encurtido

Los mejores trucos para conservar alimentos si no tenemos cerca una nevera

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

El verano y el calor hacen que los alimentos nos duren menos tiempo en buen estado  y por eso queremos daros algunos consejos para remediarlo en especial cuando no podemos utilizar el frío, por estar en un barco, en la playa o la piscina, o en una excursión por el monte. Con los mejores trucos para conservar los alimentos si no tenemos cerca una nevera, os recordaremos cómo podéis utilizar técnicas para mantener los alimentos en buen estado sin necesidad de frío y así poder usarlos cuando nos sea más conveniente.

Así veremos cómo hacer conservas caseras, y descubriremos otras técnicas culinarias que ayudan a conservar los alimentos, mediante la utilización de la sal, el azúcar, el pimentón, el humo o el vinagre como elementos o agentes para conservarlos hasta que los vayamos a consumir. Además daremos algunas sugerencias para aprovechar lo que nos brinde la naturaleza para bajar las temperaturas de los alimentos que llevemos para que se conserven sin estropearse.

Si te interesan estos temas y otros similares, no dejes de suscribirte a nuestra nueva newsletter rellenando este formulario y así recibirás cómoda y cada semana todas nuestras publicaciones en tu buzón electrónico.

La lucha contra los problemas del calor

Todos lo hemos vivido, al abrir un frasco con unas sobras y encontrarlas con moho o fermentadas, o al ir al frutero y encontrar que alguna de las piezas de fruta se ha estropeado. Desde el inicio de los tiempos, los humanos hemos utilizado diferentes técnicas para conservar los alimentos durante más tiempo. Primero se usó ceniza, miel y sal para conservar las bayas y raíces. Después aprendieron a utilizar la nieve y el frío y posteriormente, se descubrieron técnicas como el ahumado o la desecación que permitían guardar alimentos como la carne o el pescado para poder consumirlos en época de escasez.

Posteriormente, se perfeccionó el curado de alimentos utilizando la sal, mediante dos técnicas: la salazón y la conservación en salmuera, como sistemas eficaces. Posteriormente llegó el descubrimiento de la esterilización a principios del siglo XIX para evitar la proliferación y desarrollo de bacterias. Además de las técnicas para que las frutas y verduras nos duren frescas más tiempo, veamos las técnicas más eficaces y su correcta ejecución.

Técnicas utilizadas para conservar los alimentos

La desecación o deshidratación

14294419649_c2e0616157_k

Consiste en eliminar el agua de los tejidos de los alimentos, para evitar que éstos fermenten o lleguen a la putrefacción. Se hace con alimentos como frutas jugosas, setas, legumbres y hierbas aromáticas. Así podemos tomar garbanzos o judías en cualquier momento tras su rehidratación, o disfrutamos de frutas deshidratadas o pasas que podemos comer durante todo el año.

La salmuera y el salazón

sardinas ahumadas

La salazón es una técnica que se utiliza poniendo una capa de sal bajo y sobre los alimentos que absorbe los líquidos del alimento impidiendo que eéstos se deterioren. Así se conserva el jamón o el bacalao, para poder mantenerse sin necesidad de frío durante mucho tiempo. La salmuera consiste en sumergir los alimentos en un líquido muy saturado de sal donde no pueden proliferar las bacterias. Como ejemplo clásico, las anchoas, una semiconserva que utiliza esta técnica.

El ahumado de los alimentos

conservar alimentos ahumado

Aunque también es una técnica de cocina para aportar sabor a los alimentos, la técnica de ahumar alimentos para conservarlos se basa en que algunos ingredientes del humo tienen efectos antisépticos sobre los alimentos, que evitan que se desarrollen microorganismos sobre los alimentos ahumados. Así se hace con carnes y pescados -el salmón es el máximo ejemplo de utilización de esta técnica- para poder consumirlos durante el año.

El encurtido en vinagre

encurtido

Esta técnica se suele realizar para aprovechar el escaso desarrollo de microorganismos en medios ácidos como el vinagre de alcohol o de vino. Se suele utilizar con una concentración superior al 8% y es habitual con frutas y verduras y hortalizas. Los ejemplos más habituales, pepinillos, aceitunas y otros productos.

Conservación en alcohol

picotas del jerte

Si ponemos frutas en un frasco y las cubrimos con aguardiente en torno a 40º de alcohol, conseguimos que las frutas se mantengan en buen estado durante un tiempo. Si se utiliza alchohol de más graducación, la fruta se arruga y pierde líquidos que pasan al alchohol.

Conservación al vacío

conservacion vacio

Los modernos sistemas para extraer el aire de los alimentos que ya están al alcance de cualquiera en sus versiones domésticas, resultan muy prácticos porque, al eliminar el aire, la mayoría de las bacterias y microorganismos no pueden desarrollarse. Si tras el vacío se realiza una cocción de los alimentos y después se baja su temperatura rápidamente, se pueden mantener en muy buen estado durante más tiempo.

