Qué debemos que tener en cuenta a la hora de comprar una bici

Cuando llega el momento de comprar una bici son muchas las dudas que nos pueden surgir. El principal problema es saber si la bici se va a adaptar a nuestras necesidades o no, ya que de otra forma acabaremos por no utilizarla. Siempre se elige en función de un presupuesto y muchas veces si no estamos muy seguros del uso que le vamos a dar acabamos por elegir algo básico con lo que luego no nos sentimos especialmente cómodos y muchas veces acabamos por no utilizarla. Por eso vamos a hacer un repaso a todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar una bici.

Empezando por las garantías y el servicio técnico. Lo más habitual es que nos realicen unos ajustes en el taller cuando la bici es nueva antes de llevárnosla. Pero al cabo de un tiempo y con el uso siempre hay que volver a hacerle un segundo ajuste. Es como una revisión o ITV de bicicletas que si no tenemos conocimientos mecánicos es muy aconsejable para ajustar frenos con más precisión, cambios, etc. Esta revisión suele estar incluida en el precio de la bici en la mayoría de las tiendas. En las bicis de segunda mano no es necesaria ya que los componentes ya han pasado este periodo de rodaje necesario para su correcto funcionamiento.

¿Para qué vamos a utilizar la bici?

Una de las decisiones claves en la compra de la bici es para qué vamos a utilizar nuestra bicicleta. Si la queremos para ir al trabajo, por ejemplo, y movernos por la ciudad tenemos que buscar una que nos permita tener una posición cómoda, erguida, que nos permita ver a otros vehículos y peatones con los que tenemos que convivir. Que tenga pedales cómodos y nos permita parar y arrancar de forma fácil, ya que tendremos que hacer paradas en semáforos, cruces de calles, etc. Si queremos combinar este uso con el transporte público lo ideal es que además sea ligera o mejor todavía plegable.

Si buscamos un uso más deportivo, donde las salidas serán fundamentalmente por campo, lo ideal es buscar una bici de montaña. Aquí depende mucho de la modalidad que vamos a practicar para elegir diferentes tipos de amortiguación, frenos, geometría del cuadro para ir en una u otra posición, etc. También tenemos que prestar atención al tipo de ruedas, tanto su tamaño en pulgadas donde lo habitual es 26″, pero cada vez son más populares las de 29″, como su grosor o el tipo de tacos que llevan las cubiertas en función del terreno que recorremos habitualmente.

Para los que les gusta salir a rodar en largas distancias lo ideal es una bicicleta de carretera. Estas suelen ser algo más caras que el resto, ya que componentes como los cambios sincronizados en las manetas del manillar de cuerno de cabra hacen que se encarezca su precio. Si no estamos muy decididos o no nos agrada este manillar siempre podemos utilizar una bicicleta de carretera con un manillar plano o de doble altura convencional. Será algo más económica y más cómoda para empezar a rodar.

Las bicis también tienen tallas

bici-campo

Otra cuestión básica es elegir la bici de la talla adecuada para nuestro tamaño. Por lo general cada fabricante aplica su cuadro de tallas en función de la altura, pero también es importante que las probemos y nos sintamos cómodos. No todo el mundo tiene la misma longitud de pierna o su envergadura es la misma. También podemos apostar por bicicletas hechas a medida, donde es la opción elegida por muchos ciclistas experimentados.

Otro aspecto básico es la geometría del cuadro. En muchas ocasiones una bicicleta de la misma categoría puede hacer que vayamos más o menos cómodos en función de la estructura de su cuadro. Tenemos que pensar el uso que le vamos a dar y también si podemos modificar o cambiar la postura colocando el manillar en una u otra posición. Para las bicicletas urbanas no es tan importante, pero en las de montaña y carretera es básico informarse de las ventajas de una u otra estructura.

Por último dentro de este aspecto tenemos que considerar los materiales que elegimos para el cuadro de nuestra bici. Lo habitual es que las bicis más básicas tengan cuadro de acero, resistente pero más pesado que otros materiales como el aluminio o la fibra de carbono. Por ello se suelen utilizar en las gamas más básicas o de entrada, mientras que aluminio y fibra se utilizan en las gamas medias y altas. Por lo general los cuadros tienen garantía anti rotura de varios años o de por vida, según el fabricante.

También hay que prestar atención a los componentes, pero estos son más fáciles de sustituir en el futuro si queremos pasar a una gama superior, que cambiar todo el cuadro. Si elegimos un buen cuadro siempre podemos mejorar los componentes en caso de necesitar mejorar las prestaciones que nos ofrece la bici. Otras cuestiones como el tipo de rueda, con bujes de rodamientos o sellados, cambios, frenos, etc. son sencillas de sustituir por otros sin tener que desmontar toda la bici.

¿Y si me hago mi propia bici personalizada?

bici-casa

Si tenemos muy claro el tipo de bici que buscamos lo ideal es acudir a una tienda especializada donde en muchos casos podemos hacernos la bici personalizada. Podemos elegir tipo de cuadro, colores, componentes, etc. Esto nos permite tener una bicicleta nueva que se adapta a la perfección a nuestras necesidades y a la cual vamos a dar mucho más uso precisamente por este motivo. Respecto al precio no suele salir mucho más caro que una bicicleta estándar y la amortizaremos sólo por el uso que vamos a darle.

Una de las tendencias en el mundo de la bici que más se está extendiendo el la bici polivalente, que nos sirva para rodar tanto en montaña, por caminos, en carretera o en ciudad. Sería una bicicleta muy parecida a la que llevan los especialistas de ciclocross, a medio camino entre la bici de carretera y montaña, pero con un manillar cómodo para utilizar en ciudad.

Esta es una buena opción para aquellos que les gusta utilizar la bicicleta en diferentes terrenos pero no tienen tampoco espacio como para guardar diferentes bicis en casa para cada uno de ellos. Este aspecto también es importante para elegir la bici, saber dónde la vamos a guardar o cómo la vamos a subir a casa.

En Vive 0,0 | 11 rutas para recorrer la península de punta a punta en bici estas vacaciones

Comida saludable: cuánto hay de realidad y cuánto de mito en los nuevos hábitos alimenticios

Los hábitos alimenticios van cambiando junto con nuestro estilo de vida: no son algo inamovible que lleva siendo igual desde hace décadas, sino que van evolucionando con la sociedad, y adaptándose a nuestras necesidades. Así, nuestra alimentación ha sufrido modificaciones a lo largo de los años: ¿cuáles son las tendencias que se llevan en alimentación actualmente? ¿Son acertados estos nuevos hábitos alimenticios? Analizamos cuatro de ellos para ver hacia dónde nos llevan.

Si estás interesado en llevar una vida más sana, en hacer deporte y llevar una alimentación saludable, no puedes perderte nuestros artículos. La forma más sencilla de mantenerte al día es suscribirte a nuestra newsletter: es gratuita, y podrás tener en tu buzón de entrada todos nuestros posts.

Adiós a la dieta mediterránea, hola a la comida precocinada

Los valores de la dieta mediterránea se van perdiendo en favor de la globalización alimentaria.  La dieta mediterránea, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que además de ser más sana que otras opciones alimenticias también contamina menos, está sufriendo un grave declive en los últimos años. Frente a la alimentación tradicional, cada vez son más numerosos los platos precocinados en los estantes de los supermercados, y a su vez, cada vez disminuye más nuestra compra de alimentos frescos para cocinarlos en casa, como hacíamos hace años.

Esto se debe, sin duda, a la evolución de la sociedad: cocinar y comer han pasado de ser una de nuestras prioridades a convertirse en un mero trámite por necesidad. Vivimos con prisa y echamos mano de platos precocinados y de alimentos procesados que nos ahorran tiempo en la cocina, pero que no son la mejor opción para nuestro organismo y a su vez perjudican la agricultura local y de temporada.

Saber comprar y cocinar son partes importantes de la dieta mediterránea que estamos perdiendo con el paso de los años: se está produciendo un cambio de la cultura alimentaria que nos lleva a la globalización, pero que a su vez nos lleva a perder sanas costumbres como la compra y consumo de alimentos frescos, como las frutas y verduras. El reflejo de este cambio en el consumo alimentario podemos verlo también en el aumento de los niveles de sobrepeso en toda la población. Comprar de forma inteligente (acudir al mercado local, adquirir productos frescos y de temporada) y cocinar nuestros propios platos, dejando de lado los productos procesados, es una de las mejores y más sencillas maneras de cuidar nuestro peso y nuestra salud.

La comida saludable es comida trendy

Nuevos hábitos alimenticios

De la mano de esta tendencia al mayor uso de precocinados y productos procesados, va también la de comer cada vez más fuera de casa. Hace unos años, cuando queríamos optar por comer en la oficina o de camino a alguna reunión siempre nos tocaba echar mano de las típicas cadenas de comida rápida, donde comer alimentos saludables no era una opción. Ahora, sin embargo, la tendencia de comida healthy o saludable es un valor al alza, y cada vez son más los restaurantes que se suman a la moda de ofrecer platos sanos y elaborados.

De este modo, grandes cadenas de comida rápida que hasta ahora se habían identificado con la comida “basura” han optado por ampliar su oferta de platos más saludables. Podemos ver, por ejemplo, el caso de McDonald’s: su carta ha sufrido modificaciones en los últimos años con el fin de incluir opciones de desayunos saludables, sándwiches y ensaladas para las horas centrales del día, y postres como fruta fresca en los menús infantiles.

Así mismo han surgido empresas que se dedican a la elaboración de platos saludables que son enviados al hogar o lugar de trabajo de sus clientes a diario. En España tenemos el ejemplo de Vitalista o de Menudiet. Ambas empresas ofrecen servicios de envío de platos caseros elaborados a base de alimentos frescos tanto a domicilio como a las oficinas, dándonos así la posibilidad de realizar una comida sana y equilibrada aún cuando estamos fuera de casa. Una buena alternativa a la comida rápida o a quedarnos sin comer.

Las cenas: más ligeras para perder peso

Nuevos hábitos alimenticios

Otra de las tendencias que están ganando adeptos en estos últimos años es la de las cenas ligeras con el propósito de perder peso. Realmente no es algo muy nuevo: ya nuestras abuelas utilizaban el dicho “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Pero si lo utilizamos con expectativas a guardar la línea, ¿vamos a conseguir nuestros propósitos?

Últimamente muchos productos se proclaman “ligeros” o “especiales para la cena”. Pero puede que una cena ligera no nos ayude a adelgazar. Todo dependerá del total calórico del día y de la calidad de los macronutrientes que contenga nuestro menú diario: no podemos garantizar una dieta hipocalórica (con menos calorías de las que necesitamos y, por tanto, que nos haga bajar de peso) si solo cuidamos una de las comidas que realizamos al día. El total calórico diario, así como elegir alimentos que nos proporcionen nutrientes de buena calidad, serán decisivos a la hora de cuidar nuestro peso.

Los desayunos más fit

Nuevos hábitos alimenticios

 

En el caso del desayuno, hemos pasado por bastantes cambios, si bien la tendencia ahora es la de realizar una comida bastante contundente y llena de nutrientes. En un principio, y echando mano de la ya mencionada dieta mediterránea, nuestros desayunos o comidas de media mañana solían consistir en una pequeña barrita de pan regada con aceite y coronada con jamón. Una manera estupenda de comenzar el día aportando los tres macronutrientes que nuestro cuerpo necesita a diario.

Más tarde, gracias en parte a la publicidad, comenzó la era de los cereales de desayuno. Empezaron a surgir decenas de marcas y modelos distintos y para todo tipo de personas: para niños (paradójicamente, cargados de azúcar: lo que menos necesitan), para los que van mal al baño, para los que quieren cuidar su peso, para los más tradicionales, para los deportistas… Sin embargo, un desayuno a base únicamente de cereales es bastante pobre, puesto que lo único que estamos aportando son hidratos de carbono.

Actualmente se ve una creciente tendencia a los desayunos contundentes y sanos: Instagram se llena de imágenes de tazones con gachas de avena, tortitas hechas en casa, yogur con fruta fresca, semillas y frutos secos, coloridos platos que incluyen verduras y huevo… Todos responden a esta nueva tendencia en la que los desayunos elaborados y saludables son los reyes de la fit food.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Mitos y leyendas sobre los cítricos, ¿de verdad las naranjas curan catarros?

La motivación que mueve masas: por qué nos inspira tanto un buen discurso

Hay ocasiones en las que las fuerzas nos fallan, no solo en el plano físico, sino también en el emocional, y creemos que no podremos salir del bache en el que nos encontramos. En esos momentos, en los que vemos las cosas bastante negras, en las que necesitamos un empujoncito para seguir adelante con nuestra vida o con nuestros proyectos, es cuando tienen sentido los discursos motivacionales y el pensamiento positivo.

Si estás interesado en temas que pueden ayudarte en tu día a día, como la positividad o el deporte urbano, no te pierdas ninguno de nuestros artículos. La forma más sencilla de asegurarte de que los recibes todos es suscribirte a nuestra newsletter, de esta manera llegarán automáticamente a tu bandeja de entrada. Y tú, ¿vives 0,0?

¿Cuál es el secreto detrás de un buen discurso?

¿Qué ingredientes debe tener un buen discurso motivacional para que funcione y cause el impacto que deseamos? Detrás de todo buen discurso de motivación siempre hay cosas comunes, que funcionan cada vez y de las que se echa mano a menudo. Las analizamos para que las conozcas y puedas utilizarlas para tu propia motivación y la de tus compañeros.

Una de ellas es la apología de los valores: si nos preguntamos qué valores están en alza para nuestro auditorio encontraremos que suelen ser siempre los mismos. Valores positivos como el esfuerzo, el compañerismo, el trabajo en equipo, la confianza… Dependiendo de cuál sea el tema central de nuestro discurso podemos centrarnos en una y hacer que las demás acompañen, ya que suelen integrarse todas y trabajar de forma sinérgica.

Otro de los lugares comunes en los discursos de motivación, lo que hace que realmente nos sintamos identificados con lo que se nos dice en ellos, es la emoción. Podemos utilizar las emociones como un refuerzo positivo en nuestro discurso: apelar a momentos de fracaso o en los que lo hemos pasado mal, pero pasando solo de puntillas, que nos sirvan para darnos ese empujón que necesitamos para caminar hacia delante.

El último elemento que encontramos es la llamada a la acción: no se trata solo de pensar en los valores que poseemos o que queremos alcanzar y de animarlos a través de la emoción, sino que además debemos ponernos en marcha. Esa invitación a la acción, a comenzar desde ya a trabajar para conseguir nuestro objetivo, es lo que diferencia a un discurso motivacional excepcional de uno normal. Esa exhortación final a comenzar el camino o a retomarlo donde lo hemos dejado es lo que marca la diferencia.

A continuación os dejamos algunos discursos motivacionales excepcionales en distintos ámbitos que contienen estos elementos y que, efectivamente, funcionan.

El camino del éxito, de Luzu

Borja Luzuriaga es el nombre de este joven youtuber originario de Bilbao, que decidió dar un cambio a su carrera y a su vida y marcharse a trabajar a Los Ángeles. Su vídeo más viral es este discurso de motivación en el que, en poco más de cinco minutos, nos habla sobre qué es el éxito y cómo llegar hasta él.

Saber identificar las excusas que nos ponemos a nosotros mismos y dejarlas de lado, aprender a dar pequeños pasos cada día para caminar hacia nuestro objetivo, conocer la importancia de pensar fuera de la caja y estar seguros de que el trabajo duro es imprescindible en la consecución de nuestras metas son algunas pequeñas perlas que Luzu nos deja en su vídeo.

No te digas a ti mismo: “voy a construir el muro más increíble e impresionante que se haya construido jamás”. En vez de eso, di “voy a colocar este ladrillo de la forma más perfecta que se pueda colocar un ladrillo”, y haz eso todos los días. Así es como se construye un muro.

¿Quieres ser uno más?, de Powerexplosive

La motivación deportiva es uno de los temas preferidos de Youtube. En esta temática destaca David Marchante, el nombre detrás de PowerExplosive: un joven especialista en deporte de alto rendimiento que semana tras semana motiva a sus seguidores a continuar entrenando y a hacerlo de forma eficaz y segura.

Uno de sus vídeos más exitosos es el vídeo de motivación que acompaña este texto, y que no solo puede aplicarse al deporte, sino a cualquier faceta de nuestras vidas. En él nos habla del triunfo, pero también del fracaso: ¿a quién culpas cuando no has conseguido lo que te habías propuesto? ¿De verdad has hecho todo lo que estaba en tu mano para lograrlo? ¿Eres consciente del sacrificio que supone lograr tus metas y estás dispuesto a darlo todo para alcanzarlas? No esperes al momento perfecto y ponte manos a la obra ya.

Solo cuando disfrutas y solo cuando la ilusión se hace más fuerte que el miedo, entonces puedes sacar la mejor versión de ti mismo.

 

La motivación en Hollywood

Si hablamos de discursos motivacionales en superproducciones hollywoodienses, no podemos dejar de hacer referencia al fantástico speech de Al Pacino en el film Un domingo cualquiera (Oliver Stone, 1999). Un buen ejemplo de cómo podemos venirnos arriba cuando parece que todo está en nuestra contra. Imaginad un equipo de fútbol americano acabado, un inicio de partido no muy halagüeño y un vestuario que se derrumba. Parece que nada en esta historia puede salir bien. Sin embargo, las palabras de su entrenador, encarnado por el enorme Al Pacino son capaces de llenar de energía a los jugadores. Un discurso en el que el sentimiento y el espíritu de equipo mueve los corazones de los espectadores.

Mirad, cuando te haces mayor en la vida, hay cosas que se van. Vamos, eso es parte de la vida. Pero solo aprendes eso cuando empiezas a perder cosas: descubres que la vida es cuestión de pulgadas.

 

Otro de los discursos imborrables de las grandes películas de Hollywood es sin duda el que se desarrolla en la cancha de baloncesto en la película En busca de la felicidad (Gabriele Muccino, 2006). Quizás nos llega al corazón porque es, tanto en la ficción como en la realidad, un padre dirigiéndose a su hijo. Al enseñar a un hijo que puede conseguir todo lo que quiera, que lo único que tiene que hacer para conseguirlo es ir a por ello, y al decirlo de corazón, Will Smith consigue hablarnos también a los más mayores y conectar con nosotros.

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.

¿Has echado mano de algún discurso motivacional cuando estabas bajo de energías? ¡Cuéntanos cuál es tu discurso favorito!

Imagen | Pixabay

Vídeos | LuzuVlogs, PowerExplosive, Event Management Institute, Ergow

En Vive 0,0 | Lecturas que motivan: 7 libros que te ayudarán a ser más positivo

Paleodieta, paleotraining, paleovida… Cómo volver al paleolítico en pleno S. XXI

En los últimos meses estamos asistiendo al boom de lo “paleo”: paleodieta, paleoentrenamiento… En definitiva: la paleovida o vuelta a nuestros orígenes a través de un modo de alimentación y de entrenamiento que quiere parecerse al que llevaban nuestros ancestros. ¿Es posible llevar una vida paleo en pleno siglo XXI?

Para mantenerte informado sobre las distintas posibilidades para llevar un estilo de vida saludable, sobre cómo integrar la actividad física en tu día a día, cómo cuidar el planeta a través del reciclaje o cómo elaborar las mejores recetas, puedes suscribirte a nuestra newsletter. Así recibirás todas las noticias directamente en tu buzón de entrada y no te perderás ninguna.

¿En qué consiste la paleodieta?

Una de las vertientes de lo paleo que está teniendo más éxito entre la población, sobre todo entre los deportistas y muy especialmente entre los practicantes de CrossFit, es la de la dieta paleolítica. Comúnmente conocido como paleodieta, este estilo de alimentación consiste en imitar el tipo de nutrición de los humanos del Paleolítico, que estaba formada básicamente por animales y plantas, siguiendo la idea de que durante aquella época no existían enfermedades crónicas que sí tenemos hoy en día, como la diabetes mellitus.

Una de las grandes críticas que se realizan a la dieta Paleolítica es que se trata de un período de tiempo demasiado largo como para que los humanos se alimentaran de una forma similar durante todo el período. Además, durante el período Paleolítico el ser humano se expandió por diferentes lugares (África, Europa, Asia, Australia y Oceanía), de modo que su modo de alimentación se adaptó a las diferentes características de cada lugar. Podemos decir que no existió una única paleodieta, sino que hubo muchas que coexistieron en el tiempo.

A pesar de que muchos medios identifican la paleodieta con la eliminación de los carbohidratos, se encuentra lejos de esta premisa: las personas que siguen la dieta paleo consumen carbohidratos (en buena cantidad, además) provenientes de las frutas, verduras, frutos secos y semillas. Las proteínas las obtienen de la carne, el pescado y los huevos, que forman una parte importante de su alimentación. Las grasas, el tercero de los macronutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo, se obtienen de los frutos secos y de los aceites vegetales (de oliva y de coco). Además, la dieta paleo es muy rica en fibra.

Quizás es más sencillo hablar de lo que debemos evitar si queremos sumarnos a la paleodieta: debemos desterrar de nuestra mesa, en primer lugar, el azúcar y cualquier producto que lo contenga (refrescos, néctares, dulces, etc.), granos procesados (incluyendo cereales, trigo, harina y productos derivados de ellos como el pan o la pasta) y cualquier producto elaborado (mejor comprar alimentos que productos).

Al seguir la paleodieta, es posible detectar algunas mejoras en la salud derivadas de la reducción del consumo de carbohidratos refinados, mejoras en la composición corporal y protección frente a enfermedades comunes en la actualidad como la hipertensión y la diabetes. El problema es que la paleodieta lleva tan poco tiempo entre nosotros que todavía no se han podido realizar estudios completos sobre sus efectos, y los que se han hecho tienen muy pocos participantes y estudian sus efectos a corto plazo (como los siguientes estudios del NCBI (National Center for BioTechnology Information), en mujeres con obesidad, en el metabolismo o en diabéticos tipo 2).

Paleotraining: de vuelta a los orígenes

El entrenamiento ha evolucionado mucho a lo largo de los años: del trabajo con el propio peso corporal y el entrenamiento con barras y mancuernas a las técnicas más modernas, como el entrenamiento en hipoxia o el uso de material tecnológico como la electroestimulación. Si eres de los que prefiere el entrenamiento funcional (el que nos prepara para nuestro día a día o para la práctica de un deporte concreto), entonces el paleotraining puede ser una opción para ti.

El paleotraining busca reproducir los movimientos primarios del ser humano, que son los mismos que utilizaba el hombre del Paleolítico en su día a día; en concreto: saltar, empujar, elevar un peso, tirar o traccionar, lanzar, caminar o correr y agacharse. Son movimientos naturales del ser humano que podemos practicar con nuestro propio peso corporal o utilizando pesos externos, y que es posible realizar al aire libre.

Entre los beneficios que pueden obtenerse con el paleotraining se encuentran el de la mejora de la postura corporal, que se ve perjudicada por el estilo de vida moderno (muchas horas sentados, poco movimiento en nuestro día a día, uso de tacones o calzado amortiguado…) o el de la recomposición corporal a través del entrenamiento con peso, que, combinado con una alimentación adecuada, en este caso la paleodieta, ayuda a ganar masa muscular y a tener un porcentaje de grasa más bajo.

El estilo de vida paleo, ¿es posible en el siglo XXI?

Paleo

Debemos tener claro que, más allá de la dieta y el entrenamiento, es el estilo de vida el que va a marcar la calidad de nuestro organismo. Podemos reproducir en mayor o menor medida la alimentación y los movimientos de los hombres del Paleolítico, pero ¿podemos llevar su mismo estilo de vida?

Es complicado, ya que sus prioridades no eran las mismas que las nuestras en la actualidad. Los hombres del Paleolítico se movían mucho más que nosotros, y además se movían por necesidad: para cazar o para trasladarse de un lugar a otro. Si querían comer, debían ocuparse de cazar sus propias presas y cocinarlas, algo que queda lejos de nuestro concepto de “bajar al súper”, donde podemos encontrar todos los alimentos que necesitamos al alcance de nuestra mano.

Sí podemos acercarnos más al estilo de vida paleolítico realizando pequeños cambios en nuestro día a día, como nos sugieren en la publicación Estilo Paleomovernos más en nuestro día a día pero a un ritmo más lento (caminar más, básicamente), correr deprisa de forma ocasional (no es necesario entrenar carrera a velocidad máxima todos los días), levantar cosas pesadas (entrenar con pesos), jugar y socializar, etc. Estos son cambios asequibles que podemos realizar en nuestra vida y que nos llevarán más cerca del estilo de vida del Paleolítico, salvando las distancias.

Si quieres saber más sobre la dieta, el entrenamiento y el estilo de vida paleo, puedes echar un vistazo a estos interesantes blogs: Paleomoderna, Revista Paleo, Estilo Paleo y Change With Paleo.

Imágenes | iStock

En Vive 0,0 | Barefoot running: ¿de verdad es bueno correr descalzo? 

Yoga para principiantes: todo lo que necesitas saber para entrar en el mundo del yoga

El Yoga lleva ya un par de temporadas pegando fuerte como tendencia de ejercicio físico y modo de vida, y esperamos que se quede con nosotros durante mucho tiempo más. Si te has planteado probar esta disciplina en la que cuerpo y mente se unen, te damos las claves para que puedas dar tus primeros pasos en el mundo del Yoga.

Si te interesa el Yoga, cuidar de tu cuerpo, disfrutar en la ciudad y las mejores recetas, no puedes perderte nuestros artículos. Puedes suscribirte a nuestra newsletter de forma gratuita para recibirlos todos directamente en tu bandeja de entrada. ¡Forma ya parte de la comunidad Vive 0,0!

¿De dónde ha salido el Yoga?


“Yoga” significa literalmente “unión” en sánscrito, y es una disciplina que tuvo su origen en la India hace más de 5.000 años como respuesta a una búsqueda espiritual, mental y también física. En el Yoga clásico, estas tres vertientes van unidas, y no se entiende la una sin las otras. Esta práctica tradicional, originada en el valle del Indo, se dice que fue revelada por la divinidad a los ascetas.

Dentro del Yoga existen varios tipos si atendemos a cómo se practica y a qué implica: es lo que se conoce como “los caminos del Yoga”. Escoger cuál de estos caminos queremos seguir a la hora de practicarlo es una decisión personal que debemos tomar tras haberlos experimentado. Los tipos de Yoga que más se practican en la actualidad son el Hatha Yoga o “yoga de las posturas” (al cual pertenece la secuencia del Saludo al Sol, de la que ya os hemos hablado anteriormente), y el Ashtanga Yoga o “Yoga de los ocho miembros”, que se basa en los textos clásicos del escritor indio Pantayali.

Además del Hatha y Ashtanga Yoga, el Yoga ha ido evolucionando hacia diversas vertientes más actuales. Un buen ejemplo es el Rebel Yoga de Tara Stiles, una antigua modelo reconvertida en yogui y que apuesta por la vertiente más física de esta disciplina, convirtiéndola en un modo de entrenamiento que deja de lado el aspecto más espiritual de la disciplina. Otra de las vertientes más modernas del Yoga es el Bikram Yoga, que se practica a altas temperaturas y con un elevado grado de humedad para facilitar el estiramiento de los músculos y la mejora de la flexibilidad.

Algunos consejos para iniciarnos en el Yoga

Lo más importante a la hora de comenzar a practicar Yoga es encontrar el tipo de Yoga que más nos conviene. Para ello deberemos probar las distintas vertientes del Yoga hasta dar con la que mejor se adapta a nosotros. Igual de importante que encontrar el tipo de Yoga que más nos gusta es encontrar a nuestro instructor perfecto: podemos probar con diferentes personas hasta encontrar a alguien con quien verdaderamente conectemos y que nos pueda llevar de la mano por los caminos del Yoga.

Algunas preguntas frecuentes que nos pueden surgir a la hora de aproximarnos por primera vez al Yoga:

  • ¿Es necesario ser muy flexible para practicar Yoga?: no es necesario ser flexible “de primeras”. Sí que hay determinadas posturas que requieren flexibilidad, pero es una cualidad física que podemos ir mejorando con el tiempo. Como con cualquier otra práctica, lo más importante es la constancia para que podamos ir mejorando.
  • No soy una persona muy espiritual, ¿es necesario meditar en Yoga?: no es necesario tomar el Yoga como algo tan espiritual si no es nuestro deseo. Más allá de conseguir una conexión con un ente externo, es más importante que nos centremos en conseguir conectar con nosotros mismos.
  • ¿Cómo puede ayudarme el Yoga en mi día a día? El Yoga es una práctica perfecta para tomar conciencia de nuestro propio cuerpo, de cómo nos movemos en el espacio y de cómo nos relacionamos con el mismo. La mejora de la postura corporal y de nuestra respiración, que realizaremos de una manera mucho más consciente, son beneficios que podemos obtener de la práctica del Yoga.

Vídeos de Yoga para principiantes

Si quieres comenzar ya en el mundo del Yoga, te dejamos, al margen del anterior, otros dos vídeos de Yoga para principiantes que puedes hacer en tu propia casa. Solo necesitas una colchoneta para comenzar con la práctica del Yoga ahora mismo, ¿te animas?


Imágenes | iStock

Vídeos | Yoga with Adriene, Psyche TruthElena Malova

En Vive 0,0 | Zentangle o cómo el arte del dibujo terapéutico puede ser el nuevo Yoga para la mente
En Vive 0,0 | Kundalini Yoga

Las 19 mejores recetas con productos de temporada en otoño

Aunque todavía estamos en verano, el cambio de temperaturas ha hecho que nos pongamos todos a pensar en el otoño, un par de semanas antes de que se produzca el cambio de estación. Este cambio, que se nota en nuestras ropas y en el aspecto de las calles, también se aprecia en nuestra mesa, y por eso os queremos presentar las 19 mejores recetas con productos de temporada en otoño.

Se trata de recetas de ensaladas, entrantes, guarniciones, arroces, platos principales y postres para que este otoño puedas disfrutar de los mejores platos hechos con producto de temporada, aprovechando su mayor calidad y mejor precio. Si estás interesado en recibir en tu correo electrónico nuestras publicaciones sobre bienestar, hobbies y otros temas interesantes como éste, puedes suscribirte a nuestra newsletter rellenando este formulario.

A) Cremas, sopas y risottos de otoño

1. Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas

Esta crema de calabaza tiene un toque especial gracias a la sidra y con la guarnición de rúcula y avellanas, otros productos de temporada otoñal, queda en su punto, con toques crujientes. Prueba su sabor reconfortante, con esta sencilla receta que no se te olvidará.

