Halógenos o LED, ¿con cuál ahorro más en mi factura?

Ya ha entrado en vigor el nuevo mecanismo de facturación de la electricidad por horas, en el que el precio de la luz es diferente dependiendo de la hora del día en que se utilice. Las eléctricas han reformulado sus tarifas, pero no solo el horario es importante, también el tipo de bombillas que utilicemos ¿Qué podemos hacer nosotros para ahorrar en la factura de la luz?

 

Si te interesan estos temas sobre la eficiencia energética, el medio ambiente, trucos, novedades y consejos para vivir mejor y al tiempo ser cuidadoso con nuestro planeta, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y recibirás toda la información cómodamente en tu correo.

¿Qué ventajas tienen las LEDS?

Hace tiempo que os lo contábamos aquí mismo: los LED (Light-Emitting Diode) son unos pequeños diodos que se iluminan de forma muy potente, pero con un gasto de energía mínimo porque no emiten apenas calor.

Al igual que nos hemos cambiado a los electrodomésticos más eficientes y responsables con el Medio Ambiente, las luces LEDS tienen muchas más ventajas: duran muchos años: di adiós a las bombillas que se funden a los pocos meses y te dejan una parte de casa a oscuras hasta que te acuerdas de comprar una nueva, una bombilla LED te podrá acompañar a tu nueva casa en la próxima mudanza. Además, su composición no contiene mercurio, así que nos quedamos más tranquilos si se nos rompe una de ellas.

¿El chocolate del loro? Ahorra en la factura

set of different light bulbs

Aunque el ahorro en el consumo de la luz parezca algo mínimo, a la larga salen las cuentas y nos ahorramos un buen pellizco. En muchos baños o habitaciones, la iluminación que hay es de luz halógena, pero parece que sustituirlas por LED hará que recortemos en la factura de la luz. Una luz halógena puede funcionar con 50-60W, en cambio, una luz LED consume mucho menos, incluso las hay de 1-3W. Aunque aquí entra la subjetividad de la calidad en la iluminación de una u otro bombilla.El nuevo sistema de facturación ha conseguido que unos y otros hagamos cuentas, inventemos maneras de reducir el consumo y desde el Blog Magnet nos enseñan uno de los resultados más llamativos. Nos aconsejan cambiarnos a los leds, ya que:

Las bombillas LED suponen un ahorro significativo tanto respecto a las tradicionales incandescentes como a las de bajo consumo que, irónicamente, ya no son las que menos consumen.

De forma orientativa, con una iluminación LED en vez de con bombillas de bajo consumo, la electricidad que dejamos de consumir son 0,38 kWh al día, lo que a 0,165 euros el kWh (ya con impuestos) se traduce en aproximadamente 6 céntimos diarios y 23 euros al año para un vivienda media de dos habitaciones.

Sin duda una entrada interesante de leer entera, ya que el resultado final os sorprenderá.

Decorando con los LED

Glowing LED garland on black background

El cambio de las bombillas halógenas por los LED no cabe duda de que tiene una especial importancia para los amantes de la decoración. Bueno, llevamos tiempo con este tipo de bombillas en el mercado, por lo que las cosas han cambiado mucho y a día de hoy, podemos encontrar  una gran variedad de lámparas led que nos permitirán dar un toque personal a nuestra casa.

Las lámparas led tienen una larga vida, duran hasta 50 veces más que las tradicionales, lo que se reflejará en el ahorro en nuestra factura de la luz.

Además tienen otras ventajas significativas, como que son reciclables, ya que no contienen contaminantes, y no emiten calor, además podremos instalarlas en sitios pequeños y de difícil acceso. Personalmente me apasionan las regletas de luces leds y creo que pueden ser un elemento decorativo divertido, si sabes utilizarlas bien y jugar con las ventajas que tienen y encima ahorrar en la factura de la luz, todo son ventajas.

bombillas-desechadas

Como veréis, a la pregunta ¿halógenos o LED?, la respuesta es que merece la pena sustituir la viejas bombillas por luces más eficientes y responsables con el medio ambiente. Ayudando al planeta, nos ayudamos nosotros y notaremos un ahorro sustancioso al final de año en nuestra factura de la luz.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Bombillas LEDS y pilas recargables, ahorra sin notarlo

Manual de supervivencia Maker: todo lo que necesitas saber para empezar con buen pie en este movimiento

Afrontar de buenas a primeras el Movimiento Maker puede ser difícil, debido a que engloba muchísimos aspectos y a muchos tipos de personas con diferentes intereses y diferentes “backgrounds”. Gente con estudios de ingeniería, arquitectura, electrónica, informática, diseño gráfico, creación artística o simplemente con un interés personal por cualquiera de estos campos y muchos otros puede tener cabida en el Movimiento.

Es normal que al llegar a cualquier taller Makers una persona exclame: “¡Wow!, me interesa todo, pero no sé por dónde empezar”, por ese motivo el Manual trata de dar respuesta, así como hacemos nosotros con en nuestro blog, donde seguiremos igualmente dando cabida todas las iniciativas relacionadas con este tipo de filosofía, por lo que te interesa apuntarte a nuestra Newsletter para seguir recibiendo información al respecto.

¿Cómo surgió el Manual de supervivencia?

Makespace de Madrid lanzó una campaña de Crowdfunding, dado que necesitaban fondos para remodelar y ampliar su espacio, tanto por cuestiones de incorporación de nuevos socios, como por exigencias del Ayuntamiento para cumplir con las normativas. Una de las opciones que se entregaban como recompensa por la aportación era un manual que aparecerá a la venta en papel durante este mes de octubre o muy posiblemente en noviembre.

Image of young man drawing with ballpoint

De esto hace poco más de un año y ahora ya está disponible el resultado, que se puede descargar de forma gratuita, y donde encontrarás “más de 78.000 palabras escritas, decenas de revisiones, cientos de imágenes y muchas ganas de que el Manual os resulte útil”, como ellos mismos lo describen. El Manual de Supervivencia Maker es el primer proyecto de la asociación, más allá de la creación y mantenimiento del propio taller compartido y funcional en el centro de Madrid.

¿Qué nos aporta el Manual de Supervivencia Maker?

En este manual podemos encontrar las actividades y proyectos que se realizan bajo esta etiqueta Makers y podemos leer, en sus propias palabras, que el propio manual sigue la filosofía Makers: “En un mundo donde se producen tantos avances diariamente, no pensamos que tuviera sentido crear un manual cerrado. Por este motivo hemos optado por una licencia abierta que permita su ampliación y evolución a lo largo del tiempo.”

Young businessman networking at workplace

¿Por qué era necesario un Manual Makers en castellano?

La documentación sobre impresión 3D, Arduino, electrónica, robótica y temas afines es extensísima en inglés, pero no en castellano. La iniciativa nace en 2014 con una triple motivación: ofrecer documentación en castellano sobre temas Maker, ayudar a difundir proyectos y procesos más allá del propio Makespace Madrid y por último, servir como guía de introducción para los nuevos miembros del espacio.

Manual de supervivencia Makers

¿Qué necesito saber si quiero unirme al Movimiento Maker?

No es necesario ningún conocimiento ni preparación previa para convertirte en un Maker. De hecho, a los talleres acuden desde licenciados o estudiantes de BB. AA. a ingenieros industriales, en telecomunicaciones, informáticos, arquitectos, diseñadores… gente que quiere materializar ideas, experimentar y hacer cosas.

Se podría hablar de dos perfiles de usuarios Makers: personas familiarizadas con el mundo de la electrónica y de la fabricación y gente relacionada con el DIY, cosas hechas a mano, que quieren dar ese paso para dar valor a sus trabajos. Y personas que vienen a complementar porque tiene habilidades, pero no lo sabe todo. Lo común de los Makers está en esa inquietud por aprender y hacer cosas.

