Todos en bici: por qué nosotros, vosotros y ellos salimos ganando con el pedaleo

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

A veces los grandes cambios se inician con pequeñas cosas. Quizás sea este el caso de la bicicleta, donde de un tiempo a esta parte se está recuperando un movimiento que busca recuperar su espacio en la ciudad, como una alternativa más de movilidad y que quiere recuperar el espacio que una vez fue suyo. Y lo cierto es que si todos vamos en bici todos saldríamos ganando con el pedaleo.

Lo principal es respetar las normas, ser previsible en las maniobras que vamos a realizar cuando circulamos y adaptarnos a la circulación. Para los principiantes el carril bici siempre es una opción que genera más confianza, pero no pasa nada por circular por la calzada junto al resto de vehículos respetando las normas de circulación. Con ello ganan los ciclistas, pero también los conductores de otros vehículos y los peatones. Vamos a ver cómo lo consiguen.

Ventajas para el ciclista de montar en bici en sus desplazamientos por la ciudad

Cuando nos movemos en bici por la ciudad tenemos que tener en cuenta diferentes variables. La bicicleta sustituye en nuestro desplazamiento al vehículo privado, al transporte público o a caminar. En todos los casos salimos ganando al utilizar la bicicleta por un aspecto u otro. De todas formas no tiene por qué ser un medio exclusivo, sino que se pueden combinar con cualquiera de ellos, utilizando la bici para hacer el último tramo de transporte en una ciudad dentro de la zona hora y aparcando fuera de ella, combinándola con el transporte público para el desplazamiento puerta a puerta o siendo más rápido el desplazamiento que en el caso de caminar.

Si utilizamos la bici diariamente para los desplazamientos habituales vamos a tener una duración del trayecto muy previsible, cinco minutos arriba o abajo, pero te permite no depender de que llegue o no el autobús, si se ha retrasado el tren o en el caso del coche si encontramos o no aparcamiento. Ir al trabajo, a la universidad o desplazarse al gimnasio o cualquier otra actividad de ocio será mucho más sencillo. Es en este tipo de desplazamientos habituales donde más cómoda resulta

Además también ganamos en salud, especialmente si la bici sustituye al desplazamiento en vehículo privado o transporte público. Pasamos de tener una actividad totalmente sedentaria a realizar un ejercicio aeróbico que tiene importantes beneficios para nuestro corazón y nos ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares. No es necesario tener que estar todos los días dos horas para empezar a notar beneficios, al ser una rutina en nuestro día a día, empezamos a notar una mejora física muy rápidamente.

Pero no sólo tenemos una mejora física, también mental, al tener menos estrés. El desplazamiento en un tiempo establecido que medimos al realizar el trayecto en varias ocasiones nos permite ser más previsores. No tenemos que estar preocupados por llegar y no tener sitio de aparcamiento, porque haya atasco en las calles de la ciudad, ya que la bici es un vehículo muy ágil, que puede avanzar mientras el resto se encuentra parado sin molestar a los demás.

Ventajas otros vehículos de un aumento de bicicletas en la ciudad

todos-en-bici tour ciudad

Es cierto que al principio la bici puede parecer un elemento extraño en la calzada, pero lo cierto es que si todo el mundo respeta las normas la convivencia será muy sencilla. Porque la velocidad de la bicicleta no entorpecerá el ritmo de los coches en las principales calles de la ciudad, donde sobre todo si vamos en vías de un único sentido y calles estrechas, superar los 30 km/h resulta complicado.

Pero es que además una bicicleta en la calzada implica en muchas ocasiones un automóvil menos circulando. Vamos a tener más espacio en las calles para aquellos que siguen apostando por el automóvil para moverse, reduciendo con ello la congestión en el centro de las ciudades. La mayoría de las veces en un coche sólo va un ocupante, por lo que si cambiamos coche por bici, el espacio ocupado será inferior y el nivel de atasco se reducirá. A esto le tenemos que sumar que los vehículos privados tendrán más espacio de aparcamiento disponible en el centro de las ciudades, uno de los grandes problemas tradicionales de este tipo de transporte. La bicicleta ocupa mucho menos espacio para aparcar que un coche, con lo que quedan más plazas libres.

