Este fin de año corremos la San Silvestre y así la vamos a preparar

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

El último día del año es una fecha especial para todos: es el día en el que hacemos balance, dejamos atrás todo lo que no ha ido exactamente como nos habíamos propuesto y nos preparamos para lo bueno que está por venir. Se me ocurren pocas maneras mejores de despedir el año que haciendo deporte y pasándolo bien con los amigos en la previa de la cena de Nochevieja, por eso no falto ningún año a la San Silvestre. Queremos compartirla con todos vosotros en 2014, por eso os vamos a ayudar a prepararla.

Si te gusta el running, el deporte y quieres saber más sobre cómo estar en forma no puedes perderte nuestra newsletter. Para recibirla cómodamente en tu correo sólo tienes que suscribirte rellenando este formulario. ¡Nos vemos en tu buzón de entrada!

El momento ideal para preparar la San Silvestre

Si eres un runner novato y quieres comenzar a preparar la San Silvestre, el momento es ahora: un par de meses antes
de la cita. Marca el 31 de diciembre en tu calendario y reserva como mínimo tres días a la semana para salir a entrenar: con una hora será más que suficiente para que hagamos el entrenamiento de carrera pura y dura y la técnica.

Recuerda que lo más importante es que corras de forma segura, por eso te recomendamos que te realices un chequeo médico antes de comenzar a entrenar y, si es posible, un estudio de la pisada para saber qué tipo de zapatillas de running te pueden servir mejor. Este estudio te servirá para mejorar tu técnica de carrera y para poder correr de forma más eficaz y eficiente.

Las salidas a correr: menos es más

San Silvestre

Tres entrenamientos de carrera por semana son suficientes si nuestro objetivo es simplemente terminar la carrera, que ya es un logro. En estos tres días, si no somos novatos, conviene que combinemos un día de tirada corta a un ritmo más elevado y ejercicios de técnica de carrera (rodillas al pecho, talones al glúteo, trabajo en escaleras…), otro día de series cortas para mejorar la velocidad, y un tercer día de tirada larga a un ritmo moderado para ganar fondo.

Si somos runners novatos lo mejor es tomar las cosas con calma: combinar caminata y carrera es lo ideal para empezar. Semana tras semana debemos ir subiendo el tiempo de carrera en detrimento del de caminata. Si somos constantes, en un mes y medio podremos perfectamente correr 5 kilómetros: de ahí a correr 10 sólo hay que ganar un poco de fondo y resistencia.

No todo es correr: estiramientos y trabajo en el gimnasio

No sólo de correr vive el runner: además de los ejercicios de técnica de carrera que debemos incluir dentro de nuestras salidas a hacer kilómetros, debemos reservar al menos un día a la semana para el entrenamiento en el gimnasio y para hacer una sesión de estiramientos que nos ayude en la recuperación muscular y en la prevención de lesiones.

La sesión de estiramientos, una vez a la semana, debemos concebirla como un espacio de tiempo de unos 20 minutos dedicados exclusivamente a relajar y estirar nuestros músculos. Claro está que después de cada sesión de ejercicio debemos estirar los músculos que han trabajado, pero esta sesión es más específica. No debemos realizarla en frío: un momento idóneo, por ejemplo, sería hacerla después de nuestra sesión de entrenamiento en el gym.

El trabajo en el gimnasio es básico para el corredor. No sólo debemos trabajar nuestro fondo: el entrenamiento específico de piernas, glúteos y abdomen en la sala de fitness nos beneficiará a la hora de salir a correr. Ejercicios multiarticulares como sentadillas, zancadas o peso muerto fortalecerán nuestro tren inferior. Para el trabajo de abdomen, las planchas isométricas son una muy buena opción. Tampoco debemos descuidar el tren superior: algunos ejercicios para pecho, espalda y hombros, como las flexiones o las dominadas nos servirán para entrenar estas zonas.

Consejos básicos para la San Silvestre

San Silvestre

  • Llega a la zona de salida con bastante tiempo de antelación: la San Silvestre es un evento multitudinario. Mejor llegar con tiempo y disfrutar del ambiente previo a la carrera que andar con prisas.
  • No utilices unas zapatillas nuevas: mejor unas que ya tengas algo trilladas para evitar sorpresas como rozaduras o ampollas.
  • Abrígate bien, pero de forma inteligente: procura llevar prendas de abrigo ligeras y que sean fáciles de quitar durante la carrera. Un camiseta térmica interior, la camiseta de la carrera y un cortavientos suele ser suficiente. Gorro, braga y guantes son opcionales, pero suelen ir bien.
  • Si vas con amigos, fija un punto de encuentro en la zona de meta donde podáis reuniros por si os perdéis. A poder ser, fuera de la zona de corredores (después de recoger la bolsa del corredor y de entregar el chip).
  • ¿Hay tapones de gente? No te enfades. De sobra es sabido que la San Silvestre es una carrera para disfrutar, no para hacer marca. Hay muchas más carreras en las que podrás bajar tus tiempos: simplemente disfruta.

Lo más importante del día: disfrutar con los amigos

Lo mejor de la San Silvestre es que es una enorme fiesta pre-Nochevieja. La más famosa de España, la San Silvestre Vallecana en Madrid que recorre 10 kilómetros desde el estadio Santiago Bernabéu hasta el campo de fútbol de Vallecas, cuenta con más de40.000 participantes que no dudan en disfrazarse y lucir sus mejores galas para la ocasión. En ediciones anteriores de la carrera he visto correr a mi lado familias enteras disfrazadas de Pitufos, de vacas, hordas de piratas, grupos de tiburones montados en patinete, un cubo de Rubik… En fin, disfraces de lo más variopinto para animar una carrera nada convencional.

En ningún sitio como en la San Silvestre se anima tanto: runners que no conoces pero que te jalean para que sigas corriendo y no desistas, niños a los lados de la calle deseando chocar la mano de todos los valientes que salen a correr a pesar del frío, pachangas musicales que ponen la nota de color a todo el recorrido… Una experiencia única que no deberíais dudar en disfrutar si la tenéis a vuestro alcance.

En otras ocasiones hemos hablado de la música como factor motivador en la carrera, de cómo puede animarnos a correr más rápido o a mantener un ritmo estable durante la carrera. Pero la San Silvestre es diferente: para disfrutar de todo el ambiente que se forma el 31 de diciembre lo mejor es ir sin cascos y simplemente participar de toda la euforia y la fiesta que acompaña esta carrera.

Imágenes | RVwithTito, Michael Dorausch, Toni Smith

En Ciudadano 0,0 | Cómo empezar a correr: combinando caminata y carrera
En Ciudadano 0,0 | Disfraces reciclados

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Este fin de año corremos la San Silvestre y así la vamos a preparar”

  1. Yo tengo un amigo que un año la preparó y se fue a correrla. Y lo mejor, después de las uvas a festejar el año nuevo con los amigos. Creo que otra insigne participante es Anne Ibartiburu, que la corre todos los años antes de dar las campanadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.