Brompton, mucho más que una bici plegable un objeto de culto

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Brompton, mucho más que una bici plegable un objeto de culto

Dentro de las bicicletas urbanas hay unas con nombre propio que se han ganado su fama como las mejores bicicletas plegables que podemos tener, se trata de las Brompton, mucho más que una bici plegable un objeto de culto entre los ciclistas urbanos. Porque si hay una bicicleta plegable que está asociada a la ciudad y el transporte público son estas bicicletas, pensadas para trasportarse plegadas en combinación con el tren, autobus o metro.

En alguna ocasión ya hemos hablado de las características que debe tener una bicicleta plegable. Son un modelo muy práctico que nos permitirá guardar la bici en casa sin que ocupe mucho espacio, subirlas en un ascensor sin problema, o llevarlas en el transporte público sin que ocupe mucho más que una maleta. Además otra de sus ventajas es que tenemos que podemos guardarla debajo de nuestra mesa sin problema al llegar al trabajo. Si queréis recibir otras noticias sobre las bicicletas urbanas podéis suscribiros a nuestra newsletter.

El origen de las bicicletas Brompton

brompton-plegada

En el año 1976 el británico Andrew Ritchie fundó Brompton Bicycles con el objetivo de crear una bicicleta plegable de calidad, donde tuvo que recurrir a la financiación de sus amigos y familiares para sacarlo adelante. El diseño de las Bromptom fue un éxito y hoy en día es una de las pocas tiendas que quedan fabricando en el Reino Unido. Su diseño es un único modelo, con un tubo principal curvado que lo hace único que permite su plegado gracias a una bisagra.

De esta forma tiene un diseño claramente reconocible, que hace que cualquiera que conozca estas bicicletas, que alguna vez haya deseado una, pueda reconocer a alguien que monta en una de ellas. Porque son unas bicicletas con las que a cualquiera le gustaría moverse por la ciudad. Y sin embargo, no son las más económicas del mercado, ya que sus precios parten de 1.000€ en adelante, algo que hace que no estén al alcance de todo el mundo.

Algunas características singulares de las Brompton

El plegado es la clave de su éxito, es extremadamente rápido y se pliegan en menos de 20″ quedando un tamaño algo mayor de tamaño de sus ruedas de 16″. No sobresalen piezas ni quedan sueltas, y además permite que se pueda trasportar como si fuera una maleta pequeña y se aguante sola sin estar apoyada o que se caiga.

Además aunque tengan un único diseño permite elegir diferentes tipos de manillares, colores, tamaños de tijas, si tienen o no guardabarros a tipos de neumáticos que queremos que lleve nuestra bicicleta. De esta forma, prácticamente ninguna es igual a otra, ya que el número de variantes de los diferentes elementos que podemos elegir es realmente alto. Podríamos decir casi que cada Brompton es única.

Bisabra Brompton

Otra característica fundamental de estas bicicletas es la transmisión a elegir , donde podemos optar por una única velocidad, dos velocidades, tres velocidades con cambio interno Sturmey Archer, uno de los fabricantes de este tipo de cambio más famosos y destacados por su calidad. También existe la opción de cambio con seis velocidades con una combinación de cambio interno con desviador. Todos estos componentes tienen una alta calidad y necesitan escaso mantenimiento.

También tenemos una pequeña suspensión en la parte trasera de la bici lo que unido al característico talle bajo de la bici hacen que muchos al cogerla por primera vez se encuentren algo desconcertados. Sin embargo, lo cierto es que una vez adaptados no desean ningún otro tipo de bicicleta plegable.

Por último tenemos otro de los elementos de culto de estas bicicletas, los sillines Brooks, fabricados casi artesanalmente también en Inglaterra garantizados de por vida, donde el cuero del sillín se adapta a la anatomía del ciclista con el tiempo, aunque para conseguir que esta sea perfecta se deben pedalear alrededor de unos 600 km, para conseguir que nuestro sillín sea prefecto para nosotros.

Ediciones limitadas Brompton, las Mac del mundo de la bici

Viajes en Brompton
Además de poder crear la bicicleta a nuestro antojo, eligiendo componentes, tipo de cuadro, colores, etc. Bromton tiene ediciones especiales de coleccionistas que son verdaderos objetos de culto. De cada una de ellas sacan una tirada limitada y numerada cada año, lo que hace que además sean diseños realmente exclusivas, que pueden conmemorar algún acto concreto, como una boda real, o estar fabricadas en colaboración con algún artista o diseñador.

Con todos estos mimbres las Brompton se podrían comparar con los ordenadores portátiles de Apple, e incluso la asociación entre ambas marcas en la mente de muchos de sus usuarios es bastante cercana. Seguramente encontraremos otras bicis que harán lo mismo que las Brompton, pero no lo harán tan bien. La resistencia, el plegado perfecto, una bicicleta que no flexa y que una vez en marcha es realmente cómoda y fácil de manejar en la ciudad.

En Vive 0,0 | Las mejores tiendas online donde comprar la bici
En Vive 0,0 | The Bike Companion, app para superarse

Imagen | Annie Mole | dysphasic | Vinvin F | Juan Pablo Olmo

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Brompton, mucho más que una bici plegable un objeto de culto”

  1. Si la usase para ir al trabajo conectando con Cercanías o autobús seguro que me compraría una plegable así de pequeñita. Parece muy manejable una vez plegada y es verdad que resulta muy estética.

    1. Incluso para meterla en el maletero del coche, aparcar a las afueras de la ciudad y hacer el último tramo al trabajo en bici, una cosa que cada vez veo hacer a más gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.