Ensalada fácil de invierno

Las doce ensaladas saludables y deliciosas de las que nunca te aburrirás

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Al final lo he conseguido, pero me ha costado años acostumbrarme a disfrutar de una buena ensalada. En cierto modo culpo a mi madre que siempre hacía la misma ensalada de lechuga y tomate con el mismo aliño y nunca me parecía una buena opción. Por eso quiero publicar este artículo con las doce ensaladas saludables y deliciosas de las que nunca te aburrirás.

Se trata de una selección de recetas de ensaladas saludables, nutritivas y deliciosas con las que podrás compensar los excesos que hayas podido cometer en las pasadas Navidades. Son recetas variadas para no aburrirse y tener muchas opciones y a la vez son recetas completas y saciantes, para no estar hambrientos a media tarde.

Si queréis ver más ideas de recetas y dieta sana, o estar al tanto de nuestras publicaciones diarias, os recomendamos que os suscribáis a nuestra newsletter en este formulario, para no perderos ninguna de nuestras sugerencias, como el menú sano y equilibrado para comer entre fiestas que tras la Navidad, sigue plenamente vigente.

Ensaladas de invierno

Las ensaladas nos apetecen más en verano, porque las asociamos al calor, dado que son un plato frío. Por eso, las ensaladas de invierno tienen que tener elementos energéticos que nos ayuden a sentirnos bien tras comerlas y que nos reconforten con sus ingredientes y aliños.

Si incluimos además de las hortalizas una ración de legumbres, pasta, arroz, patatas u otros hidratos de carbono, así como pollo, queso, frutos secos y otras proteínas nos ayudará a crear una ensalada saludable y deliciosa.

También es importante no olvidar el tema de los aliños. Una ensalada no siempre se aliña con una mezcla de aceite de oliva y vinagre. Conviene probar aderezos y vinagretas diferentes en las que utilizar otros productos como zumo de cítricos, miel, mermelada, salsas como mostaza, mahonesa, y añadir huevo duro o nueces.

Recetas de ensaladas fáciles de hacer

Ensaladas de pasta

ensalada-maiz-pasta

Para mí, las ensaladas de pasta son las mejores para llevar a la oficina en un tupper porque son saciantes, completas y permiten muchas variaciones.

  • Ensalada de pasta y maíz: Prueba a cocer unos lacitos de pasta y acompañarlos de maíz cocido, un tomate picado y cuatro o cinco aceitunas. Con un aliño –llevalo siempre en otro recipiente para mezclar en el momento– de aceite de oliva, media cucharadita de mahonesa y media de vinagre, te sorprenderá.
  • Ensalada de pasta con pechuga de pavo, aceitunas negras y tomates secos rehidratados: Cuece unos espirales de pasta, mezcla con los demás ingredientes y aliña con aceite de oliva, una cucharada de salsa rosa. Ponle unos picatostes de pan o croutons para que tenga un punto crujiente. No necesitas más.
  • Ensalada de pasta con queso curado, piñones y fresas: Cuece la pasta, mejor pasta corta como lacitos, macarrones o tulipanes y añade unos tomates, unos tacos de queso y unos piñones tostados. Saltea unas fresas cortadas en láminas y colócalas encima. Prepara una vinagreta ácida con un chorrito de aceite de oliva, otro de vinagre de manzana y unas gotas de zumo de limón y aliña en el momento de comer.

Ensaladas de hojas verdes

Ensalada de espinacas y queso con naranja

Las ensaladas de hojas verdes son las más tradicionales en nuestra rica gastronomía mediterránea pero no podemos limitarnos a la lechuga romana o a la lechuga iceberg, habiendo tantas hojas interesantes con las que preparar una ensalada saludable.

  • Ensalada de espinacas con queso, frutos secos y naranja. Lava y seca las hojas de espinacas, añade bolitas de queso de cabra y unos gajos de naranja. Mete un poco de crujiente con nueces o pistachos y aliña con una vinagreta hecha con 50 ml de aceite de oliva, 5 de aceite de sésamo y unas semillas de amapola o de sésamo. Te sorprenderá.
  • Ensalada de canónigos con uvas, queso, nueces y rábanitos. Esta deliciosa ensalada de canónigos, combina las hojas verdes con frutos secos, proteínas de los lácteos y el dulce de las uvas. Un contraste que seguro que os va a encantar. Y se prepara en unos minutos.
  • Ensalada de perdiz escabechada con granada y vinagreta de miel. En esta ensalada elaborada con lechuga hoja de roble, se busca el contraste con ingredientes como la perdiz y la granada y además, como os señalaba antes, se utiliza otro sitema para no aburrirse nunca, una vinagreta diferente basada en la miel.

Ensaladas de arroz

Para llevar al trabajo, las ensaladas de arroz son una opción muy recomendable. Con pollo, con atún o con verduras, siempre producen un gran efecto saciante.

  • Ensalada de arroz tres delicias. Cocemos arroz basmati y hacemos una tortilla francesa. Con unos guisantes, unas zanahorias cocidas y unas gambas, todo bien picado para no destacar, tenemos todo listo para mezclar y aliñar. Prepara una vinagreta con aceite de oliva y salsa soja y listo.
  • Ensalada de arroz con pollo. Prepara un arroz blanco y añade una pechuga cocida y cortada en taquitos. Aliña con salsa césar o con salsa rosa sin abusar de la cantidad y dale un toque crujiente con cebolla frita.
  • Ensalada de arroz con verduras. Utiliza un arroz aromático como el arroz Thai o el Basmati. Saltea unas verduras en un wok –brócoli, maíz, zanahoria, pimientos, lo que más te guste– y añade el arroz cocido para mezclar todos los sabores. Sazona con un chorrito de salsa soja y apaga el fuego. Deja que se enfríe y guardala en un tupper añadiendo un poco de cilantro o perejil picado. Verás que buena está unas horas después en la oficina.

Ensaladas con frutas y otros ingredientes

ensalada de invierno de naranja y nueces

Las frutas son excelentes compañeras de las ensaladas de invierno. Cortadas en trocitos o en gajos, dan un toque refrescante a las ensaladas que nos alegran cada bocado.

  • Ensalada de pularda, con queso feta y frutos rojos. Esta original ensalada combina las frutas con el queso y las hojas verdes, consiguiendo una mezcla equilibrada de sabores y texturas.
  • Ensalada de naranja, jamón de pato y nueces. La naranja es la fruta por excelencia en el invierno y puede funcionar en combinación con muchos ingredientes, como en la elaboración de esta ensalada que introduce también frutos secos.
  • Ensalada de aguacate con manzana, ahumados y berros. Esta receta que puedes presentar en formato tartar si te ayudas de un aro de emplatar, no necesita más aliño que unos cristalitos de sal porque el sabor del salmón ahumado y la cremosidad del aguacate constituyen en sí un alimento que se completa con las notas crujientes de la manzana y las hojas de los berros. No se te olvidará.

Esperamos que estas 12 recetas de ensaladas variadas para no aburrirte, junto a los consejos que os dimos sobre ensaladas variadas para el verano os ayuden a recuperar la línea tras los últimos excesos. Recordad también que en las ensaladas vale casi todo y además de ser sanas, son estupendas para dar salidas a restos de alimentos como receta de aprovechamiento.

Imágenes | Paco Becerro y Directo al Paladar
En Ciudadano 0,0 |   Un menú sano y equilibrado para comer entre fiestas | Infografía: 20 recetas para aprovechar los restos del cocido

compartir en redes
  • Carlos Roberto

    Pues tienen una pinta estupenda. La verdad es que la ensalada es mucho más que tomate y lechuga, como bien dices…

  • Al Bomowski

    Todas estupendas, últimamente me gustan más las de arroz

  • Juan Lara

    Una gran selección de ensaladas, a mí me encantan las que llevan fruta. ¿Quién dijo que las ensaladas eran aburridas?

  • Maria Sanjuanbenito Bonal

    Reconozco que para mi, un buen tomate con aceite de oliva y un poco de sal, es lo mejor del mundo, pero el arroz tres delicias es uno de mis platos favoritos, cambiando las delicias y la temperatura, en invierno y en verano.