Young man in the office

¿En qué se basa la filosofía Makers?

Makers es un movimiento ciudadano que se extiende a nivel mundial y que se basa en que todos podamos fabricar nuestros propios productos, con la ayuda de la tecnología y de los conocimientos que otros han compartido a través de redes sociales. Podríamos considerar el Movimiento Maker como una extensión tecnológica de la cultura DIY que impulsa a personas no necesariamente cualificadas al respecto, a penetrar en procesos de fabricación que tradicionalmente se restringían a la industria.

Group of Multiethnic Busy People Working in an Office

Uno de los pilares principales es el código abierto u opensource, que permite avanzar rápido al facilitar el acceso a ingente información valiosa que se puede compartir. Por otro lado, las ganas de trabajar y de aprender son imprescindibles para ser Maker.

Fotografías: iStock

Un año después de empezar con la pulsera cuantificadora, este es mi balance

Alguien dijo que “lo que no se puede medir, no se puede mejorar” y estaba en lo cierto. ¿Cómo vas a mejorar en algo si no sabes cómo de bueno (o malo) eres en ello? Para eso, para mejorar en los hábitos saludables de nuestro día a día, tenemos los wearables o pulseras cuantificadoras. Casi todo el mundo dispone de una ahora mismo; no en vano, es la tendencia de fitness más importante de cara al próximo año según el American College of Sports and MedicineYo también tengo la mía, y después de un año utilizándola os cuento cómo ha sido mi experiencia.

Si estás interesado en mejorar tus hábitos de vida y en llevar un día a día más saludable, no puedes perderte nuestros artículos. Una idea genial para que no se te escape ninguno es suscribirte a nuestra newsletter gratuita: de esta forma los artículos llegarán directamente a tu buzón de entrada.

¿Qué me aporta una pulsera cuantificadora?

Más que una pulsera, yo empecé directamente con un smartwatch: se diferencian en que un smartwatch o reloj inteligente puede conectarse con el teléfono vía bluetooth y realizar algunas de sus funciones, como llamar por teléfono o enviar mensajes de voz.

En el plano de la actividad física, tiene unas funcionalidades similares a las que puede tener cualquier pulsera cuantificadora: conteo de pasos por día, conteo de kilómetros recorridos, minutos en movimiento, análisis del sueño (si la llevas puesta mientras duermes, claro) y kilocalorías quemadas. También tiene otras funciones específicas referidas al entrenamiento: cuantificación de entrenamiento aeróbico (bicicleta, carrera, caminata y senderismo) y pulsómetro integrado en la muñeca. Además, se pueden descargar apps específicas de deporte que ya se han desarrollado para smartwatches, como Runtastic, que es la que yo utilizaba habitualmente en mi teléfono móvil para cuantificar los entrenamientos de carrera.

¿Qué me ha enseñado la pulsera cuantificadora en un año?

Bueno, yo me considero una persona bastante activa: además de trabajar como editora on-line también soy entrenadora personal, y yo misma entreno casi todos los días, por lo que me muevo bastante. O eso pensaba yo. Llevar la pulsera puesta las 24 horas, contabilizando cada paso que das, hace que te des cuenta de que quizás no eres tan activo como crees. Sí, entrenas una hora al día, ¿pero qué pasa con las 23 horas restantes? ¿Las pasas delante de un ordenador? En ese caso, amigo, es mejor que aumentes progresivamente tu actividad física diaria si quieres mantenerte sano.

Y eso es lo que me pasó a mí, precisamente. Me di cuenta de que podía entrenar una hora diaria, pero que el resto del tiempo, siempre y cuando no me tocara dar alguna clase o hacer entrenamientos, lo pasaba sentada frente a una pantalla. En este sentido, la pulsera cuantificadora me ayudó a darme cuenta de que no todo es el entrenamiento, sino que es necesario llevar una vida activa en más momentos del día.

Desde ese momento intenté moverme un poco más entre horas, y algo sucedió a principios de este año que hizo que mi vida fuera mucho más activa que hasta entonces: adopté a Kira, una podenquita de ocho meses que se ha convertido en mi compañera de piso desde entonces. Por supuesto, compartir paseos y juegos con Kira a diario ha hecho que mi recuento de pasos y kilómetros suba como la espuma. Ya sabéis: si queréis ser más activos y además sois amantes de los animales, adoptar un perro tiene beneficios para todos.

¿Cómo es posible que duerma tan poco?

Pulsera cuantificadora

Otra de las cosas que he aprendido en este año con la pulsera cuantificadora es que dormía poco y mal: la aplicación para smartphone con la que la pulsera se vincula al teléfono te fija objetivos de forma automática según los datos que recoge, y siempre, siempre, siempre me ponía como objetivo dormir más. La tecnología que usa la pulsera le permite recoger datos sobre cantidad y calidad de sueño, basados en los ciclos circadianos y en los ciclos de sueño. Los míos daban un poco de penita.

La verdad es que nunca me había fijado demasiado en cuánto o cómo dormía: dependiendo del día, de si había entenado o no, de si estaba más o menos cansada, me acostaba a una hora o a otra. Pero con el uso de la pulsera comencé a darme cuenta de que dormía realmente poco (me iba a la cama a una hora, pero tardaba bastante en dormirme) y esto, cómo no, repercutía en mi rendimiento, tanto intelectual como deportivo.

Así que otro de los objetivos a raíz de llevar la pulsera cuantificadora fue el de racionalizar los horarios y establecer un número de horas de descanso más acordes a lo que necesitaba. Tarea cumplida después de un año, y se nota mucho en los resultados.

¿Y qué hay del deporte?

Pulsera cuantificadora

Para lo que más utilizo la pulsera cuantificadora es para medir mis entrenamientos deportivos, sobre todo ahora que estoy preparando la Media Maratón de 2016 y salgo mucho a correr. La gran ventaja de esta pulsera en concreto es que lleva todo integrado: pulsómetro, aplicaciones para cuantificar la carrera y música. Para mí esto último es importante porque necesito música para entrenar: no es opcional. Con la pulsera y unos auriculares bluetooth me ahorro llevar el móvil en la mano.

Cuantificar los entrenamientos de carrera es básico para mejorar: no solo te sirve para ver si has corrido más rápido o más despacio que la última vez, sino que te permite saber cuál ha sido tu kilómetro más lento, cuál era la altimetría del terreno, cuál ha sido tu ritmo medio… Un montón de información que, si sabes utilizarla, es de gran ayuda para mejorar los tiempos y correr mejor.

Mis conclusiones después de un año

Personalmente, creo que las pulseras cuantificadoras son una buenísima arma a la hora de concienciar a la población sobre la necesidad de mantenerse activos en su día a día. Hay mucha gente que cree que se mueve bastante cuando en realidad no es así: este tipo de dispositivos te acercan a la realidad a través de datos reales, y a partir de ahí puedes empezar a trabajar por tu cuenta para mejorarlo.

¿Compraría una pulsera si no tuviera esta o la renovaría? Rotundamente sí. En el caso de personas deportistas, poder cuantificar los progresos es vital para mejorar. Pero también lo es en el caso de personas sedentarias, como por ejemplo, el caso de mis padres, jubilados y ambos cotentísimos con sus pulseras cuantificadoras, y cuya historia podéis leer aquí.

Os animo a que probéis la experiencia de llevar una pulsera cuantificadora, aunque solo sea una semana: puede cambiar la visión de vuestros hábitos de vida.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Las apps de salud: ¿realmente un móvil puede sustituir a mi médico?

