frío sensación términca

Disfrutar de actividades al aire libre en inverno es posible: cómo diferenciar de una vez por todas frío y sensación térmica

frío sensación términca
En invierno hace frío: lo dicen en todos los telediarios y sabemos que es así porque lo notamos y porque los termómetros nos muestran las bajas temperaturas. El frío parece la excusa perfecta para quedarnos en casa tumbados en el sofá y bien tapados con una manta, pero nosotros vamos a enseñarte cómo combatir el frío para que puedas seguir practicando las actividades al aire libre que más te gustan.

Si te interesa saber cómo llevar una vida activa, puedes suscribirte a nuestra newsletter rellenando un sencillo formulario. De esta forma recibirás todos nuestros artículos directamente en tu bandeja de correo y no te perderás ninguno.

¿Realmente hace tanto frío?

frío sensación térmica

Lo primero que queremos explicarte es la diferencia entre el frío y la sensación térmica de frío. La sensación térmica no depende sólo de la temperatura que haya (que ya de por sí en invierno suele ser baja), sino que se puede ver afectada por otros factores ambientales sobre los que, por nosotros mismos, no podemos ejercer ninguna influencia. Estos factores son la humedad del aire, la velocidad del viento, la temperatura seca (la que marcan los termómetros de mercurio) y la temperatura radiante media (la que emiten los objetos que hay alrededor).

Hace frío… pero podemos combatirlo. Y es que también hay otros factores que influyen en nuestra sensación térmica de frío y que nosotros podemos modificar fácilmente. Trabajando sobre estos dos factores podemos hacer que el frío nos pase casi desapercibido, y que podamos seguir realizando actividades al aire libre como visitas a ciudades que son Patrimonio de la Humanidad o conocer sitios nuevos a golpe de zapatilla.

El índice metabólico: menos frío con más movimiento

frío sensación térmica

Seguro que incluso en invierno hemos visto a personas haciendo deporte por la calle en pantalones cortos. No están locos: en realidad, aunque la temperatura exterior sea fría, ellos tienen una sensación térmica de calor. Esta es la magia del movimiento: cuanto más nos movemos, mayor es la producción de calor emitida por nuestro cuerpo y menor es la sensación térmica de frío.

Las actividades aeróbicas al aire libre son perfectas también en los meses de más frío: correr, hacer jogging, una sesión de Power Walking, incluso pasear a tu perro a buen ritmo. Este tipo de actividades, que demandan un esfuerzo por parte de nuestro organismo, hacen que nuestras pulsaciones suban y que el sistema circulatorio trabaje a pleno rendimiento, aumentando así la temperatura corporal y la sensación térmica.

El índice de indumento: abrígate bien

frío sensación térmica

Evidentemente, cuanto mejor nos abriguemos menos frío pasaremos. La mejor opción si vamos a realizar actividades al aire libre en invierno es vestirnos con ropa técnica. Hoy en día existe una gran variedad de tejidos capaces de conservar el calor corporal y también de evacuar el sudor (importante si vas a hacer ejercicio físico). Cada marca de ropa desarrolla su propia tecnología textil, algo que beneficia a los usuarios ya que disponemos de muchas opciones diferentes en el mercado.

En invierno son básicos los complementos, además de la ropa de abrigo: unos guantes de piel o de lana y una bufanda, que además está muy de moda, nos mantendrán calientes incluso fuera de casa. Tampoco podemos olvidar un gorro, que evitará la pérdida de calor.

Puede que en la calle haga frío, ¡pero nosotros ya estamos preparados para pasar el invierno!.

En Ciudadano 0,0 | Cómo empezar a correr: combinando caminata y carrera

Imágenes | Richie Diesterheft, Muhammad Taslim Razin, Vanessa, John O’Nolan

, , ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Beatriz

      Qué buena mentalidad lo de tratar de no pensar tanto en el frío y de seguir haciendo cosas a pesar de las bajas temperaturas. Antes nunca consultaba la meteorología, pero ahora sí suelo hacerlo. Y muchas veces me veo diciéndole a la gente que se queja de que está helada: “pues no hace tanto frío”. En efecto, en algunas ocasiones (justo estos días, no) estamos a 10 grados o más, pero parece que hace frío por el viento, la lluvia o porque la gente va poco preparada. Creo que el saber que hace menos frío del que creen, les puede cambiar el ánimo.

    • Carlos Roberto

      Yo siempre he pensado que el frío tiene su encanto. Además no vives en la calle, haces cosas, actividades, etc. pero si estás en movimiento, no se nota tanto