Cinco formas de aprovechar el pan duro

Cinco formas para aprovechar el pan duro: Receta de torrijas

Uno de los alimentos que genera más sobras en nuestra alimentación diaria es el pan. Unos días la comida tiene más salsa o nos hacemos un bocadillo y nos lo acabamos. Al día siguiente, compramos la misma cantidad y nos sobra media barra. En este artículo os contaremos como dar un buen uso al que os sobre, con cinco recetas para aprovechar el pan duro, entre las que incluimos una estupenda receta de torrijas caseras.

Al regresar de la compra, muchas veces tiramos el pan del día anterior para sustituirle por el nuevo, terminando el pan duro en el cubo de la basura, pero esto no debemos hacerlo ya que el pan es un producto con un excelente aprovechamiento para su uso en otras recetas. Si quieres conocer más trucos y consejos como éstos no dejes de apúntate a nuestra newsletter y los recibirás cómodamente en tu correo

Lo primero que tenemos que hacer es guardar el pan duro en una bolsa, preferiblemente de tela, ya que si lo dejamos al aire libre se nos resecará en exceso y llenará de migas la cocina aumentando las posibilidades de que se caiga, se humedezca o se llene de moho.

Cinco formas de aprovechar el pan duro

Además de aprovechar el pan duro preparando tostadas para el desayuno por las mañanas o utilizándolo a la hora del aperitivo para ser la base de un canapé o tosta, ya os hemos contado alguna receta para aprovechar el pan duro, como la estupenda tarta de pan duro que preparó hace unos meses mi compañera Esther. Hoy os queremos sugerir otras cinco Recetas Nolotiro:

pan rallado hecho en casa

  1. Se acabó lo de comprar pan rallado. Con una batidora de vaso o un robot de cocina, no tenemos más que poner los trozos de pan duro y triturar durante unos segundos obteniendo un pan rallado estupendo para hacer croquetas, filetes empanados y otras recetas habituales. Al hacerlo nosotros podremos dejarlo más o menos fino a nuestro gusto.
  2. Utilizarlo para preparar recetas tradicionales como las sopas de ajo en las que el pan duro es un elemento necesario. Para hacer este plato, cortamos el pan en rodajas y lo tostamos un poco en el horno o en una sartén sin aceite. A continuación preparamos un sofrito de verduras y ajo en una cacerola y añadimos caldo de carne, por ejemplo del que nos haya sobrado de un cocido. Incorporamos el pan a la cacerola, y dejamos hervir el conjunto, hasta que se ligue y tome cierto cuerpo. Finalmente añadimos unos huevos para que se escalfen dentro y lo llevamos a la mesa bien caliente.
  3. Otra receta Nolotiro para el aprovechamiento del pan duro son las migas. En una sartén, freímos un ajo muy picado con unos tacos de jamón, panceta cruda y chorizo. Cuando la grasa empiece a aflorar, añadimos el pan de dos o tres días, bien desmigado o cortado en taquitos y removemos mientras el pan se va tostando y absorbiendo la grasa. Añadimos un poco de agua o de caldo de ave para que se humedezcan las migas y seguimos cocinándolas mientras se hace una especie de masa. Cuando las migas se vayan soltando y hayan perdido su humedad y estén sueltas de nuevo con todo el sabor de los embutidos estarán listas. Este plato es además de muy económico por los ingredientes que necesita, un plato que tiene gran efecto saciante siendo suficiente una pequeña ración para sentirse satisfecho.
  4. Prepara un pudding de pan duro. Es un postre tan sencillo que las abuelas lo han hecho siempre con las sobras de pan duro, o con las de roscón de reyes, bollería etc. Solo hay que preparar una mezcla de leche, huevos, azúcar y agregar unos trozos pan. Caramelizamos un molde de flan, añadimos la mezcla y lo cocinamos al baño María. Un flan de textura más consistente al que podremos añadir trocitos de fruta confitada o frutos secos si queremos encontrar algún tropezón. Delicioso.
  5. Una de las recetas más habituales para aprovechar el pan en esta época es la receta de torrijas, ya sean éstas minitorrijas para comer de un bocado o las que os vamos a contar a continuación con todo detalle para que os queden perfectas.

Cómo hacer unas torrijas perfectas

Las torrijas son una de las mejores recetas de aprovechamiento del pan duro porque están tan buenas que cuando llega la Semana Santa, aprovechamos para comprar pan de más, con la intención de que sobre para poder prepararlas. Para hacer unas torrijas perfectas os recomiendo que sigáis estos pasos:

  • Cortar el pan en rodajas de unos dos centímetros y guardarlo en una bolsa para que no se reseque mucho sino que quede un poco “correoso”. Con pan de un día o de dos días, las torrijas quedarán perfectas.
  • Cocer la leche con una corteza de naranja y otra de limón, un palo de canela y 3 cucharadas soperas de azúcar. Apagar el fuego en cuanto empiece a hervir y reservar hasta que se temple.
  • Remojar las rebanadas de pan en leche permitiendo que absorba una buena cantidad.
  • Poner una sartén con aceite de oliva abundante y mantener caliente para estar listos para freir las torrijas según las tengamos preparadas.
  • Batir dos huevos. Escurrir un poco la leche de las torrijas, pasarlas por el huevo y freirlas a fuego medio durante un par de minutos por cada lado.
  • Escurrir el exceso de grasa en papel absorbente y bañar las torrijas en una mezcla de azúcar y canela.

Torrijas paso a paso para aprovechar el pan duro
Variaciones
Prueba a cambiar la leche del remojo por otros líquidos como leche de coco, horchata, café con leche, leche mezclada con Baileys y te sorprenderá el sabor de las torrijas. Si en lugar de la versión seca las prefieres húmedas, no las espolvorees con azúcar y canela en polvo. Prepara una fuente con leche, con almíbar o con vino aromatizado con azúcar y canela y déjalas en remojo.

Otros trucos para aprovechar el pan duro

  • Mete unas rodajas de pan duro en la caja de las galletas y nunca se quedarán blandas porque el pan absorberá la humedad
  • Usa unas rebanadas de pan duro para retirar el exceso de grasa en guisos que queda en la superficie
  • Frota con un ajo unas cuantas rebanadas de pan y ponlas a secar en el horno hasta que estén crujientes. Verás que pan de ajo tan rico para preparar canapés o añadir a las ensaladas
  • Machaca un ajo, una rebanada de pan duro y una rama de perejil para hacer una picada que dará consistencia a potajes, lentejas y otros platos de cuchara
  • Prepara picatostes o croutons cortando el pan en cuadraditos. Doralos en la sartén y guardalos cuando estén fríos para añadir a sopas y purés.

Y vosotros, ¿nos queréis ayudar con vuestros trucos y usos para aprovechar el pan duro? Déjanos tus ideas en los comentarios que pueden sernos útiles a todos para no tirar más pan a la basura.

Imágenes | Paco Becerro
En Ciudadano 0.0 | Receta Nolotiro: Tarta de pan duro ¡Que nada se tire!
En Ciudadano 0.0 | Recetas de Semana Santa, aprovecha todas las comidas

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Carlos Roberto

      Pues es uno de mis postres favoritos. La verdad es que suelo hacer muchas veces…

      • Pakus futurobloguero

        Sí señor!!! Menuda pinta. Prueba a hacer las variaciones con otros líquidos y te sorprenderás.