Piscinas, fuentes, ríos… 11 sitios para refrescarse en o fuera de la ciudad

  • Viajes
cat-icon-on-post

Este verano está siendo especialmente agobiante en lo que a calor se refiere y para pasar estos días nada mejor que aprovechar para darse un baño y refrescarse. Por eso queremos hacer un repaso a las piscinas, fuentes, ríos… los 11 sitios que tenemos para refrescarnos en la ciudad o cerca de ellas, y hacer que el agobio que nos produce el calor sea cosa del pasado. Si quieres conocer más lugares donde refrescarte o acceder a todo tipo de información sobre todo tipo de temas, puedes suscribirte a nuestra newsletter donde recibirás los mejores contenidos en tu correo electrónico.

Piscina natural de Fontcalda

fontcalda

Si lo que buscamos es hacer una escapada de la ciudad a un lugar cercano, tenemos muchas piscinas naturales que están muy próximas a nuestra ciudad. Un ejemplo es la Piscina natural de Fontcalda, situada en las cercanías de Tarragona, en la zona de Gandesa. Se trata de una fuente de agua minero-medicinal que sale a 38 grados del río Canaletes, perfecta tanto para casi todo el año. Además, si lo planificamos bien, podemos llegar en bici a través de varias vías verdes asequibles para toda la familia. Perfecto para pasar un día de verano.

Piscinas naturales de A chavasqueira

termas-outariz

Muy cerca de Ourense podemos encontrar un precioso circuito termal al aire libre. Se trata de las Pozas de A Chavasqueira, que se forman con aguas que brotan del interior de la tierra a más de 60 grados de temperatura, por lo que el baño en ellas, además de ser un gustazo, tiene efectos beneficiosos para la salud. No importa si hace buen o mal tiempo, ya que nos servirán para el baño durante casi todo el año. Están rodeadas de zonas de césped, donde poder tomar el sol y descansar o simplemente contemplar el paisaje que forman las orillas del Río Miño.

Piscina natural de Fuentes del Algar

Happy family floating on inflatable tube in river during vacation

A poco más de 15 km de Benidorm, nos encontramos con las Fuentes del Algar. Se trata de una zona húmeda protegida que, además del baño, ofrece información medioambiental de la zona, rutas para realizar, etc. Los adultos deben pagar una entrada de 4€ y los niños 3€. Está concebido como un parque temático sobre la importancia del agua como recurso ecológico, económico y cultural. La visita consiste en el recorrido por un circuito de 1,5 km de longitud a lo largo del cauce del río Algar (“cueva” en árabe) para ver el paisaje fruto del modelado kárstico de la roca caliza.

Pozas de Mougás

pozas-mougas

Los ríos tienen la ventaja de encontrarnos con agua refrescante que siempre va corriendo, por lo que entrar al agua nos supone dejar el calor atrás rápidamente. Esto es lo que tenemos en las Pozas de Mougás, situadas en la Serra da Groba. Es el concello de Oia, en Pontevedra, y los ríos que tratamos aquí los de Mougás y Pías los que van formando pozas donde bañarse es todo un placer. Además la zona está equipada con todo lo necesario para pasar un estupendo día de campo alejados de la ciudad. Muy cerca se encuentra una interesante zona de petroglifos.

Arenas de San Pedro

rio

El río arenal es el protagonista de una de las mejores zonas de baño de Ávila, en Arenas de San Pedro. Es una zona cercana a Madrid, perfecta para hacer una escapada de un día. Además, las zonas de baño están perfectamente preparadas y no echaremos nada de menos. El agua suele estar bastante fresca, fruto de la altura, al estar situadas en un área montañosa.

Las Presillas

laspresillas

Muy cerca de Madrid se encuentra la piscina natural de Las Presillas, en la zona de Rascafría en la Sierra de Guadarrama, junto al cauce del río Lozoya y con unas bonitas vistas del Pico Peñalara. Las piscinas están rodeadas de zonas verdes en las que pasar el día y el agua está tan fría como el nombre de su pueblo vecino indica. Importante llevar zapatillas de agua para salvar las piedras que podemos encontrar en el río.

La fuente de los baños del Río Mijares

montanejos

Otro lugar para hacer una estupenda escapada es Montanejos, un municipio de origen árabe famoso por sus aguas saludables y su balneario situado muy cerca de Castellón. Su agua fue declarada de utilidad pública en 1863. Su temperatura constante de 25ºC hace placentero el baño durante todo el año. En el cauce del río se han formado piscinas naturales que suponen una excelente zona de descanso con todos los servicios necesarios para pasar un refrescante día.

La playa del Ebro (Zaragoza)

Si tenemos la suerte de que nuestra ciudad tenga un gran río, seguramente vamos a tener una zona acondicionada donde poder hacer una escapada. Ocurre en otras grandes ciudades europeas como París o Berlín, que tienen su zona de playa fluvial y también en Zaragoza con la Playa del Ebro. Se encuentran en el parque Metropolitano, junto a la zona del recinto de la Expo del Agua. Una zona perfecta para hacer una escapada rápida y quitarnos todo el calor acumulado durante el día.

La piscina del Hotel Córdoba Center

piscina-hotel

Otra de las opciones es escaparnos a una piscina de un hotel, una opción perfecta para comer algo ligero y refrescarnos para seguir con nuestra actividad después de esta pausa. Lo cierto que es uno de esos momentos donde parece que se ha parado el tiempo, y aunque no estemos más que un par de horas, la sensación de relax y descanso es infinita. Una experiencia que vale la pena probar. Un ejemplo es la piscina del Hotel Córdoba Center, aunque las grandes ciudades están llenas de ejemplos, donde podemos ir a tomar una San Miguel 0,0%, comer sano y refrescarnos.

Platja de l’Eixample

Pero si lo que buscamos es un oasis urbano, un lugar donde escaparnos en el centro de la ciudad también tenemos alternativas con algunas de las mejores piscinas que podemos encontrar en el centro de la ciudad. Un ejemplo es la Torre de les Aigües, también conocida como la Platja de l’Eixample en Barcelona. Un lugar perfecto para pegarnos un chapuzón, quitarnos el calor y seguir con nuestra actividad diaria.

Baños árabes, un espacio de relax en el centro de Madrid

hamman

Si además lo que buscamos es tranquilidad y quitarnos todo el estrés que llevamos acumulado nada mejor que un Hamman. Aunque pueda parecer que no apetece entrar en un baño caliente en verano, lo cierto es que el circuito por las piscinas de agua caliente, templada y fría consigue un efecto relajante que hace que al salir te hayas quedado como nuevo. Quizás el único inconveniente es que tenemos un horario establecido y necesitamos realizar una reserva, por lo que no podemos improvisar.

Imágenes | José Antonio Gil Martínez 1, 2 | BY-YOUR-? | Mia & Steve Mestdagh | Cristian Bortes | John O’Nolan

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *