El huerto urbano no es una moda pasajera, es una forma de entender la vida

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

0003cuidatuhuerto

Echando la vista atrás cuesta recordar cómo vivíamos  antes de que la pasión por la vida sana y el huerto urbano tomara las riendas de nuestra vida. Es una pasada pensar en todas las personas que Alberto, Leo y yo hemos conocido en este tiempo y cómo hemos pasado de ser simples aficionados y cultivar unas plantas regaladas, a cambiar por completo nuestras costumbres y el ritmo de vida. Cuando empiezas a apasionarte por un tema no sabes la cantidad de gente que comparte tu pasión hasta que rompes el hielo en charlas intrascendentes en una tienda, una cena o incluso en un chat de Internet. Nunca imaginamos todas las personas que íbamos a conocer con las mismas inquietudes que nosotros, y que jamás habríamos conocido si no llega a ser por esta nueva manera de entender la vida.

Una filosofía de vida diferente

0009cuidatuhuerto_regadera

Lo reconozco, teníamos amigos que ya estaban “metidos” hasta las cejas en esta vorágine del huerto urbano, pero el movimiento es a nivel mundial. En esta espiral de vida que te atrapa poco a poco, se comienza guardando los recipientes de yogur para hacer tus propios semilleros y se termina haciendo jabón casero con el aceite reciclado de todo el año. Y es que, tanto tener un rinconcito de huerto de andar por casa, como reunirse un grupo y comenzar un huerto colectivo o apuntarse a los talleres municipales, es una buena idea. Igual que hemos evolucionado en otras cuestiones como el reciclaje,  y a día de hoy es natural separar y recliclar el vidrio y el cartón o el papel en sus respectivos contenedores, tener un huerto en la ciudad parece llevar el mismo (buen) camino.

Verde que te quiero verde, ciudad

0010cuidatuhuerto

Está claro que esta tendencia ha llegado para quedarse y quienes la siguen disfrutan con ella. No sólo se trata de una moda pasajera y un trabajo extra, sino que, como Alberto y yo, muchos Ciudadanos alrededor del mundo encuentran su momento de relax cuando cuidan de su huerto y disfrutan preparando recetas con productos que han cultivado. Esta satisfacción no se consigue pro mucho que compremos los mismos productos en la frutería.

No importa el sitio que tengan, cada huerto es un mundo, y ya sea un pequeño balcón con mini mesas de cultivo o macetas , una terracita con jardineras, un huerto vertical en un huequecito o un ático como el nuestro con mesas de cultivo, lo importante es sentirse bien, para comer más sano y para ser más felices en estas nuevas ciudades más verdes.

Una nueva forma de disfrutar comiendo

0021cuidatuhuerto-tomates

Nos hemos vuelto unos gourmets, gourmets de los sabores y las texturas, que dicen mucho de lo que estamos degustando. Ahora tenemos claro qué restaurantes nos ofrecen lo mejor. Al principio era el boca a boca, en reuniones o en los viveros siempre había alguien que te comentaba sobre este o aquel restaurante con huerto propio. Después, en la web de Ciudadano 0,0 nos enteramos de muchos más restaurantes que apuestan por este modelo para potenciar el sabor y disfrutar más con la comida y otros con filosofía Nolotiro, así no te llevas sorpresas cuando sales por ahí con los amigos y los tomates saben a tomate.

No estamos solos, somos muchos Ciudadanos 0,0

huerto-colectivo

No hay un perfil definido para nosotros. Hay gente joven, universitarios, como los que cultivan en Cantarranas (Madrid) o en Universidad de Barcelona, personas mayores, que han conocido los huertos rurales en su infancia y ahora retoman la sabiduría de generaciones. También hay familias con niños que quieren que sus hijos aprendan más sobre la agricultura ecológica y crezcan sanos y felices. Y en el peor de los casos, quién no tenga un pedacito de ventana en la que plantar su huerto, ni tan solo cinco minutos para cuidarlos, puede apadrinar uno. Si, si, como lo lees, puedes apadrinar un huerto o un cultivo y ver en la pantalla de tu ordenador cómo crece y se transforma.

compartir en redes
  • Carlos Roberto

    Yo este año he empezado tarde, pero para el año que viene plantaré más variedad de cultivos. La duda que tengo es si ir a por la mesa de cultivo o seguir con las macetas como hasta ahora

te recomendamos