Cuida de tu centro y él cuidará de ti

  • Mente
cat-icon-on-post

El centro, el quid de la cuestión, el lugar desde el que surge el movimiento o la energía, la parte más importante de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Si queremos cuidarnos de una forma completa, este es el primer punto que debemos tener en cuenta, ya que desde nuestro centro, tanto físico como mental y energético, es de donde van a partir todas las mejoras. Hoy os proponemos tres actividades distintas para aumentar nuestro bienestar a estos tres niveles. ¿Te animas a probarlas?

Si quieres saber más sobre cómo cuidarte por fuera y por dentro, cómo mantenerte saludable y cómo disfrutar de tu tiempo de ocio no puedes perderte nuestros artículos. Una forma genial de estar al tanto de todo lo que pasa en Ciudadano 0,0 es suscribirte a nuestra newsletter: de esta forma recibirás nuestro boletín directamente en tu bandeja de correo y no te dejarás nada por el camino.

Cuida tu centro físico con Pilates

Centro Pilates

Los pilateros tienen un nombre especial para su concepto de centro: lo llaman Powerhouse, que vendría a ser algo así como “la mansión del poder”. ¿Por qué este nombre? Muy sencillo: el método de entrenamiento creado por Joseph Pilates está basado en el principio de que todos los movimientos que realizamos parten desde nuestro centro, por lo que es necesario mantenerlo sano y fuerte. Es por eso que muchos de los ejercicios del método Pilates se centran en la zona abdominal y lumbar, y en la musculatura interna del abdomen.

Nuestra fuerza muscular, según Pilates, parte siempre de la zona central de nuestro cuerpo, y desde aquí es transmitida a nuestras extremidades. Un Powerhouse o centro físico fuerte tendrá como consecuencias una mayor estabilidad de la columna (que se asienta sobre una musculatura más fuerte), una mejor postura corporal y unos movimientos más fluidos, eficaces y eficientes.

Aunque Joseph Pilates habló de este centro corporal y de energía de forma empírica, basándose en la observación de los hechos y en su propia experiencia, la verdad es que en ese punto es donde se encuentra el centro de gravedad de nuestro cuerpo. Cobra así más sentido la teoría de que teniendo una zona central fuerte físicamente podemos beneficiar otros aspectos corporales globales como la postura, la fluidez de nuestros movimientos o la movilidad de nuestras articulaciones.

Yoga para encontrar tu centro mental y espiritual

Centro Yoga

Si en lugar de centrarnos en el plano físico lo hacemos en el aspecto mental y espiritual, el yoga es una actividad ideal para encontrar nuestro centro de equilibrio. La palabra “yoga” significa en sánscrito unión entre los tres planos: lo físico, lo mental y lo divino. Indudablemente el yoga es una disciplina en la que trabajamos nuestro cuerpo a nivel físico: mejoramos nuestra flexibilidad, aumentamos nuestro tono muscular, etc. Pero si en algo se diferencia de otras actividades es en la introducción de la meditación como una de sus bases más firmes.

El Yoga, más que una actividad deportiva, es un estilo de vida. La meditación en el Yoga nos sirve para descubrir esa unión entre mente, cuerpo y espíritu: la relajación de nuestro cuerpo nos hace más fácil la tarea de encontrar la paz mental, ese centro equilibrado en el que estamos en armonía con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

Según los Yoga Sutras, los antiguos textos fundacionales del yoga escritos por Patañjali en el siglo III a. C., “yoga es la cesación de los giros de la mente”. Esa quietud mental y esa unión espiritual es la que se persigue a través de la práctica de esta disciplina.

Encuentra tu centro energético con el Taichi

Centro Taichi

El Taichi es un arte marcial milenaria proveniente de China que hoy en día es practicada por millones de personas alrededor del mundo. Está basada en los movimientos suaves y fluidos en los que se cuida extremadamente la técnica de cada uno de los golpes. Su estructura de sucesiones de posturas encadenadas no deja de lado el componente mental y espiritual, consiguiéndose de este modo una “meditación en movimiento”.

Dentro del Taichi recibe una gran importancia el concepto de chi: el flujo vital de energía que tenemos dentro de todos nosotros. Los diferentes ejercicios que componen esta técnica de lucha tienen como finalidad que el chi o energía fluya a través de nuestro cuerpo al mismo tiempo que somos capaces de controlarlo y enviarlo a determinadas partes del organismo, dependiendo del movimiento que queramos realizar.

Controlar este chi y, por tanto, nuestro centro energético, dará como resultado un mayor equilibrio corporal y un mejor control de nuestros movimientos a nivel global. El control de la respiración es básico para localizar y controlar nuestro flujo de energía.

Imágenes | Wikimedia Commons #1 #2Pixabay, Flickr

En Ciduadano 0,0 | Ejercicio físico, ¿cuál es el misterio de que me haga sentir tan bien?

compartir en redes

te recomendamos