Crema de marisco, una receta de Navidad muy aprovechable

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Hoy vamos a preparar una crema de marisco, una receta de Navidad muy aprovechable ya que se trata de una receta de aprovechamiento en si misma, para cuya elaboración podemos utilizar los restos de marisco de otro día volviendo a disfrutar de un plato excelente para triunfar en el menú de Navidad.

Además es una receta de cuchara, que apetece y reconforta en estos días cuando llega el frío del invierno y por si fuera poco, si no nos la podemos acabar, os vamos a dar una idea para hacer otra receta de aprovechamiento, utilizando la crema reducida para salsear unos langostinos a la plancha o unos lomos de merluza, para otro día.

Ingredientes para 6 raciones para esta receta de Navidad

  • 1 pimiento, 1 cebolla, 1 tomate maduro, aceite de oliva virgen extra, 12 langostinos, sobras de marisco (las patas de un centollo, 1 nécora), 6 mejillones, 500 ml de caldo de pescado, 50 ml de nata líquida, un chorreón de brandy, cebolla frita y cebollino para decorar

crema-marisco-ingredientes

Cómo hacer crema de marisco

Comenzamos con el pimiento y la cebolla, que picamos bien y pochamos lentamente en aceite de oliva virgen extra para hacer un fondo. Entre tanto preparamos un caldo con raspas de pescado y ponemos a abrir ahí mismo los mejillones mientras se hace para enriquecer su sabor. Según vayan abriendo, los retiramos de la cocción y los sacamos de sus conchas, reservándolos.

Una vez la cebolla y el pimiento estén hechos, añadimos el tomate cortado en trocitos a la sartén. Pelamos los langostinos y echamos sus cáscaras y cabezas al sofrito, así como el brandy, que flambeamos inmediatamente, y seguidamente añadimos el caldo que hemos hecho con el pescado y los mejillones.

Cuando lleve un rato hirviendo, añadimos la nécora entera y las sobras que tengamos de marisco, a excepción de los langostinos y los mejillones que guardamos para emplatar nuestra crema de marisco. No hace falta abrir la nécora porque luego lo vamos a triturar todo y lo vamos a colar bien. En cuanto a las patas del cangrejo, sacamos su carne y la metemos en nuestro guiso.

crema-mariscos-pasos

Una vez haya cocido durante 20 o 25 minutos, trituramos bien hasta obtener una crema. Pasamos la crema por un colador fino para que no queden restos de cáscaras y la reintegramos a la cacerola para reducir y espesar un poco la crema con la nata líquida.

Cuando haya dado un hervor, aprovechamos para meter los langostinos pelados y los mejillones para que estén en su punto y tenemos lista nuestra crema de marisco lista para servir. A mi me gusta hacerlo en tacitas de consomé decorando la superficie de la crema con un poco de cebolla frita y cebollino picado, y colocando una gamba y un mejillón flotando en la superficie.

Esta receta también se puede hacer con calabaza y otras verduras o utilizando solamente langostinos como hicieron en Directo al Paladar o utilizando los ingredientes que tengáis en casa. Lo importante es aprovechar lo que tengamos para nunca tirar comida en Navidad.

Tiempo de elaboración | 1 hora

Dificultad | Receta sencilla

Cómo aprovechar las sobras de una crema de marisco

Como esta crema está llena de sabor a marisco y pescado y de por sí ya es algo espesa, si nos sobra un poco y queremos hacer una receta de aprovechamiento, podemos utilizarlo como salsa para una receta de pastel de pescado o marisco.

Para ello, ponemos la crema de marisco sobrante en un cazo y la cocemos a fuego lento removiendo de vez en cuando para que no se agarre y dejamos que se reduzca hasta la mitad de su volumen, espesando bastante. Esta crema reducida será idónea para salsear unos langostinos a la plancha o para salsear unos lomos de merluza cocidos al vapor. Ya veréis que bien quedan.

En Ciudadano 0,0 |  Recetas de Navidad: Almejas con cardo en salsa verde |  Receta de aprovechamiento: empanadillas de restos del cocido

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

3 thoughts on “Crema de marisco, una receta de Navidad muy aprovechable”

  1. Pues que buena pinta, y eso que yo no voy muy de marisco, pero las cremas, arroces caldosos con marisco o el txangurro, por ejemplo, me encantan. He probado unos crepes de txangurro, que eran realmente deliciosos. Esta receta me la apunto y no sólo para Navidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.