Reciclaje y aprovechamiento Nolotiro, lecciones que aprendemos de We-traders

  • Mente
cat-icon-on-post

La semana pasada, empezamos a ver en qué consistía el movimiento ciudadano internacional We-traders. Ahora vamos a centrarnos en uno de sus aspectos más interesantes, una propuesta concreta para aprovechar los alimentos y concienciarnos sobre la cuestión del reciclaje. Esta forma de pensar que los We-traders tratan de transmitir a los ciudadanos coincide con nuestra filosofía Nolotiro, de la que venimos hablando desde los inicios del blog Ciudadano 0’0.

Seguiremos tratando temas como el aprovechamiento y el reciclaje, que seguro que forman parte de las cuestiones que te preocupan, así que, si deseas recibir lo más jugoso en tu correo, no tienes más que apuntarte a nuestra Newsletter.

El Nolotiro para llegar al co-cooking

Alimentos que no tiramos

Como os comentaba en el pasado post sobre We-traders, una de las actividades que se convocaron en el Matadero de Madrid durante la presentación de este movimiento, fue la del co-cooking. Se trataba de reunir alimentos que habrían sido desechados por cuestiones de fecha de caducidad o de excedente de producción, pero que están en perfecto estado, no solo de conservación, en lo que se refiere a la salud y la seguridad para su consumo, sino también en cuanto a su sabor y frescura.

Con esos alimentos, se preparaban platos en una cocina comunitaria, aprovechando la participación y la ayuda de todo el mundo, de ahí el nombre de co-cooking, o cocina en comunidad. Las recetas resultantes, así como acompañamientos recogidos siguiendo las directrices del Nolotiro –por ejemplo, estos panes tan apetecibles—, estaban a disposición de cualquier persona que quisiese degustarlas o incluso resolver su comida o cena con ellas, de forma gratuita.

El pan nolotiro

Gracias a este reparto de alimentos que se ha logrado sin coste alguno, por un lado porque las materias primas han sido rescatadas de una pérdida irremediable y porque el trabajo se ha hecho en comunidad, se consigue alimentación para muchas personas. De esta forma, We-traders cumplen una de sus intenciones, la de difuminar la relación entre consumidores y productores. Crean un bien común gracias a dotar de un nuevo valor a esos materiales que ya lo habían perdido.

¿Estuviste en el Matadero durante alguna de las acciones de We-traders? Nos encantaría que nos contases a cuál pudiste asistir y qué te pareció lo que viste.

compartir en redes
  • Maria Sanjuanbenito Bonal

    No estuve, pero me parece una idea estupenda. Está claro que es un momento de concienciación muy grande.

    En la Semana de la Moda de París, Chanel hizo su desfile en un supermercado. Todos los productos eran auténticos y al terminar el show, unos camiones lo recogieron todo y lo llevaron a los famosos Les restos du Coeur, los comedores sociales franceses que puso en marcha el humorista galo Coluche, en los años 80 y que con el tiempo se han convertido en una asociación que recibe donativos de todo tipo, con 40.000 voluntarios.

    • Beatriz

      Es verdad que en cosas como rodajes y desfiles de moda se pueden desperdiciar muchísimos alimentos o productos útiles. Si alguien se ocupase de llevarlos a un sitio donde reaprovecharlos, sería genial. Es solo cuestión de que haya alguien pendiente de eso.

  • natxolo

    ¡Estuve allí comiendo de esos panes! Sorprendentemente, no estaban nada chiclosos. Lo mejor de todo, el ambiente. Nunca me habría planteado ni acercarme a esa mesa si no fuese porque la comunidad que allí había convencía de que todo se había hecho bien. Y para el bien común.

    • Beatriz

      Jaja, sí, era una hora a la que no apetecía comer, pero el ambiente atraía.