bicicletas bicimad

Cómo funciona BiciMad: así es la experiencia de la bici pública en Madrid

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Os voy a contar la experiencia que tuve el otro día circulando por Madrid y ver cómo funciona BiciMad, la experiencia por los nuevos ciclocarriles, por calles tranquilas y contando, desde mi punto de vista como ciclista esporádico, las ventajas e inconvenientes que he encontrado a estas bicicletas eléctricas y la seguridad o no, que he percibido circulando en los ciclocarriles.

Si te interesan este tipo de propuestas y todo lo relacionado con la bici, puedes recibir los artículos más interesantes cómodamente en tu correo electrónico, apuntándote aquí para recibir nuestra Newsletter.

Cómo funciona BiciMad, el alquiler de la bici

He de decir que pese a que había muchas disponibles, fue toda una odisea conseguir que funcionase el servicio informático que permite acceder a las bicicletas de alquiler. Ni solo ni con ayuda de algunos otros que intentaban como yo probar el servicio lo conseguimos hacer de forma sencilla. Hay dos formas de acceder a estas bicicletas, una sacando un abono anual que te permite alquilarla pagando solamente después el tiempo que vayas a utilizarla, y otra con un carnet de uso ocasional para uno o dos días, idóneo para turistas, visitantes de la ciudad o para usuarios esporádicos como yo.

Si tu opción es la de usarla a menudo, te conviene el abono anual que cuesta 25 euros si no tienes Abono de Transportes de la Comunidad de Madrid o 15 en caso de que sí lo tengas. Para hacerlo, tendrás que darte de alta en tu ordenado en la página de BiciMad y una vez lo hayas hecho podrás recoger tu tarjeta en los totem que hay en cada estación de bicicletas siguiendo las instrucciones de pantalla.

alquilar bicimad

Si tu opción es la de usuario ocasional, tendrás que hacerlo en los totem ya que la aplicación de PC no permite hacerlo hoy por hoy para uso ocasional. En el terminal tendrás que teclear tus datos (tardarás unos minutos porque el sistema no es muy accesible) y cuando tengas todo listo, para un uso de una o dos horas tendrás que introducir tu tarjeta de crédito (no se permite pago en efectivo) y te bloquearán la cantidad de 150 euros  de tu saldo en garantía del pago de entre 2 y 5 euros. (Me parece una cantidad desproporcionada que desanimará a los ciclistas ocasionales)

Una vez todo en orden, es posible que todo funcione o que como me ocurrió a mí en la estación de la calle Fuencarral, tengas problemas, teniendo que cancelar todo el proceso y empezar de nuevo. Según nos dijeron en el 010 (Teléfono de información del Ayuntamiento) era un problema de saturación, pero no cuadra con la hora a la que lo estuve intentando, ni con el clima de ese día (porque lloviznaba y no había nadie más alquilando bicis), lo que me confrimó después el descontento de otros usuarios con los que me encontré y me contaron problemas similares.

De todas formas, seguí intentándolo en Manuela Malasaña donde hay otra de estas estaciones de bicicletas y allí lo conseguí tras dos intentos. Al seleccionar la bici, has de elegir una que esté con la luz verde, lo que indica que está bien recargada y lista para su uso. También puedes aprovechar el panel para ver dónde tendrás que dejar la bicicleta.

Esto es porque el servicio BiciMad no es un servicio de alquilo una bici y me doy una vuelta o alquilo una bici aquí y la suelto allí, ya que no hay estaciones en demasiados puntos de la ciudad y no vienen con candado porque están concebidas solamente para tomarlas en una estación y dejarlas en otra, procurando que entre la recogida y la entrega no transcurra más de media hora, ya que las tarifas suben mucho si las usas más tiempo.

¿Qué tal se circula con una bicicleta eléctrica de BiciMad?

Dejando de lado la odisea que sufrí para poder tener una bicicleta de BiciMad, he de decir que la mala sensación cambió en cuanto probé la bicicleta ya que es bastante cómoda, estaba en perfecto estado, con las ruedas bien alineadas y un perfecto funcionamiento tanto de los pedales, los cambios, las ayudas eléctricas y los frenos.

La bicicleta eléctrica mantiene todas las ventajas de la bicicleta convencional pero además permite recibir una ayuda al pedaleo de forma que no cuesta trabajo pedalear en cuestas y repechos. Esta ayuda tiene tres niveles que se pueden regular con un simple botón situado en la parte izquierda del manillar y que responde de modo inmediato a la pulsación.

bicimad1

Por otro lado en la maneta derecha hay un cambio de marchas de Shimano que funciona bien y no da tirones ni saltos de cadena y que permite cambiar la relación entre plato y piñones y aprovechar más o menos las pedaladas. Una vez en marcha, puedes ir sin ayuda eléctrica o elegir uno de los tres niveles según la necesidad o exigencia del terreno.

