Verde hasta el techo: una lámpara convertida en macetero

  • Mente
cat-icon-on-post

Cada vez nos gusta más  personalizar nuestra casa con pequeños (o grandes) DIY. Da gusto que las cosas queden exactamente como queremos y además nos encanta reciclar y darle una segunda vida a objetos o muebles que otros desecharon. Si las últimas semanas hemos visto como la famosa Chalk paint de Annie Sloan era capaz de convertir en el mueble protagonista de nuestra decoración, un mueble recogido de la basura, en esta ocasión vamos a reconvertir en un macetero,una vieja lámpara.

Si te gustan estos “hazlo tú mismo”, las recetas riquisimas con filosofía Nolotiro y las rutas en bici por el mundo, aparte de los lugares más divertidos, planes para vivir la ciudad o los pasos del huerto urbano, puedes suscribirte a nuestra newsletter y lo recibirás cómodamente en tu correo.

Una buena idea DIY

La lámpara que vamos a reciclar tiene la forma perfecta para aprovechar su estructura, una forma de tener plantas en casa y decorar a la misma vez, un pequeño rincón verde en nuestro hogar. Hemos visto macetas convertidas en lámparas y los recipientes más heterogéneos convertidos en jardineras, jardines verticales (benditos palets, cuantas alegrías nos dan), pero nunca una lámpara convertida en maceta.

He alguna ocasión he visto la clásica lámpara de brazos convertida en sostén para pequeñas macetas con plantas colgantes para que caigan sobre la mesa o un rincón determinado. pero en esta ocasión hemos elegido el clásico soporte de tubos de neón, dado la vuelta. Algunos modelos no tienes siquiera que darle la vuelta, como al de la imagen.

lamapara-maceta-antes

Primer paso

Desatornillamos la lámpara y le damos la vuelta, ya que será la parte hueca la que contenga la tierra. Limpiamos bien y repartimos arcilla o piedrecitas para que la planta drene bien. Mantenemos las cadenas o tiras para poder colgar del techo nuestro macetero.

Segundo paso

Llenamos de sustrato y plantamos los ejemplares elegidos. No siempre tienen que ser colgantes, incluso podemos decidirnos por una planta del dinero, una hiedra de hoja pequeña o una fresal, hay fresales que cuelgan, aunque debemos vigilar que los más pequeños no se dediquen a comerse las fresas y le den un tirón al “invento”, no vaya a ser que se les caiga en la cabeza.

Elegimos un sitio que no sea de paso y una buena altura para que nadie se de con la cabeza al pasar (os acordáis que ya lo comentamos cuando hablamos de las kokedamas) y anclamos al techo con seguridad.

La inspiración

babylon

En la red he visto muchos y muy variados formatos con la misma idea y a nivel diseñador de muebles de prestigio internacional, podéis ver que Ryan Taylor tiene un modelo llamado Babylon Light, muy parecida pero circular y está pensada para tener varias lámparas colgando en un rincón especial.

¿Os atrevéis con a llenar la casa de verde hasta el techo? Ahora podéis con estas lámparas convertidas en macetas

En Ciudadano 0,0 | Muebles reciclados, decoración sostenible para tu casa

Imágenes | Decoesfera

[Total:1    Promedio:2/5]

Comentarios

compartir en redes

One thought on “Verde hasta el techo: una lámpara convertida en macetero”

  1. Pues la verdad es que es una forma muy original de tener plantas en casa. De todas maneras, para tener colgadas me gustaban más las kokedamas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.