Ciclocomputadoras, móviles, GPS, ¿cómo cuentas los kilómetros que recorres cuando vas en bici?

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Para las personas que se toman la bici como un deporte, la utilidad del cuentakilómetros no hay que explicarla: te dirá cuánto has recorrido, a qué velocidad y te ayudará con otras mediciones y estadísticas. Probablemente carezca de sentido salir sin él. Además, te puedes programar tus salidas diarias o semanales haciéndote un programa con propuestas de mejoría: comenzar recorriendo x, ir aumentando unos kilómetros al día, tratar de hacerlo en menor velocidad media… es una perfecta forma de motivarte para dar siempre un poquito más.

Si sueles salir en bici, tanto para practicar deporte como para desplazarte por ciudad como simplemente porque te divierte, este es tu blog. Suscríbete a nuestra Newsletter y recibirás lo más interesante sobre la bici urbana y deportiva en tu correo.

Para qué sirve un cuentakilómetros en la bici

Si sacamos la bici únicamente para hacer desplazamientos obligados nos parecerá absurdo llevar cuentakilómetros, pues ni la indicación de la velocidad que alcanzamos nos valdrá para nada: no estamos compitiendo, solo tenemos que adecuarnos al ritmo del tráfico, ni la de la distancia recorrida: llegamos hasta donde tenemos que ir. Así que nos preguntaremos, ¿para qué sirve un cuentakilómetros en la bici?

riding bicycle with computer

En casos de ciclistas urbanos, el cuentakilómetros no es, ni mucho menos, imprescindible, pero puede resultarnos curioso contar con él para ir acumulando estadísticas, conocer nuestro rendimiento. Tal vez nos resulte simpático saber que al cabo de una semana o de un mes hemos recorrido x kilómetros, cuando creíamos que no hacíamos apenas nada. Algunos cuentakilómetros, además, te pueden indicar las calorías que has gastado o el ejercicio que han hecho tus músculos. Sin que estos desplazamientos se conviertan en tu único deporte semanal, puede venirte bien conocerlo para agregar sus resultados.

Cómo funciona un cuentakilómetros

Lo más habitual es que el cuentakilómetros lleve un detector que se instala en la horquilla y una pieza que va en uno de los radios de la rueda delantera. Así, cuando uno pasa por delante del otro cuenta como una vuelta. El cuentakilómetros, gracias a la medida del diámetro que le habremos dado previamente, transformará las vueltas en kilómetros o millas.

Hoy en día, los cuentakilómetros son tan sofisticados que ya se asemejan casi todos a lo que podríamos llamar una ciclocomputadora y, además de darte distancia y velocidad, te ofrecen otra serie de medidas.

Portrait of a woman sitting on bike

Cómo calibrar bien un cuentakilómetros

Para calibrar bien el cuentakilómetros lo más importante es que conozcamos con exactitud el diámetro de las ruedas de nuestra bici. Esta medida no es ni mucho menos estándar y cualquier variación introducida, aunque sea de milímetros, puede acarrear un fallo en las medidas globales muy significativo. Así que averiguar esta medida será lo más importante. Para ello habrá que consultar el folleto del fabricante o una tabla de medidas que encontraremos online.

Los más sofisticados te pedirán, además, la edad, el peso, el género, etc… para indicarte cuestiones como el rendimiento deportivo de tus recorridos. Algunos pueden avisarte cada x kilómetros o días para que le hagas una pequeña revisión a tu bicicleta.

Al cabo de repetir muchas veces una misma ruta, nuestra propia cabeza se convierte en un cuentakilómetros muy bien calibrado. Sabemos exactamente que llegar hasta tal punto son nueve kilómetros, añadirle tal recorrido son 15, hacerlo todo por una circunvalación llega hasta veinte… lo hemos hecho tantas veces, mirando la pantallita a cada momento que ya nos lo sabemos. Pero incluso la velocidad se puede calcular a ojo con cierta exactitud después de mucha experiencia.

