semaforo-bicis

Carné, matrícula y seguro para bicicletas, ¿de verdad mejorarían la seguridad vial?

En el último mes ha surgido cierta polémica en torno a la implantación del carné, la matriculación y el seguro obligatorio para las bicicletas. Se trata de una medida que ha salido del seno de la DGT tras una reunión efectuada por los responsables de seguridad vial con diversos colectivos ciclistas. Polémicas aparte, hoy nos preguntamos si realmente el carné, la matrícula y el seguro para bicicletas mejorarían la seguridad vial para ciclistas, peatones y el resto de vehículos.

seguridad-bici-calzada

Porque al fin y al cabo de lo que se trata es de mejorar la seguridad vial de todo el mundo. La bicicleta se ha hecho muy popular y esto está generando alguna tensión, que seguro que, con buena voluntad por todas las partes, puede resolverse. Peatones y otros vehículos ven como la bici aparece en lugares que antes eran de uso exclusivo para ellos y esto siempre requiere un periodo de adaptación. Si queréis estar al tanto de esta y otras noticias sobre el mundo de la bici, podéis suscribiros a nuestra newsletter, de modo que la recibiréis cómodamente por correo.

El carné de bici, la matrícula y el seguro, una medida que no implantan en otros países

bici-seguridad-calzada

No es la primera vez que este tema del carné para bicis, la matriculación y el seguro aparecen en la opinión pública. Ya hace dos años se habló de esta cuestión, que quedó descartada puesto que en realidad no va a suponer una gran mejora de la seguridad vial. Lo que si está todo el mundo de acuerdo es que se necesita mucha más formación en educación vial, pero esto ya es una cuestión para todos, también para los ciclistas, conductores y peatones para dar a conocer algunas de las normas básicas que afectan a este colectivo. Esta vez también la DGT ha desmentido que esté preparando su implantación.

En el resto de países de Europa que cuentan con gran tradición ciclista no es necesario ninguno de estos tres elementos, ni carné ni matrícula, ni seguro obligatorio. Sin embargo, si que cuentan con una cultura sobre la bici implantada desde hace muchos años, por lo que este periodo de convivencia entre coche y bici se ha realizado de forma natural a lo largo de décadas, mientras que en España prácticamente la bicicleta ha llegado a ser un actor marginal durante muchos años en la mayoría de ciudades.

Lo que sí tienen el resto de países europeos, y sin embargo en España todavía es un tema pendiente, es un Plan Estatal de la Bicicleta, que según la propia DGT debe ser un plan: “dinámico y realista, que ponga en valor y potencie su uso como medio de transporte y marque directrices e indicadores para su evaluación y seguimiento. Estos indicadores se centrarán en aspectos como: costes energéticos, movilidad, salud, empleo, seguridad vial, infraestructuras…, siempre en conexión con los municipios, las empresas del sector de la bicicleta, las universidades y demás entidades afectadas”

La pérdida de puntos y el respeto a la normativa

semaforo-bicis

Lo que único que traería consigo la implantación de un carné para bicicletas es la pérdida de puntos, ya que la sanción por realizar una infracción no necesita de un carnet o licencia. Pero no va a implicar, excepto para aquellos más jóvenes, una mejora en la educación vial. La mayoría de los ciclistas también son conductores de automóviles o motos, por lo tanto conocen la normativa vial.

También como peatones saben que no se debe cruzar en rojo, que no podemos saltarnos un Stop circular por determinadas calles. Es este aspecto donde más se debería reforzar la educación vial, desde los propios colegios para ayudar a todo el mundo a saber por dónde se puede y no se puede circular con la bici. Pero también cómo se debe adelantar a un ciclista en carretera o cómo circular seguros cuando vamos en bici por la ciudad.

Otra cuestión es el tema de los seguros. Si el seguro no es obligatorio y causamos algún daño por nuestra culpa a otro vehículo o a un peatón, tendremos que hacernos cargo de los costes de reparación, seguro médico, etc. En estos casos ya es una cuestión personal de cada uno, si quiere o no tener más tranquilidad o del uso que le demos a la bicicleta.

Vehículos ágiles y posibilidad de causar daño

carril-bici-seguridad

Lo cierto es que en todo caso muchas de las infracciones o de la falta de respeto a la normativa que se imputa a los ciclistas podemos verla también en otros colectivos, como las motocicletas ligeras o los propios peatones. Por un lado, tiene que ver con la agilidad del vehículo o del propio peatón, que permite cruzar un paso de cebra con semáforo en rojo o conducir por la acera en un momento dado.

Por otro, también con la posibilidad de causar daño a terceros, ya que si nos saltamos un semáforo o circulamos por la acera en bici el daño que podemos causar a los ocupantes de otro vehículo o a un peatón será siempre inferior al que podemos provocar cuando vamos al volante de un automóvil. Esto hace que muchas veces la misma persona que es respetuosa cuando está al volante, no lo sea tanto si va en bici o actúa como peatón.

En todo caso, si queremos mejorar la seguridad de todos, es importante cumplir las normas y ser previsibles en nuestra acciones, tanto por parte de ciclistas, como conductores y peatones. Señalizar los cambios de dirección o mirar antes de cruzar, ya sea la calzada o un carril bici es básico para evitar percances. Lo cierto es que si todos ponemos de nuestra parte la convivencia es mucho más sencilla y la seguridad aumentará de forma notable para todo el mundo.

En Ciudadano 0,0 | Nueve iniciativas que tienen en el punto de mira (y para bien) a los ciclistas

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo