Qué debemos que tener en cuenta a la hora de comprar una bici

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cuando llega el momento de comprar una bici son muchas las dudas que nos pueden surgir. El principal problema es saber si la bici se va a adaptar a nuestras necesidades o no, ya que de otra forma acabaremos por no utilizarla. Siempre se elige en función de un presupuesto y muchas veces si no estamos muy seguros del uso que le vamos a dar acabamos por elegir algo básico con lo que luego no nos sentimos especialmente cómodos y muchas veces acabamos por no utilizarla. Por eso vamos a hacer un repaso a todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar una bici.

Empezando por las garantías y el servicio técnico. Lo más habitual es que nos realicen unos ajustes en el taller cuando la bici es nueva antes de llevárnosla. Pero al cabo de un tiempo y con el uso siempre hay que volver a hacerle un segundo ajuste. Es como una revisión o ITV de bicicletas que si no tenemos conocimientos mecánicos es muy aconsejable para ajustar frenos con más precisión, cambios, etc. Esta revisión suele estar incluida en el precio de la bici en la mayoría de las tiendas. En las bicis de segunda mano no es necesaria ya que los componentes ya han pasado este periodo de rodaje necesario para su correcto funcionamiento.

¿Para qué vamos a utilizar la bici?

Una de las decisiones claves en la compra de la bici es para qué vamos a utilizar nuestra bicicleta. Si la queremos para ir al trabajo, por ejemplo, y movernos por la ciudad tenemos que buscar una que nos permita tener una posición cómoda, erguida, que nos permita ver a otros vehículos y peatones con los que tenemos que convivir. Que tenga pedales cómodos y nos permita parar y arrancar de forma fácil, ya que tendremos que hacer paradas en semáforos, cruces de calles, etc. Si queremos combinar este uso con el transporte público lo ideal es que además sea ligera o mejor todavía plegable.

Si buscamos un uso más deportivo, donde las salidas serán fundamentalmente por campo, lo ideal es buscar una bici de montaña. Aquí depende mucho de la modalidad que vamos a practicar para elegir diferentes tipos de amortiguación, frenos, geometría del cuadro para ir en una u otra posición, etc. También tenemos que prestar atención al tipo de ruedas, tanto su tamaño en pulgadas donde lo habitual es 26″, pero cada vez son más populares las de 29″, como su grosor o el tipo de tacos que llevan las cubiertas en función del terreno que recorremos habitualmente.

Para los que les gusta salir a rodar en largas distancias lo ideal es una bicicleta de carretera. Estas suelen ser algo más caras que el resto, ya que componentes como los cambios sincronizados en las manetas del manillar de cuerno de cabra hacen que se encarezca su precio. Si no estamos muy decididos o no nos agrada este manillar siempre podemos utilizar una bicicleta de carretera con un manillar plano o de doble altura convencional. Será algo más económica y más cómoda para empezar a rodar.

Las bicis también tienen tallas

bici-campo

Otra cuestión básica es elegir la bici de la talla adecuada para nuestro tamaño. Por lo general cada fabricante aplica su cuadro de tallas en función de la altura, pero también es importante que las probemos y nos sintamos cómodos. No todo el mundo tiene la misma longitud de pierna o su envergadura es la misma. También podemos apostar por bicicletas hechas a medida, donde es la opción elegida por muchos ciclistas experimentados.

Otro aspecto básico es la geometría del cuadro. En muchas ocasiones una bicicleta de la misma categoría puede hacer que vayamos más o menos cómodos en función de la estructura de su cuadro. Tenemos que pensar el uso que le vamos a dar y también si podemos modificar o cambiar la postura colocando el manillar en una u otra posición. Para las bicicletas urbanas no es tan importante, pero en las de montaña y carretera es básico informarse de las ventajas de una u otra estructura.

Por último dentro de este aspecto tenemos que considerar los materiales que elegimos para el cuadro de nuestra bici. Lo habitual es que las bicis más básicas tengan cuadro de acero, resistente pero más pesado que otros materiales como el aluminio o la fibra de carbono. Por ello se suelen utilizar en las gamas más básicas o de entrada, mientras que aluminio y fibra se utilizan en las gamas medias y altas. Por lo general los cuadros tienen garantía anti rotura de varios años o de por vida, según el fabricante.

También hay que prestar atención a los componentes, pero estos son más fáciles de sustituir en el futuro si queremos pasar a una gama superior, que cambiar todo el cuadro. Si elegimos un buen cuadro siempre podemos mejorar los componentes en caso de necesitar mejorar las prestaciones que nos ofrece la bici. Otras cuestiones como el tipo de rueda, con bujes de rodamientos o sellados, cambios, frenos, etc. son sencillas de sustituir por otros sin tener que desmontar toda la bici.

¿Y si me hago mi propia bici personalizada?

bici-casa

Si tenemos muy claro el tipo de bici que buscamos lo ideal es acudir a una tienda especializada donde en muchos casos podemos hacernos la bici personalizada. Podemos elegir tipo de cuadro, colores, componentes, etc. Esto nos permite tener una bicicleta nueva que se adapta a la perfección a nuestras necesidades y a la cual vamos a dar mucho más uso precisamente por este motivo. Respecto al precio no suele salir mucho más caro que una bicicleta estándar y la amortizaremos sólo por el uso que vamos a darle.

Una de las tendencias en el mundo de la bici que más se está extendiendo el la bici polivalente, que nos sirva para rodar tanto en montaña, por caminos, en carretera o en ciudad. Sería una bicicleta muy parecida a la que llevan los especialistas de ciclocross, a medio camino entre la bici de carretera y montaña, pero con un manillar cómodo para utilizar en ciudad.

Esta es una buena opción para aquellos que les gusta utilizar la bicicleta en diferentes terrenos pero no tienen tampoco espacio como para guardar diferentes bicis en casa para cada uno de ellos. Este aspecto también es importante para elegir la bici, saber dónde la vamos a guardar o cómo la vamos a subir a casa.

En Vive 0,0 | 11 rutas para recorrer la península de punta a punta en bici estas vacaciones

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.