Vacaciones alojados en casas de particulares, una inmersión en la cultura local

  • Viajes
cat-icon-on-post

casas de vacaciones

Viajar es una experiencia fantástica y ahora puedes profundizar mucho más en la cultura de cada lugar que visitas gracias a una nueva forma de alojamiento. En lugar de escoger un hotel, con todo incluido, podemos elegir una modalidad con la que haremos una mayor inmersión en la forma de vida local: pasar las vacaciones en casas de particulares.

Tanto si lo que haces es un intercambio de casas con personas que vendrán a la tuya mientras tú vas a la suya, como si simplemente alquilas un apartamento a particulares, tendrás una experiencia mucho más enriquecedora que la de un turista. Si este es el modo de vida que más te define, seguro que querrás seguir recibiendo una selección de nuestras publicaciones.

Alquiler de casas particulares

apartamento de vacaciones

Para alquilar, existen numerosas webs específicas que ofrecen viviendas en cada ciudad. Mi recomendación es consultar varias de ellas, tras escribir en el buscador la palabra “apartamento” y el nombre de la ciudad a la que se quiere acudir porque los precios y garantías pueden variar mucho de unas a otras y quedarse con la primera que se encuentre quizá no suponga llegar al mejor trato posible. En general, se tratará de alquileres de apartamentos cuyo uso es exclusivo de vacaciones, pero también vas a encontrar otras páginas donde algunos de los apartamentos ofrecidos son las casas reales de esos particulares, que te las ceden durante el tiempo que las necesites.

Al vivir en casas de vacaciones de particulares reales, puedes conocer de primera mano las costumbres de esos habitantes y vivir durante unos días como uno más de ellos. Te integrarás en lo que ofrece esa ciudad como si fuese la tuya, de la forma más parecida posible a lo que supone vivir en otra ciudad que no es la nuestra. Tendrás a tu alcance curiosidades, como ver los libros que coleccionan en su biblioteca, las películas que han comprado en DVD o el tipo de decoración que han elegido.

Warmshowers_captura

Además, si viajas en bici, despreocúpate por el alojamiento. Existen redes por todo el mundo que gestionan alojamientos gratuitos para cicloturistas de forma hospitalaria. Muchas personas te ofrecen un lugar donde dormir y una ducha caliente a cambio de pasar un rato con ellos contándoles tus experiencias viajeras. Por ejemplo, con WarmShowers o con Couch Surfing, puedes encontrar personas dispuestas a alojarte en numerosas ciudades (en casi cualquier país), conocer a otros viajeros y ofrecer a cambio tu casa en otra ocasión. Hospitality Club funciona de forma similar, poniendo en contacto a gente para intercambiar alojamiento y otras ayudas.

Por otra parte, alojarte en un apartamento con cocina y electrodomésticos, te supondrá un enorme ahorro en alimentación y bebidas, podrás comer de forma saludable, preparando lo que más te gusta, y te permitirá pasar más tiempo relajándote con los tuyos.

¿Y tú: eres turista o viajero? ¿Alguna vez te has alojado en una vivienda particular? Si es así, seguro que tienes anécdotas que compartir.

Fotografías | Heather on her travels, Tachy on Decay y captura de pantalla Warmshowers.

Comentarios

compartir en redes

5 thoughts on “Vacaciones alojados en casas de particulares, una inmersión en la cultura local”

  1. La verdad es que todos los que conozco que han probado esta alternativa han acabado encantados. Yo lo probaré en Semana Santa, a ver si se confirman las perspectivas

    1. Yo siempre prefiero el apartamento que el hotel y alguna vez he ido a alguno que era la propia casa de la gente que me lo alquilaba. Da pie a anécdotas graciosas, la verdad.

  2. Es una buena idea, pero también hay que ser un poco precavidos, consultando a otros viajeros que ya hayan estado alojados en la casa en cuestión, así vas sobre seguro

    1. Sí, en algunas de las webs te aparece un perfil de la persona que lo alquila con votaciones y comentarios de los usuarios. Está bien leérselo todo para no llevarse sorpresas.

  3. Muchas veces, los hosteleros se quejan de que existan estas opciones y
    tratan de tumbarlas como sea. Pero tienen que pensar que, si el cliente
    elige este tipo de alojamiento no será solo porque le sale más barato
    (que a veces cuesta igual), sino porque le ofrece una serie de cosas que
    el hotel no ofrece, como tener tu saloncito, una cocina… Si ahora los
    cilentes quieren eso, a lo mejor los hoteles tendrían que replantearse
    lo que ofrecen en lugar de tratar de cerrar a la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.