Todos en bici: por qué nosotros, vosotros y ellos salimos ganando con el pedaleo

A veces los grandes cambios se inician con pequeñas cosas. Quizás sea este el caso de la bicicleta, donde de un tiempo a esta parte se está recuperando un movimiento que busca recuperar su espacio en la ciudad, como una alternativa más de movilidad y que quiere recuperar el espacio que una vez fue suyo. Y lo cierto es que si todos vamos en bici todos saldríamos ganando con el pedaleo.

Lo principal es respetar las normas, ser previsible en las maniobras que vamos a realizar cuando circulamos y adaptarnos a la circulación. Para los principiantes el carril bici siempre es una opción que genera más confianza, pero no pasa nada por circular por la calzada junto al resto de vehículos respetando las normas de circulación. Con ello ganan los ciclistas, pero también los conductores de otros vehículos y los peatones. Vamos a ver cómo lo consiguen.

Ventajas para el ciclista de montar en bici en sus desplazamientos por la ciudad

Cuando nos movemos en bici por la ciudad tenemos que tener en cuenta diferentes variables. La bicicleta sustituye en nuestro desplazamiento al vehículo privado, al transporte público o a caminar. En todos los casos salimos ganando al utilizar la bicicleta por un aspecto u otro. De todas formas no tiene por qué ser un medio exclusivo, sino que se pueden combinar con cualquiera de ellos, utilizando la bici para hacer el último tramo de transporte en una ciudad dentro de la zona hora y aparcando fuera de ella, combinándola con el transporte público para el desplazamiento puerta a puerta o siendo más rápido el desplazamiento que en el caso de caminar.

Si utilizamos la bici diariamente para los desplazamientos habituales vamos a tener una duración del trayecto muy previsible, cinco minutos arriba o abajo, pero te permite no depender de que llegue o no el autobús, si se ha retrasado el tren o en el caso del coche si encontramos o no aparcamiento. Ir al trabajo, a la universidad o desplazarse al gimnasio o cualquier otra actividad de ocio será mucho más sencillo. Es en este tipo de desplazamientos habituales donde más cómoda resulta

Además también ganamos en salud, especialmente si la bici sustituye al desplazamiento en vehículo privado o transporte público. Pasamos de tener una actividad totalmente sedentaria a realizar un ejercicio aeróbico que tiene importantes beneficios para nuestro corazón y nos ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares. No es necesario tener que estar todos los días dos horas para empezar a notar beneficios, al ser una rutina en nuestro día a día, empezamos a notar una mejora física muy rápidamente.

Pero no sólo tenemos una mejora física, también mental, al tener menos estrés. El desplazamiento en un tiempo establecido que medimos al realizar el trayecto en varias ocasiones nos permite ser más previsores. No tenemos que estar preocupados por llegar y no tener sitio de aparcamiento, porque haya atasco en las calles de la ciudad, ya que la bici es un vehículo muy ágil, que puede avanzar mientras el resto se encuentra parado sin molestar a los demás.

Ventajas otros vehículos de un aumento de bicicletas en la ciudad

todos-en-bici tour ciudad

Es cierto que al principio la bici puede parecer un elemento extraño en la calzada, pero lo cierto es que si todo el mundo respeta las normas la convivencia será muy sencilla. Porque la velocidad de la bicicleta no entorpecerá el ritmo de los coches en las principales calles de la ciudad, donde sobre todo si vamos en vías de un único sentido y calles estrechas, superar los 30 km/h resulta complicado.

Pero es que además una bicicleta en la calzada implica en muchas ocasiones un automóvil menos circulando. Vamos a tener más espacio en las calles para aquellos que siguen apostando por el automóvil para moverse, reduciendo con ello la congestión en el centro de las ciudades. La mayoría de las veces en un coche sólo va un ocupante, por lo que si cambiamos coche por bici, el espacio ocupado será inferior y el nivel de atasco se reducirá. A esto le tenemos que sumar que los vehículos privados tendrán más espacio de aparcamiento disponible en el centro de las ciudades, uno de los grandes problemas tradicionales de este tipo de transporte. La bicicleta ocupa mucho menos espacio para aparcar que un coche, con lo que quedan más plazas libres.

Ventajas para los peatones y el resto de los ciudadanos

Pedaleando en bici por la ciudad

Para los peatones y lo ciudadanos la bicicleta va a suponer una ciudad mucho más limpia. Empezando por tener una atmósfera con menos gases nocivos para nuestra salud en suspensión, al no ser un vehículo contaminante. Una sustitución del vehículo privado por la bicicleta a corto y medio plazo tiene importantes beneficios para el medio ambiente y el ciudadano lo notará en su día a día, si practica deporte al aire libre en la ciudad o simplemente si tiene que coger su vehículo privado. Muchas ciudades tienen que reducir el tráfico al tener unos valores de contaminación peligrosos, algo que no sucedería si cogemos nuestra bici para desplazamientos habituales y dejamos el coche para cuando tenemos que desplazarnos en familia.

No sólo se queda aquí, también tenemos una ciudad con muchos menos ruidos, algo que realmente se agradece ya que gran parte de la contaminación acústica que acaba por afectar a nuestro estado de ánimo, a nuestro humor, la provocan la circulación en la ciudad de los vehículos privados. La bici como mucho puede hacer sonar su timbre para advertir a un peatón que va a cruzar sin mirar, pero más allá de esto no emite ningún sonido que sea estridente.

Por último también tenemos la oportunidad de tener un transporte público menos congestionado en las horas punta, ya que parte de sus usuarios han podido cambiar totalmente o en parte su recorrido por la bici. Esta combinación entre transporte público y bici, o vehículo privado y bici, es una buena solución cuando tenemos que desplazarnos desde la periferia al centro de la ciudad. En muchas ocasiones la bici nos permite aparcar nuestro coche en una zona que no tenga limitación de aparcamiento y la bici cubre el último tramo hasta nuestro trabajo. En este sentido las bicis plegables son las más utilizadas cuando el transporte se realiza utilizando esta fórmula mixta.

Como hemos visto la bici tiene beneficios para todos. Lo importante es ser respetuoso con el resto de ciudadanos, ya sean conductores o peatones y circular cumpliendo las normas. De esta forma es mucho más sencilla la convivencia y seguro que son muchos más los que se animan a coger la bici para moverse de un lado a otro en la ciudad. ¿Tu te animarías a probarlo?

En Vive 0,0 | Ir en bici al trabajo y cobrar por ello: ¿utopía o realidad?
En Vive 0,0 | Cómo llegar limpio y reluciente al trabajo si vamos en bicicleta
En Vive 0,0 | Bicis para todos los usos, épocas y lugares en la bici en la red

Efecto placebo, ¿por qué te puede curar?

El efecto placebo es el conjunto de efectos beneficiosos que reporta cualquier intervención sobre una enfermedad, siempre que sintamos que está dirigida a nuestro bienestar. Pastillas de azúcar, infusiones, jarabes… si el paciente cree de verdad que está recibiendo un medicamento o un tratamiento, es muy posible que mejore. Pero ¿por qué sucede esto?

Si te interesan todos estos temas, trucos, consejos, novedades sobre cómo cuidarte para sentirte mejor y llevar una vida más sana, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás todo cómodamente en tu correo.

Efecto placebo: ¿trucos psicológicos o terapias alternativas?

Reiki, homeopatía, acupuntura, quiropraxia,yoga tibetana o terapias energéticas llevan algún tiempo haciéndose un hueco en países occidentales, incluso en Hospitales públicos como el Valle de Hebrón en Barcelona o el 12 de Octubre y el Ramón y Cajal de Madrid utilizan estas terapias alternativas por sus efectos paliativos.