Ventajas para los peatones y el resto de los ciudadanos

Pedaleando en bici por la ciudad

Para los peatones y lo ciudadanos la bicicleta va a suponer una ciudad mucho más limpia. Empezando por tener una atmósfera con menos gases nocivos para nuestra salud en suspensión, al no ser un vehículo contaminante. Una sustitución del vehículo privado por la bicicleta a corto y medio plazo tiene importantes beneficios para el medio ambiente y el ciudadano lo notará en su día a día, si practica deporte al aire libre en la ciudad o simplemente si tiene que coger su vehículo privado. Muchas ciudades tienen que reducir el tráfico al tener unos valores de contaminación peligrosos, algo que no sucedería si cogemos nuestra bici para desplazamientos habituales y dejamos el coche para cuando tenemos que desplazarnos en familia.

No sólo se queda aquí, también tenemos una ciudad con muchos menos ruidos, algo que realmente se agradece ya que gran parte de la contaminación acústica que acaba por afectar a nuestro estado de ánimo, a nuestro humor, la provocan la circulación en la ciudad de los vehículos privados. La bici como mucho puede hacer sonar su timbre para advertir a un peatón que va a cruzar sin mirar, pero más allá de esto no emite ningún sonido que sea estridente.

Por último también tenemos la oportunidad de tener un transporte público menos congestionado en las horas punta, ya que parte de sus usuarios han podido cambiar totalmente o en parte su recorrido por la bici. Esta combinación entre transporte público y bici, o vehículo privado y bici, es una buena solución cuando tenemos que desplazarnos desde la periferia al centro de la ciudad. En muchas ocasiones la bici nos permite aparcar nuestro coche en una zona que no tenga limitación de aparcamiento y la bici cubre el último tramo hasta nuestro trabajo. En este sentido las bicis plegables son las más utilizadas cuando el transporte se realiza utilizando esta fórmula mixta.

Como hemos visto la bici tiene beneficios para todos. Lo importante es ser respetuoso con el resto de ciudadanos, ya sean conductores o peatones y circular cumpliendo las normas. De esta forma es mucho más sencilla la convivencia y seguro que son muchos más los que se animan a coger la bici para moverse de un lado a otro en la ciudad. ¿Tu te animarías a probarlo?

En Vive 0,0 | Ir en bici al trabajo y cobrar por ello: ¿utopía o realidad?
En Vive 0,0 | Cómo llegar limpio y reluciente al trabajo si vamos en bicicleta
En Vive 0,0 | Bicis para todos los usos, épocas y lugares en la bici en la red

Comentarios

compartir en redes

7 thoughts on “Todos en bici: por qué nosotros, vosotros y ellos salimos ganando con el pedaleo”

  1. Con una amiga que se quejaba de que tardaba más de una hora en llegar al trabajo (todo dentro de Madrid, tanto la casa como el curro, nada en las afueras), estuve un rato largo intentando convencerla. Como decía que le daba algo de miedo, le dije que tenía carril bici casi todo el trayecto (ya sé que el carril bici no es necesario ni lo ideal para los más avezados, pero para empezar, con miedo, está bien). También le hablaba del tiempo que se ahorraría. Pero ella me argumentaba que en el metro por lo menos podía leer o hacer parte del trabajo que siempre le ponían extra, incluso tomarse el desayuno 😉

    1. Yo tengo dos experiencias distintas. En el trabajo donde estaba antes conseguí convencer a un compañero para que viniera en bici. A la ida tardaba más o menos igual, porque no tenía aparcamiento cerca de casa y en bici los traslados son puerta a puerta. Pero a la vuelta se evitaba tener que estar más de media hora dando vueltas para aparcar.

      En el trabajo donde estoy ahora no he conseguido convencer a nadie, a pesar de que todos tenemos unos trayectos en bici que son de menos de media hora hasta el trabajo…

      1. Otra de las razones que me daba ella para no ir en bici al curro para mí
        era una de las principales para animarse: me decía que todas las
        mañanas se levantaba como una zombi y llegaba al trabajo hecha polvo.
        Aunque pueda parecer que llegar en bici va a ser más cansado, al
        contrario, llegas con mucha más energía, sobre todo al cabo de un tiempo
        haciendo ese ejercicio por la mañana temprano.

    1. Si, eso ayuda mucho. También si vemos a personajes conocidos ir en bici al trabajo. En mi ciudad el juez Castro se desplazaba en bici hasta los juzgados… Si un juez puede, ¿por qué no vamos a poder los demás?

  2. Yo siempre intento convencer desde dos puntos de vista: el primero, que se va a tardar más o menos lo mismo que en coche y el segundo, que así aprovechamos para ponernos en forma, sobre todo para aquellos que no tienen tiempo después del trabajo para pasarse por el gimnasio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.