Llega el garbanzo power: de alimento barato a estrella de la nutrición

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Tras unos años marginadas de nuestras dietas, las legumbres han vuelto con fuerza, debido a sus virtudes nutricionales y también por sus virtudes en la mesa. De entre todas ellas, el garbanzo es la preferida por la mayoría de los consumidores. Llega el garbanzo power: de alimento barato a estrella de la nutrición.

En tiempos de nuestros abuelos, el cocido de garbanzos era un plato casi de diario, fundamentalmente por lo barato que resultaba prepararlo y también porque a base de añadir más agua, se podían obtener más raciones de sopa, aunque ésta fuera más clara y con menos “sustancia”. Quizás por eso se haya asociado el garbanzo a la pobreza, o incluso a comida de clase baja.

Si quieres recibir puntualmente en tu correo electrónico más noticias, trucos y consejos como éstos,  apúntate a nuestra newsletter mediante este formulario para recibir comodamente todo lo que publiquemos sin perderte nada.

garbanzo power

En las últimas décadas del siglo XX, con la prosperidad económica, se abandonó su consumo en muchos hogares por considerarlo un ingrediente de otros tiempos, antiguo y poco atractivo, de forma que en muchos hogares de hoy en día, incluso no saben preparar platos tradicionales de cuchara. 

Por suerte, la vuelta a la cocina tradicional y el conocimiento de las virtudes de las legumbres, ha vuelto a poner en su sitio al garbanzo, un alimento con muchísimas propiedades.

Propiedades nutritivas de los garbanzos

Propiedades de los garbanzos

El garbanzo es un alimento riquísimo en aportes nutritivos. Es rico en proteínas, conteniendo casi un 25% de su peso. También es rico en lípidos, en especial contiene ácido oleico y linoleico, que son grasas insaturadas muy interesantes nutricionalmente y por si fuera poco, aporta mucha fibra y está libre de colesterol.

Se sabe que los garbanzos contienen triptófano, un aminoácido esencial en la nutrición del ser humano que promueve la liberación de serotonina, que influye en la regulación del sueño y el placer, por lo que mejora el rendimiento, fomenta el desarrollo infantil, entre otros beneficios.

Además, algunos estudios han confirmado que su consumo reduce el colesterol, así como el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además según se está investigando el consumo de garbanzos es eficaz como aliado en tratamientos para aliviar algunos síntomas de la diabetes.

Recetas con garbanzos

tupper de garbanzos

Los garbanzos pueden comerse cocidos, tostados, fritos e incluso en forma de harina. A todos nos gusta el cocido clásico de garbanzos, y también nos encanta preparar cualquiera de las recetas para aprovechar las sobras del cocido, todas ellas auténticos exponentes de Recetas Nolotiro.

Además de estas ideas, o las deliciosas empanadillas de restos del cocido que os enseñamos a preparar hace unos meses, hoy queremos sugeriros otras preparaciones realizadas con este magnífico ingrediente que se encuentran por el mundo.

Una de las formas de cocinar garbanzos que más me gusta es la de incluirlos en numerosas ensaladas. Las legumbres no solamente se comen calientes en platos de cuchara, sino que son una deliciosa aportación a ensaladas y platos vegetales. Además, estas recetas son excelentes para llevar en tupper al trabajo, como os contamos.

En Asia, especialmente en la India, se suelen hacer muchas recetas con los garbanzos cocidos en platos con curry, ya sean solos, o acompañados de espinacas y otras hortalizas, pero eso sí, siempre muy especiados. Como muestras, os propongo estos garbanzos picantes de la India o los garbanzos al curry cubiertos de pan.

Otro de mis platos preferidos con garbanzos tienen su origen en Oriente Próximo, en la zona comprendida entre Líbano, Israel, Egipto y Jordania, donde estas dos recetas se interpretan con diversos matices. El Falafel, es un plato típico para comer en la calle, que se come en todos los países árabes de la zona y consiste pequeñas bolas o tortitas hechas de garbanzos que se fríen y se comen en bocadillos hechos de pan de pita con numerosos aderezos.

Cómo hacer hummus paso a paso

El otro plato,  del que además os voy a dar la receta, es el Hummus, una de las formas más deliciosas de tomar garbanzos que he encontrado. Este plato que es la estrella de  numerosas cocinas del Mediterráneo, como las de Grecia, Turquía o Chipre, así como las de los países citados antes, se prepara con garbanzos cocidos, y tahíne –pasta de sésamo– .

Para hacer Hummus, se meten 400 gr de garbanzos cocidos previamente, con un diente de ajo, tres cucharadas de tahine y el zumo de medio limón en un robot procesador de alimentos, añadiendo un poco de agua o del caldo de la cocción. Se puede añadir más o menos caldo dependiendo de lo espeso que queramos el resultado. Una vez conseguida la pasta se coloca en un plato donde hay que completarla mediante su aliño o aderezo.

Hummus terminado

Aquí es donde más cambian los ingredientes según la zona donde se pruebe el Hummus. Siempre se utiliza aceite de oliva, pimentón y se espolvorea con un poco de cilantro, pero hay zonas donde se añade más tahine, otras que ponen aceitunas negras, unos garbanzos en el centro, o mi favorita, la que añade pasta de sésamo y piñones tostados. Todas ellas os van a encantar.

Imágenes | Paco Becerro
En Ciudadano 0,0 | 20 recetas para aprovechar las sobras de un cocido. Infografía interactiva
En Ciudadano 0.0 | Receta de empanadillas para aprovechar restos del cocido

compartir en redes
  • Carlos Roberto

    Pues en mi casa somos fans incondicionales del garbanzo, en invierno como plato de cuchara y en verano como ensalada, además del humus que nos encanta…

    • Pakus futurobloguero

      Yo también soy muy garbancero! Abz

  • Maria Sanjuanbenito Bonal

    ¡Qué buenos!

te recomendamos