Con un artículo en la famosa revista especializada Nature, la periodista científica de prestigio internacional, Jo Marchant abría la caja de Pandora al recomendar : “investigar e incorporar los mecanismos de la medicina complementaria en lugar de rechazarla rotundamente”.

Hand of specialist doing reiki treatment to the woman

Estas declaraciones daban lugar a una serie de artículos alrededor del mundo de quienes consideran estas terapias alternativas como pseudomedicina o directamente un fraude o sanación, en contra de quienes creen en su poder curativo, al igual que el poder curativo de las plantas y la medicina natural que han demostrado tener fundamento en la curación de graves enfermedades como la malaria o la ceguera de río..

El placebo no depende de qué le suministres al paciente, sino de que el paciente se crea que le va a curar.  El aspecto psicológico del placebo, particularmente el poder de la sugestión, es lo que se ha considerado hasta ahora para explicar su éxito, y con esta suposición gran parte de la comunidad médica ha reconocido su eficacia y lo aplica en numerosos casos.

¿Cuál es la explicación científica de que funcione el efecto placebo?

Smiling young man in an acupuncture therapy in a Spa center

El efecto placebo existe, está asociado a la liberación de neurotransmisores como la dopamina.  sólo pensar en un “fármaco” placebo alivia el dolor y es suficiente para que el cerebro despida sus analgésicos naturales, llamados endorfinas.

Según el neurologo Dr. Zubieta, cuyo trabajo se centra en las bases neurobiológicas de los trastornos del estado de ánimo, con intereses específicos en las áreas de envejecimiento y su interacción con trastornos afectivos, y es autor de numerosos estudios sobre el tema, en la Universidad de Michigan,

“Los receptores para endorfinas y dopaminas están agrupados mayoritariamente en el área del núcleo accumbens. Por lo tanto, tomados conjuntamente, nuestros estudios profundizan directamente en los mecanismos que determinan el efecto placebo”

“Este es un fenómeno que tiene gran importancia para conocer la eficacia de nuevas terapias, porque numerosos pacientes responden tan bien a placebos como a tratamientos activos. Nuestros resultados también sugieren que la respuesta placebo puede ser parte de un mecanismo de resistencia mayor del cerebro”.

“Los resultados de estos estudios ópticos moleculares indican que la actividad de dopamina es activada como respuesta a un placebo de una forma que va en proporción a la cantidad de beneficio que anticipa el individuo”.

TCM Traditional Chinese Medicine. Hand applying moxa stick therapy, natural herbs in glass jars in background

El poder de la mente, de la sugestión y la energía del cuerpo humano es una incógnita que ha inquietado a la Humanidad desde hace siglos. Personalmente, me quedo con la frase del Dr. Madero, Jefe de Onco-Hematología Pediátrica del Hospital Niño Jesús de Madrid, quien en cierta ocasión, hablando sobre masajes terapéuticos, cosmética natural y alimentos de cultivo ecológico para pacientes oncológicos, dijo: “Mal no les va a hacer, ahora que no dejen de tomarse las medicinas”.

Imágenes | iStockphoto

En Vive 0,0 | Gastrobotánica ¿Somos lo que comemos?
En Vive 0,0 | Cómo hacer jabón casero

Cómo es el día a día en un taller de Makers

Si tienes curiosidad por conocer la filosofía del Movimiento Maker o incluso has pensado en alguna ocasión apuntarte a un taller de Makers, quizá te hayas preguntado cómo es el día a día en uno de estos locales. Para darte respuesta, hemos hecho una visita de la mano de uno de los socios más veteranos de Makespace, el único taller en Madrid que es ciento por ciento independiente, a diferencia de otras iniciativas, como Medialab Prado, que cuentan con apoyo estatal, o como el FabLab del CEU, que depende de la Universidad.

Lo que más llama la atención de los talleres de Makers es la diversidad de proyectos y actividades que se pueden hacer, que al mismo tiempo responde a una diversidad muy marcada de personas que hacen uso de ellos. Al taller de Makers acuden personas con muy distintos perfiles y distintos objetivos y siempre encuentran su hueco, por ese motivo es muy posible que tú también encajes y tengas interés. Seguiremos hablando de Makers y podrás recibir lo más interesante gracias a nuestra Newsletter.

El día a día en un taller de Makers

El día a día en un taller de Makers no resulta en absoluto rutinario, ni siquiera previsible. Lo más habitual, según nos cuenta uno de los usuarios, es llegar con la idea de trabajar en tu propio proyecto durante, por ejemplo, tres horas y encontrarte con que has de dedicar dos de esas horas a poner en funcionamiento la máquina que quieres utilizar y finalmente el tiempo restante en tu labor.

Esa puesta a punto del equipo forma parte de la experiencia Makers y no la entenderían disociando esta primera etapa. Dado que toda la maquinaria de la que disponen es casera porque la han construido ellos mismos o ha sido donada y reparada por ellos, se considera que un auténtico Maker está dispuesto e incluso contento de afrontar estos pequeños arreglos. No se trata de un sitio en el que te lo den todo hecho, nos dice Arturo, pero seguramente eso es lo que a él y a sus compañeros les gusta del taller.

Muchas veces te distraes de tu objetivo por una causa más amena. Otro de los usuarios habituales nos asegura que llega al laboratorio con toda la intención de continuar lo que dejó el día anterior, “vienes con un proyecto muy definido y preciso”, pero entonces se encuentra con que sus compañeros están realizando propósito más interesantes o que tienen algo muy rico que aportar a lo que están haciendo ouna manera más eficaz u original de realizarlo y les modifica la idea.

¿Con qué frecuencia suelen acudir los socios a un taller de Makers?

Lo más habitual es acudir al taller de Makers unas dos o tres veces a la semana, pero hay quien llega a ir cinco, si es que su tiempo se lo permite. Un tercer socio de Makespace nos habla de su día a día, confesando que él pasa allí todas las horas que puede y que más de una vez se ha quedado hasta la madrugada y ha tenido que cerrar: es uno de los socios que cuentan con llave y pueden entrar incluso cuando el taller no está abierto al público.

Creative team working on new project with many sticky notes on window.

Por lento que sea el funcionamiento de una impresora en 3D, Samuel nos demuestra que en un taller de Makers no hay esperas pues, mientras la máquina trabaja, puedes revisar el diseño o recoger, echar una mano a los demás o limpiar el espacio. “Quien no encuentre algo que hacer es que no está aprovechando esto”, nos asegura.

La gestión del espacio es otro de los principales componentes del día a día en un taller de Makers, debido a que no cuentan con nadie que se encargue de la limpieza o el orden y tienen que ser ellos mismos quienes se encarguen. Algunas veces, entre todos surge la iniciativa de hacer una gran limpieza, en otras ocasiones, cada uno de ellos va encontrando huecos libres de tiempo para colaborar con este aspecto.

¿Qué proyectos se llevan a cabo en un taller Makers?

El taller de Makers puede ser útil tanto para quienes se toman estas actividades como un hobby como para quienes desean poner en marcha una empresa. A Makespace acuden algunas personas que fabrican lámparas y mobiliario de construcción facetada con papel o resina gracias a las impresoras 3D y que, tras varias pruebas y prototipos, los están comercializando con éxito.

Hay un grupo llamado “Bluetooth” que hace proyectos de domótica y los controla gracias a los pequeños arduinos, tarjetas microprocesadoras similares a las y raspberry pi, pero con un lenguaje mucho más sencillo y software libre, que sirven para introducir la programación y que pueden llegar a hacer el lugar de ordenadores.

