La liga de la bici pública: ¿cómo queda BiciMad en la clasificación de ciudades?

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

La liga de la bici pública: ¿cómo queda Madrid en la clasificación de ciudades?

La bicicleta pública se articula como un sistema más dentro de la red de transportes de una ciudad. Madrid ha sido la última gran ciudad que va a incorporar la bici dentro de su estrategia de movilidad, por eso queremos comparar la con otras ciudades para ver en qué aspectos mejora y en cuáles va por detrás de las distintas propuestas que existen para integrar la bici en la red de transportes de la ciudad. Es nuestra liga de la bici pública: ¿cómo queda BiciMad en la clasificación de ciudades?

No se trata de ver qué servicio de bicicleta pública es mejor o cuál es peor, sino simplemente ver los puntos fuertes de cada uno de ellos. Al final es el uso que se hace de los mismos el que determina si la inversión realizada en la implantación de las bicis es o no un éxito, que es lo que interesa a nivel de movilidad en la ciudad. Si queréis estar al día de estas y otras noticias o seguir nuestro Especial de la bici pública en Madrid podéis suscribiros a nuestra newsletter, donde recibiréis mensualmente los mejores contenidos.

¿En qué aspectos destaca el sistema de bici pública de Madrid?

El primer aspecto positivo, al menos en mi opinión de BiciMad es que incorpora bicicletas eléctricas. Y esto para una ciudad de orografía con desnivel como es el caso de Madrid, sin duda va a ayudar a que el uso de la bicicleta sea más atractivo, sobre todo para aquellos que habitualmente no la utilizan, al disponer de una ayuda al pedaleo para ello. Son muy escasas las ciudades que han hecho una apuesta por la bici eléctrica, y ninguna, con las dimensiones de Madrid.

También es un punto a favor el horario de 24 horas, al igual que ocurre en otras ciudades españolas como Sevilla o europeas como París o Conpenhague. De esta manera es una buena alternativa a los desplazamientos nocturnos cuando no funciona la red de metro o deja de tener la frecuencia habitual y los trenes tardan una eternidad.

Su precio es bastante atractivo, 15€ al año para los usuarios del abono transporte. Hablamos del precio del servicio, no de su coste, donde luego volveremos sobre a lo que tenemos derecho con este pago. Sevilla tiene un coste anual que dobla al de Madrid y Barcelona lo triplica. A nivel europeo sólo Oslo, con un coste de 12€ o Roma, con 10€ son más económicos en su tarifa para poder usar el servicio como abonados.

¿Cuáles son los puntos débiles del sistema de BiciMad?

Limitación de velocidad ciclocarriles
Si tenemos que destacar un punto débil tendríamos que empezar con la menor implantación que en otras ciudades, tanto a nivel de bicicletas en la calle, que arranca con 1.580 en la primera fase, como en el número de estaciones, 123. Aunque se irá ampliando está muy lejos de una ciudad de similares dimensiones como Barcelona con 6.000 bicis y 420 estaciones, pero también de otras como Sevilla con 2.500 bicis y 250 estaciones. A nivel europeo queda lejísimos de París con 20.000 bicis y 1.800 estaciones o Londres con 8.000 y 550 respectivamente.

Pero si hay un aspecto que ha desatado críticas ha sido el periodo de uso gratuito para abonados. En la mayoría de las ciudades, tanto españolas como europeas, el primer tramo de media hora es gratuito. Sólo Madrid y Roma hay que pagar en este tramo, en el caso de Madrid, 0,50€, que se puede rebajar 10 céntimos si reservamos el anclaje al coger la bici, pero aún así, para el usuario del abono transporte, que ya tiene metro y autobús que puede usar un número ilimitado de veces no resultará atractivo. Además esta circunstancia ayudará bastante a que todas las estaciones tengan bicis disponibles.

El uso de BiciMad, clave del éxito

Sistema de bici pública
Y esta creo que es la clave del éxito de BiciMad, su uso. La bicicleta eléctrica puede ser una gran alternativa para estos desplazamientos muy cortos, de 15 minutos, donde muchas veces sólo con tener que bajar a una línea de metro que sea profunda, como la 10, por ejemplo, con muchos tramos de escaleras, ya compensaría movernos en BiciMad. El problema es que si hay que pagar también el primer tramo la mayoría de los usuarios del abono transportes no lo harán.

Está muy bien que se realicen campañas de concienciación para que todos se animen a utilizar la bici, pero si de verdad se quiere incentivar, se debería integrar con las mismas condiciones que otros transportes de la capital y la comunidad, donde teniendo abono mensual no se paga por uso. Veremos cuando se ponga en marcha el servicio y se vea el uso que se hace realmente del mismo si Madrid se sitúa en cabeza de la liga de la bici o a la cola.

En Ciudadano 0,0 | Cómo puedes ayudar a que en Madrid más gente use la bici (aunque no seas tú)
En Ciudadano 0,0 | Tiendas de bicicletas en Barcelona. Bicicletas Fixie

Imágenes | Andrés Nieto Porras | Carlos Roberto

Comentarios

compartir en redes

3 thoughts on “La liga de la bici pública: ¿cómo queda BiciMad en la clasificación de ciudades?”

    1. Lo cierto es que la apuesta de Madrid es arriesgada,ya que no hay precedentes de nadss similar, tanto por la bici eléctrica como por no tener la primera hora gratuita

      1. Eso echará mucho para atrás. Porque tampoco sería gratuita, que estamos pagando la cuota mensual. Si fuese una media hora incluida en la cuota, yo me animaría a coger esas bicis para muchas cosas a las que voy andando. Pero, si me va a costar 50 cts. entonces, voy andando, que es más cómodo porque no tengo que sacar la bici, aparcarla… me puedo parar por el camino y entrar en sitios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *