Elementos críticos de seguridad en la bici: las luces y reflectantes-bici

Elementos críticos de seguridad en la bici: las luces y reflectantes

Elementos críticos de seguridad en la bici: las luces y reflectantes-bici
Dentro del repaso que estamos haciendo a los elementos críticos de seguridad en la bici hoy le toca el turno a las luces y reflectantes. Estos elementos son de vital importancia para que los ciclistas puedan hacerse visibles, no sólo para otros vehículos, sino también para peatones con los que convivimos y que cruzan la calzada en pasos de cebra, pero sobre todo en las intersecciones y los carriles bici donde muchas veces la bicicleta, al ser tan silenciosa, no se percatan de que hay un vehículo próximo.

Es fundamental que la bici se haga visible, ya que en muchas ocasiones ni peatones ni otros vehículos están todavía acostumbrados a encontrarse a alguien circulando en bici. Si queréis estar al día de estos temas siempre podéis suscribiros a nuestra newsletter y recibir todos los contenidos del especial de seguridad en la bici cómodamente en vuestro correo electrónico.

Las luces obligatorias para circular con la bici

Luz delantera
En condiciones de visibilidad reducida o de noche es obligatorio para todas las bicicletas que tengan una luz delantera fija y una luz trasera roja. No se especifica en la normativa ni el alcance que deben llevar las luces, ni el mínimo de potencia en lúmenes… por lo tanto basta que sea una luz blanca fija. Mi consejo es que no escatimemos en este aspecto, mejor llevar una luz potente, de unos 100 lúmenes, que nos permita ver mejor el camino por el que vamos y a la vez ayude a otros vehículos a identificarnos como una bicicleta.

También en la parte trasera tenemos que llevar una luz fija roja y un catadióptrico fijo, que es un elemento reflectante que se ilumina cuando la luz de otro vehículo incide sobre él. Estos elementos también suelen estar incluidos en los pedales de la bicicleta y en las ruedas, incrustados entre los radios, lo que facilita la identificación de la bici por otros vehículos en horario nocturno.

Es importante resaltar que las luces tienen que ser fijas. Las luces intermitentes sólo están permitidas por vehículos de emergencias, como ambulancias, bomberos o policía. Las luces intermitentes se ven bastante a menudo, debido sobre todo a que los ciclistas piensan que gracias a ellas son más visibles para el resto de vehículos. Además este tipo de luces pueden molestar a los peatones que sean fotosensibles.

En el caso de la luz delantera es importante regular su altura, de manera que el haz de luz no deslumbre a otros vehículos. Es importante que enfoque hacia el suelo y sobre todo, que cuando estamos detrás de otro vehículo no enfoque hacia el habitáculo, haciendo que sea molesto o deslumbre a través del espejo retrovisor.

Elementos reflectantes en la bicicleta y en la ropa

reflectantes
Ya hemos hablado del catadióptrico obligatorio trasero y los que tienen que ir en las ruedas. Pero en vías interubanas también estamos obligados a llevar prendas reflectantes que nos hagan visibles a 150 metros de distancia cuando otro vehículo nos ilumina. Aquí hoy en día la mayoría de ropa técnica de ciclistas incorpora estos elementos reflectantes, aunque no hace falta que vayamos vestidos de amarillo fosforito. Y también los podemos añadir en forma de adhesivos a nuestra bici.

Lo cierto es que si no queremos disfrazarnos de ciclistas bastará con llevar una pinza en los pantalones, para que no se nos manche con la cadena, o ponernos un chaleco reflectante, similar a los que tenemos en los coches y tenemos que ponernos cuando el vehículo se ha quedado parado en el arcén por una avería y tenemos que salir del mismo. Con esto será suficiente para hacernos visibles para otros vehículos.

Una buena luz, una buena inversión en seguridad

Luces y reflectantes
Es importante distinguir para qué necesitamos la luz, si es para ver o para que nos vean. Es decir, no todas las ciudades están igual de bien iluminadas, y sobre todo en determinadas zonas podemos necesitar una luz más potente que ilumine el camino por el que vamos, nos avise de que tenemos un bache o un obstáculo que nos puede evitar un accidente. Una buena inversión en luces nos va a evitar problemas en este sentido.

Es importante tener en cuenta el tipo de recorrido que hacemos, de manera que si nuestra luz se alimenta por baterías o por pilas tengamos suficiente para que no se agote antes de volver a casa. A mayor potencia, menor tiempo de duración, y aquí es interesante las luces en las que se puede regular la potencia para que nos dure lo suficiente aún a costa de bajar un poco la potencia de iluminación.

En Ciudadano 0,0 | Hágase la luz, los mejores faros para tu bici
Imagen | Wikipedia | goblinbox_(queen_of_ad_hoc_… | Josh Larios | arifm

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Pakus futurobloguero

      Como conductor de coche, siempre agradezco ver las bicis bien señalizadas para evitar sorpresas. Como ciclista, siempre procuro llevar las luces encendidas, para ser visto, aún en zonas bien iluminadas

      • Carlos Roberto

        Para ir seguros en la bici hay que procurar siempre ser previsibles, hacer lo que los demás esperan que hagamos y sobre todo que nos vean con la mayor anticipación posible…

    • Beatriz

      Me parece muy peligroso salir sin luces por la noche o incluso al anochecer. No sé cómo hay gente que va tan tranquila sin ellas. Vale que con los reflectantes se nos ve bastante, pero creo que se confía demasiado en las luces del exterior y en la iluminación de las calles y de los faros de los coches. Tanto miedo me da que casi prefiero no salir en bici cuando está muy oscuro.

    • Guest

      De noche hazte ver, enciende tus luces.