Andrés es músico y no tiene el perfil que esperaríamos en un usuario de Makers, debido a que no ha estudiado ingeniería ni electrónica, pero está construyendo su propia impresora 3D con algunas ideas muy originales. El proyecto más habitual entre las personas que visitan Makespace es construirse su propia impresora 3D para llevársela a casa o incluso para dejarla allí. La diferencia entre construirla así y comprarla es aproximadamente entre 300 euros y 2000.

Young man in electronics workshop

Cuando la impresora 3D ya está construida con buenos resultados, se sube el modelo a reprap, un wiki donde se comparte software y código. Las impresoras son autorreplicantes porque las piezas de la siguiente las imprime una de las anteriores y se emplean códigos compartidos en abierto. La idea es ir mejorando siempre la versión anterior.

Un grupo de personas acude al taller de Makespace para construir y mejorar sus drones. Los fines de semana quedan para utilizarlos al aire libre y algún día de diario se reúnen en el taller y arreglan los desperfectos, no solo los producidos por los posibles choques o caídas, sino también la programación para mejorar su rendimiento.

Uno de los usuarios del taller de Makers que hemos visitado nos enseña el reloj de luces LED que está construyendo. Lleva años con él, pero no le importa ya que disfruta con su construcción, lo hace porque es lo que le gusta, es su hobby y no aspira a comercializarlo.

Algunos de los participantes se construyen sus propios coches de Scalextric, pieza por pieza, para finalmente pintarlos o colocarles pegatinas. Otros se limitan a programar con el portátil y no llegan a hacer trabajo “manual”. Los socios que han aportado material a los talleres muchas veces tienen la intención de repararlo. Nuestro cicerone casi siempre que acude a Makespace lo hace para tratar de reparar la fresadora DIY que aportó.

¿Qué tipo de personas encontrarás en un taller de Makers?

En la actualidad, Makespace Madrid tiene entre cincuenta y setenta socios, por lo que el tipo de personas que se puede encontrar es sumamente diverso, aunque solo sea en lo que se refiere a las nacionalidades. Nos informan de que ha venido gente de Beirut, Shanghai, Seattle, Polonia, Kenia, Irán, Reino Unido…

Entre las formaciones, encontramos arquitectos, ingenieros, emprendedores… que forman equipos multidisciplinares y que, como hemos visto más arriba, tienen proyectos muy diferentes entre sí. Solo el 10% aproximadamente de los usuarios son mujeres, pero nos cuentan que las pocas chicas que vienen se lo toman muy en serio y son las que más frecuentemente acaban sus proyectos.

Young people in the robotics classroom

Lo normal es que cualquier proyecto que se plantea en un taller de Makers lleve varios meses y, como hemos visto, hay algunos que están años con sus construcciones. Por ese motivo, las personas que acuden a estos lugares son muy pacientes, son gente a la que le gusta probar cosas nuevas, ver lo que funciona y lo que no…

Pero por encima de todo, son personas a las que les encanta aprender pues mucha de la colaboración les aporta este aspecto. Por ejemplo, el socio que nos ha ofrecido la visita nos cuenta que entre todos, de manera colaborativa, han construido la rampa y la puerta y que ha aprendido muchísimo colaborando en esta tarea.

¿Por qué merece la pena acudir un taller de Makers?

La interacción con los demás socios es uno de los pilares fundamentales de Makers y justifica de por sí –sin contar el resto de las ventajas— el acudir al taller en lugar de trabajar en casa. El usuario que nos comentó que siempre que llega al taller se encuentra con sorprendentes proyectos de sus compañeros, aprecia tanto este aspecto que regresó a Madrid para poder seguir formando parte de Makespace, dado que es más horizontal y se crea más sentimiento de comunidad.

Además de modificarte tu idea anterior con buenos consejos, los otros socios pueden haber pasado antes que tú por las mismas situaciones y, al decirte con qué problemas se han encontrado, te evitan sufrirlos tú. Es casi como si se acudiese a una clase con un aprendizaje práctico al ciento por ciento.

Group of students busy in glass art workshop

Para acudir a un taller Maker solo tienes que buscar cuál es el que está operando en tu ciudad y apuntarte. En Makespace de Madrid se paga una cuota de 30€ al mes y se dispone de todo lo que haya por allí, con un laboratorio de electrónica –con soldadores, componentes, etc…—, una sala de máquinas –con fresadoras, cortadoras láser, etc.— y la zona de mesas de trabajo, además de con el gran valor de las aportaciones de los compañeros.

Pues ya lo sabes: no te quedes en tu casa. Existen muchas personas que comparten contigo la pasión por crear y si lo que te falta son los medios, en uno de los talleres lo tendrás todo a tu disposición, además de las posibilidades de aprender a utilizarlo.

Fotografías: iStock Photos

Bici e innovación, así quieren reinventar la experiencia de dar pedales

La tecnología y los dispositivos conectados llegan a todos los aspectos de nuestra vida. La bicicleta tampoco puede abstraerse de esta influencia y son muchos los que buscan dar una nueva dimensión, tanto para los que disfrutan de este vehículo como una forma de ocio, como para aquellos que la utilizan como un medio de transporte en sus desplazamientos diarios. Por eso queremos hacer un repaso a las últimas novedades que tienen que ver con bici e innovación y cómo buscan reinventar la experiencia de dar pedales.

En muchos casos esta implantación de la tecnología tiene que ver con la inseción de algún motor eléctrico que es gobernado y administrado a través del smartphone. En otros simplemente se implantan diferentes sensores en la bici que nos ayudan a recoger más información y hacer que sea más segura la circulación en estos vehículos, pero también cuando se encuentran estacionadas. Si quieres estar al día de todas las novedades del mundo de la bici puedes suscribirte a nuestra newsletter y la recibirás cómodamente en tu correo electrónico.

Un vehículo más seguro circulando y también aparcado

Una de las cuestiones que mejora la seguridad de los ciclistas es ser previsibles, para que los vehículos que circulan a nuestro alrededor puedan anticipar nuestros movimientos. COBI es un dispositivo que se conecta con tu smartphone y facilita luces delantera, trasera e intermitentes que se activan de forma automática al iniciar la maniobra. Además te permite establecer una ruta a través de su navegador o se sincroniza con aplicaciones de salud como Google Fit o Apple Health.

Es una mejora respecto a otras propuestas que podemos encontrar en el mercado que facilitan la opción de señalizar frenado e intermitentes o incluso dibujar un carril bici virtual de seguridad, aunque de forma más manual a través de un mando a distancia que va en el manillar, por lo que pierde efectividad.

Una opción similar es la que nos propone Lumos, un casco inteligente que incorpora luces de freno e intermitentes en el casco. De esta forma podemos utilizarlo con diferentes bicicletas sin problemas. En el caso de la luz de freno se sirve de un pequeño acelerómetro que la activa cuando ve que nuestra velocidad ha disminuido. Los intermitentes sin embargo tenemos que activarlos de forma manual desde un mando a distancia en el manillar. También tenemos alguna propuesta dentro de los diseños de cascos pensadas para avisar en caso de caída, muy útil para los practicantes de bicicleta de montaña, por ejemplo.

Los robos de bicicletas es uno de los principales miedos que tiene mucha gente a la hora de dejarla en la calle. No es nada que no pueda solucionarse con un buen candado de acero tipo U, pero la tecnología viene al rescate de la bici proponiendo soluciones innovadoras. Este es el caso de PhiLock, un candado inteligente cuya llave es nuestro smartphone con conexión Bluetooth. En caso de intentar forzarlo suena una potente alarma que disuade a los amigos de lo ajeno. Además también está pensado para que se pueda realizar un alquiler o préstamo entre particulares a través de su aplicación.

