Canicross o la felicidad de compartir el deporte con tu mascota

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cada día somos más los que decidimos atarnos las zapatillas y salir a correr para ponernos en forma. Al igual que cada vez son más las familias que deciden acoger en sus hogares a un nuevo miembro perruno. Visto esto, ¿qué hay mejor que combinar el deporte con aquellos que más queremos? Si quieres ponerte en forma y compartir tiempo de calidad con tu mascota, no lo dudes: ¡el canicross es lo tuyo!

El running es un deporte que está de moda, por eso tenemos muchos artículos que pueden ayudarte en tus salidas a correr. Si no quieres perderte ninguno de los que vengan a partir de ahora lo mejor que puedes hacer es suscribirte a nuestra newsletter. De esta manera todas las noticias llegarán directamente a tu buzón de mail y no se te pasará ninguna.

¿Puede mi mascota correr conmigo?

Salir a correr con tu perro, es una actividad que te enganchará: no sólo conseguirás mejorar tu forma física, sino que además crearás un vínculo muy especial con tu mascota.

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de empezar a practicar canicross es si nuestro perro es el indicado para ello. Normalmente, las mejores razas de perro para acompañarte en tu carrera son de tamaño mediano o grande, y que no tengan el hocico chato (como los pugs, por ejemplo). Algunas razas ideales son el Jack Russell Terrier, el Labrador Retriever, el Braco de Weimar y, por supuesto, los perros nórdicos. Pero cualquier perro puede correr siempre que esté entrenado.

Antes de ponernos en marcha, es muy recomendable que tanto tú como tu perro paséis una revisión médica. Lo más importante es que ambos disfrutéis de la actividad y que lo hagáis de forma segura. Si el veterinario y el médico os dan el OK, sólo queda hacernos con el material que necesitamos ¡y a correr!.

¿Qué material necesito para practicar canicross?

Canicross

En el canicross, la premisa fundamental es que el humano y el perro corren juntos hasta cruzar la meta, estando el perro siempre por delante. Para poder practicar canicross, necesitamos material específico: correr con una correa de paseo puede ser peligroso tanto para el perro como para nosotros.

Necesitaremos estos elementos fundamentales:

  • Arnés de canicross (para el perro): los arneses de canicross están específicamente diseñados para que el perro tire sin problemas de nosotros, sin riesgo de lastimarse. Son arneses acolchados y más largos que los de paseo que cubren toda la columna del animal (o sólo la mitad si son arneses cortos): lo que conseguimos de esta manera es que la fuerza del perro se distribuya por todo su cuerpo sin hacerles daño. Las argollas o elementos metálicos nunca están en contacto con el animal.
  • Línea de tiro (para el perro y para nosotros): es el elemento de unión entre el corredor y el perro. A diferencia de una correa de paseo convencional, las líneas de tiro tienen una parte elástica, de modo que la fuerza del tirón del perro al correr se distribuye por la línea. Se une al perro a través de un cierre metálico, y al corredor mediante un mosquetón (es recomendable que sea un mosquetón de liberación rápida, el cual se abre tirando de una pequeña cuerda, por si acaso surge algún problema).
  • Cinturón lumbar (para el corredor): los cinturones lumbares están acolchados y permiten correr con las manos libres. La idea es que la fuerza del perro nos empuje desde atrás en lugar de tirar hacia delante de nosotros. al igual que la línea de tiro, tiene una zona elástica para minimizar el impacto.

Existen muchas tiendas especializadas en material de canicross, como Speedog Sporting o Canicross Market. En esta última tienen un servicio de atención al cliente por chat en el que te asesoran en el momento sobre tu compra y te resuelven todas tus dudas.

¿Cómo entreno con mi perro?

Canicross

Lo más importante es que hay que entrenar de forma progresiva: aunque tú seas un corredor experimentado piensa que para tu perro salir a correr contigo será una novedad, de modo que hay que ir despacio y adaptarnos siempre al ritmo de nuestro perro. Lo primero que hay que conseguir es que nuestro perro entienda que tiene que tirar de nosotros: en canicross el perro va siempre por delante del corredor. Enseñarle una orden como “¡tira!” para que empiece a correr deberá ser la tarea de los primeros días. Además, tenemos que conseguir que corra en línea recta sin pararse a saludar a otros perros, perseguir palomas, etc.

Lo ideal es salir a correr unos tres días a la semana e ir aumentando el kilometraje y el ritmo poco a poco. Elige bien  la ruta por la que vas a salir: la tierra es el terreno más recomendado, ya que las carreras de canicross suelen ser por montaña o campo. Busca un terreno limpio y donde no haya peligros: ¡tú llevas calzado específico de running, pero tu amigo corre sobre sus almohadillas!

Deberás perfeccionar tu técnica de carrera para optimizar el empuje extra que te da el perro: fortalece sobre todo tu tren inferior, haciendo hincapié en tobillos y rodillas. Añadir a tus salidas de canicross un entrenamiento de cuerpo completo es una buena idea para no descuidar ninguna parte de tu cuerpo.

Consejos que no debes olvidar en el canicross

Canicross

  • La carrera debe ser una actividad de disfrute para los dos: no pidas esfuerzos a tu perro por encima de sus posibilidades.
  • Controla la temperatura cuando salgas a correr: evita las horas más calurosas del día.
  • Recuerda la importancia de la hidratación: tanto para ti como para tu mascota, antes, durante y después de la carrera. Puedes llevar un cuenco plegable para que tu perro pueda beber en alguna parada.
  • Disfruta de la felicidad de correr con tu perro: es la oportunidad perfecta para crear un vínculo de amistad y lealtad con tu mascota. ¡Compartir endorfinas une!

 

Imágenes | Harold Meerveld #1 #2 #3, Rubén Ortega Vega

En Ciudadano 0,0 | ¿Tienes bici y perro? ¡Pues no son incompatibles!

compartir en redes