Conviviendo con mi bici: soluciones para guardar la bici en una casa pequeña

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Ya hace tiempo que hablamos de las posibilidades de aparcar las bicis en la calle y de los candados que nos permitirían dormir más tranquilos. Pero incluso con todos esos consejos y seguridad, es posible que no nos atrevamos a dejarla a la intemperie toda la noche y prefiramos subírnosla a casa. Si es plegable, no habrá demasiado problema ni para introducirla en el ascensor, ni para cargarla por las escaleras. Las que no se pliegan, con un esfuercito, conseguiremos acarrearlas hasta casa. La cosa está en dónde dejar las bicis una vez las hemos metido en el piso, especialmente si este es pequeño.

Cuando estamos solos, nada de lo nuestro nos molesta. Pero si compartimos vivienda con compañeros o si tenemos familia, habrá que pensar un poco en los demás y no dejar la bicicleta en cualquier sitio, donde pueda estorbar el paso o robar espacio necesario para el día a día. No solo estamos conviviendo con otras personas, sino que también hay que pensar que ellos están conviviendo con mi bici. Por suerte, existen a nuestra disposición soluciones que no solo nos ayudarán a colgar o apoyar la bici donde menos ocupe, sino que harán que se integre tanto en la etética de la casa que hasta parezca que forma parte de la decoración o que contribuya a darle un aire moderno y urbanita a nuestro espacio.

MRBichel02

Trucos y gadgets para colgar tu bici de la pared

De entre todas las soluciones para guardar la bici en una casa pequeña, las que má me gustan son las que consiguen integrar las bicis en casa como piezas de decoración. Una de las mejores ideas para lograr ese propósito es colgar la bici de las paredes. En muchas series de treintañeros, como por ejemplo, New Girl, protagonizada por Zooey Deschanel, vemos viviendas estilo loft de cuyas paredes se sujetan biciclos a pedales como si fuesen cuadros de arte abstracto.

La estantería de madera, llamada The Bike Shelf, sirve para situar la bici contra un muro, si se introduce el tubo largo del cuadro por su abertura central y además se pueden poner libros sobre ella, por lo que no solo no resultará antiestética, sino que quedará bonita y útil. Lo mismo ocurre con este otro estante que, además de sostener la bici con estilo y esta vez sujetándola por el sillín en lugar de por el cuadro, también puede soportar otros objetos decorativos. De este corte, existen otras baldas y ganchos que aguantarán igual de bien el peso de nuestra bicicleta.

Dennis

Este soporte de plástico llamado Cycloc (que vemos en la fotografía anterior) nos vale para colgar la bici de la pared y, además, dejar dentro los guantes, los candados… Lo encontramos en varias de las tiendas de bicis de moda de nuestras ciudades. Un par de estacas componen un soporte tan minimalista que casi resulta invisible. Este otro apoyo, que ocupará poquísimo mientras la bici no está, puede colocarse tanto en vertical como en horizontal.

Ganchos para colgar la bici del techo

En los garajes y trasteros no es raro tener enganches para colgar la bici del techo. Dentro de casa podemos hacer lo mismo. El hecho de que las ruedas no estén tocando el suelo vendrá bien para facilitar la limpieza del hogar y para no estorbar en ese espacio o zona de paso. Habrá que tomar alguna precaución, como no taladrar el soporte en un falso techo, sino hacerlo directamente en la techumbre real o en una de las vigas, y anclar bien las sujeciones para evitar riesgos.

Andre_Charland

Básicamente, encontraríamos dos maneras opuestas de colgar la bici del techo. Una sería con las ruedas para arriba y otra con el manillar y el sillín hacia las vigas de soporte. La diferencia es estética, así que la decisión es de cada uno. Quizá la opción de colocarla invertida nos haga pensar que podríamos pedalear flotando, sin ligarnos a las leyes de la gravedad. A mí, por lo menos, se me despierta la fantasía cada vez que veo una bici dispuesta así, pues parece que pudiese volar o rodar cabeza abajo y en vertical.

En cualquier caso, ya que la bici colgada del techo va a quedar fuera de nuestro alcance, lo mejor es adquirir un colgador elevador, que dispondrá de una cadena para bajar y subir la bici, con un mecanismo similar al de los estores. Además de subirlas hacia arriba, este invento español la inclina para que ocupe menos espacio vertical.

Wickerfurniture

Además de esta cantidad de ingenios que ya se fabrican y se pueden adquirir, uno puede hacerse este tipo de enganches a mano, a base de materiales reciclados, incluso materiales de viejas bicis. Por ejemplo, un antiguo manillar de carreras, taladrado a la pared, puede servir para sostener el cuadro de nuestra nueva bicicleta. Muchas veces estos colgadores que hemos ido mencionando con enlaces a sus descripciones están fabricados para cuadros de bici muy estándar y la nuestra tal vez no se adapte a ellos. De ser así, nos queda la opción de pasarnos por la ferretería y, con una tabla y unos ganchos, confeccionárnoslo a medida.

Consejos para guardar la bici en casa

Hablamos, por supuesto, de maneras de guardar la bicicleta durante la noche, no de almacenarla para una temporada futura, pues las bicis de las que tratamos se utilizan a diario o varias veces a la semana. Puede parecer difícil hallarle el lugar ideal a la nuestro vehículo a pedales, pero con un poco de estudio, lo encontraremos. Habrá que tener en cuenta el espacio que ocupa, sobre todo, cuando nuestros apartamentos son de reducidas dimensiones y necesitamos aprovechar al máximo el sitio del que disponemos.

Tuftronic10000

Pensando en cuestiones muy pragmáticas, como las mencionadas o como la intención de no manchar de barro cada vez que entramos y salimos, aquí nos ofrecen unos cuantos consejos sobre dónde dejar la bici dentro de casa. A veces la opción será ocultarla todo lo posible, pero en otras ocasiones querremos que se vea y se contemple ya que no la consideramos un estorbo, sino todo lo contrario: parte de nuestro estilo. En las oficinas más avanzadas, también se permite a los empleados acceder con la bici y muchas veces la decoración de los despachos y salas comunes mejora gracias a los ciclos aparcados.

Todos estos chismes podrían suponer un buen regalo para entregar estas Navidades a las personas que tienen que subirse la bici a casa. Pronto te ofreceremos más sugerencias de regalos navideños para ciclistas, por lo que tal vez te interese suscribirte a nuestra newsletter y recibirlas antes que nadie. Y no solo un buen regalo: un soporte de bicis para pared o techo también supondrá una compra interesante para nosotros mismos, si nos hace falta. Aunque tal vez ya has solucionado esta cuestión. Cuéntanos dónde dejas tu bici dentro de casa. Si tienes algún invento propio o comprado, explícanos cómo funciona.

Fotografías | Jonathan Youngblood, Richard Child Tuftronic10000, Dennis, Wickerfurniture, M R Bichel, Andre_Charland.

[Total:1    Promedio:5/5]

Comentarios

compartir en redes

9 thoughts on “Conviviendo con mi bici: soluciones para guardar la bici en una casa pequeña”

    1. ¿Te refieres al Cycloc? Tiene pinta de estar muy bien. A mí en concreto no me vale porque mi bici tiene un tubo muy corto en esa zona del cuadro, así que nunca lo podría colgar de esa manera, ni tampoco con los que son como estanterías, que menciono justo antes. Pero con un gancho más normal, sí la podría colgar.

      Ahora lo que me gutaría encontrar es una forma de dejar la bici en mi plaza de garaje sin tener que moverla cada vez que saco el coche. El invento catalán del final del post me serviría, pero me da la impresión de que requiere una instalación tremenda y sacar la bici cada vez sería más rollo que desplazarla cuando aparco el coche porque el coche no lo uso apenas nunca y la bici todos los días.

  1. Me parece un buen regalo de Navidad que puede servir, al mismo tiempo, de indirecta, jeje. Si se lo regalamos a nuestros compañeros de piso o familiares con los que convivimos, que siempre dejen la bici por en medio, les estaremos haciendo un favor a ellos… pero también a nosotros mismos 😉

  2. Esto tambien seria un buen regalo para mi compañero porque aparca la bici en la oficina, pegada a la mesa, como en la foto, y muchas veces no podemos pasar. Que la deje al lado sobre la pared con un colgador de estos. Se lo podriamos comprar entre todos, pero a mi me ha tocado el amigo invisible.

  3. Mi bici se queda en la entrada del piso, y si no la voy a usar un tiempo, en alguna habitación que se use poco de la casa, no la dejo en garaje ni en trasteros,ya me robaron dos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.