Otra propuesta similar es la que nos ofrece Skylock un candado inteligente que se desbloquea a través de tu smartphone y que te envía un mensaje si nota que se está moviendo y no detecta el smartphone cerca al que se conecta a través de Bluetooth. También tiene un sensor que avisa en caso de caída y si no respondemos enviará un aviso a los teléfonos de emergencia que hayamos configurado en la aplicación. Una propuesta similar la ofrece LINKA, donde en este caso también suena una alarma en caso de robo. Lo que quizás se echa de menos es que estos dispositivos no dispongan de un GPS que te permita localizar la bici en todo momento, sobre todo si la prestamos a otros usuarios.

Una propuesta diferente es la que ofrece YERKA, una bicicleta cuyo diseño hace que el cuadro de la bici sea el propio candado y cuyos fabricantes aseguran que es la bici imposible de robar. Lo cierto es que es un diseño muy ingenioso convirtiendo las barras del cuadro en un sistema de candado que complica mucho el robo de la bici.

La bicicleta conectada

Bici conectada con el smartphone

Pero no sólo se trata de innovar en seguridad. La bici inteligente incorpora sensores que nos ayuda a recoger datos que luego son de utilidad en diferentes aplicaciones que tenemos instaladas en nuestro smartphone. Es ir un paso más allá de lo que sería un navegador convencional. Algunas propuestas buscan facilitar la navegación cuando no conocemos la ruta que debemos seguir, como el caso de Hammerhead, útil sobre todo para rutas y salidas en carretera.

Otras propuestas buscan ofrecer datos precisos de los recorridos que hemos realizado en bici, como el caso del pedal inteligente, Connected Cycle que recoge datos de velocidad, ruta seguida, calorías consumidas, etc. Además también nos avisa en caso de robo y dispone de un GPS para su localización.

Un paso más allá en la integración de sensores y tecnología va DuBike, la bicicleta del Google Chino Baidu. Se trata de una bici conectada que nos permite recargar los dispositivos móviles que enchufemos a través de USB, a la bici. Además cuenta con un sistema de navegación por GPS, que puede guiar al ciclista a través de un sistema luminoso en el manillar donde también incorpora luces leds para la noche. A través de su aplicación permite conocer y compartir rutas con otros usuarios, registra datos que orienten sobre el estado físico de su dueño, animando a pedalear más y ofreciendo consejos para optimizar las pedaladas.

Una propuesta que va un poco más allá es la que nos ofrece la rueda de Copenhague una rueda que además de recoger información y conectar tu bici a tu smartphone la convierte en eléctrica. Lo más interesante de esta propuesta es que esta rueda no necesita recargarse, ya que aprovecha la velocidad cinética para recargar la batería que va en su interior y que hará que el pedaleo sea mucho más sencillo y eficiente sobre todo cuando más lo necesitas.

En Vive 0,0 | ¿Tiene sentido la bici conectada al móvil?

¿Truco o trato? Trucos, muchos trucos, para decorar en Halloween con productos reciclados

Se acerca la noche más terrorífica del año y si sois de los que se apuntan a un bombardeo y habéis adoptado Halloween en vuestras vidas, ya estaréis pensando en cómo decorar la casa con el menor coste posible. Podemos reutilizar y reciclar elementos de los que ya disponemos y no nos referimos a pasarse unas semanas sin limpiar y que el polvo y las telarañas sean auténticas.

Si os gustan los “hazlo tú mismo”, la recicladecoración, muchos trucos, consejos, tutoriales y mucho más para hacer tu vida un poquito más amena sin gastar y ayudando al Medio Ambiente, nos dejes de suscribirte a nuestra newsletter y recibirás cómodamente en tu correo todas las novedades.

Decorar en Haloween con sombras

No hay nada más tenebroso que una buena sombra, si no que se lo digan a Alfred Hitchcock. No queremos que muráis de miedo en la ducha, así que nada de locos con cuchillo, mejor una rama seca colgada de la ventana con un cuervo. Desde la calle el efecto es magnífico y no puede ser más fácil.

Busca una rama seca y desgajada de un árbol y cuélgala en la ventana con ayuda de hilo de pescar. Después recorta un pájaro de cartón o una ristra de murciélagos y átalos a la rama, que puedes pintar de negro para un resultado más siniestro. Si pones la iluminación adecuada, ninguno de tus vecinos pasará a pedir “truco o trato”.

Cartulina negra y mucha paciencia para recortar murciélagos de diferentes tamaños y hacer que una bandada de estas siniestras criaturas recorran las paredes de tu salón. En caso de que la cartulina que tengas sea blanca podrás hacer guirnaldas de fantasmas con ojos negros y bocas “Munch”, para adornar los techos.

halloween-decorar

Una manera divertida de conseguir tus telarañas con material de escritorio es coger la cola blanca escolar o similar y dibujas una telaraña en un plástico, una bolsa o lo que sea. Cuando la cola se seque tendrás una espectacular tela de araña en ñla que podrás pegar arañas, moscas o cualquier otro bicho que encuentres por casa. Además son muy resistente y puedes guardarlas de un año para otro.

Pero si lo que realmente quieres es que la telaraña sea tupida y puedas envolver un cuerpo humano dentro, puedes recurrir a la guata sintética que venden en mercerías para rellenar almohadones y cojines. Se deshace facilmente y una toalla enrollada puede hacer las veces de cuerpo humano atrapado en una enorme telaraña.

Velas gastadas, hojas secas, mariposas… perfectas para decorar en Halloween

Autumn Fall background with red, brown and yellow leaves, orange pumpkin and monarch butterfly on dark recycled rustic wood table - vertical.

Y ¿qué es un Halloween sin velas casi deshechas en botellas gastadas? Una botellas vacias polvorientas serán los candelabros perfectos (si tienes candelabros en casa, también son muy tétricos) para tus conjuntos de velas en cualquier rincón. Sólo con su iluminación tenúe y en movimiento, las sombras de los muebles serán terroríficas.
El factor psicológico es fundamental en Halloween y una simple sombra en la pared puede resultar aterradora, si la localización es la adecuada. Hojas secas en el suelo, mariposas (¿os habéis fijado en lo tétricas que pueden ser?), ruido de llaves, chirridos de puertas, muebles usados y mil y una cosas más, que a diario no damos importancia y que de cara a Halloween son aterradoras.

Calabazas de temporada

calabazas-halloween

No hace falta que las cortes con una sierra eléctrica, si puedes hacerlo estupendo, pero si no un rotulador negro nos ayudará a convertirlas en terroríficas, y después puedes hacer un pastel o un puré de calabaza con las riquísimas recetas Nolotiro que encontrás aquí mismo.

Otra idea que nos dan desde Decoesfera, es utilizar tachuelas o hilo y unos clavitos finos, que nos ayudarán a  ir dibujando en la superficie de la calabaza, una palabra, un dibujo o lo que se nos ocurra, que aquí lo más importante es la creatividad.

Pero si eres amante de la costura y tienes retales de colores guardados por casa, estas calabazas de tela con hojas secas y botones a modo de rabito serán perfectas para decorar en Halloween, menos terrorífico pero mucho más cuqui.

Handmade Halloween decorations from fabric.

 

Esperemos que con todas estas ideas, decorar en Halloween este año sea tan divertido y creativo como lo ha sido buscar todos estos DIY para reciclar lo que ya tenéis en casa y reutilizar cosas que ya estábais pensando en tirar.

¡Os deseamos a todos un aterrador Halloween!

