Smart Bike plegable de Ford

Tu bici quiere ser tan “smart” como tu teléfono

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

La llegada de la tecnología al mundo del ciclismo parece una tendencia imparable. Las smart bikes o bicicletas inteligentes no son más que el intento de incorporar soluciones que hoy podemos ver en smartphones o wearables a tu bici, que quiere ser tan “smart” como tu teléfono. Vamos a ver algunas de las propuestas que han aparecido en el reciente MWC 2015 (Mobile World Congress) celebrado en Barcelona, y también otras soluciones que podemos encontrar en el mercado.

Lo cierto es que tanto para la seguridad del vehículo y su localización, como para que nos proporcione más información y nos haga más cómodos los recorridos, parece que el uso de la tecnología asociada a nuestra bicicleta es una buena solución. De esta forma, podemos aprovechar las posibilidades que nos ofrece nuestro smartphone y sus apps para enriquecer aún más lo que más nos gusta: pedalear. Si queréis estar al día de novedades y noticias sobre el mundo de los pedales, podéis suscribiros a nuestra newsletter, de modo que recibáis los mejores contenidos directamente en vuestro correo electrónico.

Las propuestas de smart bike del MWC 2015

Si hace un año nos preguntábamos si tenía sentido la bicicleta conectada al móvil, parece que hoy en día nadie pone en duda que la tendencia del sector va en este sentido, ya sea con la tecnología incorporada a la propia bici o con la ayuda de elementos externos. La bicicleta puede ser una solución para la movilidad en la ciudad y los modelos eléctricos son una oportunidad para que algunos ciudadanos miren con otros ojos volver a dar pedales muchos años después.

Esta ha sido la apuesta que Ford presentó en el MWC 2015: dos modelos eléctricos, MoDe:Me y MoDe:Pro, para hacer frente a los problemas de movilidad urbana. El primer modelo es una bicicleta plegable, diseñada con ayuda de Dahon, que se guarda en el maletero del coche y ocupa muy poco espacio. Está pensada como una solución para los recorridos de los últimos kilómetros en la ciudad. Un ejemplo sería aquellos que viven en la periferia de una localidad pero trabajan en el centro.

Se acercarían a la ciudad, aparcarían fuera de las zonas de estacionamiento regulado y el recorrido hasta el centro lo harían con la bicicleta eléctrica. Se trata de un modelo de asistencia al pedaleo de hasta 25 km/h, por lo que se tratará de un trayecto en el que tardaremos poco. La parte positiva es que, como es plegable, nos la podemos subir al trabajo, ya que ocupa poco más que una mochila grande o maleta pequeña. Esto es algo que muchos ciudadanos aprecian, puesto que les permite llevarlas en transporte público y hacer el último tramo en bici.

Las plegables, algunas de ellas objetos de culto, como las Brompton, suponen una buena solución para no tener que sufrir los atascos del centro de la ciudad o evitar tener que pagar un parking en la zona de trabajo. Si a esto le sumamos el motor eléctrico, tenemos la ecuación perfecta.

mode:me pro

En el caso de la MoDe:Pro, está orientada a profesionales del transporte, mensajeros o similares. Incorpora un baúl de carga, para mantener documentos y paquetes a salvo. Por su formato, también está pensada para recorrer una mayor distancia, con ruedas de mayor tamaño y, además, con una geometría más parecida a las bicicletas de barra alta, aunque también es plegable. Por todo ello, su diseño la sitúa en aquellos escenarios donde haya que entregar paquetes en los últimos kilómetros, barrios o zonas peatonales, y los vehículos a motor no pueden acceder o lo tengan complicado.

En ambos casos, cuando se les conecta con el iPhone 6 y la aplicación MoDe:Link, la bicicleta avisa de cuándo es posible girar mediante la vibración de los manillares para indicarnos la ruta. Además, activa las señales y advierte de posibles riesgos, atascos y alertas. También podrá conectarse y comunicarse con otros vehículos y llamar nuestra atención si tenemos un automóvil acercándose por detrás, algo que nos ayuda a que nuestro trayecto sea más seguro.

Representa un concepto similar a la propuesta de bici conectada que hizo Samsung el año pasado. Esta tenía una cámara trasera que nos servía para saber qué vehículos circulan a nuestra espalda o marcar la distancia de seguridad mediante los leds para otros vehículos y ciclistas. La principal diferencia es que se trata de un vehículo convencional, en el que sólo nos impulsaremos con la fuerza de nuestras piernas.

La bicicleta inteligente de Baidu, el Google chino

Dentro de los modelos de bicicletas inteligentes que hemos visto en los últimos tiempos destacaría el de Baidu, conocido como el Google chino, un país donde la bicicleta tiene una gran importancia como medio de transporte. Este modelo está lleno de sensores inteligentes, que te permitirán, entre otras cosas, medir el ritmo de pedaleo, la frecuencia cardíaca o incluso la presión ejercida sobre los pedales, entre otros datos. La información recogida se transmite a nuestro smartphone donde tendremos acceso a todos los parámetros físicos y también al posicionamiento de los recorridos mediante GPS.

La energía necesaria para que funcionen los sensores se acumula mediante la recuperación de la energía cinética al circular con la DuBike, que así se llama el modelo. Además, esta energía también servirá para que funcionen las luces leds o recargar nuestro teléfono móvil, una buena solución para añadir un poco de batería extra para estos dispositivos, que nunca van sobrados en este aspecto.

El pedal conectado y otros modelos para llevar la tecnología a la bici

conected cycle

Además de los nombres propios vistos hasta ahora, hay otras propuestas que no nos invitan a cambiar de bici, sino que añaden tecnología a las que ya tenemos. Un ejemplo es el Connected Cycle, un pedal que se comunica con nuestro smartphone. Lo mejor es que es tan sencillo de instalar como parece, más todavía que la rueda inteligente Flycky y mucho más económico. Nos ayuda a localizar nuestro vehículo gracias a su sensor GPS y una SIM con datos para enviar su ubicación a nuestro teléfono. Además, añade otros datos, como velocidad, ruta realizada, el desnivel o las calorías consumidas.

Otra solución semejante es la que nos ofrece COBI, un proyecto que nace en el semillero de ideas de la financiación colectiva como Kickstarter. Nos propone una solución que incluye navegación GPS con mapas y rutas, sincronización con apps de salud como Apple Health o Google Fit. Además, dispone de acelerómetro, altímetro, barómetro o luminosidad, ya que incluye luces delanteras y traseras. Todo esto está incluido en el soporte donde se conecta el smartphone.

En Ciudadano 0,0 | Especial historia de la bicicleta III: El futuro
En Ciudadano 0,0 | Tiendas de ciclismo en Barcelona
En Ciudadano 0,0 | Pedalear, qué bonito es

Imágenes | Xataka | Conected Cycle

Comentarios

compartir en redes

One thought on “Tu bici quiere ser tan “smart” como tu teléfono”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.