Es tiempo de fresas: ¿en maceta o en jardín?

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

fresas

Uno de los cultivos más agradecidos en todos los frentes son las fresas. Fáciles de conseguir, de cuidar , al margen de que sus frutos llenan de vida nuestros huertos urbanos, terrazas, balcones o jardines. Además, las cosechas están buenísmas y se agradece tener frutales en el huerto a la hora de preparar la comida en primavera y verano.

Si te interesa estar al día de trucos, consejos y novedades sobre las estaciones, los cultivos y todo lo referente al huerto urbano, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás todo, cómodamente,   en tu correo.

¿Fresas en el macetohuerto o en el jardín?

Más que espacio ya sea en macetohuerto o jardín, lo que determina el buen desarrollo del cultivo de fresas van a ser las condiciones en las que se desarrollen y el cuidado que tengamos en su cultivo. No tienen grandes raíces, así que no hay problema con plantarlas en macetas. De hecho, si el suelo está bien preparado, la planta puede llegar a durarte tres o cuatro años. ¡Toda una vida en el huerto urbano!

fresas-maceta

¿Semillero o plantón de fresas?

Reconozco que soy amante del plantón. Los podéis encontrar sin más problemas en vuestro vivero habitual y, en ocasiones, en los centros comerciales donde hacéis la compra semanal, por unos precios muy módicos que oscilan entre el euro y, dependiendo de tamaño del plantón, los tres o cuatro euros.

Conseguir las semillas de fresas no es fácil, por eso un buen truco es plantar un trocito de fresa, que lleva varias semillas. No obstante, para que germine, tendréis que poneros manos a la obra ya, ya que tardan más y vuestra cosecha se retrasaría hasta el principio del verano, dependiendo del tiempo que haga.

Si te interesa un paso a paso para lograr tu planta de fresas, en Un como te lo explican de la manera más sencilla.

Suelo y temperatura en el cultivo de fresas

Si queréis cultivar en maceta, el tamaño mínimo es de 20 cm de diámetro y 25 o 30 cm de profundidad. Al ser una raíz pequeña, no necesita demasiada profundidad. Sin embargo, en lo que sí son exigentes las fresas es en el tipo de nutrientes.

fresas-plagas

Las fresas necesitan una buena materia orgánica, así que conviene que añadáis humus de lombriz y fibra de coco, con buena cantidad de potasio, que le dará a los frutos mayor calidad. Existen unos abonos orgánicos que son demasiado fuertes y no les van bien, como la palomina y la gallinaza. Es importante dejar de abonar 15 días antes de la recolección.

Un suelo cubierto de paja, mulching o acolchado ayuda a evitar que la planta pierda humedad, protege de las heladas en invierno y de la evaporación de agua en verano, pero también del ataque de las malas hierbas.

Riego y drenaje de las fresas

Una planta de fresas se muere seguro si la riegas demasiado y no puede drenar todo ese exceso. Así que stop al encharcamiento y, por favor, recordad que un buen drenaje les da la vida a nuestros cultivos (nunca mejor dicho). En el caso del cultivo de fresas, se necesita un riego controlado y regular. Podéis controlar las necesidades de la planta tocando el sustrato (si está seco, regadla más) y por el aspecto de sus hojas: cuando tienen sed, las se quedan alicaídas.

Cuidado con las heladas nocturnas. Aunque las fresas aguantan bien el frío, lo suyo es que estén entre los 10 y los 13 grados de noche y no más de 22 grados de día, ya hemos comentado en otros posts que se dan muy bien en semisombra.

Plagas y enfermedades de las fresas

El Thrips es un insecto de la familia de los pterigotos que ataca a las flores y los frutos. Se da con más frecuencia en tiempo seco y con altas temperaturas.

La Araña Roja es el terror de las fresas. Una de las plagas de fresón más devastadoras.  Este ácaro tiene la costumbre de invernar en la planta y pasar al ataque con la llegada del calor.

Podredumbre gris es una plaga común en condiciones de alta humedad y temperaturas relativamente altas. Es importante eliminar las partes afectadas de la planta lo antes posible. El hongo se propaga por el viento y la lluvia.

oidio

Oídio, amigo de las temperaturas elevadas, se presenta en las hojas como una pelusa blanquecina. Es muy obstinado, llegando a aguantar durante el invierno en algunas partes de la planta.

El Alternaria porri o mancha púrpura es también amigo del ajo y la cebolla (así que cuidado con las “vecindades”). Se puede detectar por unas manchas circulares de un par de milímetros de diámetro. De nuevo, las temperaturas suaves y la alta humedad relativa son un perfecto caldo de cultivo para esta enfermedad.

Los hongos del suelo que afectan al cultivo de las fresas son muchos y variados. La mejor manera de evitarlos es realizando una fumigación del suelo, ya que si no previenes, podrías quedarte sin cosecha.

En cuantos a las bacterias, en seguida verás si han atacado a tus fresas, ya que son las hojas la que empiezan a tener manchas y zonas necróticas. La humedad excesiva y las altas temperaturas diurnas les encantan y tus fresas se convertirán en su caldo de cultivo. En el Blog Macetohuerto paso a paso, te explicarán métodos alternativos para combartir las plagas.

En el jardín o en el macetohuerto… ¿Os animáis a cultivar fresas este año?

 

Imágenes | Flickr, Wikipedia

 

En Ciudadano 0,0 | Cómo preparar el huerto para que luzca en verano
En Ciudadano 0,0 | Hacer riego por goteo casero

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

One thought on “Es tiempo de fresas: ¿en maceta o en jardín?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.