 

Imágenes | iStock, Decoesfera

En Vive 0,0 | Tarta de queso sin horno, una receta terrorífica para Halloween

Taboulé: cómo preparar la ensalada de perejil y cuscús que llegó de Oriente

Hoy queremos mostraros cómo preparar la receta del taboulé, para que sepáis cómo preparar la ensalada de perejil y cuscús que llegó de Oriente. El taboulé es una ensalada que funciona muy bien como entrante o como guarnición de platos de aves, cordero y carnes rojas ya que suaviza y matiza sus sabores. En general, en España se prepara con una proporción errónea entre las hojas de perejil y menta y el cuscús, tendiendo a abusar de este último.

En países como Egipto, Jordania, Líbano, Israel y otros de la zona de Oriente Próximo, se suele preparar con las proporciones que ahora os indicaré, siendo la diferencia principal la menor cantidad de cuscús en el plato que se sirve. Si te gustan las recetas y consejos de cocina, y estás interesado en estar al día de otros temas interesantes como éste, puedes suscribirte a nuestra newsletter simplemente haciendo clic y rellenando nuestro formulario. Así recibirás puntualmente nuestras publicaciones en un boletín semanal en tu correo electrónico.

Ingredientes para 4 personas

1 manojo de perejil, 1/2 manojo de hierbabuena, zumo de 2 limones, 60 ml de aceite de oliva, 8 tomates cherry, 1/2 cebolla morada, 1 pimiento verde, 100 g de cus cus

Tipos de taboulé

Esta receta puede hacerse también utilizando otros ingredientes en lugar del cuscús. Entre ellos, los granos de trigo sarraceno verde o el bul gur son buenas opciones para mezclar con la mezcla de hierbas aromáticas y hortalizas picadas.

Otras posibilidades pueden ser sustituir el cuscús por bolitas de tapioca o por quinoa cocida hasta quedar bien tierna. También puedes añadir otras hojas verdes si quieres hacer un taboulé más moderno, incorporando cilantro, rúcula, berros o utilizando estas plantas para sustituir parte del perejil.

Cómo hacer taboulé o ensalada de perejil y cuscús, tiempo de preparación, presentación y resultados

Como primer paso, lavamos y escurrimos bien las hojas de perejil, secando las hojas con un papel de cocina. Entonces, se procede a picarlas bien con cortes limpios de cuchillo, ya que se busca que las hierbas queden secas y no humedecidas como consecuencia del corte. Una vez picado el perejil, lo pasamos a un bol. Picamos también las hortalizas, dejando los tomates en trocitos bien pequeños, añadiéndolos al bol.

Hacemos la misma operación con el pimiento y la cebolla morada. En otro recipiente, ponemos el cuscús y lo cubrimos con agua caliente, dejando que se rehidrate. Una vez veamos que los granos de cuscús ya están bien hidratados, los escurrimos bien para retirar el exceso de agua y lo incorporamos al bol donde está el perejil y las hortalizas. Removemos hasta distribuir homogéneamente los ingredientes.

Agregamos las hojas de hierbabuena, picadas igualmente bien finas y las mezclamos en el bol con los demás ingredientes. Aliñamos la ensalada con el zumo de limón y el aceite de oliva, procurando no pasarnos de líquido, ya que se trata de una ensalada refrescante y sana, con mucho sabor a perejil, con el frescor de las hojas de menta y los toques dulces del tomate en contraste con los ácidos del limón.

taboulé de cus cus

Tiempo de preparación | 15 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

El taboulé es una deliciosa ensalada de perejil y menta con cuscús que os recomiendo probar acompañado de un plato de pollo asado o un guiso de cordero sabroso, ya que es tan fresca que ayuda a desengrasar, haciendo más digerible un asado de carne. Para servirlo, se puede poner en una fuente como hemos hecho nosotros o disponerlo repartiéndolo sobre hojas de lechuga fresca o cogollos, para comerlo con las manos.

En Vive 0,0 | Las 14 mejores recetas con quinoa para explotar sus beneficios saludablesf
En Vive 0,0 | Las 19 mejores recetas con productos de temporada para el otoño
En Vive 0,0 | Recetas para picar

Pilates en casa: una hora, un poco de motivación y 19 ejercicios para practicar

Si tienes una hora de tiempo, tienes una completa sesión de Pilates que puedes realizar en tu propia casa. Te traemos una serie de 19 ejercicios para que descubras cómo el método Pilates es mucho más que los clásicos estiramientos, y cómo puede ayudarte a trabajar tu cuerpo al completo y a mejorar tu postura corporal. Tan solo necesitas una colchoneta y, como complemento, un fitball para hacer alguno de los ejercicios. ¿Preparado para una buena sesión de Pilates en casa?

Si estás interesado en cuidar tu cuerpo (y también tu mente) no puedes perderte nuestros artículos. Una forma fácil de recibirlos es suscribiéndote a nuestra newsletter: así llegarán directamente a tu buzón de entrada y no tendrás que preocuparte por nada más.

El cien o hundred

Quizás el ejercicio más conocido del repertorio de Pilates: el hundred o cien nos ayuda a trabajar la respiración y toda nuestra zona abdominal. Nos tumbamos boca arriba con los brazos a ambos lados del cuerpo y las rodillas flexionadas. Desde la posición de partida, subimos el tronco hasta apoyarnos en los omóplatos, y elevamos las piernas para colocarlas en posición de escuadra. ¡Es el momento de comenzar con la respiración! Ve contando rápidamente de uno a diez hasta completar diez rondas (por eso se llama hundred) y respira a la vez que mueves tus brazos arriba y abajo, bombeando el aire.

Spinal rotation o rotación de la columna

Pilates-Spinal Rotation

Es uno de los ejercicios de preparación que nos ayuda a mejorar y a ser más conscientes de la articulación de nuestra columna. Este ejercicio está contraindicado para personas con hernia discal. Nos tumbamos de lado con las caderas y las rodillas flexionadas formando un ángulo recto, mientras que los brazos están extendidos por delante del cuerpo y las palmas de las manos juntas. Con el brazo que queda arriba comenzamos a dibujar un semicírculo como si fuéramos un compás, llegando lo más lejos posible, si podemos hasta tocar el suelo del otro lado. Es importante que el brazo siga siempre el movimiento de la columna, y que nosotros sigamos la palma de la mano con la mirada.

Half roll down o media flexión hacia atrás

Pilates - Half roll down

Con este ejercicio fortaleceremos el abdomen y los flexores de la cadera. Nos colocamos sentados con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Los brazos están estirados delante del cuerpo, a la altura de los hombros. Lo primero que debemos hacer es crecer hacia el techo, intentando ganar espacio entre los discos vertebrales, para después rodar sobre los isquiones (los huesos semicirculares cerca del glúteo) y flexionarla columna para ir bajando hacia el suelo. Bajamos hacia la mitad y volvemos a subir.

Obliques roll back u oblícuos rodando hacia atrás

Es un ejercicio muy parecido al que acabamos de realizar, solo que en vez de bajar de frente, bajaremos por los lados. Al rodar por los isquiones, llevamos la mano derecha hacia atrás, como si estuviéramos en una barca y quisiéramos acariciar el agua: de esta forma, giramos el tronco desde la cadera. Volvemos a la posición inicial y bajamos por el otro lado.

Single leg stretch o estiramiento de una pierna

Pilates-Single leg stretch

Comenzamos a poner nuestras piernas en movimiento. Nos tumbamos boca arriba, con las caderas y rodillas flexionadas en posición de escuadra. Levantamos el tronco hasta apoyarnos en los omóplatos y, mientras acercamos la pierna derecha hacia el pecho y la agarramos con las manos, estiramos la izquierda intentando llevarla lo más lejos posible. Repetimos con la otra pierna y vamos cambiando.

Back extension o extensión de columna

Pilates - Back extension

El ejercicio de la extensión de columna nos ayuda a fortalecer toda la musculatura de la espalda, además de a articular correctamente la zona cervical, torácica y lumbar de la columna. Con las manos debajo de los hombros, vamos levantando poco a poco el tronco, asegurándonos de que pasamos una a una por cada una de las vértebras. Al llegar a la parte final del ejercicio no podemos olvidar que las espinas ilíacas (los huesos de la cadera) deben mantener siempre contacto con el suelo.

Back extension o extensión lumbar sobre fitball

Pilates - back extension fitball

Una modificación del back extension, pero añadiendo un elemento que genera inestabilidad, como el fitball. Colocamos nuestra tripa sobre la pelota y nuestras manos tras la nuca, y comenzamos a subir poco a poco hasta llegar a la extensión de la columna. Los principiantes pueden colocar sus pies apoyados en una pared para asegurarse una mayor estabilidad.

Abdominales sobre fitball

Pilates - abdominales sobre fitball

Una variante del abdominal tradicional es la que se realiza con la espalda sobre un fitball o pelota suiza. Al colocarnos sobre la pelota, nuestro cuerpo se encuentra en inestabilidad, por lo que se verá obligado a reclutar a la musculatura profunda del abdomen para guardar el equilibrio. Con las manos detrás de las cabeza y los codos bien abiertos (que solo podamos ver el codo por el rabillo del ojo) subimos el tronco hasta apoyarnos en la punta de los omóplatos y volvemos a bajar.

Plank o plancha frontal

Pilates - plank

El plank o plancha frontal es un ejercicio de estabilización con el que trabajamos todo nuestro core, es decir, la musculatura profunda del abdomen, el cuadrado lumbar, los multífidos y los erectores espinales. Nos apoyamos sobre las manos y las puntas de los pies, de modo que nuestro cuerpo forma una línea recta, y mantenemos esa postura por, al menos, 15 segundos.

Side plank o plancha lateral

Pilates - Side plank

La plancha lateral es una variación de la plancha frontal que acabamos de ver. En este caso, nos colocamos de lado y nos apoyamos sobre los dos pies pero sobre una sola mano. Nuestro cuerpo sigue formando una línea recta, y para conseguirlo deberemos empujar con los oblícuos (parte lateral del abdomen) hacia arriba.

Mermaid o la sirena

Pilates - Mermaid

Un ejercicio para trabajar la articulación lateral de la columna. Nos sentamos como estemos más cómodos: puede ser al estilo indio, con las piernas cruzadas, o bien con una pierna flexionada delante y otra detrás. Elevamos el brazo derecho por encima de nuestra cabeza mientras inspiramos y, al soltar el aire, nos doblamos hacia el lado izquierdo e intentamos llegar lo más lejos posible. Repetimos con el brazo izquierdo y vamos alternando entre los dos brazos.

Shoulder bridge o puente sobre los hombros

Pilates - shoulder bridge

Este ejercicio nos sirve para fortalecer glúteos e isquiotibiales, y para articular la columna vertebral. Nos colocamos tumbados boca arriba, con los brazos a los lados del cuerpo con las palmas de las manos boca abajo, las rodillas flexionadas y los pies bien apoyados en el suelo. Desde esta posición comenzamos girando nuestra cadera de modo que la zona lumbar entra en contacto con el suelo para después seguir subiendo la columna hacia el techo, vértebra por vértebra, hasta que formamos una línea recta desde los hombros a las rodillas. Desde ahí, bajamos lentamente desde la columna dorsal hasta la pelvis.

Single leg shoulder bridge o puente sobre los hombros a una pierna

Pilates - Single leg shoulder bridge

Se trata de una modificación del ejercicio que acabamos de ver. En este caso, colocamos una pierna en el aire o apoyada sobre la rodilla de la pierna que queda en el suelo. De este modo trabajamos el glúteo y el isquiotibial de forma isolateral: la dificultad es mayor que con el ejercicio tradicional.

El gato y la mesa

Pilates - gato

El gato y la mesa son dos de los ejercicios más utilizados para mejorar la articulación de toda la columna. Nos colocamos en cuadrupedia (a cuatro patas) con las manos directamente debajo de los hombros y las caderas directamente sobre las rodillas. Desde ahí comenzamos a arquear la espalda comenzando por la pelvis, que gira sobre ella misma. Poco a poco vamos pasando por cada una de las vértebras, lumbares, dorsales y cervicales hasta que nuestra espalda queda totalmente arqueada, como si fuésemos un gato enfadado. Para volver a la posición inicial, volvemos a comenzar desde la pelvis, que gira sobre ella misma una vez más, y pasamos de forma ordenada por todas las vértebras.

Superman en cuadrupedia

Pilates - Superman

El Superman es un ejercicio de estabilización de la columna que nos ayuda a trabajar la musculatura profunda del abdomen y a alinear correctamente la cintura escapular y cintura pélvica. En posición de cuadrupedia, con las manos justo debajo de los hombros y las rodillas justo debajo de las caderas, extendemos pierna y brazo contrarios, formando una línea recta. Debemos tener la sensación de alargarnos hacia delante con la mano y hacia atrás con el pie. Vamos cambiando y alternando brazos y piernas.

Scissors in the air o tijeras en el aire

Pilates - scissors

Este es un ejercicio de Pilates avanzado. Primero debemos llevar nuestra cadera hacia arriba, trabajando de esta forma el abdomen, y sujetarla con las manos mientras estiramos las piernas hacia el techo. Desde esa posición, abrimos y cerramos las piernas como si se tratara de unas tijeras. El peso de nuestro cuerpo debe residir en la zona media, evitando llevarlo hacia los hombros, para conseguir una buena respiración.

Corkscrew o sacacorchos

Pilates - Corkscrew

Uno de los ejercicios más complicados del método Pilates, y que nos hace trabajar el abdomen su totalidad. La posición de partida es la de tumbados boca arriba; desde ahí, con las piernas estiradas, subimos la cadera de modo que las piernas queden suspendidas por encima de la cabeza. Comenzamos a bajar las piernas de forma oblicua hacia la derecha, al mismo tiempo que vamos bajando la cadera, y subimos de forma oblicua por el lado izquierdo hasta que vuelven a quedar suspendidas encima de la cabeza. Lo realizamos hacia los dos lados.

Rocking o balancín

Con el ejercicio del balancín trabajamos la musculatura extensora de la columna, y además estiramos el pectoral, el abdomen, los cuádriceps y los flexores de la cadera. Nos colocamos boca abajo y agarramos los empeines o, si no llegamos, los tobillos. Tiramos ligeramente con las tibias hacia atrás para ayudarnos a subir el tronco y coger algo de impulso y nos balanceamos hacia delante y hacia atrás.

Teaser o retador

Pilates - teaser

Este es el último ejercicio que aparece en los manuales de Pilates, debido a su dificultad. Partimos tumbados boca arriba y llevamos las piernas hacia atrás hasta dejarlas suspendidas sobre la cabeza, como en el inicio del corkscrew. Desde ahí vamos bajando las piernas a la vez que subimos el tronco hasta quedar sentados sobre los isquiones con las piernas en el aire, formando una V. Volvemos a bajar de forma controlada y repetimos.

¡Ya no hay excusas para no cuidarnos con Pilates en casa! Comienza con los ejercicios más sencillos y ve perfeccionando tu técnica hasta llegar a los más complicados. ¡Con constancia puedes conseguirlo!

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Con la vuelta al trabajo vuelven las malas posturas: seis ejercicios que alivian el dolor de espalda y cuello