Patty Sloniger

San Silvestre ciclista y otras noticias en la bici en red

Patty Sloniger

Estamos en una fecha intermedia: acabamos de celebrar varias fiestas de las que quizá todavía nos estemos recuperando y nos preparamos para otras, tanto la de los Santos Inocentes, de mañana, como la despedida al año que termina y la bienvenida al nuevo, sin olvidar la visita de los Reyes Magos. Son épocas de estar con la familia o de salir a divertirse, pero no significa que la bicicleta tenga que quedarse aparcada durante estas semanas, pues también la bici encuentra su lugar para recibir el año 2014 y formar parte de las celebraciones.

  • Para dar la bienvenida al nuevo año, 2014, muchas ciudades organizan rutas y vueltas en bicicleta por los lugares principales de la urbe. Por ejemplo, Barakaldo, convoca la San Silvestre Ciclista para el día 31 de diciembre. Pero no es el único municipio donde se celebrará esta tradicional carrera de fin de año sobre pedales. Infórmate de la convocatoria en tu localidad, pues seguro que te puedes apuntar también.
  • Y es que participar en una de estas carreras o rutas en bici no solo es una forma divertida de celebrar la llegada de un nuevo año, conociendo gente o pedaleando entre nuestras amistades, también se puede considerar un interesante propósito de año nuevo con el que ponerse en forma sin sufrir.
  • Holanda, el país con mayor densidad de bicicletas del mundo (más del 70% de los desplazamientos), se prepara para celebrar en 2014 un año dedicado a este medio de transporte. Podemos saber más en este blog.

Faster Panda Kill Kill

  • El blog de Onda Cero lo que hace en estas fechas es una petición a los Reyes Magos: “quiero una bicicleta”. Sus argumentos a favor son incontestables: mejorará su salud, gastará menos, encontrará siempre dónde aparcar… Si estás de acuerdo con estas razones y, además, tienes muchas otras, probablemente ya hayas decidido comprar como obsequio una bicicleta o pedirla para ti. Si es así, aquí te traemos una guía para saber qué bicicleta regalar.
  • Estamos hablando de salir con la bici el último día del año y de celebrar la llegada del nuevo sobre pedales, pero ¿te atreverías a acudir a la fiesta de Nochevieja en bicicleta? Hay muchos blogs que reivindican que no es imposible o siquiera tan incómodo pedalear con tacones y seguro que también tu vestido de fiesta puede aguantarlo. Las ventajas son numerosísimas, pues no tendrás que soportar el tráfico de una noche que siempre tiene las calles colapsadas ni tampoco estar pendiente de los horarios del transporte público, que no se ajustan necesariamente a tus ganas de retirarte.

Pues ya sabes: lo que recomendamos es que este fin de año, te cojas un pedal, pero el pedal de tu bicicleta y para las celebraciones te pases a la San Miguel 0,0%, que te permitirá disfrutar de los días siguiente a las fiestas sin resacas ni molestias y así sacar el doble de provecho a estos días de vacaciones y de descanso que nos vienen tan bien. Después de estos cinco enlaces a cuestiones relacionadas con la bici y la ciudad en estas fechas, queremos que seáis vosotros los que nos contéis: si Papá Noel os ha traído una bici o complementos para el ciclismo o si habéis sido vosotros los que la habéis regalado. Para seguir informados de asuntos sobre bici urbana, apuntaos a nuestra newsletter.

Fotografías | Patty Sloniger y Faster Panda, Kill, Kill.

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo
    • Carlos Roberto

      Yo lo de la Nochevieja no lo veo, la verdad, que es una noche de mucho tráfico y poca atención al volante… Ahora a la San Silvestre si que me apuntaría

      • Beatriz

        Lo dejo ahí para los/las más valientes. Y en ese caso ellas lo serían más, dadas las exigencias que la moda nos impone. Pero yo tampoco lo haría, porque no estoy acostumbrada a ir arreglada sobre la bici. Y, si con tacones ya me cuesta andar, no quiero imaginarme pedalear… que a lo mejor me resulta más fácil una vez me acostumbre, pero no es la noche para probarlo. A la mañana siguiente, ya con solecito y ropa cómoda, me apetecerá mucho más… salvo que la resaca no me lo permita, jeje. Y, si no, pues, como bien dices, en la San Silvestre, antes de que afecten los estragos