La bici vuelve a la ciudad, recupera su espacio y ayuda a mejorar la vida urbana

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

¿Por qué ir en bici en una ciudad donde puedes moverte también en transporte público o coger el coche? Muchas veces he tenido que responder a esta pregunta. La mayoría de la gente sólo me habla de inconvenientes y no ven las ventajas que te puede aportar. Mi nombre es Javier y quiero contaros como la bici se ha convertido en mi compañera ideal para moverme por el centro.

Bajando la bici por las escaleras

Porque me ayuda a que el tamaño de la urbe se vuelva más humano. Distancias que podemos recorrer pedaleando en poco más de 15 minutos a un ritmo tranquilo suponen mucho más de 40 caminando. Y para desplazamientos cortos el transporte público ayuda, pero tampoco es lo más cómodo del mundo. Por eso la bicicleta ha cambiado la forma de moverme y entender la ciudad para mi. Y me he dado cuenta que no soy el único, que es un movimiento global que cada día va a más.

La bicicleta en la ciudad como movimiento global

Quizás a los que no están tan habituados como yo a coger la bici para realizar pequeños desplazamientos diarios les pueda sorprender este dato, en España ya se venden más bicis que automóviles a lo largo del año. Cada día nos cruzamos con más ciclistas en nuestros trayectos, pero también podemos observar este aumento cuando utilizamos aparcamientos de bicicletas, que antes estaban vacíos y ahora nos cuesta más encontrar sitios libres.

Pero también hay que tener en cuenta que este movimiento de moverse en dos ruedas pedaleando es global, no sólo ocurre en nuestro país, sino que algo está cambiando en la mentalidad de la gente. Se espera que la bicicleta genere en Europa más de un millón de puestos de trabajo en 2020. Esto nos da una idea de la dimensión que está alcanzando la bici para su uso diario.

Pedaleando en bici por la ciudad

A esta medida también han ayudado desde las diferentes administraciones públicas, con planes de movilidad, la construcción de carriles específicos o la puesta en marcha de sistemas de bici pública, que permiten usar la bicicleta para nuestro desplazamiento por unas horas, sin necesidad de preocuparnos de guardarla en casa, o aparcarla a la llegada a nuestro destino. Esto impulsa mucho la movilidad cilista, y sobre todo, va haciendo perder el miedo a muchos a montar en bici en la ciudad al ver gente pedaleando de forma habitual en las calles.

No es sólo una moda, es una forma de movernos por la ciudad y disfrutar de la bici

Muchos pueden pensar que la bici está de moda. La vemos integrada como reclamo en muchos comercios. Los diseñadores más famosos del mundo han colaborado en crear algún modelo de bici, etc. Pero es mucho más que eso. La bici sobre todo te hace disfrutar de los desplazamientos, de pedalear tranquilamente, poder pararte en cualquier momento a ver algo que ha llamado tu atención, etc. En definitiva, moverte a otro ritmo por la ciudad.

En bici al parque

Ahora se ven bicis con un diseño muy estudiado. Yo tengo una con cuadro de carretera y con ruedas de perfiles altos, colores muy llamativos. Pero otros apuestan por modelos que imitan la estética retro o clásica de la bici de hace unos años. Cada uno tenemos un modelo diferente, que poco a poco vamos adaptando a nuestros gustos y necesidades, ya sea añadiendo complementos como cestas o alforjas para llevar la mochila, etc. Simplemente cambiando algunos elementos, podemos darle un aire totalmente diferente a nuestra bici para personalizarla a nuestro estilo.

Pero también se están poniendo a ver en circulación bicicletas recuperadas de los trasteros o que han pasado años sin circular. Una pequeña puesta a punto puede ser suficiente para volver a disfrutar de esas bicis que muchas veces abandonamos en la adolescencia, pero que ahora nos vuelven a hacer felices. En mi trabajo son varios los compañeros que tras probar un poco a desplazarse con las bicis públicas han decidido recuperar la que tenían llena de polvo y ahora vienen a la oficina pedaleando.

Así me convertir en un embajador de las ventajas de la bici entre mis amigos

javier-picnic

La verdad es que cuando disfrutas de algo te gusta compartirlo con los demás. Así me pasa con la bici, que cuando te ven llegar a la oficina y alguien se interesa o te pregunta, enseguida te paras y tratas de animarle para que el también de el salto a las dos ruedas. Lo haces casi de una manera inconsciente, pero poco a poco el mensaje va calando. Al principio sólo estaba yo en mi oficina utilizando la bici, ahora ya somos varios los que de forma más o menos habitual llegamos al trabajo de esta manera.

Y también compartes esta afición con los amigos. Mi amigo Iván, tras insistir varias veces, acabó por recuperar su bicicleta de carretera de casa de sus padres. Ahora es uno de los que se ha animado a utilizarla para llegar al trabajo, pero también quedamos en el parque para montar los domingos o hacer un picnic con los amigos. Además, como la cocina también se me da muy bien, la verdad es que disfruto cocinando para luego poder comer al aire libre. Tengo una mochila en la que llevo mis tuppers de forma habitual al trabajo y que para llevar la comida en bici hasta parque también es perfecta.

Ángela es otra de mis amigas a las que he convencido de utilizar la bici. Ella tiene un modelo más retro y urbano. Además le viene muy bien para salir a pasear tranquilamente con Leo, su perro, que es grande e inquieto y le gusta correr. Un pequeño paseo en bici con Leo diariamente les ayuda a ambos a mantenerse en forma. Ángela también tiene un huerto urbano, y en los picnics es la encargada de las ensaladas. ¡Todos nos peleamos por esos tomates con un sabor como hacía años que no probábamos! Como se nota que los ha recogido en el momento exacto de maduración.

Al final ya veis que la bici es algo con lo que disfrutar de la ciudad. Evitamos atascos y aglomeraciones, no tenemos que preocuparnos por buscar aparcamiento, ahorramos tiempo en desplazamientos que luego podemos utilizar para nuestro ocio, hacemos un poco de ejercicio y, en definitiva, contribuimos a crear una ciudad más humana, más amable con sus habitantes, tanto con los ciclistas como para conductores y peatones.

En Ciudadano 0,0 | Infografía: La satisfacción de montar en bici. 20 motivos para iniciarse en la bici urbana

compartir en redes
  • Carlos Roberto

    Lo cierto es que en mi ciudad hace cuatro años la bici era cosa de unos pocos y hoy en día aparcar la bici en la calle es complicado.