2. Crema anisada de calabaza asada, zanahoria y patata

La crema de calabaza alcanza otro nivel si en lugar de utilizar calabaza cocida, utilizas la calabaza asada en el horno. En esta receta en la que se aprecia un toque anisado, la crema de calabaza se convierte en un sabroso manjar, ideal para reconfortarnos a la hora de la cena. Aquí tienes la receta

3. Sopa de avellanas

Si nunca has probado una sopa de avellanas, seguro que te encantará esta crema otoñal, ideal para recuperar la temperatura tras un día de lluvia. Su aroma de frutos secos y su textura inconfundible te sorprenderán.

4. Risotto de setas, pollo y jamón

650_1200 (16)

Los risottos son platos que nos gustan porque se preparan de forma muy sencilla y si se aprende la técnica, podemos utilizarlos en mil y una recetas, con productos de todo tipo. En esta ocasión os recomendamos que probéis este risotto de setas, pollo y jamón, con un intenso sabor que con su textura suave y melosa os alegrará el principio de la temporada otoñal que ahora empieza. Aquí tenéis la receta de este risotto.

5. Risotto de la muerte

risotto muerte 1

Elaborado con setas Trompetas de la muerte, el sabor y colorido que tiene este risotto hace que no pase desapercibido. Una receta sencilla, cuyo nombre dará de sí para iniciar una conversación. con el inconfundible sabor potente y aroma que desprende esta seta y un toque de queso, el risotto de la muerte será una de las opciones recomendadas para el comienzo del otoño.

6. Risotto de pera y jamón al gorgonzola

Frente a los risottos anteriores caracterizados por su potencia, os proponemos esta otra receta muy suave y sutil, en la que los matices de los ingredientes de temporada se notan al paladear y cuyo sabor delicado es muy apreciado por quienes prueban esta combinación. La pera, el jamón y el queso gorgonzola italiano funcionan muy bien en esta deliciosa receta.

B) Ensaladas y guarniciones

7. Guarnición de boniatos

boniatos guarnición

Junto a las castañas, los boniatos son también un producto muy otoñal, que podemos utilizar en recetas de guarniciones, que irán muy bien con carnes y asados. Os proponemos esta guarnición de boniatos asados con especias que por su sabor y colorido, alegrará vuestra mesa esta temporada.

8. Chutney de higos

Cuando los higos llegan al mercado, nos encanta utilizarlos en muchas recetas. En esta ocasión os proponemos que los utilicéis para elaborar un chutney, una receta de origen oriental que sirve para acompañar platos de curry o carnes especiadas. Seguro que cuando probéis este delicioso chutney de higos os volvéis incondicionales de su peculiar sabor.

9. Ensalada de higos

650_1200 (15)

La ensalada de higos con queso de cabra y nueces no puede ser más otoñal. Es una ensalada variada en la que todos los ingredientes son básicamente alimentos de temporada, productos de otoño que encontramos con facilidad en el mercado y que juntos forman una ensalada apetecible, sabrosa y saciante.

C) Boletus y setas, el sabor del otoño

10. Boletus edulis a la plancha

650_1200 (6)

¿Hay una forma mejor que disfrutar de los boletus edulis frescos que prepararlos a la plancha? Cuando están en plena temporada, estos hongos se pueden trocear y pasar por la plancha, dándoles un toque de perejil y acompañándolos de una yema de huevo. Una receta sencilla y a la vez difícil de mejorar ya que conseigue sacar todo el potencial a este producto selecto de calidad gourmet.

11. Salteado de boletus y gambas en guiso de oloroso

650_1200 (5)

Este salteado de boletus y gambas con un toque de vino oloroso es perfecto para cuando quieres preparar una comida rápida pero cargada de sabor. Con esta receta sencilla, todos quedarán sorprendidos por la intensidad del sabor de los productos de temporada y su perfecto punto de cocción. No dejes de probar esta receta.

12. Rape con boletus

Dentro de las recetas en las que interviene el boletus, hemos elegido esta combinación de setas y pescado, para hacer un guiso con salsa cremosa, potente, caliente, de los que nos apetecen con los primeros fríos. Seguro que os gustará probar esta receta sencilla que inundará de aromas otoñales vuestra casa, mientras la estéis preparando. Aquí tenéis la receta.

13. Croquetas de cecina y boletus

croquetas de otoño

A todos nos encantan las croquetas, sobre todo las que tienen mucho sabor. Esta receta de croquetas de cecina y boletus os va a dejar sin palabras ya que utiliza dos alimentos de temporada con sabor potente que se complementan muy bien, y que dejan un inolvidable sabor en la boca desde el primer bocado.

D) Platos principales

14. Butifarras al horno con tomates cherry

Los tomates cherry y otros tomates tardíos están en su punto en el mes de septiembre y octubre y nos encantan en recetas calientes. Tal es el caso de esta receta en la que se combinan con butifarras frescas y se cocinan en el horno, consiguiendo un sencillo plato lleno de aromas y sabores que sin duda os gustará probar. La receta es muy sencilla y la tenéis en este enlace.

15. Guiso de pollo al vinagre

18315003602_ce83a90996_o

Para variar en nuestras preparaciones habituales, os proponemos esta receta de pollo al vinagre, una receta de origen francés que sin duda os sorprenderá por su colorido y su potente sabor. Es un guiso clásico que os sentará muy bien tras la jornada de trabajo, si lo tenéis preparado y listo para calentar en el momento en que se vaya a servir.

16. Redondo de ternera con frutos rojos

650_1200

Otro plato cómodo de preparar ya que se elabora en el horno, y al que damos un toque especial con su salsa de frutos rojos, es este redondo de ternera. No dejes de probar esta receta sencilla de carne asada que te sorprenderá con los matices de sabor de sus ingredientes en los que los frutos rojos, aún en su mejor momento, aportan un contraste ácido y dulce que resulta irresistible.

E) Los postres para el otoño

17. Rosas de manzana

recetas de otoño

La manzana vuelve a las fruterías y es el mejor momento para utilizarla en recetas de postres. De paso podemos asegurarnos de tomar las cinco piezas de fruta diarias que nos recomiendan los especialistas en nutrición. Cuando preparéis estas deliciosas rosas de manzana, aseguraros de compartirlas con alguien especial que valorará su bella presentación, y su delicado sabor.

18. Crema dulce de castañas

650_1200 (20)

Las castañas son el fruto seco del otoño y en cuanto llega su temporada todos estamos ilusionados por volver a consumirlas. Por ese motivo, os recomendamos que probéis a preparar esta crema dulce de castañas cuyo sabor y textura os gustarán desde el primer bocado. No hay nada más otoñal que las castañas y con esta receta las podréis usar para untar tostadas, rellenar bizcochos y usarla como base de salsas.

19. Tarta de queso y calabaza

productos de temporada de otoño

Para terminar nuestra selección de platos otoñales elaborados con ingredientes de temporada, volvemos a la calabaza con la que empezamos esta recopilación de recetas, para ahora utilizarla en una tarta de queso y calabaza cuyo sabor es puro otoño. Una tarta de queso y calabaza que gustará a todos los amantes de las tartas de queso que se sorprenderán con su peculiar variación sobre la receta clásica.

Con estas diecinueve recetas recetas con productos de temporada en otoño, vuestro menú de la temporada está abierto a muchas opciones. Sólo tenéis que pensar cuándo os apetece más hacer cada receta y así ir probando todas ellas. Vuestro paladar y vuestro bolsillo lo agradecerá porque ¿hay algo mejor que comer en cada temporada los productos que están en su mejor momento?

En Vive 0,0 | Recetas de cuchara para disfrutar de las lentejas en otoño
En Vive 0,0 | Menús de otoño, una buena forma de comer legumbres
En Vive 0,0 | La mejor receta de sopa de ajo casera y tradicional
En Vive 0,0 | Cómo hacer la receta de fabada auténtica
En Vive 0,0 | Cómo hacer la mejor receta de pollo al curry

Todas las claves para preparar los cultivos de otoño de nuestro huerto urbano

Comienza un nuevo curso y nuestro huerto urbano necesita una puesta a punto. Vamos a ver cómo limpiarlo de malas hierbas y cómo abonar, y preparar para los cultivos de temporada. El otoño es una excelente época para iniciarse en el cultivo del huerto urbano o  retomar las labores olvidades durante las vacaciones.

Si te interesan los temas sobre gastronomía, cultivar en tu propia casa, el huerto urbano y sus labores, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás todo cómodamente en tu correo: trucos, novedades y consejos para que tu huerto urbano sea la envidia de todos.

Labores para poner a punto nuestro huerto urbano

Tanto si abandonaste el huerto urbano en verano, como si lo has mantenido, en otoño necesita una puesta a punto y no podemos dejar de hacer ciertas labores de restauración y mantenimiento.

Eliminar las malas hierbas

Podemos comenzar eliminando las malas hierbas que han invadido nuestro huerto y que no se sabe cómo están más crecidas que los restos de la cosecha anterior.

Si tenéis compostera, podéis incorporar todos estos rastrojos y malas hierbas, amén de los restos de las cosechas anteriores para que vayan descomponiéndose. En este post os hablábamos de cómo crear composteras caseras, pero si tenéis una comprada en un rinconcito de la terraza, también conviene ir llenándola.

Airear y abonar la tierra

tierra-huerto

Con ayuda de un rastrillo debemos ir aireando la tierra, que se ha quedado demasiado compacta con la acción del viento, el exceso de sol y la lluvia de los meses atrás. También aprovecharemos para quitar restos de raíces y plantas que se quedaron a medio salir etc.

Añadimos abonos a nuestra tierra para prepararla para las semillas o plantones. Una vez hecho esto, nuestra tierra está preparada para recibir las nuevas simientes o los plantones. Esta labor debe hacerse lo mismo en mesa de cultivo que en macetas o jardineras, es importante tener bien aireada la tierra, que pueda “respirar”.

Revisando el riego del huerto urbano

Si no lo habéis instalado todavía, es el momento perfecto, si ya lo tenéis instalado de años anteriores, conviene revisar que el riego automático funciona correctamente y está bien sujeto donde lo necesitamos. Todos estamos muy liados y es una pena que lo que plantamos con cariño se eche a perder por un viaje inesperado de trabajo o porque estamos tan cansados que no nos apetece regar al llegar a casa.

Preparando los semilleros de nuestro huerto urbano

huerto-urbano

 

Una de las labores más placenteras y sencillas de realizar es preparar los semilleros. Todavía no hace frío, así que podemos tenerlo en la terraza para que les de el sol. Ya sabéis lo fácil que es preparar los semilleros y lo bien que resultan para trasplantarlos al huerto urbano, una vez hayan cuajado (si me permitís la expresión gastronómica) y tengan sus hojas fuertes y sanas.

En este post podéis ver, paso a paso, cómo hacer vuestros propios semilleros. Si preferís utilizar recipientes de cartón, en el vivero encontraréis una amplia gama y así podéis comentar con los profesionales cuales son los mejores cultivos para vuestra zona. Evidentemente no es lo mismo cultivar en el Sur que en el Norte, ni el tiempo es igual en el el este que en el Oeste, así que siempre recomendamos una visita al vivero y una charla con quienes más saben del cultivo en cada zona del país.

Una vez tenéis los semilleros preparardos, (por favor, un recordatorio especial para mi obsesión: el drenaje para que no se pudran las raíces) sólo tendréis que acordaros de regarlo (otro recordatorio: suelo húmedo, no encharcado) y mantenerlo al sol hasta que broten.

¿Y qué compramos para cultivar en nuestro huerto urbano?

mulching-huerto

Vais a tener que visitar vuestro Centro de Jardinería más cercano. Necesitáis abonos orgánicos (estiércol, abonos verdes, fibra de coco, humus de lombriz), abonos minerales (azufre, calcio, fósforo, magnesio o potasio, que vienen preparados y depende del terreno) y vuestro propio compost, si lo tenéis.

Es buena idea, sobre todo si vivís en una zona donde el frío nocturno es helador, comprar algún tipo de mulching. Lo hay elaborado con una capa de virutas de madera, serrín, agujas de pino y cortezas de hasta 10 cm de alto que puede durar hasta 3 años. Otra opción es poner una capa de paja o heno hasta 15 cm (se va comprimiendo con el tiempo), dura como máximo un año.

Para el acolchado, también se pueden usar otros materiales como grava o gravilla (buena opción para las plantas que requieren de calor) o podéis hacer vuestro mulching a base de hojas.

aromatica-huerto

También es el momento de decidir qué queréis plantar o averiguar qué se suele dar mejor en vuestra zona. Y no sólo cultivos, ya sabéis que es una buena idea intercalar plantas ornamentales, culinarias y aromáticas para que nos ayuden a luchar contra las plagas.

En cuanto a los cultivos, es el momento de plantar espinacas, patatas, zanahorias, cebollas o coliflor…

¿Os animáis con las labores del huerto urbano en otoño?

 

En Vive 0,0 | Ahora o nunca: todo a punto para iniciarnos en el huerto en casa

Con la vuelta al trabajo regresan las malas posturas: seis ejercicios que alivian el dolor de espalda y cuello

Septiembre es el mes de las buenas intenciones por excelencia, y una de ellas debería ser la de mejorar nuestra posturas. La mayoría de las personas que sufren dolor de espalda y cuello lo hacen por razones posturales. Esto quiere decir que tienen en su mano la solución a estos dolores con solo mejorar su postura: cuida tu cuerpo, porque él te devuelve lo que tú le das. Desde Vive 0,0 te damos las claves para que tengas una mayor corrección postural y puedas decir bye-bye al dolor con unos sencillos ejercicios.

Tener una mejor calidad de vida es posible a través de pequeños gestos que, además, no tienen por qué ser tediosos o aburridos: hacer deporte con los amigos o acompañados de nuestras mascotas, llevar unos mejores hábitos de vida, realizar elecciones inteligentes en nuestra alimentación… Todos son pequeños cambios que podemos llevar a cabo en nuestro día a día. Si quieres saber cómo hacerlo, no te pierdas nuestros artículos suscribiéndote de forma gratuita a nuestra newsletter.

El saludo al sol para comenzar bien la mañana y aliviar el dolor de espalda

Hace poco tiempo os enseñamos cómo se realiza la secuencia del saludo al sol de Yoga, y os propusimos llevarla a cabo cada mañana. No tardaréis más de cinco minutos, y vuestro organismo en general y vuestra espalda en particular seguro que os lo agradece.

El saludo al sol consta de 12 posturas o asanas en las que vamos elongando la espalda hacia delante y hacia atrás alternativamente, controlando la postura desde el centro de nuestro cuerpo y llevando una respiración controlada. Además de estirar nuestra columna, también estaremos trabajando nuestra flexibilidad, control corporal y nos llenaremos de energía para toda la jornada.

El gato y la mesa para movilizar tu columna

Dolor de espalda

Uno de los ejercicios más conocidos a la hora de movilizar nuestra columna. Nos colocamos en posición de cuadrupedia (en el suelo a cuatro patas, apoyando las rodillas y las manos) y vamos redondeando nuestra columna desde el coxis hasta las cervicales, pasando por todas y cada una de las vértebras. Es un ejercicio que requiere bastante concentración y que seamos conscientes de nuestro propio cuerpo para poder realizar el movimiento de manera correcta.

Una vez estamos encorvados como un gato asustado, toca volver a la postura inicial. Para ello comenzamos colocando nuestra cadera en una posición neutra (la sensación es la de sacar el glúteo hacia fuera), y vértebra a vértebra vamos colocando nuestra columna en posición paralela al suelo, siempre respetando sus curvas naturales. Comenzamos por la zona sacra y lumbar y terminamos por las vértebras cervicales.

Rolling like a ball de Pilates: automasaje efectivo

Uno de los ejercicios más divertidos y sencillos de Pilates, y que causa una gran sensación de bienestar ya que lo que vamos a hacer es masajear nuestra columna con el suelo. Es importante que utilicemos una colchoneta para evitar hacernos daño en la espalda.

Nos colocamos sentados con las rodillas rodeadas por nuestros brazos, y colocamos nuestra espalda bien redondeada, como si nos hiciéramos una bolita. Desde esa posición nos inclinamos levemente hacia atrás, apoyándonos en los isquiones (los huesos semicirculares que notamos en la zona del glúteo) y desde ahí rodamos hacia atrás sobre nuestra espalda. Utilizamos la fuerza de nuestros abdominales para volver a subir a la posición inicial. Recuerda que es un ejercicio dinámico que requiere un movimiento continuo.

Superman en cuadrupedia para tu zona lumbar

Un ejercicio perfecto para trabajar la estabilización del abdomen y la zona lumbar. Además, tiene muchas variantes que podemos utilizar para hacer más desafiante el ejercicio según vayamos mejorando.

Colócate en cuadrupedia, con las manos apoyadas en el suelo directamente debajo de los hombros y las rodillas justo debajo de las caderas. Desde esta posición, levanta tu brazo derecho y tu pierna izquierda estirados hasta que formen una línea recta con tu espalda y paralela al suelo. Mantén la posición durante unos segundos, vuelve lentamente a la posición inicial y repite con el brazo y pierna contrarios.

Si eres principiante puedes comenzar levantando primero solo un brazo y después solo una pierna. Recuerda que tu abdomen debe estar activado en todo momento para evitar que te caigas (la indicación más correcta es la de llevar el ombligo hacia la espalda), y que tu columna debe mantenerse elongada en todo momento (imagina que un hilo tira de tu cabeza hacia delante y que otro hilo tira de tu cadera hacia atrás).

Glute bridge para trabajar espalda y glúteos

Dolor de espalda

Los glúteos son tan importantes como la espalda a la hora de mantener una buena postura: son parte del core o zona central de nuestro cuerpo y realizan una acción sinérgica con los demás músculos que lo forman (musculatura interna y externa del abdomen, suelo pélvico, erectores espinales, multífidos y cuadrado lumbar). Uno de los mejores ejercicios que podemos hacer para trabajarlos es el glute bridge, ¿sabes ejecutarlo?

Nos colocamos tumbados boca arriba, con los brazos apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo y las palmas de las manos boca abajo. Flexionamos las rodillas y apoyamos las plantas de los pies en el suelo firmemente. Desde ahí basculamos nuestra pelvis de modo que la zona lumbar quede apoyada en la colchoneta, y comenzamos a empujar el glúteo hacia el techo (la indicación es la de empujar el suelo con los talones para hacer fuerza). Vamos subiendo una detrás de otra nuestras vértebras hasta quedar apoyados sobre las escápulas (los omóplatos o paletillas), y nuestra espalda debe formar una línea diagonal con el suelo. Mantenemos esta postura por un par de segundos y volvemos a bajar vértebra por vértebra hasta la posición inicial.

Podemos dar más intensidad a este ejercicio trabajándolo con una pelota mediana entre las rodillas, llevando los brazos hacia el techo o haciéndolo a una sola pierna.

Movilización de hombros y cintura escapular

Dolor de espalda

Tan importante como movilizar y fortalecer nuestra espalda también es la movilización de la cintura escapular si queremos asegurarnos de tener una buena postura. Muchas personas van todo el día con la cabeza agachada y metida entre los hombros porque no tienen una buena movilidad: por eso es importante que nos estiremos y que mantengamos un buen rango de movilidad articular.

Para mantener nuestros hombros sanos podemos realizar varios movimientos: círculos hacia delante y hacia atrás con los brazos estirados y realizar cruces de brazos por delante del cuerpo colocando uno por encima del otro de manera alternativa son los más utilizados. Si disponemos de una goma elástica, que podéis encontrar en cualquier tienda deportiva, podemos cogerla con ambas manos por delante de nuestro cuerpo y dibujar un círculo para pasarla por detrás de la espalda con los dos brazos a la vez. De esta manera estiraremos el pectoral (responsable en buena medida de la mala postura) y mejoraremos la movilidad de la cintura escapular.

Con estos ejercicios mejorará tu postura y la salud de tu espalda: una espalda fuerte nos asegura una postura más correcta y una menor probabilidad de dolores en la zona lumbar y cervical.

Imágenes | iStock

Vídeos | gedecan formación y Canal de VivetuCuerpo en Youtube

En Vive 0,0 | Sí, el síndrome del viajero se puede evitar: los 7 estiramientos que te ayudan a lograrlo

 

Ya es tarde, estoy cansado, hace frío… Cómo vencer a las excusas gracias a una buena motivación deportiva

Llega el mes de septiembre: el mes de los buenos propósitos al comenzar el nuevo curso. Y entre ellos siempre se encuentra el de hacer más ejercicio, ponernos en forma o bajar esos kilitos de más que nos hemos puesto en verano. Estos objetivos tienen un denominador común: el deporte. Por norma general, al principio lo cogemos siempre con muchas ganas, pero poco a poco nos solemos ir desinflando y empiezan a aparecer las excusas para no movernos del sofá. Hoy os ayudamos a solucionarlo deshaciéndonos de ellas: ¿cómo podemos mantener una buena motivación deportiva?

Si te interesa llevar una vida más sana y con más movimiento, y además compartirla con tus amigos y tu familia, no puedes perderte nuestros artículos al respecto. Una manera fácil de que no se te escape ninguno es suscribirte a nuestra newsletter: es gratuita, y todos los posts llegarán directamente a tu buzón de entrada. ¡Que no te dé pereza leerlos!

Fija objetivos a corto plazo

Una de las cosas más importantes que podemos hacer en cuanto a motivación para no dejar el deporte es fijarnos objetivos a corto plazo. Si no hemos salido nunca a correr, nuestro primer objetivo no puede ser “correr este año una maratón”. Tus objetivos deben ser realistas y, aunque sean grandes cosas a largo plazo, tienes que tener pequeñas metas que puedas cumplir en aproximadamente un mes.

Así, será mucho más sencillo trabajar con un objetivo como “durante este primer mes voy a conseguir correr dos kilómetros sin pararme” que pensar directamente en la maratón. Tu motivación al ver que puedes cumplir ese fin que te has fijado a corto plazo sin duda aumentará y tendrás ganas de seguir con tus retos.

También es importante que cuantifiques tus mejoras: no se trata solo de conseguir un objetivo concreto, sino también de ver cómo vas mejorando cada día y cómo poco a poco vas estando un paso más cerca de conseguirlo. Ver cómo hace dos meses no podías casi ni ponerte en marcha y ahora ya puedes correr unos cuatro kilómetros sin cansarte motiva mucho. Para ayudarte, puedes descargar alguna de las apps para smartphone que cuantifican tu entrenamiento, así podrás ver tus progresos siempre que quieras.

Tienes una cita contigo mismo

Vencer a las excusas

Establece un horario fijo para entrenar, de manera que no puedas echar la culpa a la falta de tiempo. Ten en cuenta que tu hora de entrenamiento es un momento que tienes reservado para ti y trátalo como si fuera una cita importante (que lo es). Siempre vas a tener algo importante que hacer: “Ay, pero no he recogido la ropa tendida”, “Ahh, pero tengo que ordenar el despacho”, “ostras, pero tengo que ir a comprar el regalo de cumpleaños de José”. Todos sabemos inventar excusas, y además las inflamos para que parezcan más importantes de lo que en realidad son.

Coge tu horario semanal y establece unos días fijos para entrenar, salir a correr, ir a clase de baile o a una sesión de CrossFit o lo que más te guste. Y respétalos. En serio: apúntalo en la agenda como si fuera un compromiso más dándole así la importancia que merece. De esta manera, no podrás ponerte excusas para dejarlo de lado.

Un poco de ayuda del exterior

Vencer a las excusas

Si lo que buscas es motivación deportiva de la buena, quizás es el momento de pensar en un entrenador personal. Una de las funciones más importantes de los entrenadores personales, además de dirigir tu entrenamiento, enseñarte la técnica de los ejercicios y velar por tu seguridad mientras entrenas es la de motivarte de forma continua para que superes tus límites y tus miedos. Un buen entrenador personal genera confianza, te anima mientras entrenas y hace que quieras volver al día siguiente. Te ayuda a crear el hábito del ejercicio y del deporte y a que lo incluyas en tu vida diaria. Además, al tener una cita previa con tu entrenador, es menos probable que lo dejes pasar.

Otra buena manera de motivarte es el deporte en equipo. No se nos ocurre una excusa mejor para ver a tus amigos entre semana que la de quedar para hacer deporte: jugar un partido de fútbol, echar unas canastas, salir a correr… Cualquier deporte es bueno si se hace en compañía. También puedes probar a montar un grupo de entrenamiento con los compañeros del trabajo: así os motivaréis cada día y el camino se hará mucho más sencillo.

Con estos tips de motivación seguro que la vuelta al entrenamiento en el mes de septiembre se te hace más llevadera, ¿a que sí?

En Vive 0,0 | Lecturas que motivan: 7 libros que te ayudarán a ser más positivo

17 recetas con patatas para aprovechar la recolección de estos días

Es tiempo de patatas. Las distintas variedades inundan el mercado y, como buen producto de temporada, ahora están en su mejor momento y a un precio muy interesante. Por eso, para que podamos disfrutar de ellas, hoy os traemos 17 recetas con patatas para aprovechar la recolección de estos días.

Con esa inspiración, no os faltarán ideas para preparar todo tipo de platos y recetas con este ingrediente que para vuestra comodidad hemos ordenado atendiendo al uso como plato principal, guarnición, aperitivo o entrante o de otros platos en los que la patata es protagonista aún estando muy bien acompañada con otros ingredientes en guisos y asados. Si quieres estar al tanto de más temas y noticias tan interesantes como esta, puedes suscribirte a nuestra newsletter mediante este formulario para recibir nuestras publicaciones cómodamente en tu email.

Entrantes y aperitivos con patata

patatas bravas

Comenzamos con aperitivos y entrantes, un reino en el que la patata se desenvuelve muy bien. Podemos comenzar con una receta clásica, la de las patatas bravas que tanta gente elabora con una salsa basada en el tomate. Esta es la receta definitiva de las patatas bravas que os encantará por su sabor auténtico y por que puede adaptarse la “bravura” añadiendo más o menos picante o incluyendo o no una guindilla en los ingredientes. Por supuesto, en esta receta no se utiliza tomate.

Otras patatas picantes ideales para el aperitivo son las patatas Bombay, con un toque especiado y otros ingredientes que hacen que resulten bien apetecibles para abrir boca, o estas patatas asadas con pimentón y alioli, una combinación que realza los sabores y aromas y que sin duda os sorprenderá cuando la probéis.

Para terminar con los entrantes y aprovechando que vamos a encender el horno, dos nuevas propuestas con patatas: La patata asada rellena de huevo y bacon, un plato para comenzar una comida que dependiendo del tamaño de la patata elegida puede ser aperitivo o primer plato, y una de mis recetas favoritas, el pastel salado hecho con  patatas azules que seguro que deja a todos con la boca abierta por su colorido y su sabor.

Guarniciones con patata

Si hay una guarnición clásica en la cocina, creo que todos nombraríamos las patatas fritas. Como para hacerlas bien no necesitáis una receta, sino la paciencia de pielarlas y picarlas y freírlas en un buen aceite, en el apartado de guarniciones hechas con patata hemos elegido otras propuestas. Pero la primera de ellas, es la de las patatas “fritas al horno” que quedan muy ricas, y tienen una menor cantidad de grasa, por lo que resultan más ligeras.

Continuamos con tres propuestas de patatas asadas, que os resultarán perfectas para servir con platos de carne y de pescado o prácticamente para cualquier receta que necesite un complemento. Se trata de las patatas enteras asadas al curry, que incluso pueden ser un primer plato, las patatas asadas con especias y mi guarnición favorita para platos de carne asada, las patatas al romero que son adictivas con su delicioso aroma. Cualquiera de estas tres recetas os encantará y como son de las que salen bien a la primera, os recomendamos no dejeis de ir probando una por una hasta encontrar cuál es la que os resulta más rica.

Para terminar este apartado de las guarniciones, otra buena receta es la de las patatas con azafrán y paprika, también con toque especiado y que son estupendas en platos de pescado, y que en lugar de hacerse en el horno, son una guarnición realizada mediante patatas cocidas. Seguro que también os gustará mucho. Otra posibilidad bien interesante en el apartado de guarniciones es preparar esta receta de patatas gratin dauphinois ya que una vez asadas, son ideales para guarnición porque con una pequeña porción, sacian mucho y además están realmente tiernas y sabrosas.

Guisos y platos asados con patata

patatas con níscalos

Los platos de patatas guisadas con cualquier ingrediente nos encantan porque la patata recoge los sabores al tomar el agua de la cocción y así se consiguen sabores excelentes. Tal es el caso de la receta de patatas con níscalos, una receta de temporada que pronto volveremos a preparar en cuanto las primeras setas y hongos llenen las fruterías. Otro guiso de patatas sencillo y lleno de sabor es el de las patatas a la riojana, con su toque de pimentón, que están tan buenas que podrían servir hasta de plato único.

Continuamos con otras patatas guisadas, las patatas con bacalao uno de los platos más típicos en España durante la época de la Cuaresma previa a la Semana Santa en la que las patatas son las protagonistas quedando cremosas, tiernas y cargadas de sabor.

Si queréis hacer otros platos en los que las patatas aparecen muy bien acompañadas, os damos tres recetas muy interesantes. Por un lado las patatas panaderas, que se pueden utilizar en compañía de asados de carne como el cordero o el cochinillo pero que también sirven estupendamente para platos de merluza y otros pescados Aquí tenéis la receta para hacerlas en compañía de una merluza al horno pero la técnica sería la misma para guarnición de platos de carne.

recetas de patatas al pelotón

Para platos de carne, os sugerimos esta mezcla de patatas y pimientos con una carne asada en el horno sobre ellas, que hace que además recojan una buena parte de los jugos que se desprenden durante el proceso de cocinado, o la receta de patatas al pelotón, unas patatas fritas con tomate que pueden servirse como primer plato o para servir de guarnición de un plato de carne, en este caso unos tacos de presa ibérica.

Clásicos platos de patata

Aunque ya llevemos las 17 recetas prometidas, no podíamos terminar este recopilatorio de recetas con patata sin incluir la más clásica receta de nuestra gastronomía, la tortilla de patatas con cebolla, una receta sencilla ideal para iniciarse en la cocina, que hoy podemos aprender con esta receta básica para todos los públicos. Además, otro plato clásico, el puré de patatas, que tiene tantas posibilidades que es un buen momento para recordar los consejos para conseguir que siempre te salga perfecto, para poder después utilizarlo en un montón de propuestas o simplemente para tomarlo como primer plato, guarnición o base de otra receta.

recetas con patatas saco de patatas

Con todas estas opciones, seguro que encontraréis mucha inspiración para cocinar gracias a estas 17 recetas con patatas para aprovechar la temporada. Ahora falta llevarlas a la práctica y cocinar a menudo con este humilde pero delicioso ingrediente. Como veis hay todo un mundo más allá de las patatas fritas o cocidas, que espero disfrutéis más a partir de ahora.

En Vive 0,0 | Receta de patatas con níscalos
En Vive 0,0 | Cuatro salsas que te ayudarán a triunfar con tus platos (y dos trucos para que te salgan perfectas)
En Vive 0,0 | Cómo hacer pollo al curry fácil y sencillo
En Vive 0,0 | Comidas para picar