Cómo instalar un cuentakilómetros

Mountain bike in forest on sunset

El cuentakilómetros tiene varias partes. Está el monitor, que habrá que instalar sobre el manillar, generalmente con unas correas o gomas que lo fijan a la barra. De ahí saldrá un cable –tal vez lo controle wireless— que acaba en un detector que se instala en la horquilla. Mi recomendación es enrollar bien el dable por el telescopio y las horquillas para no tener nada suelto que se nos pueda enredar.

En uno de los radios se instala un pequeño chip que hará que se cuenten las vueltas. Es importante que la distancia entre el chip y el detector sea lo bastante pequeña como para que reciba la señal, pero lo suficientemente amplia para que nunca roce. Si alguna vez vemos que no se mueve, muy posiblemente el chip se habrá desplazado y habrá que volver a colocarlo, enfocándolo bien hacia el detector.

Apps para contar los kilómetros con tu móvil

No es necesario tener un cuentakilómetros propiamente dicho para saber lo que recorremos. Podemos hacer lo mismo con nuestro teléfono inteligente, gracias a una gran variedad de apps creadas al efecto. Estas, además, pueden subir tus estadísticas a las redes sociales y decirte lo que vas haciendo mes tras mes, contabilizar tus progresos, etc…

La ventaja de llevarlo todo en el móvil es que también podrás contar con planos para conocer el camino, con ayuda para saber si hay alguien cerca o tienes el establecimiento que necesitas… Lo único que habrá que buscar es un buen soporte –ya sea para el manillar como para el brazo o la cintura— para que el teléfono no se nos caiga.

Man planning his route using GPS application in his phone

Ciclocomputadoras, móviles, GPS, ¿cuál es la mejor manera de contar los kilómetros en bici?

Otra posibilidad de contar los kilómetros nos la pone en bandeja el GPS, debido a que además de indicarnos el camino, puede decir cuánto vamos a recorrer durante nuestra ruta prevista. El problema de utilizarlo en la bici es situarlo sobre el manillar, pues suele ser más voluminoso y pesado que una ciclocomputadora o un cuentakilómetros normal. Si en lugar de un aparato independiente, tu GPS forma parte de tu teléfono móvil, podrás usarlo tal como explicábamos en el apartado anterior.

Antes se conocían como cuentakilómetros, ahora parece que todo el mundo se refiere a ellas como ciclocomputadoras… los llamemos como los llamemos, el caso es que nos pueden resultar útiles para saber cuánto recorremos cada día y a qué velocidad rodamos en cada tramo, es decir, para motivarnos para que ese trayecto diario, que tal vez no hagamos por deporte, sino por transporte, se convierta también en una manera de mantenernos en forma.

Además de velocidad y distancia, pueden calcular las calorías quemadas y hacer muchas otras mediciones. ¿Y tú? ¿Llevas cuentakilómetros en tu bici, utilizas alguna app de tu teléfono inteligente para contabilizar tu esfuerzo o ya tienes tanta práctica que sabes de sobra lo que corres sin que nadie te lo indique?

Fotos | iStock Photo

Comentarios

compartir en redes

7 thoughts on “Ciclocomputadoras, móviles, GPS, ¿cómo cuentas los kilómetros que recorres cuando vas en bici?”

  1. Pues yo si llevaba cuentakilómetros en la bici de carretera, pero en la de ciudad, como mi desplazamiento es al trabajo y siempre suele ser el mismo no lo llevo. La verdad es que lo echo de menos, porque saber cuando hemos recorrido en bici en un mes luego anima un poco, sobre todo, si como yo haces recorridos cortos

      1. Por lo que he podido probar sólo necesita de gps para funcionar. Incluso con el modo avión activado funciona, pero donde no haya buena cobertura de gps, la ubicación será más inexacta.

  2. Yo llevo siempre cuentakilómetros, aunque es cierto que alguna vez que se me ha estropeado, me sabía tan bien las rutas que hago que podía calcular la distancia sin el aparatito y en cuanto a la velocidad, tampoco suele haber ninguna sopresa, pues ya conozco mis capacidades. Pero me viene bien para forzame a hacer un poquito más cada día o para tratar de buscar una excusa, jeje, cuando no he hecho tanto 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.