La motivación que mueve masas: por qué nos inspira tanto un buen discurso

  • Mente
cat-icon-on-post

Hay ocasiones en las que las fuerzas nos fallan, no solo en el plano físico, sino también en el emocional, y creemos que no podremos salir del bache en el que nos encontramos. En esos momentos, en los que vemos las cosas bastante negras, en las que necesitamos un empujoncito para seguir adelante con nuestra vida o con nuestros proyectos, es cuando tienen sentido los discursos motivacionales y el pensamiento positivo.

Si estás interesado en temas que pueden ayudarte en tu día a día, como la positividad o el deporte urbano, no te pierdas ninguno de nuestros artículos. La forma más sencilla de asegurarte de que los recibes todos es suscribirte a nuestra newsletter, de esta manera llegarán automáticamente a tu bandeja de entrada. Y tú, ¿vives 0,0?

¿Cuál es el secreto detrás de un buen discurso?

¿Qué ingredientes debe tener un buen discurso motivacional para que funcione y cause el impacto que deseamos? Detrás de todo buen discurso de motivación siempre hay cosas comunes, que funcionan cada vez y de las que se echa mano a menudo. Las analizamos para que las conozcas y puedas utilizarlas para tu propia motivación y la de tus compañeros.

Una de ellas es la apología de los valores: si nos preguntamos qué valores están en alza para nuestro auditorio encontraremos que suelen ser siempre los mismos. Valores positivos como el esfuerzo, el compañerismo, el trabajo en equipo, la confianza… Dependiendo de cuál sea el tema central de nuestro discurso podemos centrarnos en una y hacer que las demás acompañen, ya que suelen integrarse todas y trabajar de forma sinérgica.

Otro de los lugares comunes en los discursos de motivación, lo que hace que realmente nos sintamos identificados con lo que se nos dice en ellos, es la emoción. Podemos utilizar las emociones como un refuerzo positivo en nuestro discurso: apelar a momentos de fracaso o en los que lo hemos pasado mal, pero pasando solo de puntillas, que nos sirvan para darnos ese empujón que necesitamos para caminar hacia delante.

El último elemento que encontramos es la llamada a la acción: no se trata solo de pensar en los valores que poseemos o que queremos alcanzar y de animarlos a través de la emoción, sino que además debemos ponernos en marcha. Esa invitación a la acción, a comenzar desde ya a trabajar para conseguir nuestro objetivo, es lo que diferencia a un discurso motivacional excepcional de uno normal. Esa exhortación final a comenzar el camino o a retomarlo donde lo hemos dejado es lo que marca la diferencia.

A continuación os dejamos algunos discursos motivacionales excepcionales en distintos ámbitos que contienen estos elementos y que, efectivamente, funcionan.

El camino del éxito, de Luzu

Borja Luzuriaga es el nombre de este joven youtuber originario de Bilbao, que decidió dar un cambio a su carrera y a su vida y marcharse a trabajar a Los Ángeles. Su vídeo más viral es este discurso de motivación en el que, en poco más de cinco minutos, nos habla sobre qué es el éxito y cómo llegar hasta él.

Saber identificar las excusas que nos ponemos a nosotros mismos y dejarlas de lado, aprender a dar pequeños pasos cada día para caminar hacia nuestro objetivo, conocer la importancia de pensar fuera de la caja y estar seguros de que el trabajo duro es imprescindible en la consecución de nuestras metas son algunas pequeñas perlas que Luzu nos deja en su vídeo.

No te digas a ti mismo: “voy a construir el muro más increíble e impresionante que se haya construido jamás”. En vez de eso, di “voy a colocar este ladrillo de la forma más perfecta que se pueda colocar un ladrillo”, y haz eso todos los días. Así es como se construye un muro.

¿Quieres ser uno más?, de Powerexplosive

La motivación deportiva es uno de los temas preferidos de Youtube. En esta temática destaca David Marchante, el nombre detrás de PowerExplosive: un joven especialista en deporte de alto rendimiento que semana tras semana motiva a sus seguidores a continuar entrenando y a hacerlo de forma eficaz y segura.

Uno de sus vídeos más exitosos es el vídeo de motivación que acompaña este texto, y que no solo puede aplicarse al deporte, sino a cualquier faceta de nuestras vidas. En él nos habla del triunfo, pero también del fracaso: ¿a quién culpas cuando no has conseguido lo que te habías propuesto? ¿De verdad has hecho todo lo que estaba en tu mano para lograrlo? ¿Eres consciente del sacrificio que supone lograr tus metas y estás dispuesto a darlo todo para alcanzarlas? No esperes al momento perfecto y ponte manos a la obra ya.

Solo cuando disfrutas y solo cuando la ilusión se hace más fuerte que el miedo, entonces puedes sacar la mejor versión de ti mismo.

 

La motivación en Hollywood

Si hablamos de discursos motivacionales en superproducciones hollywoodienses, no podemos dejar de hacer referencia al fantástico speech de Al Pacino en el film Un domingo cualquiera (Oliver Stone, 1999). Un buen ejemplo de cómo podemos venirnos arriba cuando parece que todo está en nuestra contra. Imaginad un equipo de fútbol americano acabado, un inicio de partido no muy halagüeño y un vestuario que se derrumba. Parece que nada en esta historia puede salir bien. Sin embargo, las palabras de su entrenador, encarnado por el enorme Al Pacino son capaces de llenar de energía a los jugadores. Un discurso en el que el sentimiento y el espíritu de equipo mueve los corazones de los espectadores.

Mirad, cuando te haces mayor en la vida, hay cosas que se van. Vamos, eso es parte de la vida. Pero solo aprendes eso cuando empiezas a perder cosas: descubres que la vida es cuestión de pulgadas.

 

Otro de los discursos imborrables de las grandes películas de Hollywood es sin duda el que se desarrolla en la cancha de baloncesto en la película En busca de la felicidad (Gabriele Muccino, 2006). Quizás nos llega al corazón porque es, tanto en la ficción como en la realidad, un padre dirigiéndose a su hijo. Al enseñar a un hijo que puede conseguir todo lo que quiera, que lo único que tiene que hacer para conseguirlo es ir a por ello, y al decirlo de corazón, Will Smith consigue hablarnos también a los más mayores y conectar con nosotros.

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.

¿Has echado mano de algún discurso motivacional cuando estabas bajo de energías? ¡Cuéntanos cuál es tu discurso favorito!

Imagen | Pixabay

Vídeos | LuzuVlogs, PowerExplosive, Event Management Institute, Ergow

En Vive 0,0 | Lecturas que motivan: 7 libros que te ayudarán a ser más positivo

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.