Bicicletas adaptadas, cuando las ganas de montar en bici pueden con todo

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Bicicletas adaptadas, cuando las ganas de montar en bici pueden con todo
Dentro del mundo de la bici hay una categoría de las que no hemos hablado mucho. Se trata de las bicicletas adaptadas, que son una alternativa para practicar el ciclismo en caso de sufrir algún problema de movilidad. Por lo general, se trata de bicicletas de mano, donde la acción del pedaleo la realizamos con la fuerza de nuestros brazos y con las que se pueden conseguir recorrer distancias increíbles. Son las bicicletas adaptadas, cuando las ganas de montar en bici pueden con todo y la voluntad de estos ciclistas las facilita seguir disfrutando de su deporte favorito.

Las dos principales características de este tipo de bicicletas, además de tener los pedales situados a la altura de los brazos, está las dos ruedas traseras, que lo convierten en un triciclo y le dotan de la estabilidad necesaria para poder conducir de forma segura con estos vehículos. Si queréis conocer otras noticias de este tipo relacionadas con el mundo de la bici os recordamos que siempre podéis suscribiros a nuestras newsletter para recibirlas de forma cómoda en vuestros correos electrónicos.

Bicicletas adaptadas, una solución para las personas con problemas de movilidad

El ciclismo es uno de los deportes más practicados por las personas que tienen algún problema de movilidad. Las bicis adaptadas facilitan la realización de un deporte muy completo para la parte superior del cuerpo. Además nos va a permitir disfrutar de la bici en compañía de nuestros amigos, tanto si tienen problemas de movilidad como si no.

Por lo que respecta a otras características, estas bicicletas adaptadas tienen los mismos elementos que pueda tener una bicicleta común, como el cambio, frenos, etc. aunque adaptados para poder utilizarlo todo con las manos. En este caso, el manillar que nos permite controlar la dirección o los frenos, todo lo usamos de forma adaptada para poder conducir con seguridad.

Bicis adaptadas

Lo que si cambia es el sillín, ya que en la mayoría de las bicicletas adaptadas es un asiento para poder ir cómodamente sentado. En este sentido dependiendo del tipo de bicicleta adaptada, podemos diferenciarlas como la bicis adaptadas para ciudad, que tienen una posición para el conductor más elevada, a la altura más o menos del resto de ciclistas. Es una opción muy cómoda para disfrutar de la bici en la ciudad. También existen modelos para más de una persona, tipo coche de pedales que nos permiten compartir el paseo con otras personas.

Las bicicletas adaptadas para un uso más deportivo, el ciclista adopta una posición más horizontal, en la que va prácticamente tumbado, ofreciendo muy poca resistencia al aire, lo que le va a permitir alcanzar unas velocidades considerables. En este caso es indispensable que la bicicleta lleve un banderín, lo que facilita la visibilidad de la misma por parte de otros conductores. Estas bicis nos permiten disfrutar de salidas, tanto por campo como por carretera donde disfrutar de este deporte.

Un ejemplo de rutas que podemos realizar son las vías verdes, los antiguos trazados de vías de tren que nunca llegaron a construirse en su momento y que se han recuperado como sendas ciclistas. Muchos de ellos están adaptados para utilizar este tipo de bicicletas, donde se puede realizar un recorrido de forma segura en plena naturaleza.

Las bicis adaptadas facilitan la autonomía

handbike
Pero más allá de este uso deportivo, una de las principales ventajas que aportan este tipo de bicicletas es que facilitan mucho la autonomía. Su principal inconveniente es que suelen tener un coste alto, algo que puede echar para atrás a más de uno, sobre todo si no están seguro de sacar partido a esta bicicleta. En estos casos lo más recomendable es acudir a lugares donde podamos alquilarlas o utilicemos las que están a disposición de las personas con problemas de movilidad.

Además para facilitar todavía más la autonomía muchas de estas bicicletas son eléctricas, lo que facilita todavía más la movilidad de los ciclistas que tienen alguna discapacidad. De esta forma se reúnen la posibilidad de realizar un ejercicio físico que es beneficioso para nuestra salud, con la posibilidad de desplazarnos de forma cómoda por la ciudad.

En muchas ocasiones estas bicicletas han sido donadas por organizaciones solidarias. El mundo de la bicicleta suele ser bastante solidario con los demás, como bien vimos cuando San Miguel desarrolló su campaña de bicicletas solidarias donde con la ayuda de todos los fans de Facebook de la marca se pudieron donar 150 bicis para proyectos solidarios.

Otra alternativa de bicis adaptadas es la que comparten tanto el discapacitado como su cuidador. En este caso hablamos de una bici que permite adaptar una silla de ruedas o carrito en la zona delantera, donde irá la persona que tiene problemas de movilidad, mientras que el resto de la bici, desde el manillar hacia la parte trasera corresponde al cuidador. De esta forma tenemos una forma diferente de pasear por la ciudad y disfrutar de la sensación de montar en bici.

En Ciudadano 0,0 | La Sonrisa Eléctrica, iniciativa para fomentar la movilidad urbana en bici eléctrica
En Ciudadano 0,0 | Las mejores tiendas de bicicletas de Málaga. Bicicletas de segunda mano en Málaga
Imagen | Wikipedia | Carlos Roberto

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

4 thoughts on “Bicicletas adaptadas, cuando las ganas de montar en bici pueden con todo”

    1. Yo me las cruzo con bastante frecuencia, sobre todo si voy por el Arenal de Palma que es una zona muy ancha y con tránsito de vehículos limitados

  1. Me parece una solución muy buena. Que ese tipo de dificultades no les impidan un desplazamiento tan práctico y agradable como el de ir en bici.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.