¿Te han regalado una bicicleta? 10 consejos para disfrutar de tu bici cada día

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

disfrutar de tu bici cada día
En Navidad es una de las épocas del año donde más bicicletas se regalan. Sin embargo en muchas ocasiones el tiempo no acompaña y está mucho más tiempo parada de lo que nos gustaría. Por eso sí has sido de los afortunados a los que les han regalado una bicicleta, vamos a ver diez consejos para disfrutarla cada día y evitar que se quede parada en el trastero.

Porque una de las sensaciones más frustran te que podemos tener es una bici nueva, o reparada de segunda mano, o algún componente o regalo que nos han dado para nuestra bici que estamos deseando probar y no encontramos el momento. Es como tener un regalo y que no te dejan abrirlo.

1. Cualquier momento es bueno para coger la bici

bici fixie
A veces nos planteamos la bici como un modo de hacer ejercicio y esto implica que tenemos que tener más tiempo libre que no siempre encontramos. Cualquier momento es bueno para coger la bici en los desplazamientos cortos, usándola más como un medio de transporte que un modo de hacer deporte.

Ir a hacer pequeñas compras en bici en lugar de hacerlo en coche es una buena solución y una forma de coger la bici cada día aunque solo sea un ratito. Ni siquiera necesitamos ropa específica para ello, sólo coger la bici y que nos lleve a nuestro destino.

2. Que no te frene el frío

En alguna ocasión hemos comentado ya consejos para montar en bici cuando la temperatura exterior es fría. El algo muy habitual en invierno, sobre todo a determinadas horas tempranas y en zonas de interior. Si tienes la suerte de disfrutar de un invierno suave es mucho más llevadero salir con la bici ya que los días de sol invernal son más habituales.

Por otro lado sólo tenemos que protegernos bien y elegir recorridos donde mantengamos una velocidad constante para no perder calor, como por ejemplo nos puede ocurrir en una bajada prolongada. El propio ejercicio y la ropa adecuada, sobre todo que favorezca la transpiración nos harán entrar en calor de forma rápida, iniciando el pedaleo de forma suave para ir aumentando hasta llegar a nuestro ritmo habitual.

3. El carril bici es tu aliado

En las ciudades cada vez es más habitual ver tramos de carril bici. En este caso el carril bici se convierte en nuestro aliado para realizar distintos recorridos de forma tranquila, sin mezclarnos con el resto del tráfico y sólo disfrutamos de pedalear en el tramo que nos hemos planificado. Podemos hacerlo solos o en compañía, un tramo corto o largo, de noche o de día…

El carril bici hace que, sobre todo para los que se están iniciando o hayan vuelto a pedalear después de los años, esos primeros momentos de inseguridad en el pedaleo sea mucho más fáciles de coger la soltura necesaria para circular después por cualquier calzada, ya sea esta reservada para ciclistas o compartida con el resto de vehículos.

4. De noche también podemos salir en bici

luces led
Otro de los inconvenientes del invierno es que los días son más cortos. Aunque ahora poco a poco se van alargando, todavía se hace de noche mucho antes de lo que nos gustaría a aquellos que practicamos deporte al aire libre. De todas formas salir en bici de noche no es inconveniente si lo hacemos por ciudad o lugares iluminados.

Igualmente debemos ser visibles, tanto por lo que respecta a nuestra indumentaria, con prendas reflectantes que nos ayuden a no pasar desapercibidos para otros vehículos como con las luces que tenemos que llevar en nuestra bicicleta. En este sentido pedalear de noche no supondrá ningún inconveniente, sobre todo por determinadas zonas de la ciudad que tengan menos tráfico.

5. El aperitivo del fin de semana, en bici

Los fines de semana es el territorio de la bici. Sin embargo, muchas veces por una cosa o por otra no tenemos el tiempo necesario o hemos podido planificar una ruta más larga. No importa, que no nos sirva de excusa. Nada nos impide utilizar la bici para ir a tomar el aperitivo con los amigos y disfrutar con ellos de una San Miguel 0,0%.

Tanto en los momentos de antes de comer, donde quedamos para charlar y sentarnos en una terraza a disfrutar de ese sol de invierno, como si quedamos después de la comida, en lugar de utilizar el coche para llegar, la bici nos va a dar esa independencia y despreocuparnos a la hora de buscar aparcamiento.

