fomenta la vida ni la fertilidad de nuestros cultivos.

Beneficios del acolchado

El acolchado crea un microclima con mayor estabilidad, que atenúa las temperaturas máximas y mínimas,  suavizando las diferencias de temperatura y humedad. La diferencia de temperatura en un suelo de estar acolchado a estar desnudo, puede ser en circunstancias extremas hasta de 30º, lo que lo convierte en un gran aliado para cuando comiencen las heladas nocturnas.

Suele impidir el crecimiento de malas hierbas, o al menos de la gran mayoria de ellas, lo que supone un ahorro de las labores horticultoras bastante grande. Además conserva la humedad y evita que se pierdan nutrientes, que deberían ir a nuestros cultivos.

Protege la tierra de la erosión por vientos y lluvias fuertes pues no deja correr el agua de lluvia con facilidad, así  ayuda a mantener un nivel optimo de materia orgánica en la tierra al incorporarse a ella en forma de humus, a medida que se va descomponiendo.

Invernaderos caseros, ¡imaginación al poder!

Gardeners Cold frame in the garden, used to protect seedlings from frost during winter

Son la solución ideal para que nuestros cultivos resistan este invierno e incluso para cultivar algún que otro producto que se cultive bien. Un invernadero casero como el que proponen en Eco cosas, donde nos enseñan una maner fácil y barata de crear nuestro propio invernadero casero, pero hay varios aspectos importantes a la hora de construirlo, que debemos tener en cuenta:

La orientación: la ubicación óptima para conseguir el mayor número de horas de sol y que esté resguardado, en la medida de lo posible, del efecto del viento.

El suelo: es importante colocar algún material aislante porque las raices no se desarrollan bien con el frío.

El material: Debe ser traslúcido y no transparente ya que muchos de nuestros cultivos no aguantarían la exposición del sol directo en sus primeras semanas.

La ventilación: A mediodía cuando el sol está en todo lo alto,  calienta mucho, para ellos es importante poder ventilar el invernadero y dejar puertas y ventanas abiertas en las horas más calurosas.

Rutinas de riego: Volvemos a coger rutinas de verano, regando por la mañana temprano para evitar que el exceso de humedad provoque condesación del agua.

Si no os veis construyendo un invernadero casero para vuestro huerto urbano, en vuestro Centro de Jardinería habitual existen kits de montaje de estructuras para utilizarlos como invernaderos y no demasiado caros, además podéis aprovechar para consultar a los expertos de la zona sobre cultivos o cualquier otra duda que tengáis.

Cambiando de orientación la mesa de cultivo de tu huerto urbano

Snowcovered kale and leeks in a allotment

Si tenéis una mesa de cultivo con ruedas o podéis cambiar el maceto huerto de sitio, podéis resguardarlo un poco y conseguir que le dé el sol la mayor cantidad de horas posible, ¡hacedlo! Es una gran ventaja poder orientar nuestros cultivos a nuestro antojo, o mejor dicho acorde con sus necesidades.

Así podemos cambiar de ubicación y buscarles un lugar resguardado, utilizar los muros para sujetar nuestros invernaderos o sacar los semilleros y plantones al sol y volver a meterlos en casa por la noche, cuando empiece el frío de verdad, teniendo en cuenta que tampoco les viene bien los cambios de temperatura muy bruscos, ni la calefacción, así que procurar que se mantengan siempre dentro de unas temperaturas cálidas y razonables.

Este invierno tus cultivos estarán seguros y protegidos con estos trucos y consejos, para que la cosecha que recogas sea la mejor de tu huerto urbano.

 

Imágenes | iStock

 

En Vive 0,0 | No dejes que tu huerto urbano se congele este invierno
En Vive 0,0 | Riego por goteo casero
Vive 0,0 | Qué verduras, frutas y hortalizas vienen mejor para tu huerto de invierno

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.