Las conservas y mermeladas

mermeladas

Las mermeladas utilizan la técnica de la cocción con azúcar, como método de conservación. Ya os contamos cómo se pueden hacer mermeladas con casi todas las frutas y hortalizas, en nuestro artículo con las nueve recetas de mermelada que nunca pensaste encontrar y así se viene haciendo desde hace un par de siglos. Es fundamental la esterilización de los frascos mediante una cocción prolongada sin olvidarnos de sus tapas.

Trucos para conservar los alimentos en viajes o excursiones

Aunque el frío es la mejor opción y existen muchos modelos de neveras portátiles que nos permitirán mantener los alimentos frescos durante las horas que dure nuestro viaje o excursión, también podemos utilizar trucos caseros para evitar que nuestros alimentos sufran como consecuencia del calor. Unas botellas de agua congeladas y metidas en un par de bolsas de plástico, pueden servirnos para transmitir su frío a los alimentos que guardemos junto a ellas. También podemos aprovechar el frío del aire acondicionado del vehículo para que “sople” junto a los alimentos más delicados para que aguanten mejor.

enfriar en el río

Los ríos y arroyos de montaña suelen bajar bien fríos durante todo el año. En las excursiones podemos utilizarlos como nevera si metemos los alimentos en tuppers y fiambreras que sean absolutamente estancos o herméticos y los sumergimos.Al igual que nos sirven para enfriar bebidas, pueden ayudarnos a mantener frío un termo con gazpacho o salmorejo, o conservar los embutidos frescos hasta la hora de la merienda.

En la playa o la piscina, si no contamos con una nevera portátil, podemos recurrir a un aislamiento formado por capas de ropa (camisetas, toallas, etc) que cubran los alimentos tanto por arriba como por abajo, que debemos situar en una zona de sombra. Así al menos evitamos un recalentamiento continuo y podemos conservar los alimentos hasta el momento de consumirlos. Si tenemos alguna botella con agua congelada, podemos crear una especie de microclima si la ponemos con los alimentos en esa zona de aislamiento térmico.

Y vosotros, ¿Qué trucos caseros nos proponéis para conservar los alimentos sin nevera?

Imágenes | JLastrasChristianS, Simon, Arnold, Alllekf
En Vive 0,0 | Trucos para conservar alimentos sin nevera
En Vive 0,0 | Recetas con bonito del norte para disfrutar de un pescado de temporada

compartir en redes
  • Beatriz

    Hay cosas que metemos en el frigorífico un poco por sistema o por costumbre, pero que realmente no necesitan ese frío, a temperatura ambiente pueden aguantar bien. Pero lo que está claro es que las cervecitas, cuanto más fresquitas, mejor. Solo de verla en la foto, ya apetece 😉

    • Pakus futurobloguero

      Jajaa, sí apetece sí. De hecho ya no está en la nevera. Nos cuentas algún truco para conservar sin nevera?

  • Carlos Roberto

    Yo creo que tenemos ya manía por meterlo todo en la nevera. De hecho los huevos en el mercado no está refrigerados y en casa siempre los guardo en la nevera…

    • Pakus futurobloguero

      Igual pasa con las frutas y las verduras…

  • cat pj

    Yo soy de meterlo todo en la nevera y algunos alimentos pierden sabor y textura.
    Los plátanos y la piña, por ejemplo, no deberíamos guardarlos en la nevera porque la temperatura muy baja interfiere en los procesos de maduración. Hace tiempo me comentaron que los tomates tampoco deberían estar en la nevera porque , al parecer, el frío hace que la pulpa se reblandezca pero la verdad es que yo no noto la diferencia. Si alguien se anima a hacer la prueba ya nos contará.

    • Pakus futurobloguero

      Ni frutas ni verduras suelen estar refrigeradas en el super… y sin embargo nosotros las metemos

  • Maria Sanjuanbenito Bonal

    Si pasáis por zona universitaria, de colegios mayores, veréis que han resucitado la clásica “fresquera”, en las ventanas, con las latas de cerveza y refrescos. Yo tengo la terraza de la cocina con mucha sombra , de hecho la parte más fría de la casa y parte de mi despensa está a la fresca: latas, cartones de leche…

    Por cierto los plátanos jamás los meto en la nevera, se ponen feos y se quedan duros, los tomates también está fuera, boca abajo siempre y las naranjas de zumo , las patatas y las cebollas también a la fresca… pero yo compro a la semana

    • Pakus futurobloguero

      Esa es la mejor costumbre, ir comprando poco a poco…

te recomendamos