6. Disfruta de la bici en tus momentos de ocio

bici aparcada ventana
Y es que podemos disfrutar con nuestra bici cada día si la asociamos a nuestros momentos de ocio. Por ejemplo, para ir al gimnasio no necesitamos coger el coche. Ya que vamos a hacer ejercicio, vamos en bici y ya llevamos el calentamiento hecho. Lo mismo a la hora de regresar, utilizamos la bici como una forma de dejar de hacer ejercicio de forma progresiva.

Lo mismo podemos hacer si lo que queremos es ir al cine, a una exposición o a un museo. Podemos acercarnos en bici y despreocuparnos de dónde tenemos que aparcar con el coche o a qué hora pasa el próximo autobús. La única precaución que debemos tomar es elegir un buen candado para dejarla bien segura.

7. Disfrutar de tu bici para ir al trabajo

Otra alternativa que tenemos es poder ir al trabajo en bici. Podemos compaginar bici y otro tipo de transporte, ya sea privado o público, para realizar distintos tramos hasta nuestro trabajo en bici, ya sea desde donde nos deja el tren hasta nuestra empresa o desde donde podemos aparcar el coche, hasta nuestra empresa, que muchas veces no está precisamente cerca.

De esta manera, además de disfrutar de la bici eliminamos uno de los principales factores de estrés que podemos sufrir en nuestro día a día en el caso de que tengamos una mala combinación de transporte para ir a nuestro trabajo. Aquí la bici se puede convertir en nuestra mejor aliada.

8. No pedalees solo, busca compañía

Otras veces lo que ocurre es que nos puede la pereza. Estamos preparados y mentalizados para salir en bici, pero vemos una pequeña nube o cualquier inconveniente que nos sirve de excusa para salir. Si hemos quedado con alguien más para pedalear, uno a otro nos apoyamos para salir igualmente y vencer esta pequeña pereza de la que en muchas ocasiones luego nos arrepentimos.

9. Busca recorridos adecuados a tu forma física

bici para hacer tus compras
También tenemos que tener claro a qué nivel físico nos encontramos. No podemos pretender hacernos la clásica de los puertos de Guadarrama si no hemos cogido la bici en dos años. Tenemos que comenzar con recorridos adecuados a nuestra forma física, que nos ayuden a disfrutar del recorrido y poco a poco ir cogiendo ese tono físico en las piernas que necesitamos para afrontar retos mayores.

10. Recuerda: el objetivo es disfrutar de tu bici

Porque es importante recordar que el objetivo es disfrutar de tu bici, de forma que no cojamos manía porque nos hemos pasado con un recorrido demasiado exigente, nos hemos constipado por no abrigarnos de forma adecuada o hemos llegado tarde al trabajo porque no hemos medido bien el tiempo que tardaríamos en ir en bici.

Recordemos por qué nos pedimos la bici como regalo de Navidad, que nos hacía ilusión, cómo pensamos que nos gustaría disfrutar de ella y ahora tratemos de utilizarla todo los posible, en recorridos cortos que realizamos habitualmente, muchas veces en coche, y practicar el #sacatubici. De esta forma, seguro que no se queda en el trastero cogiendo polvo.

En Ciudadano 0,0 | ¡Que ganas de volver a coger la bici! #sacatubici
Imágenes | El autor | Richard Masoner / Cyclelicious

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

6 thoughts on “¿Te han regalado una bicicleta? 10 consejos para disfrutar de tu bici cada día”

  1. Estos días me estaba echando muy para atrás el frío, pero he descubierto una forma de que me afecte menos. La cosa es que yo, como trabajo de freelance y organizo mi tiempo como quiero, lo que solía hacer es salir con la bici muy muy temprano para luego ya dedicar todo el resto de la mañana a trabajar. Pero claro, en los días de más frío, a las ocho o nueve de la mañana es cuando no se llega a veces ni a 5º. Así que ahora me lo tomo con más calma y quizá hago alguna cosita antes (como escribir un post para este blog) y luego salgo una hora o dos más tarde de lo habitual. Solo con ese cambio, la diferencia en las temperaturas es brutal, porque es justo cuando los termómetros suben. Y no tiene nada que ver ir a gusto que ir pasando frío.

  2. Yo le he cogido un poco de miedo al carril bici, pasan a unas velocidades tremendas y para los que vamos de paseo es un poco peligroso

    1. Sí hay gente que no entiende que a determinada velocidad mejor ir por la calzada con el reto de vehículos. Yo lo veo ahora que vienen a hacer pretemporada muchos equipos y aveces se meten por el carril bici, que ya es estrecho cómo si fuera un circuito y de in solo sentido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.