La bici se recarga en la estación y tiene bastante autonomía, para unos 70 km, mucho más de lo que se recorrerá con estas bicicletas ya que se conciben para alquileres cortos. La bicicleta tiene una limitación de ayuda si pasas de 18 km por hora. En caso de superar esa velocidad, ya no actúa el motor eléctrico sino solamente el esfuerzo del pedaleo tradicional. Por debajo de esa velocidad, los tres niveles ajustables de ayuda te permiten llegar a tu destinosin apenas esforzarte o superar rampas sin cansarte demasiado.

No se pretende que sea un sistema de bicis de alquiler, ya que para ello hay otras empresas, sino un medio de transporte para recorridos de entre media hora a una hora. A partir de ese tiempo, el precio se encarece ya a 4 euros la hora, una cantidad asumible si se considera que es alternativa a taxis y otros vehículos, pero cara si lo comparamos con el autobús y el Metro como transporte público tradicional.

La circulación en la bicicleta eléctrica por los ciclocarriles

Este tema era el que más me preocupaba ya que las bicicletas no ofrecen la posibilidad de alquilar un casco, y el ciclocarril no es un carril exclusivo o separado sino una mera línea que indica la circulación de bicicletas que ni siquiera tienen derecho de preferencia, según explica la propia página de BiciMad.

circulando con la bicicleta BiciMad

Por supuesto, la circulación ha de hacerse por la calzada, nunca por la acera. En las vías con más de un carril las bicicletas deben circular por el carril de la derecha aunque pueden circular por el carril de la izquierda si van a girar hacia ese lado. El carril, las veces que está indicado que no son todas, se comparte con los demás vehículos que deberán respetar la velocidad de la bicicleta y adaptarse a su presencia. Esto como todos sabemos no es del todo pacífico en una ciudad como Madrid, siendo necesaria una campaña de concienciación del uso de la bici en Madrid para todos.

En los distritos de Centro, la zona de Chamberí, Moncloa y la zona del Retiro y el parque de la Arganzuela, está implantado este servicio que no permite desplazarse a otras zonas de la ciudad con intención de quedarse, ya que en ellas no se puede dejar la bicicleta eléctrica, por lo que el servicio nace para recorrer exclusivamente estas zonas y en tramos cortos, ya que la posible ampliación a otros barrios, está pendiente de nuevos Planes de Movilidad y otros requisitos de sostenibilidad que pueden tardar años en llevarse a la práctica.

Una cosa que sí está bien es la posibilidad de reservar espacios en una estación para cuando vayas a devolver la bicicleta asegurándote de que habrá sitio porque  si vas a una estación y están ocupadas todas las plazas, no podrás dejar allí la bici y tendrás que ir a otra estación. Por eso viene bien si sabes hacia donde vas elegir y reservar un punto de anclaje. Además hay descuentos si se dejan las bicicletas en estaciones que estén deficitarias de bicicletas y recargo si se devuelven en estaciones que estén prácticamente llenas.

De todo esto puedes informarte en el panel al tomar la bicicleta, donde encontrarás plano en pantalla para localizar las estaciones y ver su nivel de ocupación, lo que facilita la elección del recorrido a realizar.

Conclusiones y valoración personal de BiciMad

En conclusión, no me parece útil como medio de transporte ya que está condicionado a ir de estación a estación sin poder ir a otros destinos, pero sí es interesante para poder darte una vuelta en bicicleta y sentir la emoción de circular entre coches, sin cansarte demasiado al tener la ayuda del motor eléctrico.

Si tienes la suerte de vivir junto a una de estas estaciones y hay otra cerca de tu lugar de trabajo, entonces te ha tocado la lotería porque tienes la posibilidad de usar BiciMad para ir al trabajo, al que llegarás casi sin sudar gracias a la ayuda eléctrica de estas bicicletas. En caso contrario, sólamente podrás usarlas cuando quieras dar una vuelta en bicicleta entre las distintas estaciones que de momento no cubren demasiadas zonas de Madrid, aunque es de agradecer que por fín se haya dado este paso hacia la implantación de bicicletas y carriles para bici en la capital de España.

En Ciudadano 0,0 |  Así funcionarán las bicis eléctricas
En Ciudadano 0,0 | La liga de la bici pública. ¿Cómo queda Madrid en la liga de ciudades? 
En Ciudadano 0,0 | Tiendas de bicicletas en Madrid

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Cómo funciona BiciMad: así es la experiencia de la bici pública en Madrid”

  1. Yo creo que para los desplazamientos cortos está bien planteada, sólo con no tener que hacer un transbordo en metro ya compensa por la facilidad de ir casi de puerta a puerta.

  2. Qué completo, interesante experiencia. Todavía no he cogido ninguna, pero me alegro de saber algunas cosas que comentas, como que tienen cambio de marchas.
    Hombre, lo de ir de estación a estación solo te limita en el sentido de que antes de hacer tu recorrido, tienes que consultar dónde la acabarías dejando. Pero una vez lo sabes o si vas a un mismo sitio más de una vez, entonces sí me parece una forma de transporte. La red de aparcamientos está aumentando, así que cada vez más gente tendrá una cerca del origen y del destino. En mi barrio no hay, pero las del barrio siguiente me pillan muy cerca, así que para ir a algunos sitios, seguro que me servirán. A ver si las pruebo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.