Decálogo para mejorar el aprovechamiento de alimentos

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

mercado

El pasado martes asistimos a una presentación en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la que el Ministro del ramo, D. Miguel Arias Cañete, junto a D. Gregorio Varela, Presidente de la Fundación Española de Nutrición, y el chef D. Mario Sandoval nos presentaron el Decálogo del Buen A-provecho, con diez consejos para mejorar el aprovechamiento de alimentos.

Según estimaciones de la FAO, un tercio de los alimentos que se producen, acaban en la basura o no se llegan a consumir. Paradójicamente, por causa del crecimiento de la población mundial, se prevé que hará falta incrementar la producción agrícola en un 50% para abastecernos en los próximos 30 años. Estos datos, que tienen gran impacto en el aspecto económico, ético, social y medioambiental, nos deben hacer reflexionar para cambiar algunos de nuestros hábitos y no desperdiciar más alimentos.

El establecimiento de buenas prácticas para evitar ese despilfarro, como las que os recomendamos en Nolotiro, puede resultar más sencillo de lo que parece. Con las pautas que vamos a contar, tú también puedes evitar el desperdicio de alimentos.

Aunque los profesionales de la restauración tienen también sus tareas para hacer un aprovechamiento óptimo de los recursos con los que cuentan y evitar así el desperdicio, todos nosotros también podemos contribuir desde nuestras casas con el aprovechamiento de alimentos, evitando tirar comida porque contamina, porque tirarla conlleva desperdiciar también los recursos naturales, energía, agua, transporte etc que se ha invertido en su producción.

Somos el sexto país que más comida tira en la UE y ese triste record lo tenemos que bajar. En nuestro país, hasta ocho millones de toneladas de alimentos se desperdician cada año, y está en nuestras manos contribuir a reducir el desperdicio. Ya sabéis, hay que aplicar la filosofía de Nolotiro.

aprovechamiento

Decálogo del buen aprovechamiento

El Decálogo del Buen A-Provecho presentado ayer en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, contiene las mejores recomendaciones para mejorar el aprovechamiento de los alimentos, es una actividad enmarcada dentro de la Semana de Reducción de Residuos y está dirigido tanto a particulares como a restaurantes y centros hosteleros, mercados y otros agentes implicados en la alimentación.

En este decálogo se incide en las recomendaciones y pautas que os hemos indicado muchas veces desde Nolotiro. En especial, el Decálogo del Buen Aprovecho recuerda que es importante hacer una lista de la compra, ajustando los productos adquiridos a nuestro presupuesto. Después de comprar, tenemos que asegurarnos de que los alimentos se conserven bien, por lo que evitaremos dejarlos al aire libre y procuraremos meterlos en la nevera rápidamente.

Hay que utilizar los alimentos por orden de antigüedad, en el sentido que gastemos primero los que compramos hace más tiempo para evitar que se les pase la fecha de caducidad o se estropeen. Para ello, es conveniente en la despensa guardar detrás los nuevos y poner delante los que tenemos hace más tiempo.

decalogo reducir desperdicio

¿Y qué podemos hacer nosotros para un mejor aprovechamiento de alimentos?

Lo primero que es necesario es tener información: saber más para comer mejor. Tenemos que aprender a revisar, planificar, conservar, ajustar cantidades, reutilizar, y no tirar nada que pueda ser aprovechado. Si puedo utilizarlo en una receta de aprovechamiento de alimentos, mejor Nolotiro.

Tenemos la suerte de contar con una dieta mediterránea que es óptima nutricionalmente y además es muy variada. Además nos gustan todas las formas de cocinar los alimentos, tanto en crudo como fritos, asados, guisados etc, lo cual nos da múltiples posibilidades para sacarles todo el partido.

A la hora de comprar, hay algunos consejos básicos para no comprar de más, lo cual puede hacer que después se nos echen a perder algunos productos, con el consiguiente despilfarro económico y alimenticio:

No hagas la compra cuando tienes hambre, o comprarás cosas innecesarias.

Planifica el menú semanal antes de ir al supermercado y comprueba qué tienes en la despensa, en la nevera o el congelador para comprar sólo los productos que vayas a necesitar.

Calcula las raciones para no comprar cantidades excesivas que se puedan estropear.

Prioriza los productos frescos o perecederos para su consumo en los días siguientes a la compra y deja las conservas y otros productos que duran más, para el resto de la semana.

Cuando llega el momento de cocinar los alimentos, también hay que aprender a no crear residuos innecesarios. Nuestra dieta es muy rica en recetas de aprovechamiento, –que además nos encantan– por lo que será conveniente organizar el menú semanal incluyendo la preparación de platos elaborados con sobras o recortes de productos que no se han cocinado, porque en casa, yo nolotiro.

raspas

Con los trozos que nos sobran al preparar una receta de verduras y hortalizas, podremos hacer más adelante otras recetas como purés, ensaladas, tartas de verduras, salsas, sofritos y un sinfín de platos, cuyas recetas ya os iremos contando. Con las raspas de pescado podremos hacer sopas y fumets, con los huesos del pollo y del jamón haremos fondos, caldos o prepararemos las salsas de deliciosos guisos.

Por otra parte, a la hora de cocinar también hay que evitar los excesos con las cantidades. Además de reducir un poco la ingesta de calorías que suele ser excesiva en nuestro mundo occidental, si preparamos raciones más pequeñas, evitaremos que nos sobre comida ya cocinada. Si servimos raciones grandes, comeremos más de lo necesario, lo cual también es otra forma de hacer un buen aprovechamiento de alimentos. Raciones más pequeñas=Nolotiro.

Es preferible repetir si te quedas con hambre, que tirar lo que te dejas en el plato, ¿verdad? Por eso es importante planificar las cantidades, calcular las raciones necesarias e incluso utilizar el aspecto visual, por ejemplo utilizando una vajilla más pequeña.

En una tercera fase, con las sobras de lo que se ha cocinado, podemos hacer nuevas recetas de aprovechamiento cocinando platos como croquetas, empanadillas, canelones, plumcakes, mermeladas y otro montón de ideas y recetas que os iremos dando en próximas publicaciones, y que desde luego nos encantan.

Con las sobras, además de utilizar la imaginación para hacer recetas de aprovechamiento, hay que organizarse utilizando envases adecuados y congelando raciones para más adelante de forma que a la basura solamente se tire lo que es imposible aprovechar. Si aún vale, Nolotiro

bolsas-sobras-restaurante

Incluso cuando comemos en un restaurante o en la oficina, cuando comemos fuera de casa, es importante no dejar nada en el plato y solicitar que nos entreguen las sobras, para así aprovecharlas en casa sin que dichos alimentos lleguen a la basura.

Para ello, existen bolsas como la que tenéis en la imagen. Además, a los restaurantes se les ha solicitado que extiendan su oferta de medios menús, medias raciones etc para evitar presentar sus raciones con grandes cantidades, que en ocasiones acaban desperdiciadas.

Con todas estas pautas y consejos del Decálogo del Buen A-Provecho, todos debemos aprender a hacer un buen aprovechamiento de alimentos y a no desperdiciar la comida, porque está en nuestras manos reducir el despilfarro, porque tirar comida es tirar dinero, por todo ello, Nolotiro.

Fotos | Loopzilla, Paco Becerro

En Ciudadano 0,0 | Receta de tortillas mexicanas de carne

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

2 thoughts on “Decálogo para mejorar el aprovechamiento de alimentos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.